Ataque al Aeródromo Auxiliar Calderón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ataque británico a la isla Borbón
Guerra de las Malvinas
Fecha 14 -15 de mayo de 1982
Lugar Aeródromo de Puerto Calderón, Isla Borbón.
Coordenadas 51°18′32″S 59°36′37″O / -51.308888888889, -59.610277777778


Coordenadas: 51°18′32″S 59°36′37″O / -51.308888888889, -59.610277777778
Resultado Victoria británica.
Beligerantes
Bandera de Argentina Argentina Bandera del Reino Unido Reino Unido
Comandantes
Teniente Ricardo Marega Capitán John Hamilton
Fuerzas en combate
Aproximadamente 150 soldados, incluyendo no combatientes (según fuentes británicas)[1]
31 soldados
(según fuentes argentinas)[2]
45 comandos SAS y un observador naval
Destructor HMS Glamorgan
Bajas
1 muerto (según las fuentes británicas)
(Ninguno según las fuentes argentinas)[3]
7 aviones destruidos
2 heridos

El ataque británico a las posiciones argentinas en la isla Borbón (Pebble Island) tuvo lugar durante la Guerra de las Malvinas los días 14 y 15 de mayo de 1982. La isla Borbón se halla frente a la costa norte de la isla Gran Malvina y es la mayor del archipiélago de las Malvinas, en ella las fuerzas argentinas habían instalado la Estación Aeronaval Calderón.

Antecedentes[editar]

Inmediatamente después de que las fuerzas argentinas se apoderaron de las islas Malvinas, la Armada Argentina estableció una pequeña base aérea (el Aeródromo Auxiliar Calderón) en la isla Borbón, utilizando dos pistas de aterrizaje local preexistentes situadas a 51°19′52.83″S 59°34′48.63″O / -51.3313417, -59.5801750, en las que basaron aviones Beechcraft T-34 Mentor C-1, asignándole la Compañía "H" del Batallón de Infantería de Marina N° 3 con 300 soldados para su defensa. Fue también utilizado por la Fuerza Aérea Argentina como aeródromo de emergencia; a partir del ataque que la BAM Cóndor de Puerto Darwin sufrió el 1 de mayo, se desplegaron en la isla Borbón varios I.A. 58 Pucará originarios de esta base.[4]

Esos aviones de ataque podrían haber comprometido las maniobras de desembarco de la Marina Real en el oriente de las Malvinas. Comandos del Servicio Aéreo Especial (SAS), que se hallaban embarcados en el portaaviones HMS Hermes (R12) , se encargaron de eliminar la amenaza con el apoyo de la fragata Tipo 22 HMS Broadsword, escolta defensiva del portaaviones, y del destructor clase County HMS Glamorgan, que proveyeron fuego naval de apoyo con sus cañones.

El Naval Gunfire Support Forward Observer (NGSFO), capitán Chris Brown RA de la Batería 148 del Comando 29 del Regimiento Real de Artillería fue el responsable de la coordinación.

Las intenciones iniciales eran la inserción de un escuadrón aéreo del HMS Hermes utilizando personal del Escuadrón "D" del Regimiento 22.

El ataque debía destruir los aviones desplegados en Puerto Calderón, radar, el equipo de tierra y a la guarnición de la protección y volver a la cubierta antes de amanecer.

Reconocimiento previo[editar]

El reconocimiento para la incursión fue conducido por personal de la Boat Troop de la escuadrilla de "D", mediante una infiltración en kayaks.

La patrulla encontró que los vientos de proa fuertes aumentarían el tiempo de vuelo desde el punto de lanzamiento del HMS Hermes, retrasando la operación y reduciendo la ventana ofensiva disponible a 30 minutos, mucho menos de los 90 previstos. A la luz de esta información el planeamiento acentuó la importancia de destruir los aviones como prioridad, con el personales de soporte como prioridad secundaria.

Incursión[editar]

Durante la noche del 14 de mayo dos helicópteros Westland Sea King HC.Mk.4 del 846 Naval Air Squadron, parte de Commando Helicopter Force, salieron con 45 miembros de la Escuadrón "D" a bordo. El punto de descenso estaba aunos 6 km de la pista de aterrizaje en la isla Borbón. Encargaron a la tropa de montaña la destrucción de los aviones argentinos, mientras que el personal restante actuaba como fuerza de protección, asegurando la aproximación a la pista de aterrizaje, y formando una reserva operacional. El grupo de ataque descargó más de 100 bombas del mortero de L16 81 mm, cargas explosivas, y armas antitanques Rocket 66mm HEAT L1A1 Light para llevar a la zona de combate desde los helicópteros, cada hombre del grupo de ataque llevaba por lo menos dos bombas de mortero. Las armas ligeras que se usaron fueron los fusiles M 16 y algunos con los lanzagranadas colgantes M203.

La navegación del acercamiento fue conducida por un miembro de la Boat Troop que había realizado el reconocimiento.

Cuando el grupo de ataque se acercó al blanco, apuntaron a un centinela argentino, no obstante no fueron comprometidos, permitiendo llegar al blanco y poner cargas explosivas en siete de los aviones. Una vez que todos los aviones habían sido preparados, el equipo de ataque abrió fuego con las armas ligeras y los cohetes L1A1 que castigaron los aviones. Todos los aviones fueron dañados, destruyendo a algunos sus trenes de aterrizaje. Después de esa señal el HMS Glamorgan comenzó a bombardear las posiciones argentinas adyacentes al campo de aviación, golpeando los almacenes de municiones y de combustible.

La fuerza defensiva no combatió hasta que el equipo de ataque entero se reagrupó y se preparó para salir. Fue herido a un soldado británico mientras que el equipo de ataque devolvió el fuego usando las armas ligeras y los lanzagranadas M203, dando por resultado la muerte del oficial al mando argentino (según la versión británica) y la supresión de cualquier esfuerzo defensivo.

La versión de Argentina indica que sus infantes de marina permanecían ocultos en abrigos durante el ataque del HMS Glamorgan, así que no estaban totalmente disponibles para hacer frente al SAS en combate. El herido británico se produjo como resultado de la metralla producida por el estallido de las cargas colocadas por las fuerzas argentinas debajo de la pista de aterrizaje para impedir su uso al enemigo. Las ráfagas fueron accionadas en la creencia que la operación era un asalto completo para asumir el control la base aérea.

Retorno[editar]

Acarrearon al hombre herido de nuevo al sitio de reembarque con el equipo de ataque que alcanzaba los aviones al tiempo requerido para el transporte de nuevo al HMS Hermes (R12) antes del amanecer.

Consecuencias[editar]

Lo destruido durante la incursión fue:[5]

La incursión fue considerada un éxito completo, evocando el tipo de operaciones realizado por el SAS en la Segunda Guerra Mundial.

Uno de los oficiales británicos implicados en el ataque, el capitán Hamilton, fue muerto más adelante en otra acción del SAS cerca de Puerto Howard.

Referencias[editar]




Coordenadas: 51°19′52.83″S 59°34′48.63″O / -51.3313417, -59.5801750
{{#coordinates:}}: no puede tener más de una etiqueta principal por página