The Witches

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las brujas (The Witches en inglés o La maldición de las brujas)[1]​ es una película dirigida por Nicolas Roeg y protagonizada por Anjelica Huston, Mai Zetterling y Jasen Fisher. Estrenada en 1990 y basada en el libro Las brujas de Roald Dahl, la película fue producida por Jim Henson Productions para Lorimar Productions y Warner Brothers, además de ser la última en la que Henson trabajó personalmente.

Argumento[editar]

Una anciana noruega Helga le explica a su nieto Luke (Jasen Fisher) que las brujas no solo existen, sino que quieren eliminar a todos los niños. Las describe como calvas -aunque usan pelucas-, manos deformes -que esconden bajo unos guantes- y pies cuadrados, con repugnantes muñones en sus dedos. También le cuenta que una amiga de la infancia, llamada Erica, fue víctima del ataque de una bruja y nunca más la volvió a ver. Tras la muerte de sus padres, Luke se muda a Inglaterra junto a su abuela y allí descubre a una mujer con los ojos morados, signo de que es una bruja. Ésta, con una serpiente en la mano, intenta convencer al niño de que baje de la casa del árbol en la que se encuentra, pero es Helga quien descubre lo que está ocurriendo y sale en ayuda de su nieto.

Luke celebra su cumpleaños y Helga se derrumba, diagnosticándose más tarde que tenía diabetes. El médico le recomienda unas vacaciones junto al mar, para relajarse, y así es cómo abuela y nieto pasan unas semanas en un lujoso hotel en Cornwall, donde anualmente se realiza un evento de caridad para los niños. Encabeza la reunión una aristócrata llamada Eva Ernst (Anjelica Huston), cuyo carácter amenazante provoca un déjà-vu en Helga y un tremendo aburrimiento en Luke, que decide dar una vuelta por el hotel acompañado de los ratones que tiene por mascotas.

De repente empieza el evento y Luke está atrapado en el salón de baile con ellas, aunque no lo ven detrás de la pantalla. Momentos más tarde, se da cuenta de que los miembros son las brujas de Inglaterra que han llegado para su conferencia anual. Después de que las puertas se cierren, las brujas revelan su verdadero ser repugnante: se quitan las pelucas, sus guantes y los zapatos. Eva se quita su bello rostro humano para revelar un cuerpo horrible y jorobado por debajo de su apariencia glamurosa. Ella es la famosa Gran Bruja y, por tanto, una vieja enemiga de Helga.

Eva está furiosa con las brujas inglesas por no haber acabado con los niños y les da un ultimátum: todos los niños de Inglaterra deben ser eliminados antes que ella vuelva dentro de un año. Cuando una bruja comenta que eso es imposible, Eva la convierte en cenizas y revela que está harta de sus subordinadas. La Gran Bruja les ordena dejar sus trabajos y dedicarse completamente a su nueva misión: adquirir todas las tiendas de confitería de Inglaterra con dinero que ella misma les entregará, y al ofrecerle a los propietarios 4 veces más del valor de las tiendas no habrá quién se niegue a vender; y al hacer la fiesta de apertura ofrecerán muestras gratis de los dulces previamente dosificados con la Fórmula 86 a los niños, quienes tras un par de horas se convertirán en ratones.

La reunión recibe la visita de un muchacho goloso y obeso llamado Bruno Jenkins, atraído por la promesa de seis barras de chocolate, al que convierte en un ratón antropomórfico como una demostración del método. Una de las brujas que trabaja como empleada del hotel empieza a olfatear a Luke, quien logra escapar a la habitación del hotel, pero es capturado por la Gran Bruja. A continuación, vierte una botella entera de la Fórmula 86 en la garganta de Luke, que se convierte en un ratón antropomórfico en un segundo.

Luke y Bruno llegan a la habitación de Helga. Más tarde, Luke le roba una botella de fórmula 86 de la habitación, mientras la Gran Bruja está discutiendo con su asistente y la utiliza contra las brujas, añadiéndola a la sopa de reserva para las mismas brujas. Uno de los cocineros del hotel es en realidad una bruja, como lo demuestran los ojos morados. Ella prueba la sopa, después de que se haya mezclado con la fórmula, y se convierte en un ratón al instante. Trata de advertir a las otras brujas de esto, pero es aplastado y muere por la bruja que Luke había visto antes de llegar al hotel. Después vuelve Helga a hablar con los padres de Bruno y les revela quién es responsable de la alteración de Bruno. Poco tiempo después, el caos irrumpe: las brujas empiezan a convertirse en ratones. Todas, excepto la Gran Bruja. Es Bruno quien, al morderla, consigue convertirla y Helga aprovecha para dejarle claro que es la mujer más malvada que conoce. Momentos después, el director del hotel utiliza sus cuchillos para acabar con ella.

Una vez a salvo y en casa, Luke y Helga reciben la visita de Irvine -que fue asistente de la Gran Bruja- quien le devuelve su forma humana y aparentemente viaja por el país haciendo lo mismo por todos los niños que fueron víctimas de la fórmula 86. Con los niños ingleses a salvo, el grupo decide viajar a los Estados Unidos para acabar con las brujas estadounidenses.

Reparto[editar]

Personaje Intérprete
Eva Ernst - La Gran Bruja Anjelica Huston
Luke Jasen Fisher
Helga Mai Zetterling
Bruno Charlie Potter
Sr. Stringer Rowan Atkinson
Sra. Irvine Jane Horrocks
Herbert Jenkins Bill Paterson
Rebecca Jenkins Brenda Blethyn
Pamela Anne Lambton
Marlene Sukie Smith
Doreen Rose English
Chrissie Jenny Runacre
Nicola Annabel Brooks
Millie Emma Relph
Beatrice Nora Connolly
Janice Rosamund Greenwood
Henrietta Angelique Rockas

Rodaje[editar]

Todo el tramo en el comienzo de la película (hasta que se mueven al Reino Unido), es filmado en Bergen, en Noruega, y tanto Erica como su abuela de Luke Helga hablan de Noruega en algunas partes. La calle donde viven se llama Nykirkesmuget. Los agentes de policía conducen coches de la policía de Noruega con uniformes de Noruega y placas. Gran parte de la película fue filmada en locaciones de Cornualles.

Banda sonora[editar]

La película contiene una banda sonora orquestal compuesta por Stanley Myers. El tema principal de la película se destaca por su sonido peculiar y la instrumentación de colores. Hasta la fecha no ha sido editado un CD de banda sonora y la puntuación de todo sigue siendo oscura.

Diferencias con el libro[editar]

  • En la versión cinematográfica de la novela, la Gran Bruja es mucho más terrible y temible que su homóloga en la novela.
  • Durante el clímax de la película, después de que el héroe (de nombre 'Luke', y que se ha convertido en un ratón gracias a La Gran Bruja), vierta una botella de su fórmula mágica en la sopa de las brujas para el banquete de celebración, las brujas comienzan a transformarse en ratones, diseminando el caos en todo el comedor.
  • La Gran Bruja se convierte en un deforme ratón gruñente y es insultada y condenada por Luke y su abuela, ya que su maldad está llegando a su fin. La Gran Bruja es finalmente destruida cuando el gerente del hotel la parte en dos con un cuchillo de carnicero.
  • En la novela se da a entender que "todas" las brujas desean exterminar a los niños. Sin embargo, en la película, una de ellas, Irvine, cercana a la Gran Bruja (y subordinada a ella), odia ser bruja y usar sus poderes para matar niños, lo que se muestra en que, poco después de que Luke y su abuela regresan a casa de sus padres, ella regresa en auto una noche para convertir a Luke nuevamente en niño, (Roald Dahl, se encolerizó al ver este cambio y hasta su muerte no permitió que se volviera a adaptar ninguno de sus libros, ya que en la novela Irvine no existe y Luke no recobra su aspecto original).

Nueva versión[editar]

Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón hablan de hacer una nueva película basada en el libro. Guillermo del Toro dice que desea permanecer más fiel al libro que la película de 1990 y se planea que sea protagonizada por Jennifer Lopez.

Felicity Dahl afirma que Roald Dahl odiaba el final feliz. Al parecer, se quedó fuera de los cines con un megáfono, diciendo a la gente que no fuera a ver la película. Fue el último de los libros de Dahl, que se convirtió en una película antes de su muerte y murió pocos meses después del estreno de la película.

Ubicación[editar]

La sección entera en el comienzo de la película (hasta que se mueven al Reino Unido) ocurre en Bergen en Norway, en donde Erica y la abuela de Lucas Helga hablan noruego en algunas partes. La calle donde viven se llama Nykirkesmuget. Los agentes de la policía noruegos conducen coches de policía con uniformes y placas. Gran parte de la película fue filmada en el lujoso hotel Headland Hotel[2]​ situado en la costa de Newquay, Cornwall.

Referencias[editar]

  1. imdb.es
  2. The Headland Hotel

Enlaces externos[editar]