Altáis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Altáis
Алтай-кижи
Altais.jpg
Familia extensa de altáis hacia 1911
Población total 70.800
Idioma altái y ruso
Religión Chamanismo, Cristianismo ortodoxo, Burjanismo
Etnias relacionadas Teleutas, Telengit, Tubalar, Calmucos
Asentamientos importantes
1.º República de Altái, Rusia: 62.192 (censo 2002)
2.º Krai de Altái, Rusia: 1.880 (censo 2002)
[editar datos en Wikidata ]

Los altáis (idioma altái: Алтай-кижи altái kizhi) son un pueblo nativo de Siberia, que habita en la República de Altái, Rusia. Hablan una lengua túrquica.

Forma de vida[editar]

Los altáis eran originalmente nómadas, con un estilo de vida basado en la caza y el pastoreo (ganado vacuno, ovejas, cabras), pero muchos se sedentarizaron como resultado de la influencia rusa. La alimentación común y tradicional está basada en el consumo de carne y lácteos. Los altáis procesan la leche agria, kumis, cuajadas y quesos. También acostumbran comer avena, cebada y algunos tubérculos silvestres.

Los altáis vivían pequeñas aldeas dispersas, donde había varias viviendas, levantadas a un considerable distancia una de la otra. Habitaban en yurtas cónicas levantadas con troncos y cortezas.

Organización social[editar]

Tradicionalmente han sido grupos tribales descentralizados, cada un de los cuales está dividido en clanes patrilineales exógamos, llamados seok (huesos).

Chamán altái.

Religión[editar]

Según las creencias tradicionales, el mundo es controlado por un conjunto de espíritus buenos y malos, comandados por dos deidades principales y opuestas: de una parte Ulgen, el buen creador del mundo y protector de la gente y de otra parte, Erlik el malvado señor del inframundo. A ambos se sacrifican caballos, cuya carne es comida por los participantes de la ceremonia, en tanto la piel se estira en un poste y se deja en el lugar de sacrificio. Se concede gran importancia a la oración pública. Oran al cielo, a las montañas, al agua, al fuego y al árbol sagrado, el abedul. También se practica el culto al Tësei, en el que los miembros de la familia y el clan se consideran sus imágenes, y rezan para apaciguarlo.

Las ceremonias presididas por el chamán o kama, se ralizan al sonido del tambor sagrado, tocado con un mazo especial. La piel del tambor representa la imagen del universo y las criaturas vivientes. El mazo es considerado como el espíritu del instrumento principal, que representaba la figura humana.

A partir del siglo XIX muchos altáis ingresaron a la Iglesia ortodoxa. Desde 1904, comenzó a extenderse entre los altáis el Ak Jang o burjanismo (de la palabra mongola, "Burhan" = "Buda"), un movimiento religioso basado en el chamanismo, en combinación con elementos del cristianismo y el budismo tibetano-mongol.

Enlaces externos[editar]