Usuario:Santiperez/Una enciclopedia en movimiento

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

"La Wikipedia: Una enciclopedia en movimiento"

Lo que más me gusta de la Wikipedia, sinceramente, no es su resultado, sino todo el mundo en movimiento que hay por detrás. Todo lo que puedan apuntar los detractores de la Wikipedia (que no siempre es fiable, que cualquiera puede modificar cualquier cosa, que no está escrita por expertos...) es verdadero en cierta medida. Y sin embargo, se mueve. La Wikipedia se ha transformado en una fuente de información para millones de personas que se conectan a internet y, según afirma un estudio de la revista británica Nature, es ya tan fiable como la mismísima Enciclopedia Británica. (Por supuesto, la comparación se refiere a la versión inglesa de la Wikipedia, que pronto alcanzará los dos millones de artículos: la versión castellana, la segunda más visitada, acaba de superar los 250.000).

Lo que los críticos de la Wikipedia ignoran es que, lo mismo que cada día cientos (o miles) de vándalos “atacan” el proyecto incluyendo graffitis (“Lola te amo”, “Biba Bilbao”, etc.), insultos, pruebas sin sentido o, lo más peligroso de todo, datos falsos, igualmente decenas (o cientos) de usuarios responsables tejen una red de control, que se dedica a lo que en argot interno se denomina “mantenimiento”: patrullan la sección de “cambios recientes”, revisan los artículos incluidos en sus “listas de seguimiento” –referidos generalmente a temas en los que están versados- y revierten las ediciones de usuarios vandálicos.

¿Significa esto que es imposible que se cuele algún error, o incluso alguna auténtica barbaridad en la Wikipedia? Por supuesto que no; pero no es tan fácil como la gente generalmente piensa. Wikipedia no es una Speakers' Corner donde cada uno pueda decir lo que le venga en gana, sino un ágora donde cientos de personas vigilan (potencialmente) nuestras palabras, y estarán dispuestas a darnos un buen abucheo –al estilo del Parlamento inglés- si nos equivocamos.

Además, un nivel por encima de los usuarios de a pie se encuentran los Bibliotecarios, usuarios expertos elegidos por votación y que tienen la potestad de bloquear a usuarios vandálicos, proteger páginas atacadas de forma recurrente o borrar artículos innecesarios o erróneos. Sólo con que durante un día los bibliotecarios se declarasen en huelga, el volumen de artículos de la Wikipedia se multiplicaría por cinco, y su prestigio disminuiría proporcionalmente, tragado por los troll (internet)s (nombre con que se designa comúnmente a los vándalos virtuales).

Más interesante me parece en cambio el debate sobre qué hacer en asuntos en los que encontrar la verdad resulta difícil, cuestionable, quizás imposible. ¿Cómo alcanzar el “punto de vista neutral” que requiere cualquier enciclopedia en temas tan espinosos como la Guerra civil española, el franquismo o, más recientemente, el 11M? No sé cómo suelen solucionarlo las enciclopedias al uso, a las que necesariamente se les debía plantear el mismo problema. En Wikipedia, la solución suele pasar por alcanzar un consenso, y recurrir a fuentes fiables que acrediten los datos aportados. Por eso, las páginas de discusión de ciertos artículos pueden llegar a ocupar varios megas, y sus resultados casi nunca son definitivos. Porque otra cosa que suele olvidarse es que, como se dice en el propio proyecto, “Wikipedia no es una fuente primaria”, y no debe ser utilizada como tal en textos académicos o científicos (algo que frecuentemente olvidan los alumnos a la hora de redactar un trabajo).

Pero lo más apasionante que tiene Wikipedia, sin duda, es la comunidad que la construye. Como tantas otras comunidades virtuales (como Second Life o World of Warcraft, por ejemplo), las relaciones entre avatares van mucho más allá del mero juego o la irrealidad. Las personas se implican emocionalmente en lo que escriben, y sus relaciones como usuarios, para bien o para mal, pueden traspasar al mundo material, creando odios o amistades, y llegando a perjudicar a su vida personal o profesional. Wikipedia, como todo lo virtual, tiene una realidad innegable, aunque distinta de la material, y la capacidad de mejorar o empeorar nuestras vidas “reales”, a pesar de que nadie gana dinero ni fama gracias a su participación en este proyecto.

¿Llegará algún día Wikipedia a ser una enciclopedia perfecta? Por supuesto que no: eso es imposible. Ninguna enciclopedia es perfecta. Lo que sí logrará, sin duda, es convertirse en una obra tan fiable como las mejores enciclopedias en papel, y mucho más fácilmente actualizada que cualquiera de ellas. En definitiva, nos guste o no (que a mí sí me gusta), la Wikipedia es al siglo XXI lo que L'encyclopédie de Diderot y D’Alembert al siglo XVIII.

Artículo escrito para la Revista UD de la Universidad de Deusto