Conquista rusa de Siberia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La conquista rusa de Siberia tuvo lugar en el siglo XVI, cuando el Kanato de Siberia se convirtió en una débil estructura política de vasallajes que estaban siendo minados por las actividades de los exploradores rusos, los cuales, a pesar de ser superados en número, coaccionaron a las diferentes tribus familiares para cambiar su política de lealtad y establecer fortalezas distantes desde las cuales organizaran asaltos. Para contestar, el Kan Küçüm intentó centralizar su poder imponiendo el Islam a sus súbditos y reformando su forma de recaudación de impuestos.

Historia[editar]

La conquista de Siberia comenzó en julio de 1580, cuando 540 cosacos liderados por Yermak Timoféyevich, invadieron el territorio de los mansi, sujetos a Küçüm, el Kan de Siberia. Fueron acompañados por 300 peones esclavos lituanos y alemanes, a quienes los Stróganov habían comprado del zar. Durante todo el año de 1581, esta fuerza atravesó el territorio conocido como Yugra y avasalló a las ciudades mansis y ostiakos. Fue entonces cuando también capturaron a un recaudador de impuesto de Kuchum.

Conquista de Siberia por Yermak, un cuadro de Vasili Súrikov.

Como continuación de una sucesión de asaltos tártaros como represalia frente al avance ruso, las fuerzas de Yermak se prepararon para comenzar una campaña: Kashlik, la capital siberiana. Las tropas embarcaron en mayo de 1582. Tras tres días de batalla a orillas del río Irtysh, Yermak venció a una fuerza combinada del Kan Kuchum y seis príncipes tártaros aliados. El 29 de junio, las fuerzas cosacas fueron atacadas por los tártaros, pero fueron repelidos de nuevo.

Durante septiembre de 1582, el Kan reunió sus tropas para la defensa de Kashlik. Una horda de tártaros siberianos, masis y ostiakos se congregaron en el monte Chuvash para luchar contra la invasión cosaca. El 1 de octubre fue repelido un ataque cosaco de asaltar la fortaleza tártara en el monte Chuvash. El 23 de octubre los cosacos intentaron asaltar la fortaleza tártara en el monte Chuvash por cuarta vez, cuando los tártaros contraatacaron. Alrededor de unos cien cosacos murieron, pero sus cañonazos obligaron a la retirada tártara y permitieron la captura de dos cañones tártaros. Las fuerzas del Kan se retiraron y Yermak entró en Kashlik el 26 de octubre de 1582.

El Kan Kuchum se retiró a las estepas y los siguientes años reagrupó a su tropa. De repente atacó a Yermak el 6 de agosto de 1584 a altas horas de la noche y mató a la mayor parte de su armada. Se discute sobre los detalles con las fuentes rusas, las cuales afirman que Yermak fue herido e intentó escapar nadando a través del río Vagái (un afluente del afluente Irtysh), pero se ahogó por el peso de su propia armadura. Las fuentes tártaras afirman que esta historia fue inventada para salvaguardar su honor, y de hecho fue salvajemente masacrado junto con el resto de sus soldados y experimentaron una muerte anónima. Los restos de las tropas de Yermak bajo el liderazgo de Mescheriak se retiraron de Kashlik, destruyendo la ciudad a su salida. En 1586 volvieron los rusos y después de someter a vasallaje al kanato y a los mansis mediante el uso de su artillería, establecieron una fortaleza en Tiumén, cerca de las ruinas de Kashlik. Las tribus tártaras que eran sumisas al Kan Kuchum recibieron varios ataques por los rusos entre 1584 y 1595. Sin embargo, el Kan Kuchum no fue capturado. Finalmente, en agosto de 1598, el Kan Kuchum fue derrotado en la batalla de Urmín, cerca del río Obi. En el transcurso de la contienda, la familia real siberiana fue apresada por las tropas rusas. No obstante, el Kan Kuchum volvió a escapar. Los rusos llevaron a los miembros de la familia del Kan Kuchum a Moscú, donde permanecieron como rehenes. Los descendientes de la familia del kan pasaron a ser conocidos como los Príncipes Sibirski y se sabe que la familia existió hasta al menos finales del siglo XIX.

A pesar de su huida personal, la captura de su familia acabó con las actividades políticas y militares del Kan Kuchum y se entiende que se retirara a los territorios de la Horda de Nogay al sur de Siberia. Se ha averiguado que había estado en contacto con el zar y había pedido que se le garantizara una pequeña región a orillas del río Irtysh como dominio propio. Esta petición fue rechazada por el zar, quien propuso al Kan Kuchum que se dirigiera a Moscú y se "acomodara él mismo" al servicio del zar. No obstante, el viejo kan no quiso sufrir tal desprecio y prefirió permanecer en sus propias tierras a "acomodarse él mismo" en Moscú. Se cree que el Kan Kuchum se dirigió entonces a Bujará y siendo ya anciano se quedó ciego, muriendo en el exilio lejos de sus parientes, alrededor de 1605.

Tras la muerte del kan y la disolución de toda resistencia siberiana organizada, los rusos avanzaron en primer lugar hacia el lago Baikal y luego al mar de Ojotsk y el río Amur. Sin embargo, cuando alcanzaron primero las fronteras chinas, se tropezaron con gente equipada con artillería y tuvieron que detenerse allí.

Los rusos alcanzaron el océano Pacífico en 1639.[1] Después de la conquista del Kanato de Siberia, todo el norte de Asia (una área mucho más extensa que el antiguo kanato) pasó a ser conocida como Siberia, y para el año 1640 las fronteras orientales de Rusia se habían expandido más de varios millones de kilómetros cuadrados. Muchas ciudades modernas rusas en Siberia Occidental se fundaron durante el periodo del Kanato de Siberia, incluyendo Tiumén y Tobolsk. En cierto modo, el kanato persistió bajo el título subsidiario de "zar de Siberia", que pasó a formar parte de la titulatura imperial de los autócratas rusos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]