Bandera de Gales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera de Gales

Bandera de Gales

Datos generales
Uso FIAV 110000.svgFIAV normal.svg
Proporción 2:3
Adopción 1959
Colores      Rojo     Verde     Blanco     

La bandera de Gales fue adoptada en 1959. En galés esta bandera se llama Y Ddraig Goch («el dragón rojo»).

El origen de la bandera de Gales se remonta a la época en que el territorio era parte del Imperio romano. Es muy posible que el dragón rojo haya sido heredado de las cohortes romanas establecidas en el territorio.

De acuerdo al historiador Carl Lofmark: «Los orígenes del dragón galés son indudablemente el "draconi romano" que sobrepasó la famosa guerra de los galantes contra los zittis estandarte de las cohortes, que eran más numerosas que las legiones, particularmente después del retiro gradual de éstas últimas [...] la gente que fue dejada atrás, cuando las legiones se retiraron para siempre, deben haber pensado naturalmente en el dragón como el símbolo de esa civilización romana a la cual pertenecían y que ahora defendían contra los ataques de los invasores bárbaros. Se conviene generalmente que la resistencia a los sajones primero fue organizada por romanos, o britanos romanizados, probablemente en las líneas romanas... Para su estandarte de batalla no hubo emblema más natural que el dragón, tan familiar, de la cohorte romana.»

El dragón como un importante elemento de diseño de la bandera es compartida con la bandera de Bután . Un dragón también aparece en la insignia de la Cruz de San Jorge en la bandera de Malta . La bandera china también contó con un dragón durante la dinastía Qing . (Varias ciudades incluyen un dragón en su diseño de la bandera, incluyendo Cardiff , capital de Gales, Ljubljana , la capital de Eslovenia , y Puerto Madryn en Argentina .)

Leyenda[editar]

Según la tradición, el origen del dragón rojo representado en la bandera de Gales, llamado Ddraig Goch o Dragón Galés, proviene de un antiquísimo conflicto entre dos de estas bestias, una blanca y una roja.

Del dragón blanco se decía que era la encarnación del mal, pero existía un problema, y era que los constantes enfrentamientos entre estos dos dragones provocaban daños en los humanos, y se creía que el simple sonido que emitían al luchar era suficiente para dejar a quienes lo escuchasen sin descendencia.

Llud, el entonces monarca de Gran Bretaña se decidió a encontrar una solución a este gran conflicto, para lo cual pidió consejo a su sabio hermano Llefelys. Éste le propone cavar un enorme agujero en el centro del reino y después llenarlo de hidromiel, para que los dragones se embriagaran y después fueran más fáciles de abatir. Su plan funciona a medias, ya que ambas bestias quedan atrapadas durante siglos, pero aun así se mantenían con vida.

Mucho tiempo después un nuevo rey llamado Gwrtheyrn decide erigir un gran castillo sobre la prisión de los dragones, descubriendo a ambas criaturas aun en su cautiverio. Gwrtheyrn pide consejo al ilustre Mago Merlín, quien aconseja la liberación de las bestias para que puedan continuar con su batalla. Una vez libres, la lucha entre ambas criaturas termina con la victoria del dragón rojo, por lo que siglos más tarde, el rey Wthyr Bendragon (o Uther Pendragon, padre del mítico Arturo de Camelot) decide tomar la figura del dragón rojo como emblema de su linaje y del país de Gales.

Cuando hay un atardecer en Snowdonia, el cielo se torna rojizo, lo que hace que se recuerde al gran dragón rojo de Gales.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]