Temazcal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pictografía de un temazcal azteca en el Códice Magliabechiano, siglo XVI.

Un temazcal (del náhuatl temazcalli, 'casa / templo de vapor', de temaz, 'vapor', y calli, 'casa') es un baño de vapor empleado en la medicina tradicional y religión azteca. El término se refiere tanto al espacio físico como al ritual que en él se lleva a cabo.

El temazcal pertenece a la extendida práctica de los baños de sudor que, bajo diferentes denominaciones, ha sido practicada por diversas culturas indígenas de Mesoamérica y Norteamérica con propósitos religiosos y terapéuticos.[1] El nombre equivalente en maya es zumpul-ché y en mixtecoñihi. El relativo de esta práctica entre los indígenas de Estados Unidos y Canadá es la llamada cabaña de sudar (sweat lodge), en sus distintas formas, como el inipi de los Lakota.

En el siglo XVI, Alonso de Molina lo definía, en su diccionario de lengua náhuatl, como "casilla como estufa, adonde se bañan y sudan".[2]

Descripción[editar]

Las personas que se bañarán en el temazcal deberán entrar preferentemente con ropa ligera, o de playa. Una vez adentro los participantes, el guía, sudador o temazcalero[3] vierte agua (a esta acción es conocida como el "tlasas" o bien una infusión de plantas medicinales sobre las piedras calientes que causa un efecto terapéutico tanto física como emocionalmente al rememorar los tejidos en el estadio embrionario - dentro del vientre materno.

El vapor es manejado y dirigido por un guía hombre o mujer, con un ramo frondoso de plantas y/o ramas tiernas de árbol con las que abaníca con movimientos suaves pero enérgicos,

Su uso principal es el de un baño cotidiano y terapéutico desde la antigüedad hasta nuestros días.[4] y su práctica sobrevive en la actualidad gracias a la tradición de las distintas comunidades autóctonas. Se ha sofisticado su aplicación en la medida que se practica en toritos de cemento o barro regularmente pequeños para un par de personas y en grupos que buscan experiencias espirituales incorporan elementos de baños propios de las comunidades nómadas de Aridoamérica.

Historia[editar]

Temazcal

Al estudiar el origen del Temazcalli, G. Moedano, menciona que en 1960 P. Kirchhoff, entre otros, estudiaron el baño de vapor de diferentes culturas y constataron las semejanzas que hay en su significado ceremonial y terapéutico. Lo que los llevó a suponer la existencia de un origen común de esta tradición en el mundo, que debía explicar la presencia ancestral de la "casa de baño", en poblaciones tan alejadas unas de las otras, como las de Rusia, Dinamarca, Suecia, Canadá, Estados Unidos, México, Perú, Brasil, isla de Pascua, China, Japón, Filipinas y Madagascar, entre otros países.

Aunque los baños de vapor han sido usados por muchas culturas en diversas partes del mundo, el temazcal ha tenido una importancia especial en las culturas nativas de América, tanto porque forma parte como el baño cotidiano como por motivos rituales o como herramienta de sanación holística.

Se pueden encontrar vestigios de temazcaltin en numerosas zonas arqueológicas de Mesoamérica y Centroamérica. Algunos ejemplos son en Teotihuacan, Monte Albán, Tula, Paquimé, Tlatelolco, Comalcalco, Joya de Cerén, Xochicalco y Tenanco del valle. En la zona maya se han encontrado en Palenque, Chichen Itza, Tikal, Tulum, Dzibilchaltun, Toniná, Piedras Negras e Iximche. Se estima que las edificaciones ancestrales de los temazcaltin (temazcal en plural en lengua nahuatl) de Tikal, tienen alrededor de 1,200 años.

En muchos temazcaltin de la cultura náhuatl el temazcal estaba dedicado por la diosa Toci (nuestra abuela), también llamada Teteo Innan ('la madre de los dioses') y Temazcalteci ('abuela de los baños de vapor'), patrona de los médicos, las parteras, las yerberas, los adivinos y los temazcaleros.[5]

A la llegada de los españoles, el uso del temazcal era generalizado como baño cotidiano y como un medio terapéutico. Durante la época colonial, su uso fue paulatinamente prohibido, ya que a los españoles les horrorizaba el hecho de que varios hombres y mujeres compartieran la misma habitación estando casi desnudos.

Los purépechas llamaban al temazcal hurínguequa, con aplicaciones terapéuticas y rituales similares a otras culturas. Su diosa era Pehuame, asociada a la luna, y simbolizando a la Madre.[5]

Cerca de lo que hoy es San Francisco, California a inicios del siglo XIX, fue documentado por el entonces cónsul de Inglaterra en México un grabado sobre la práctica del baño de vapor por los indios originarios de esa región. Ese baño se realizaba de manera colectiva y tenía un propósito religioso.

El temazcalli representa el vientre de una madre, por lo mismo era vinculado con la diosa Toci. Para la tradición autóctona, su propósito cotidiano es el de un baño y de ahí que esté vinculado a la idea de "purificación", esto debido a que si el cuerpo está limpio, el pensamiento igual. El interior del temazcal es oscuro y por lo mismo -como cualquier aposento sin luz tipo una cueva- los pueblos mesoamericanos lo vinculaban con el concepto "Tezcatlipoca", relacionado con el humo que sale de las brasas conque se calientan las piedras del temazcal.

Precauciones, riesgos a la salud y contraindicaciones[editar]

Los participantes de un temazcal deben de usar el sentido común durante el evento. Si sienten agobio, malestar excesivo, o algún otro síntoma (mareo, debilidad, problemas de visión, etc.) deben de retirarse del temazcal.

Durante un temazcal los participantes deben de mantenerse bien hidratados. Aunque es común que en los temazcales se proporcione agua o té, es mejor asegurarse previamente.

Además deben de tenerse otras precauciones, por ejemplo:

  • Antes de iniciar una sesión de baño de temazcal se debe haber descansado entre 15 y 30 minutos. No es aconsejable el entrar a la sauna después de realizar esfuerzos físicos, como la práctica de algún deporte, facilitando, de esta forma la reacción del cuerpo al calor.
  • Durante la menstruación por la bajada de tensión arterial.
  • Hipertensión compensada mediante medicación: el enfriamiento se debe realizar sin ducha y progresivamente.
  • En hipertensiones no medicadas sólo se puede tomar bajo consejo médico.
  • No es recomendable para personas con migrañas o dolores de cabeza recurrentes.
  • Es posible quemarse con las piedras calientes dentro de un temazcal, por lo que nunca deben de tocarse y deben de tomarse precauciones al respecto.
  • No debe de usarse joyería de metal, que puede calentarse y quemar a los participantes.
  • No deben de asistir al temazcal personas que hayan consumido alcohol o drogas.

Se recomienda tener cuidados especiales (tiempo limitado y nunca temperaturas extremas) en el caso de personas que padecen diabetes o hipertensión, en niños y personas que por enfermedad o edad avanzada tengan poca vitalidad.

Contraindicaciones[editar]

Al igual que el sauna, el calor producido en el temazcal tiene incidencia en el sistema circulatorio por lo que las alteraciones que se pudieran tener en el mismo pueden condicionar su uso. El ambiente oscuro puede desencadenar episodios de desajuste mental en personas con padecimientos mentales graves.

Está contraindicado si se tiene alguna de estas enfermedades o alteraciones:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Lopati, Ivan A. (Diciembre, 1960). «Origin of the Native American Steam Bath». American Anthropologist 62 (6): 977–993. Consultado el 28 de abril de 2015. 
  2. Molina, Alonso de (1880). B. G. Teubner, ed. Vocabulario de la lengua méxicana. Liepzig. p. 465.  Internet Archive.
  3. Como funciona un Temazcalli
  4. Mendoza Castelán, Lugo Pérez, Tehuacatl Cuaquehua. Universidad Autónoma Chapingo, México, 2004. Ipehualyo In Temazcalyo, Fundamentos del Temazcalli. p 274-280
  5. a b González Torres, Yolotl; Juan Carlos Ruiz Guadalajara (1995). Diccionario de Mitología y Religión de Mesoamérica. Ediciones Larousse. pp. 165,178. ISBN 970-607-802-9. 

Enlaces externos[editar]