Vuelo 708 de West Caribbean

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vuelo 708 de West Caribbean Airways
Fecha 16 de agosto de 2005
Causa Error de los pilotos, posterior entrada en pérdida.
Lugar Cerca de Machiques, Zulia
Coordenadas 10°04′00″N 72°33′00″O / 10.0667, -72.55Coordenadas: 10°04′00″N 72°33′00″O / 10.0667, -72.55
Origen Aeropuerto Internacional de Tocumen, Panamá
Destino Aeropuerto Internacional de Martinica Aimé Césaire, Fort-de-France, Martinica
Fallecidos 160
Implicado
Tipo McDonnell Douglas MD-82
Operador West Caribbean Airways
Registro HK-4374X
Pasajeros 152
Tripulación 8
[editar datos en Wikidata]
Vuelo 708 de West Caribbean (Venezuela)
Vuelo 708 de West Caribbean
Vuelo 708 de West Caribbean
Localización del accidente.

El vuelo 708 de West Caribbean Airways era un vuelo chárter que sufrió un accidente en la Sierra de Perijá, en el Estado Zulia en Venezuela en la madrugada del martes 16 de agosto de 2005 matando a los 152 pasajeros y ocho tripulantes. El avión, un McDonnell Douglas MD-82 de matrícula HK-4374X, cubría la ruta Ciudad de Panamá-Martinica.

Mientras volaba a 33.000 pies, la velocidad de la aeronave disminuyó gradualmente hasta que entro en perdida. La tripulación, probablemente bajo la creencia errónea de que la aeronave había sufrido una doble falla de motores no tomó las medidas necesarias para recuperarse de la pérdida de sustentación. Después de caer unos 7.000 pies por minuto con los motores en condición de reposo, el avión se estrelló en una región montañosa en el noroeste de Venezuela. En un campo ganadero cerca de Machiques en el Estado occidental del Zulia (a unos 30 kilómetros de la frontera con Colombia).

Todos los pasajeros eran ciudadanos franceses de Martinica, con la excepción de un italiano que era el operador de viaje. La tripulación era colombiana. El vuelo fue fletado por la agencia de viajes Globe Trotters de Rivière Salée Travel, una agencia de viaje de Martinica. La mayoría de los pasajeros eran turistas que regresaban de unas vacaciones de una semana en Panamá.

Con 160 personas fallecidas es el peor accidente aéreo en la historia de Venezuela como también el que registro el mayor número de víctimas en el año 2005. El más mortal que implica a un McDonnell Douglas MD-82 y el tercero en todo el historial de los McDonnell Douglas MD-80 después del vuelo 1308 de Inex-Adria Aviopromet y el vuelo 992 de Dana Air. Además de ser el peor accidente de aviación a nivel Mundial desde la caída del vuelo 611 de China Airlines

Aerolínea[editar]

Mapa de la ruta y el sitio de impacto.

La aerolínea West Caribbean con sede en Medellín inició un servicio de vuelos chárter en 1998. Se especializó en vuelos a San Andrés en el Caribe, y varias zonas de Colombia y América Central. Según el entonces Director de Consejo Civil de aeronáutica de Colombia, Coronel Carlos Montealegre, la compañía había sido multada muchas veces por quebrantar la ley y varios de sus aeroplanos habían sido puestos en tierra por un mantenimiento inadecuado. Un caso por una penalización de 45.000 dólares estadounidenses citaba que los pilotos volaban durante demasiadas horas, había falta de entrenamiento y de los registros necesarios de los datos del vuelo. La compañía enfrentaba dificultades financieras y estaría en venta. West Carribean perdió un Let L-410 Turbolet turbopropulsor en marzo de 2005 al despegar desde la Isla colombiana de Providencia en un accidente en el cual murieron 8 personas y 6 resultaron heridas.

Además del MD-82 siniestrado, la flota de la línea aérea estaba compuesta de dos aviones McDonnell Douglas MD-81, tres Aérospatiale ATR 42, y seis Let L-410 Turbolet.[1]

El capitán del vuelo 708, Omar Ospina de 40 años, y el primer oficial de 21 años de edad, David Muñoz. El capitán tenía 5.942 horas de experiencia, y el copiloto 1.341 horas

Accidente[editar]

Imagen del MD-82 de West Caribbean accidentado

El vuelo 708 despegó del Aeropuerto Internacional de Tocumen, Panamá a las 00:58 hora local (05:58 GMT). Subió inicialmente al nivel de vuelo (FL) 31.000, y luego a FL 330. La aeronave alcanzó FL 330 (nominalmente 33.000 pies)) a las 06:44. Cinco minutos más tarde, la tripulación de la aeronave activo el sistema antihielo (lo habían apagado durante al ascenso inicial). El sistema usa la energía de los motores, reduciendo así su máximo rendimiento. Con el sistema anti-hielo prendido, la máxima altura que el avión podría mantener, sin entrar en pérdida, sería de 33.000 pies (10.058 metros). Sin embargo, debido a las malas condiciones climáticas con las que se topó el vuelo 708 a gran altura, los pilotos encendieron el sistema anticongelamiento de los motores. Este sistema utiliza energía de los motores mismos, por lo que al funcionar disminuye el rendimiento total de las plantas de energía. La máxima altura que la aeronave podría mantener, entonces, se vio reducida a sólo 31.900 pies (9.723,10 metros) El capitán observa la reducción de la potencia del motor, pero no se dio cuenta el origen del problema. Por lo tanto, él comenzó un rápido descenso como medida de precaución. En ese momento, la velocidad del aire ya estaba cerca de la velocidad de pérdida, y el piloto automático había mantenido una altitud de nariz arriba para mantener una altura constante. Cuando el avión fue golpeado por una repentina corriente de aire ascendente que lo hizo entrar en pérdida. Aunque en la caja negra se escucha al primer oficial advirtiendo de la entrada en pérdida e intento dos veces comunicárselo al capitán, él estaba confundido por el comportamiento inusual de los motores, debido al sistema anti-hielo y probablemente el interrupción del flujo de aire causado por la corriente ascendente. El capitán pensó que tenía una doble falla de motores el primer oficial se comunica con el controlador en tierra pero el no supo entender la situación. La tripulación manejo mal la situación manteniendo la nariz del avión apuntando hacía arriba, lo que disminuye más la velocidad haciendo que se profundice la caída. Finalmente el vuelo 708 se estrelló en un campo con un anguló empinado y explotando debido a la fuerza del impacto.

Cronología de acontecimientos[editar]

Los hechos ocurridos son señalados basándose en la hora local de Venezuela (UTC - 4h)

  • 01:00 Despega el avión de Panamá (ciudad).
  • 02:00 Primer llamado de emergencia.
  • 03:00 Se reportan problemas en ambos motores, se solicita permiso para descender de 10.000 m de altura a 4.300 m.
  • 03:10 Se pierde contacto con el avión.
  • 03:10 ~ 03:45 El avión entra a una picada de 2300 metros por minuto y colisiona
  • 03.47 El avión se estrella en un lugar cerca de Maracaibo
  • 05.10 Llegan los servicios de emergencia

Investigación[editar]

El 22 de noviembre de 2005, el Comité de Investigación de Accidentes Aéreos (CIAA) de Venezuela divulgó un informe[2] de los hechos en el accidente del avión. De dicho informe se desprende la hipótesis de que una formación de hielo en las alas, debido a las difíciles condiciones meteorológicas, fue la causa del accidente.

Según el informe, el análisis de la grabadora de voz reveló que la tripulación discutió el tema de las condiciones climáticas, incluyendo la posibilidad de congelamiento, y solicitó y ejecutó varias veces descensos con la esperanza de encontrar zonas de mejores condiciones. El informe también reveló que los motores estaban funcionando al momento del impacto, ya que los rotores estaban girando a altas velocidades y que el patrón de impacto sugiere que la nariz de la aeronave estaba arriba, lo cual es consistente con la teoría de que el hielo finalmente provocó el accidente.

Un nuevo informe presentado en agosto de 2010 del Ministerio del Poder Popular para Transporte y Comunicaciones de Venezuela dice que “Las evidencias señalan la clasificación de factor humano como causal del accidente”, como plantea el texto entregado a la defensa de las familia de las víctimas al cumplirse cinco años del accidente aéreo.[3]

El documento explica que el siniestro se debió a una cadena de eventos entre los que destacan la crisis financiera de la aerolínea colombiana, el probable desconocimiento por parte de los tripulantes de algunas limitaciones operacionales del avión, además de la impericia del piloto y del copiloto.

Debido a la mala administración de la aerolínea, el avión despegó con un cierto sobrepeso. Bajo las instrucciones del Capitán, dos empleados como sobrecargos fueron forzados a bajar del avión para que el vuelo pudiera realizarse. Debido a la condición de sobrepeso, la máxima altura que el avión podría mantener, sin entrar en pérdida, sería de 33.000 pies (10.058 metros). Sin embargo, debido a las malas condiciones climáticas con las que se topó el vuelo 708 a gran altura, los pilotos encendieron el sistema anticongelamiento de los motores. Este sistema utiliza energía de los motores mismos, por lo que al funcionar disminuye el rendimiento total de las plantas de energía. La máxima altura que la aeronave podría mantener, entonces, se vio reducida a sólo 31.900 pies (9.723,10 metros). El Capitán notó que los motores no estaban produciendo suficiente potencia, así que decidió descender a una altura menor, como precaución. Por desgracia, en ese momento el avión fue golpeado por una corriente de aire ascendente que lo hizo entrar en pérdida. Finalmente, la tripulación no manejó la situación correctamente y no pudo recuperar el control de la aeronave a tiempo. El capitán, confundido por el comportamiento inusual de sus motores, pensó que estaban lidiando con una falla de éstos y no con una situación de pérdida.

Las conclusiones del informe destacan que el avión “se encontraba aeronavegable” y la tripulación estaba “apta” para volar. Sin embargo, el documento apunta a que los tripulantes no habían sido entrenados para enfrentar los problemas específicos que presentaba el modelo de avión usado ante situaciones de pérdida de sustentación a grandes alturas, que ya habían producido accidentes similares en este tipo de aeronaves.

La comisión de investigación concluyó que el accidente se produjo por “la ausencia de acciones pertinentes para la corrección de la entrada en pérdida de la aeronave” aunada a las “desacertadas” decisiones que tomaron los tripulantes ante la situación de emergencia.

El informe fue entregado a representantes de las víctimas del accidente en presencia del embajador de Francia en Caracas, confirmó a la AFP el responsable de prensa del ministerio de Transportes venezolano.

Dramatización[editar]

El accidente fue recreado en el primer episodio de la novena temporada de Mayday: Catástrofes aéreas titulado "El avión que voló demasiado alto"

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Imagen del avión meses antes del accidente
  2. «Informe de NTSB de Estados Unidos» (en inglés). Consultado el 24 de febrero de 2014. 
  3. «MTC entregó informe final sobre accidente aéreo en Machiques de 2005». MTC. 16 de agosto de 2010. Consultado el 5 de marzo de 2012. 

Enlaces externos[editar]

Wikinoticias