Antonio de Padua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Antonio de Lisboa»)
Saltar a: navegación, búsqueda
San Antonio de Padua O.F.M.
Antonio de Pereda y Salgado - St Anthony of Padua with Christ Child (detail) - WGA17168.jpg
San Antonio de Padua con el Niño Jesús, por Antonio de Pereda
Doctor de la Iglesia
Proclamado Doctor de la Iglesia el 16 de enero de 1946 por el papa Pío XII
Nombre Fernando de Bulhões
Apodo Doctor Evangélico o "el Santo"
Nacimiento ca. 1191 a 1195
Lisboa, Portugal
Fallecimiento 13 de junio de 1231 (35 años)
Padua, Italia
Venerado en Iglesia Católica
Canonización 30 de mayo de 1232 por el papa Gregorio IX
Principal Santuario Basílica de san Antonio de Padua, Italia
Iglesia de san Antonio de Lisboa, Portugal
Festividad 13 de junio
Atributos Santa Biblia, pan, Niño Jesús, mula y la Custodia
Patronazgo De los objetos extraviados, buscar pareja
[editar datos en Wikidata]

San Antonio de Padua, también conocido como san Antonio de Lisboa (Lisboa, ca. 1191 a 1195 - Padua, 13 de junio de 1231), fue un fraile, predicador y teólogo portugués, venerado como santo y Doctor de la Iglesia por el catolicismo. Su capacidad de prédica era proverbial, a punto de ser llamado «Arca del Testamento» por Gregorio IX. Se trata del segundo santo más rápidamente canonizado por la Iglesia, tras san Pedro Mártir de Verona. Su festividad se celebra el 13 de junio.

Biografía[editar]

Nacimiento y nombre[editar]

Iglesia de san Antonio en Lisboa, construida sobre la casa natal del santo.

Antonio nació muy probablemente en Lisboa,[1] de allí que el Martirologio romano lo llama «Lusitanus».[2] La casa donde se estima nació el santo, en el barrio medieval de la Alfama, fue destruida completamente en el terremoto que arrasó Lisboa el 1 de noviembre de 1755 y sólo se conserva un pequeño sótano. Su nombre secular era Fernando Martim de Bulhões e Taveira Azevedo, nombre que cambió por el de Antonio en 1220 cuando entró en la Orden de los Frailes Menores.[2] La fecha de nacimiento no es precisa, y se estima entre 1191[1] y 1195,[2] en el seno de una familia de buena posición en la sociedad lisboeta.[1]

Educación y entrada en la vida religiosa[editar]

Se educó en la escuela catedralicia local. Contrariando los deseos de su familia, Fernando ingresó en la abadía agustina suburbana de San Vicente en las afueras de Lisboa, perteneciente a los canónigos regulares de san Agustín. Los monjes de la orden de San Agustín de la cual él era miembro eran famosos por su dedicación a los estudios. Fernando estudió las Sagradas Escrituras y la teología de algunos doctores de la Iglesia católica como Jerónimo de Estridón, Agustín de Hipona, Gregorio Magno y Bernardo de Claraval. También estudió los clásicos latinos, como Ovidio y Séneca. Luego de dos años, y tras obtener el permiso de sus superiores religiosos, se trasladó en 1210 al monasterio agustiniano de Santa Cruz en Coímbra, para continuar sus estudios. Se trataba de un reconocido centro de cultura eclesiástica, donde tuvo oportunidad de profundizar la disciplina religiosa, su conocimiento de la Biblia y el ejercicio de la Lectio divina.[2]

A principios de 1220, tres sacerdotes (Berardo, Pedro y Otón) y dos hermanos legos (Acursio y Ayuto), todos ellos de la orden franciscana, fueron asesinados en Marruecos. Conducidas sus reliquias a Coimbra, el evento produjo un cambio decisivo en la vida de Antonio, quien en el verano de 1220 mudó de orden y se hizo franciscano. En ese momento adoptó el nombre de Antonio en honor de san Antonio Abad a quien estaba dedicada la ermita franciscana en la que él residía. Antonio partió para Marruecos pero enfermó gravemente durante el invierno de 1220, lo que lo hizo retornar. En el trayecto una tempestad violenta desvió su barco a Sicilia, y allí tuvo noticias del Capítulo general convocado en Asís.[2]

Encuentro con Francisco de Asís[editar]

Capítulo de las esteras, obra del pintor español José Benlliure.

En la fiesta de Pentecostés de 1221 Antonio participó junto con unos 3000 frailes del Capítulo general de Asís, el más multitudinario de los llamados Capítulos de las esteras, nombre que recibió en razón de que muchos de los frailes ahí reunidos tuvieron que dormir en esteras. Allí vio y escuchó en persona a san Francisco. Una vez concluida la reunión, Antonio solicitó a Fray Graziano, provincial de Romaña, que lo tomara consigo para que le impartiese los primeros rudimentos de la fe espiritual (Assidua 7, 2-3).[2]

Fray Graziano lo envió a una pequeña ermita en las montañas del pueblo de Montepaolo para que sirviera como sacerdote. La convicción, cultura y talento de Antonio como predicador se mostraron por primera vez en Forlì en 1222. Pronto se divulgó la noticia de la calidad de sus sermones, y Antonio recibió una carta del propio san Francisco con el encargo de predicar y de enseñar Teología a los frailes. Luego, fue comisionado por el mismo Francisco para luchar contra la propagación de la herejía cátara en Francia. Se trasladó más tarde a Bolonia y a Padua, por lo que su tarea como predicador lo transformó en un viajero asiduo por el sur de Francia y todo el norte de Italia, pronunciádose contra las herejías.

«Arca del Testamento» y últimas predicaciones[editar]

San Antonio de Padua predicando a los peces, obra de José Benlliure.

En la curia papal, Antonio suscitó en los cardenales y en el papa Gregorio IX tal admiración por su predicación que el pontífice «llegó a llamarlo, con epíteto muy propio, "Arca del Testamento"» (Assidua 10, 2). Sus mensajes desafiaban los vicios sociales de su tiempo, en forma especial la avaricia y la práctica de la usura.[2] En la Assidua se señala este período —en particular la predicación cuaresmal de 1231— como uno de los más notables de su vida. Esas últimas predicaciones tuvieron un éxito popular destacado.[2] Aquejado por continuas enfermedades, perseveraba en la enseñanza y en la escucha de confesiones hasta la puesta del sol, a menudo en ayunas. La multitud de gente que acudía desde las ciudades y pueblos a escuchar las predicaciones diarias le obligó a abandonar las iglesias como recintos de prédica para hacerlo al aire libre.

Antonio enfermó de hidropesía y, después de la Pascua de 1231, se retiró a la localidad de Camposampiero, con otros dos frailes para darse un respiro y tomar nuevos aires. Allí, Antonio vivió en una celda construida por él mismo bajo las ramas de un nogal. Poco después, decidió retornar a Padua. Ya en las proximidades, se detuvo en el convento de las clarisas pobres en Arcella, donde murió prematuramente el 13 de junio de 1231, a la edad aproximada de 35 o 36 años.

Canonización[editar]

La Basílica de San Antonio de Padua, que alberga el sepulcro con sus restos mortales.

La celebración de las multitudinarias exequias y la multiplicidad de milagros que se le atribuyeron promovieron su rápida canonización en mayo de 1232, bajo el pontificado de Gregorio IX. San Antonio de Padua es el segundo santo más rápidamente canonizado por la Iglesia católica: 352 días después de su fallecimiento, el 30 de mayo de 1232.

En 1263, la ciudad de Padua le dedicó una Basílica que conserva sus restos mortales. Treinta años después de su muerte, el sarcófago donde se encontraba su cadáver fue abierto. Todo su cuerpo estaba ya corrupto con excepción de su lengua, lo que provocó una nueva oleada de devoción y la admiración que incluyó a personalidades como Buenaventura de Fidanza.

El 16 de enero de 1946, el papa Pío XII proclamó a san Antonio «Doctor de la Iglesia», bajo el título especial de «Doctor evangélico».

Se atribuyen a Antonio de Padua numerosos episodios de carácter místico, entre ellos la bilocación, ser entendido y comprendido por los peces cuando las personas despreciaron sus predicaciones, o de llevar en sus brazos al niño Jesús durante una noche. De allí surgieron numerosas representaciones iconográficas alusivas.[3]

Patronazgo[editar]

 Visión de San Antonio de Padua. A. Viladomat, 1720
Visión de San Antonio de Padua. A. Viladomat, 1720

Existe de él un número importante de toponimias. Antonio de Padua es el patrón de Lisboa (Portugal) y de Padua (Italia), donde permanecen sus restos. Además, es santo patrón de otras ciudades, localidades y diócesis, entre ellas:

En Argentina[editar]
En Colombia[editar]

El Peñón (Bolívar).

Imagen de san Antonio en El Peñón, Bolívar, Colombia
En Chile[editar]
En Ecuador[editar]
En España[editar]
En Estados Unidos[editar]
En México[editar]
En Venezuela[editar]
Interior de la iglesia de San Antonio en la población de El Consejo de Ciruma, estado Zulia, Venezuela
En Puerto Rico[editar]

Tradiciones asociadas[editar]

En Portugal, Brasil, Perú y algunas otras partes de Hispanoamérica es reconocido como el santo de los matrimonios y el día de su fiesta (el 13 de junio) las muchachas solteras tienen la costumbre de comprar una pequeña imagen de San Antonio y colocarla al revés como castigo hasta que hayan encontrado un buen marido. Esta curiosa tradición ha sido retratada muchas veces en la cultura popular portuguesa e hispanoamericana, aunque la Iglesia católica la ha calificado como «superstición».

Referencias[editar]

  1. a b c Sanz Valdivieso, Rafael (1995). «San Antonio de Padua. Vida y fuentes biográficas». San Antonio de Padua, Sermones dominicales y festivos. Texto bilingüe I. Murcia: Editorial Espigas. pp. XVII–LII. Consultado el 8 de marzo de 2015. 
  2. a b c d e f g h Brufani, S. (2000). «Antonio de Padua». En Leonardi, C.; Riccardi, A.; Zarri, G. Diccionario de los Santos I. Madrid: San Pablo. pp. 235–243. ISBN 84-285-2258-8. 
  3. En 1511, Tiziano, el pintor Veneziano, ejecutó tres obras en la Scuola del Santo con milagros del Santo. Sergio Rossetti Morosini, "Titian, The Miracle of the Jealous Husband, 1511", in New Findings in Titian's Fresco Technique at the Scuola del Santo in Padua, The Art Bulletin; March 1999, Volume LXXXI Number 1.
  4. El Heraldo de Concordia, ed. (13 de junio de 2013). «Misa y procesión por el Santo Patrono, San Antonio de Padua de la Concordia». Consultado el 13 de junio de 2013. 
  5. Misiones Online, ed. (13 de junio de 2013). «En Oberá festejan a San Antonio, el patrono de la ciudad». Consultado el 13 de junio de 2013. 
  6. Venite a Entre Ríos (ed.). «Gualeguay». Consultado el 25 de agosto de 2013. 
  7. «Fiestas y eventos en Virasoro, Corrientes». Corrientes.com.ar (Portal Turístico Provincial). 2013. Consultado el 13 de junio de 2013. 
  8. Fernández López, Eduardo (16 de junio de 2013). «San Antonio de Padua, el santo de Torreblanca». Arte Sacro. Consultado el 17 de junio de 2013. 
  9. El Día digital (periódico de Castilla-La Mancha), ed. (3 de junio de 2011). «Fiestas en todos los municipios de la provincia de Cuenca». Consultado el 25 de agosto de 2013. «Beamud: Fiestas patronales en honor a San Antonio de Padua (12 y 13 de agosto).» 
  10. «Casas de Olmo-Cuenca». Pueblos de España. Consultado el 24 de junio de 2013. 
  11. Lorenzo, Beatriz (7 de junio de 2011). «Los vecinos de Casillas honran estos días a su patrón, San Antonio de Padua». Diario de Ávila.es. Consultado el 22 de mayo de 2013. 
  12. «Extenso programa de actos en La Pedraja de Portillo con motivo de san Antonio». Pueblosycomarcas.com. 2 de junio de 2012. Consultado el 17 de junio de 2013. 
  13. Patronato de Turismo de Gran Canaria (ed.). «Fiestas y celebraciones». Gran Canaria. Consultado el 25 de agosto de 2013. 
  14. Canarias 7, ed. (17 de junio de 2012). «Moya vive la romería de San Antonio con pasión». Consultado el 25 de agosto de 2013. 
  15. El Norte de Castilla, ed. (2013). «Navas de San Antonio». Pueblos de Segovia. Consultado el 9 de octubre de 2013. 
  16. El Norte de Castilla (ed.). «Comienzan las fiestas mayores patronales en honor a San Antonio». Consultado el 9 de octubre de 2013. 
  17. Puntcastelló (ed.). «Sot de Ferrer - Fiestas principales». Consultado el 9 de octubre de 2013. 
  18. Centro Insituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (2009). «Vicente Guerrero - Enciclopedia de los Municipios de México: Durango». Consultado el 10 de febrero de 2013. 
  19. Gobernación del Estado Lara, ed. (2013). «Calendario de Manifestaciones Folklóricas del Estado Lara». Lara eres tú. Consultado el 13 de junio de 2013. 
  20. Piña, Dulce; González, Nelitza (junio de 2009). «Urumaco y su devoción a san Antonio de Padua. Identidad cultural». Megatareas: Documentos y monografías. Consultado el 22 de junio de 2013. 

Bibliografía[editar]

  • Clausen, Sophronius (1973). St. Anthony, Doctor of the Church (en inglés). 116 páginas. Chicago: Franciscan Herald Press. ISBN 978-0-8199-0458-4. 
  • Huber, Raphael M. (2010). St. Anthony of Padua, Doctor of the Church Universal: A Critical Study of the Historical Sources of the Life, Sanctity, Learning and Miracles of the Saint of Padua and Lisbon (en inglés). 228 páginas. Montana: Kessinger Publishing. ISBN 978-1-164-48943-6. 

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]