Wikipedia:Proyecto educativo/Fundamentos tecnológicos del e-learning/Aula 1/Grupo 8

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Integrantes del grupo y tema[editar]

A continuación debéis indicar los cuatro nombres de usuario que tenéis cada miembro del grupo, para que podamos controlar vuestras ediciones y ayudaros. Debéis sustituir los usuarios de ejemplo con el usuario de cada componente del grupo:

Tema escogido por el grupo: "TELETRABAJO"

Acuerdos y fases para la elaboración de un artículo en la Wikipedia[editar]

Una vez establecido el grupo de trabajo en torno a una temática de interés común, a continuación se muestran las indicaciones para el establecimiento explícito de acuerdos entre los integrantes y la atribución de responsabilidades según las diferentes fases del trabajo:

  1. Fase de acuerdos iniciales. Distribución del trabajo entre los participantes del grupo, estableciendo los roles de cada uno, las tareas a realizar y su temporización. Primer acuerdo sobre los elementos del artículo de Wikipedia a modificar o crear (del 30/09/21 al 07/10/21).
  2. Fase de documentación análisis y síntesis sobre la temática. Incluye la profundización sobre la temática mediante una búsqueda e identificación de fuentes relevantes, que serán incorporadas posteriormente en el artículo. Esta redacción se publicará directamente en el “Taller”, para que todos los integrantes del grupo puedan ir haciendo un seguimiento del avance del artículo (del 08/10/21 al 17/10/21).
  3. Fase de revisión y publicación. En base a una versión cuasi definitiva del artículo, cada participante del grupo debe realizar una revisión de todos los aportes para asegurar que el texto respeta una estructura, estilo y lenguaje coherentes. Cuando todos los miembros del grupo hayan revisado y verificado la información aportada, se podrá rellenar el documento “Lista de control”, para entregar al docente vía correo electrónico con las explicaciones necesarias en cada casilla. Con este documento, el profesor podrá indicar al grupo las mejoras a realizar antes de la entrega. Cuando se realicen los cambios indicados por el docente y se disponga de la versión definitiva, se deberá escribir nuevamente al profesor para pedir su autorización para publicar (del 18/10/21 al 24/10/21).
  4. Fase de publicación. Una vez recibida la autorización del profesor, proceder a la publicación en Wikipedia (del 25/10/21 al 31/10/21).

Edición del texto a integrar en el "tema" seleccionado de Wikipedia[editar]

A partir de aquí el grupo escribe/edita el texto que, una vez verificado por el/la profesor/a, será publicado en el artículo principal del tema seleccionado en la Wikipedia.

Definición[editar]

La RAE lo define como "Trabajo que se realiza desde un lugar fuera de la empresa utilizando las redes de telecomunicación para cumplir con las cargas laborales asignadas" [1]​. Este término es una palabra compuesta de tele + trabajo, se refiere al uso intenso de las tecnologías en el desarrollo de sus actividades referentes al área laboral, considerando que el operario tiene que estar fuera o distante de las oficinas físicas de la empresa o negocio y debe transmitir los resultados mediante un vínculo de telecomunicación.

El medio tecnológico utilizado para realizar el teletrabajo no necesariamente es una computadora de escritorio, también puede utilizarse computadoras personales o laptops, PDA(asistente electrónico), teléfonos celulares inteligentes, centrales telefónicas(call center); y para poder ejecutarlos tienen que estar conectados a una red interna (Intranet) o externa (Internet).

El lugar físico a desarrollarse puede estar establecido en el hogar del trabajador, establecimientos públicos como cafeterías o centros comerciales, o una localidad remota a la organización determinada por la empresa, siempre separado el contacto físico del resto de colaboradores.

También se tiene que tomar en cuenta que el trabajador puede ser asalariado o freelance, además que puede realizar su trabajo a tiempo completo o tiempo parcial. [2]

Historia y Evolución[editar]

El teletrabajo ha adquirido una relevancia en los últimos años y ha generado un gran interés no solo en lo relacionado con el mercado laboral, si no en otros ámbitos, como pueden ser la economía, demografía, sociología, psicología…. En este sentido, el incremento que ha experimentado su uso en los últimos años gracias al desarrollo de las TIC, y especialmente a raíz de la pandemia de la COVID-19, que ha supuesto un gran impulso del trabajo a distancia, han convertido el teletrabajo en un tema de máxima actualidad [3]

Podríamos identificar el origen del teletrabajo, o al menos la época en la que empezó a tener una mayor acogida, en la década de los 70 con la crisis energética o crisis del petróleo. Esto se debe a que en el momento se vio como una alternativa a los desplazamientos al lugar de trabajo físico. Posteriormente, en la década de 1980, se comenzó a incentivar el teletrabajo desde la perspectiva de la legislación para favorecer el cuidado del medio ambiente y la reducción de la contaminación.

Debido al gran avance de las tecnologías, a la difusión de los ordenadores personales, de los teléfonos móviles, del uso más generalizado de la herramienta del correo electrónico para el trabajo y de la expansión de las redes, el trabajo empezó a cobrar una mayor importancia en la década de los 90.

Un proceso a destacar en la sociedad global que favoreció considerablemente la difusión del teletrabajo fue la globalización, consecuencia a su vez del incesante desarrollo de la tecnología [4]​.

Como podemos observar, el avance y evolución del teletrabajo se encuentra íntimamente ligado al avance y la aparición de nuevas tecnologías y herramientas digitales, es decir, al desarrollo de las TIC.

Un hito muy relevante en la historia y evolución del teletrabajo ha sido a partir de la crisis del Covid 19, lo que llevó a la sociedad a aislarse para protegerse del virus. Esto obligó a las empresas y organizaciones a adaptarse a las nuevas tecnologías e implantar el teletrabajo para así no desaparecer. Es el teletrabajo el que ha permitido la continuidad de la actividad en muchas empresas durante el periodo de confinamiento que se ha vivido en muchos países, ha sido de vital importancia también en el ámbito educativo y en las oficinas de las administraciones públicas.

Queda aún mucho por avanzar en materia de teletrabajo pero su evolución, que ha sido constante desde sus inicios, está experimentando en estos últimos dos años un aumento exponencial.

Beneficios del Teletrabajo[editar]

El teletrabajo, aun siendo un campo donde todavía queda mucho por avanzar, no deja de ser una realidad en el mercado laboral actual, especialmente tras su auge debido a la crisis del Covid 2019. Además, su contribución al mercado de trabajo y su potencial a desarrollar es muy relevante. El teletrabajo supone una serie de beneficios tanto para la empresa como para los trabajadores, como para la sociedad en general.

Beneficios para la sociedad:

  • Disminución de la contaminación ambiental. Ayuda a la protección del medio ambiente debido a un menor número de desplazamientos al lugar de trabajo.
  • Mejora la movilidad, especialmente en las grandes ciudades, al reducirse el número de vehículos en circulación.
  • Posibilita una mejor distribución geográfica y poblacional.
  • Es una herramienta útil para la inclusión de las personas con diversidad funcional al facilitarle el trabajo desde el hogar y evitarles desplazamientos.
  • Genera empleo tanto por cuenta ajena como por cuenta propia. Es por esto que muchos países están aumentando la regulación y la promoción del teletrabajo.
  • Fomenta el uso de la estructura industrial y de telecomunicaciones de los países, favoreciendo así el crecimiento de ciertos sectores económicos relacionados con las tecnologías, las comunicaciones y la informática.

Beneficios para los empleados:

  • Disminución de los tiempos de desplazamiento, al no tener que trasladarse al lugar físico de trabajo.
  • Reducción de los costes de desplazamiento. De igual forma al no tener que desplazarse a la oficina se ahorra en combustible y en gastos de mantenimiento de los vehículos.
  • Previene el riesgo de accidentes de tráfico al disminuirse los desplazamientos.
  • Facilita la conciliación entre la vida familiar y laboral, gracias a que pueden trabajar desde casa y eso les proporciona un mayor tiempo para dedicar a la familia y a asuntos personales.
  • Permite una flexibilización de la jornada laboral. Lo que supone que los empleados puedan organizar su trabajo según su mejor disponibilidad.

Beneficios para las empresas:

  • Reducción de costes de infraestructura para las empresas. El teletrabajo se puede llevar a cabo desde cualquier lugar siempre que se cuente con los medios necesarios para ello.
  • Aumento de la motivación de los empleados. Debido a todos los beneficios mencionados anteriormente.
  • Incremento de la productividad en las empresas. Los empleados son más productivos, ya que están más motivados y pueden organizar sus tiempos.
  • Reducción de gastos de limpieza y mantenimiento de instalaciones.
  • Ahorro en el consumo de energía. Al no tener que contar con un lugar físico para el trabajo se reduce el gasto en electricidad y agua.
  • Aumenta la formación de los empleados en nuevas tecnologías. Mejora el capital humano de la empresa debido a que necesariamente tiene que formarse en TIC.
  • Reduce el ausentismo laboral. Los empleados están más motivados y tienen mayores facilidades para cumplir con su trabajo.

Por tanto, desde una perspectiva empresarial, podríamos decir que si las organizaciones crean programas destinados a poner en marcha el teletrabajo e instaurarlo en sus empresas, pueden generar a cambio la posibilidad de obtener un mayor compromiso de sus empleados con la organización, una mayor motivación, una mayor retención de su personal, una reducción de la tasa de ausentismo y una disminución de los conflictos internos. A mayor nivel de satisfacción mayor eficiencia de toda la organización [5]

Adicionalmente, el teletrabajo puede ser visto como un ejemplo de la flexibilización del trabajo, donde lugares, contratos y horas de trabajo se abren para la renegociación, pues el teletrabajador es quien dispone de su tiempo cumpliendo con la productividad [6]

Como podemos observar, son múltiples los beneficios que ofrece la práctica del teletrabajo. Pero no todo son puntos a favor, el teletrabajo también se enfrenta a una serie de barreras e inconvenientes que exploraremos a continuación.

Barreras e inconvenientes del Teletrabajo[editar]

La implantación también implica una serie de barreras o inconvenientes que es importante tener en cuenta:

  • Dificulta el control de los objetivos al ser una modalidad de trabajo muy independiente.
  • Reduce la sociabilización de los empleados, al no salir de casa y asistir a un lugar físico de empleo la relación con otras personas se reduce considerablemente.
  • Disminuye la actividad física, al trabajar desde casa no es necesario desplazarse y eso reduce la actividad y puede llevar al sedentarismo.
  • Requiere de una mayor confianza por parte de los niveles directivos en sus empleados.
  • Supone para la empresa la necesidad de descentralizar las funciones y de delegar.
  • Dificulta el trabajo en equipo, el teletrabajo promueve una actividad más individual e independiente.
  • Será necesario adaptar los nuevos lugares de trabajo con lo necesario para poder llevarlo a cabo.
  • Al pasar más tiempo en casa y convertirla en tu lugar de trabajo puede ser difícil marcar los límites entre trabajo y vida familiar.

El reto está en lograr superar estos inconvenientes para poder adaptarnos como sociedad a este nuevo modelo de trabajo.

Elementos[editar]

El teletrabajo tiene tres elementos fundamentales: definitorios (trabajo, distancia, TIC, autoprogramación), jurídicos (dependiente, autónomo) y empresarial (cambio organizacional).[7]

1. Elementos definitorios Son los elementos principales o la esencia en el Teletrabajo.

  • Trabajo:

Para definir el teletrabajo el principal elemento a tratar es el trabajo. A este se lo denomina como el conjunto de actividades realizadas con el objetivo de alcanzar una meta, contribuye a la construcción de autoestima, satisfacción personal y realización profesional [8]​, además de crear un aporte a la sociedad. Puede ser asalariado o dependiente y freelance o autónomo. - El trabajador asalariado o dependiente es el que se realiza a cambio de una retribución periódica llamada salario, y depende de su empleador. - El trabajador por cuenta propia, freelance o autónomo es el que ejerce su profesión por cuenta propia, realiza trabajos independientes sin depender de un empleador.

  • Distancia:

A diferencia del trabajo tradicional, donde se prioriza el espacio y un lugar físico donde realizar las actividades. La distancia en el teletrabajo ya no se presenta como una barrera o un obstáculo, sino como un elemento necesario para su existencia, se tiene que realizar fuera de las instalaciones del lugar donde labora.

  • TIC:

El Teletrabajo está altamente relacionado con el uso de las TIC, es necesario tener herramientas tecnológicas que permitan facilitar las tareas laborales. Es necesario tener un dispositivo de infraestructura como una computadora, que puede ser portátil o de escritorio o un teléfono móvil inteligente, para mantener una conectividad fluida el internet es indispensable y estos acompañados de aplicaciones como correo electrónico, chat, llamadas, videoconferencia, entre otros.

  • Autoprogramación:

Es necesario que exista un compromiso de las dos partes que intervienen en este proceso. El empleado tiene que prestar sus servicios con absoluta responsabilidad con autodisciplina, y el empleador depositar su entera confianza.

2. Elementos jurídicos Son las relaciones contractuales entre el empleador y el teletrabajador.

  • Dependiente:

Es aquel que realiza su trabajo bajo órdenes del empleador, con condiciones de trabajo fijadas en un contrato regulado por las leyes de cada país, recibe una remuneración mensual y beneficios de ley. El empleador tiene que proveer al teletrabajador con los medios necesarios para la realización de sus tareas o actividades, y se hará cargo de las actualizaciones tecnológicas, reparaciones, ampliaciones o sustituciones de las herramientas de trabajo[9]​.

  • Autónomo:

También conocidos como prestadores de servicios o freelancer, prestan servicios a terceros a cambio de una remuneración económica. Se caracteriza por tener una mayor flexibilidad en sus tareas, puede organizar sus horarios y actividades a realizar.

3. Elemento empresarial Es la perspectiva del empleado a la modalidad de teletrabajo.

  • Cambio organizacional:

Podemos definirlo como una transformación innovadora en el ambiente laboral. Crea una conciliación entre la vida laboral y personal del trabajador, percibe un entorno más relajado y agradable, lo que incide en su concentración y, por defecto, en sus resultados y productividad. Mejora su calidad de vida, elimina el estrés evitando horas puntas de tráfico que le quitan tiempo y gastos de desplazamiento. [10]

Clases o modalidades de teletrabajo[editar]

En proceso.

https://rforeror.neocities.org/doc/homenaje_rforeror.pdf#page=191

https://www.icai.es/contenidos/publicaciones/anales/PAG28-36_(II-2004)-225.PDF

Requisitos para realizar Teletrabajo[editar]

ej. hardware y software

Teletrabajo durante la pandemia[editar]

Durante el primer trimestre de 2020, a medida que la pandemia provocada por la COVID-19 se extendía por todo el mundo y, en consecuencia, entraban en vigor las medidas de confinamiento confinamiento o la obligación de quedarse en casa, las empresas optaron por recurrir al teletrabajo, permitiendo a los empleados quedarse en casa y trabajar a distancia, siempre y cuando fuera posible según sus funciones y de este modo continuar su actividad y mantener el mayor número de empleos posible. A consecuencia de las medidas decretadas por los gobiernos, casi 4 de cada 10 trabajadores en Europa comenzaron a teletrabajar, siendo mayor este aumento en los países más afectados por la pandemia y en los que el teletrabajo estaba bien desarrollado previamente.[11][12]

El fuerte aumento de las herramientas digitales para comunicarnos de forma virtual es un claro ejemplo del importante incremento de la práctica del teletrabajo. De este modo, el número de usuarios diarios de Zoom (software de videollamadas y reuniones virtuales) creció de 10 a 300 millones en tan solo 5 meses.[13]

Puesto que el teletrabajo ha sido un mecanismo eficaz para mitigar los efectos del confinamiento, la pandemia ha penalizado más o menos a cada sector económico según su capacidad para implementar el teletrabajo.

Legislación laboral teletrabajo[editar]

Si bien es cierto que hace unos años era difícil encontrar legislaciones específicas referidas al trabajo a distancia, la situación derivada del virus Covid-19 ha llevado a trabajar en este aspecto en diferentes países en todo el mundo.

• Europa

En lo correspondiente al nivel comunitario de la UE no hay unos mecanismos legales establecidos para la regulación del teletrabajo, sin embargo, si hay algunos precedentes en cuanto a acuerdos y directivas. En el año 2001, impulsados por la Estrategia Europea de Empleo, se inician una serie de acuerdos voluntarios que tienen como fin modernizar y flexibilizar el trabajo, dentro de los cuales se incluyen referencias al teletrabajo.

Posteriormente, ya en el año 2019, el Parlamento Europeo aprobará la directiva UE 2019/1152 que versa sobre la transparencia en las condiciones de trabajo y que, de forma indirecta, aborda el tema del teletrabajo. La situación de pandemia sucedida en el año 2020 hace latente la necesidad de una normativa que regularice la situación, lo que lleva en enero de 2021 a la aprobación de una iniciativa legislativa que regule las condiciones del trabajo a distancia.[14]

En cuanto a los diferentes países europeos hay diferentes grados de regulación en este ámbito. En los países de Europa central existen casos como Holanda, que ha sido pionera en establecer una legislación que posibilita solicitar una jornada flexible por parte del trabajador, incluyendo la opción del teletrabajo. También pionera es la propuesta de Bélgica, que establece una compensación a los trabajadores por los gastos generados al establecer su lugar de trabajo en casa, medida también tomada por Austria en el 2020.[15]

Dentro de los países del sur del continente Portugal será uno de los que presenten una regulación más completa sobre teletrabajo, poniendo especial control en la prevención de riesgos laborales. Por su parte España ha aprobado una ley sobre teletrabajo más detallada tras la pandemia, la Ley 10/2021, que también presenta aspectos innovadores como el derecho a la desconexión, a la intimidad, las compensaciones por gastos derivados del trabajo o la igualdad entre trabajadores, independiente a la modalidad de trabajo realizado.[16]

Por otra parte contrastan algunas naciones, principalmente del norte, que teniendo altas tasas de teletrabajo no cuentan con leyes estatales que lo regulen, como puede ser Suecia o Dinamarca, aunque en la práctica sí existan directrices que lo normalizan.

• América del sur

Dentro de los 15 países que componen América del Sur, solo 8 de ellos presentan legislaciones acerca de teletrabajo. Empezando por Argentina, dónde el teletrabajo se incrementó tras la crisis del 2018, no es hasta 2020 cuando se saca una legislación al respecto que trata aspectos similares a los de España o Portugal, referentes a derechos de los teletrabajadores o a los riesgos laborales. Brasil es un caso especial, en el que ya existe cierta normativa para el control de las horas en el trabajo a distancia desde el 2017. Del mismo modo en Colombia nos encontramos una ley del teletrabajo que data del 2008, y que lo contempla bien como modalidad de trabajo o bien como alternativa temporal. En Ecuador el primer acuerdo ministerial de teletrabajo del 2016 sufrirá sendas modificaciones, la última de ellas en el 2020, que lo generaliza como modalidad habitual.[17]

Algunos países de América latina se encontraron con un vacío legal a subsanar con la llegada del Covid-19, ejemplos de ello son Bolivia o Chile, que sacaron sendas leyes. Otros como Venezuela reconocen en sus decretos de estado de alarma el teletrabajo como situación reglada. Por su parte en un gran número de países de Centroamérica no existen todavía normativas a tal respecto.[18]

• América del norte

En Estados Unidos nos encontramos con la ausencia de regulaciones para el ámbito privado, solo algunos estados contemplan el teletrabajo en sus leyes, como es el caso de New York. En el ámbito público sí se promulgó una ley en 2010, la Telework Enhancement Act, para regular el trabajo a distancia en las agencias federales.

• Asia

Por otra parte Filipinas es uno de los países asiáticos con una ley más restrictiva sobre teletrabajo, igualando los derechos de estos trabajadores a los presenciales. También en Taiwán se promueven unas recomendaciones en 2021 para regular el trabajo desde casa, en las que se responsabiliza a la empresa de los equipos y gastos en los que incurre el trabajador.[19]

El futuro del Teletrabajo[editar]

Referencias[editar]

  1. «teletrabajo». RAE. Consultado el 12 de octubre de 2021. 
  2. «El Teletrabajo: Una opción en la era digital». Observatorio Laboral Revista Venezolana. Consultado el 13 de octubre de 2021. 
  3. Hernández Negrín, Ana María; Hernández Brito, Laura (2021). El teletrabajo en España: análisis y evolución reciente.. Consultado el 16 de octubre de 2021. 
  4. Bayón Pérez, Jessica; Zerbi, Anna (2020). «El teletrabajo: avances y retos dentro de la sociedad actual.». Revista Internacional y Comparada de Relaciones Laborales y Derechos del Empleo. 
  5. Fantini, Alberto (2013). «Teletrabajo, una beneficiosa realidad.». Revista Internacional y Comparada de Relaciones Laborales y Derechos del Empleo. 
  6. Benjumea-Arias, Martha Luz; Villa-Enciso, Eliana María; Valencia-Arias, Jackeline (2016). «Beneficios e impactos del teletrabajo en el talento humano. Resultados desde una revisión de literatura.». Revista CEA. 
  7. «El teletrabajo. Entre el mito y la realidad». books.google.es. Consultado el 12 de octubre de 2021. 
  8. «trabajo». Significados. Consultado el 13 de octubre de 2021. 
  9. «Teletrabajo:¿En Relación de Dependencia o Autónoma?». Mujeres de empresa. Consultado el 12 de octubre de 2021. 
  10. «El teletrabajo y los cambios en la cultura organizacional». leader-network. Consultado el 16 de octubre de 2021. 
  11. «Working from Home in Developing Countries» (en inglés). Consultado el 15 de octubre de 2021. 
  12. «El teletrabajo durante la pandemia de COVID-19 y después de ella». Consultado el 15 de octubre de 2021. 
  13. «Plataformas de videoconferencias durante el confinamiento». Consultado el 15 de octubre de 2021. 
  14. Aspra, Alfredo (2020). «Regulación del teletrabajo en la Unión Europea». El economista. Consultado el 14 de octubre de 2021. 
  15. Romero Díaz, Iván (2020). «Así se ha regulado el teletrabajo en otros países europeos». El País Economía. Consultado el 14 de octubre de 2021. 
  16. «Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia». «BOE» núm. 164, de 10 de julio de 2021, páginas 82540 a 82583. 
  17. Toledo Aceituno, Pablo (16 de junio de 2021). «Análisis comparativo de las leyes sobre teletrabajo en el Cono Sur». Journal of Management & Business Studies 3 (1). 
  18. «Teletrabajo en Latinoamérica: leyes, decretos y reformas en medio de la pandemia». El auditor. 2020. Consultado el 15 de octubre de 2021. 
  19. «Home Office: cómo legislan otros países». Fortuna. 2020. Consultado el 15 de octubre de 2021.