Vulgata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vulgata, realizada por San Jerónimo de Estridón por encargo de san Dámaso I.
Prologus Ioanni Vulgata Clementina

La Vulgata es una traducción de la Biblia hebrea y griega al latín, realizada a finales del siglo IV (en el 382 d.C.) por Jerónimo de Estridón.

Fue encargada por el papa Dámaso I dos años antes de su muerte (366-384). La versión toma su nombre de la frase vulgata editio (edición divulgada) y se escribió en un latín corriente en contraposición con el latín clásico de Cicerón, que Jerónimo de Estridón dominaba. El objetivo de la Vulgata era ser más fácil de entender y más exacta que sus predecesoras.

La Biblia latina utilizada antes de la Vulgata, la Vetus Latina, no fue traducida por una única persona o institución y ni siquiera se editó de forma uniforme. La calidad y el estilo de los libros individuales variaba. Las traducciones del Antiguo Testamento provenían casi todas de la Septuaginta griega.

En el siglo IV, pudo haber sido añadido la coma joánica (en latín, comma johanneum), como una glosa en los versículos de la Primera epístola de Juan 5:7-8, y luego fue agregada al texto de la epístola, en la Vulgata latina, cerca del año 800.

Conservación[editar]

Un número de manuscritos tempranos que atestiguan la Vulgata sobreviven hoy. Fechado en el siglo VIII, el códice Amiatinus es el manuscrito completo más antiguo. El códice Fuldensis, que data aproximadamente del 545, es anterior aunque los evangelios son una versión corregida del Diatessaron.

Gesta Theodorici - Flavius Magnus Aurelius Cassiodorus (c 485 - c 580)

En la Edad Media la Vulgata sucumbió a los cambios inevitables forjados por el error humano, en el copiado incontable del texto en los monasterios a través de Europa. Desde sus días más tempranos, las lecturas del Vetus Latina fueron introducidas. Las notas marginales fueron interpoladas erróneamente en el texto. Ninguna copia era igual a otra. Cerca del año 550, Casiodoro hizo la primera tentativa de restauración de la Vulgata a su pureza original. Alcuino de York supervisó esfuerzos para copiar una Vulgata restaurada, que él presentó a Carlomagno en 801. Tentativas similares fueron repetidas por Teodulfo, Obispo de Orleans (787? - 821); Lanfranc, Arzobispo de Canterbury (1070-1089); San Esteban Harding, el abad de Císter (1109-1134), y el diácono Nicolás Maniacoria (sobre el principio del siglo XIII).

Gutenberg bible Old Testament Epistle of St Jerome

Aunque el advenimiento de la imprenta redujo mucho el potencial del error humano y aumentó la consistencia y la uniformidad del texto, las ediciones más tempranas de la Vulgata reprodujeron simplemente los manuscritos que estaban disponibles fácilmente para los editores. De los centenares de ediciones, la más notable es la de Mazarin, publicada por Johann Gutenberg en 1455, famosa por su belleza y antigüedad. En 1504 la primera Vulgata con variantes de lectura fue publicada en París. Uno de los textos de la Biblia Políglota Complutense fue una edición de la Vulgata, hecha con los manuscritos antiguos y corregida para convenir con el griego. Erasmo publicó una edición corregida y cotejada con el griego y el hebreo en 1516. En 1528, Robertus Stephanus. La edición crítica de Juan Hentenius de Lovaina siguió en 1547.

Biblia políglota complutense[editar]

Cisneros' original complutensian polyglot Bible -1

La Biblia políglota complutense fue publicada en seis volúmenes. Los primeros cuatro volúmenes contienen el Antiguo Testamento. Cada página está dividida en tres columnas paralelas de texto: en hebreo la exterior, la Vulgata latina en el medio y la Septuaginta griega en el interior.

El quinto volumen contiene las Escrituras Griegas dispuestas en dos columnas: una con el texto griego y la otra con su equivalente en latín, tomado de la Vulgata. Ambos textos están vinculados entre sí mediante letras voladitas que remiten al lector a la palabra equivalente de cada columna. El texto griego de la Políglota fue el primer “Nuevo Testamento” en imprimirse de la historia, seguido poco después por la edición que preparó Erasmo de Rotterdam. Se puso tanto esmero en la corrección del quinto volumen, que solo se han hallado 50 erratas, lo que ha impulsado a los críticos modernos a considerarlo superior al célebre texto griego de Erasmo. Los elegantes caracteres griegos están a la altura de la primorosa belleza de los más antiguos manuscritos unciales. En el libro The Printing of Greek in the Fifteenth Century (La impresión en griego en el siglo XV), R. Proctor afirma: “Pertenece a España el honor de haber producido en el primer intento lo que sin duda es el más delicado tipo griego jamás grabado”.

La Vulgata Sixtina Clementina[editar]

La Vulgata Sixtina preparada por el Papa Sixto V fue editada en 1590 pero no fue satisfactoria desde el punto de vista textual. Como resultado, esta edición fue de corta duración.

Clemente VIII (1592–1605) ordenó a Franciscus Toletus , Augustinus Valerius , Fredericus Borromaeus , Robertus Bellarmino , Antonius Agellius y Petrus Morinus hacer correcciones y preparar una revisión. La revisión se basó en la edición de Hentenian. Se imprimió el 9 de noviembre de 1592, con un prefacio escrito por el cardenal Bellarmine. Las erratas de esta edición se eliminaron parcialmente en una segunda edición (1593) y una tercera edición (1598).

La Vulgata de Clementina contenía en el Apéndice libros apócrifos adicionales: Oración de Manasés , 3 Esdras y 4 Esdras . También contenía "Psalterium Gallicanum" , al igual que la mayoría de las primeras ediciones de Vulgata.

Contiene textos de los Hechos 15:34 y la Coma Joanica en 1 Juan 5: 7-8.

Se emitió con la bula, "Cum Sacrorum" (9 de noviembre de 1592), que afirmaba que todas las ediciones subsiguientes deben ser asimiladas a esta, no se puede cambiar ni una palabra del texto, ni siquiera se pueden imprimir lecturas variantes en el margen.

Se cita en todas las ediciones críticas y se designa por siglum "vg c" ó "vg cl" .

Vulgata de Stuttgart[editar]

Una mención final se debe hacer a la edición de la Vulgata publicada por la Sociedad Bíblica Alemana (Deutsche Bibelgesellschaft), en Stuttgart (ISBN 3-438-05303-9). Intenta reconstruir el texto original que publicó Jerónimo hace 1.600 años mediante la comparación crítica de los manuscritos importantes. Una característica importante en la edición de Stuttgart para los estudiosos de la Vulgata es la inclusión de todos los prólogos de Jerónimo a diferentes libros. Contiene en el apéndice de apócrifos, el salmo 151, la epístola a los Laodicenses, además de los libros 3 y 4 de Esdras y la Oración de Manasés. Además, sus prefacios contemporáneos son una fuente de la información valiosa sobre la historia de la Vulgata.

Nova Vulgata[editar]

La Nova Vulgata ( Nova Vulgata Bibliorum Sacrorum Editio ), también llamada Neo-Vulgate, es la edición latina oficial de la Biblia publicada por la Santa Sede para su uso en el Rito romano contemporáneo . No es una edición crítica de la Vulgata histórica, sino una revisión del texto destinado a concordar con los textos críticos modernos de hebreo y griego y producir un estilo más cercano al latín clásico . En consecuencia, introduce muchas lecturas que no se admiten en ningún manuscrito antiguo de la Vulgata; pero que proporcionan una traducción más precisa de los textos en idiomas originales al latín.

El Concilio Vaticano II en Sacrosanctum Concilium ordenó una revisión del Salterio latino de acuerdo con los estudios textuales y lingüísticos modernos, al tiempo que conserva o refina su estilo cristiano latino. En 1965, el Papa Pablo VI nombró una comisión para revisar el resto de la Vulgata siguiendo los mismos principios. La Comisión publicó su trabajo en ocho secciones anotadas, invitando a las críticas de los estudiosos católicos a medida que se publicaban las secciones. El salterio latino fue publicado en 1969; El Nuevo Testamento se completó en 1971 y toda la Nova Vulgata se publicó como una edición de un solo volumen por primera vez en 1979.

El texto fundamental de la mayor parte del Antiguo Testamento es la edición crítica realizada por los monjes de la abadía benedictina de San Jerónimo bajo el Papa Pío X . El texto fundamental de los libros de Tobías y Judith son de manuscritos de Vetus Latina en lugar de Vulgata. El Nuevo Testamento se basó en la edición de 1969 de la Vulgata de Stuttgart y, por lo tanto, en la Vulgata de Oxford. Todos estos textos de base fueron revisados ​​de acuerdo con las ediciones críticas modernas en griego, hebreo y arameo. También hay una serie de cambios en los que los estudiosos modernos sintieron que Jerónimo no había logrado captar el significado de los idiomas originales, o que lo había interpretado de manera oscura.

La Nova Vulgata no contiene algunos libros encontrados en las ediciones anteriores, pero omitidos por el canon promulgado por el Concilio de Trento , a saber, la Oración de Manasses , el Libro 3 y 4 de Esdras y la epístola a los laodicenses .

En 1979, después de décadas de preparación, la Nova Vulgata fue publicada y promulgada como la versión latina oficial actual de la Iglesia Católica en la Constitución Apostólica Scripturarum Thesaurus promulgada por el Papa Juan Pablo II . La Nova Vulgata es la traducción utilizada en las últimas ediciones del Leccionario Romano , Liturgia de las Horas y Ritual Romano.

Una segunda edición fue publicada en 1986; esta segunda edición añadió un prefacio para el lector, una Introducción a los principios utilizados en la producción de la Nova Vulgata, así como un apéndice que contiene 3 documentos históricos del Consejo de Trento y la Vulgata Clementina. Además, la segunda edición incluye las notas al pie del texto latino que se encuentra en las 8 secciones anotadas publicados antes de 1979; También reemplaza las pocas apariciones de la forma Iahveh , al traducir el tetragrámaton , a Dominus, de acuerdo con una antigua tradición.

La Nova Vulgata ha sido criticada por aquellos que la consideran como en algunos versos del Antiguo Testamento una nueva traducción en lugar de una revisión de la obra de Jerónimo. Además, algunas de sus lecturas no son familiares para quienes están acostumbrados a la Clementina. Los católicos tradicionales se oponen a la Nova Vulgata porque, según su punto de vista, carece de soporte de manuscritos en latín y rompe con la tradición histórica de adoración de la Iglesia.

En 2001, el Vaticano publicó la instrucción Liturgiam Authenticam , que establece la Nova Vulgata como punto de referencia para todas las traducciones de la liturgia del rito romano al vernáculo de los idiomas originales, "para mantener la tradición de interpretación. Eso es propio de la liturgia latina ".

Enlaces externos[editar]