Spinetta y los Socios del Desierto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Spinetta y los Socios del Desierto
Datos generales
Origen Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Información artística
Género(s) Rock
Período de actividad 1994-1999
Artistas relacionados Claudio Cardone, Roberto Mouro, Tito Vázquez, Dylan Martí
Miembros
Luis Alberto Spinetta: voz y guitarra
Marcelo Torres: bajo y coros
Daniel Tuerto Wirzt: batería.

Spinetta y los Socios del Desierto fue un power trío de rock nacional de Argentina, activo entre 1994 y 1999, integrado por Luis Alberto Spinetta en guitarra y voz, Marcelo Torres en el bajo y Daniel Wirzt en batería.

La banda lanzó cuatro álbumes: Spinetta y los Socios del Desierto, Estrelicia MTV Unplugged, San Cristóforo y Los ojos. Algunos de sus temas emblemáticos fueron «Cheques», «Jazmín», «Nasty People», «Jardín de gente», «La luz te fue», «Bosnia», «Paraíso» y «Estás acá».[1]

La banda realizó su última actuación en el estadio Chateau Carreras de Córdoba, el 26 de noviembre de 1999.[2][3]

Historia[editar]

Contexto[editar]

El año 1994 fue el año del Efecto Tequila, la primera de una serie de crisis internacionales de se irían sucediendo durante el proceso conocido como globalización, iniciado en 1989 con la victoria de los Estados Unidos en la Guerra Fría. Para Argentina, embarcada de lleno en las "reformas estructurales" que impulsaba el presidente Carlos Menem, fue un año bisagra del gran cambio que estaba dejando atrás la sociedad considerablemente homogénea e igualitaria que se había establecido desde varias décadas atrás, y que tenía entre otras características distintivas una numerosa clase media y bajos índices de marginalidad, desocupación y criminalidad, que diferenciaba al país del promedio latinoamericano. Impactada por el el "Efecto Tequila", en pocos meses apareció la desocupación de masas, luego de más de medio siglo sin conocer el fenómeno,[4]​ se disparó la criminalidad casi inexistente hasta ese momento,[5]​ aparecieron los cortes de calles y rutas, las puebladas de protesta y el movimiento piquetero. En el curso de esa década desaparecería la famosa clase media argentina y aparecería una sociedad fracturada, con un enorme sector precario y marginado.[6]

En ese contexto aparecen quienes serían en los años siguientes sus "socios del desierto". La expresión es obra de Spinetta, quien le dice a Daniel Wirtz:

Esto es un desierto, asociémonos...

Luis Alberto Spinetta a Daniel Wirtz[7]

Antecedentes[editar]

Desde sus inicios cuando era adolescente, Spinetta había formado bandas que fueron emblemáticas del rock nacional: Almendra, Pescado Rabioso, Invisible y Spinetta Jade, esta última disuelta en 1985.

En 1994 Spinetta también estaba atravesando un momento de crisis y cambio, tanto musical como personal. Musicalmente había perdido al tecladista Mono Fontana -decisivo en su música desde 1987- y personalmente, luego de algunos años de refugiarse en la intimidad de su familia, sus veinte años de pareja con Patricia Salazar estaban llegando a su fin, que se formalizaría con el divorcio a fines de 1995.[8]

En ese "desierto", Spinetta decidió volver a la simpleza y el idioma directo de su formación clásica preferida, formando un power trío, Spinetta y los Socios del Desierto, junto a Daniel Tuerto Wirtz (batería) y Marcelo Torres (bajo). "Al conformar la banda, Spinetta, tenía en claro el concepto de regresar al inicio".[7]​ En un sentido similar, el periodista Daniel Amiano decía luego de escuchar el primer álbum de la banda que "Los Socios del Desierto se dan el gusto de escuchar a Pescado y reinventarlo para los noventa".[9]

La banda se mantendría unida durante seis años y sería la formación integrada por Spinetta durante mayor cantidad de tiempo.

Wirtz, que contaba entonces con 36 años, había surgido a comienzos de la década de 1980 con la Trova rosarina, con Juan Carlos Baglietto y Fito Páez, y luego en La Sonora de Bruno Alberto. Había participado en el álbum doble La la la, que Spinetta realizó con Fito Páez en 1986.

Torres tenía 34 años, venía de Tantor, de tocar con el Mono Fontana y luego durante seis años con Lito Vitale.

Surge Spinetta y los Socios del Desierto[editar]

La banda comenzó a reunirse para ensayar, aún sin nombre, en abril de 1994.[10]​ El 25 de mayo de ese año Spinetta les ofreció a Torres y Wirtz formar el grupo oficialmente, con el nombre de Los Socios del Desierto.[10]​ Luego de ensayar seis meses, Spinetta y los Socios del Desierto debutaron en el Velódromo de Buenos Aires el 18 de noviembre.[11]​ Hacía más de dos años que Spinetta no se presentaba en vivo. Al comenzar el recital dijo:

Ustedes saben que esto es una mano Pentrelli. O sea toco y me voy. Me gusta el calor de ustedes, pero otras cosas no me gustan, por eso no estoy muy seguido en los escenarios. Pero ahora volví. Ahora para ahora. Los quiero mucho. Y quiero dedicar este concierto a Cachito Gaiam, a la gente de Promúsica y a dos amigos: a Giorgito y a Charly García.

Luis Alberto Spinetta[12]

Esa voluntad de volver al inicio, se expresó en la decisión de iniciar el recital con "Despiértate nena", un clásico de Pescado Rabioso. Todos los demás temas, salvo "Los libros de la buena memoria" -emblemático de Invisible-, fueron nuevos: "Tony", "Espejo en una sombra", "Cuenta en el sol", "La orilla infinita", "Bosnia", "Las olas", "Se convirtió en la noche", "La luz te fue", "Cheques" y "Mi Chevy y mis franciscanas", este último del primer disco de Illya Kuryaki and the Valderramas, interpretado junto al dúo. Todos los temas nuevos, menos "Mi Chevy y mis franciscanas", serían grabados en el álbum doble de 1997.

Dos años después, cuando la banda presentó su primer álbum, Spinetta bromeó sobre el estilo crudo y directo de la banda y lo comparó con su reciente acercamiento al sushi:

Fue mi acercamiento a la comida japonesa, al sushi, donde se sirve pescado crudo. Quería esa crudeza. Estoy muy orgulloso de este trío, que me hace sentir más pendejo para encarar esta música.

Luis Alberto Spinetta[13]

El estilo directo y físico de la banda, remitía directamente a Pescado Rabioso, el legendario trío rockero que Spinetta lideró a mediados de los años '70. Pese a ello, el sonido de la banda incorporó también la experiencia musical y artística que Spinetta había acumulado en veinte años, así como las nuevas tendencias expresivas. "Ahora es ahora; no está Invisible, no está Pescado, estoy yo ¿quieren o no?", le decía Spinetta al público en el recital que la banda realizara en Mar del Plata el 11 de noviembre de 1995.

Gabriel Lisi describe del siguiente modo el estilo de la banda:

En los Socios prepondera el pulso, la actitud y el poder sonoro; y esto podría parecer trivial o esperable en cualquier banda con este formato, a excepción de un detalle nada menor: sus acordes... Al vértigo de la ejecución y al poder de rango en el cual sonaban los Socios (distorsión mediante); el agregado de sus habituales acordes ultra complejos, sus alteraciones tímbricas, rítmicas y sus benditas "deformidades" armónicas, generan un sonido absolutamente único e inimitable.[14]

Dos años luchando por un disco[editar]

En 1995 realizaron una minigira nacional (Bariloche, Córdoba y Mar del Plata), tocaron en Santiago de Chile -con transmisión por televisión y radio- y dieron cinco recitales en el teatro Opera de Buenos Aires,[15]​ que fue considerado el Mejor Show del Año, según las encuestas. "La crítica cayó a sus pies y los fans quedaron extasiados ante una propuesta que les recordaba momentos de Pescado Rabioso e Invisible".[16]​ Pese a ello Spinetta no logró que las empresas discográficas aceptaran sacar un disco de la banda, con el argumento de que no había "mercado" para esa música. Simultáneamente, Spinetta tuvo otro choque con el Establishment, cuando fue perseguido por las revistas sobre la farándula, debido a que había comenzado a salir con la modelo Carolina Peleritti y en una de esas cacerías apareció con un cartel que decía "Leer basura daña la salud; lea libros".[17]

En 1996 Los Socios realizaron dos multitudinarios recitales abiertos en Buenos Aires: el 9 de marzo convocaron a 100 mil personas en Palermo (Figueroa Alcorta y Dorrego) y el 22 de septiembre reunieron 50 mil personas en el Parque Chacabuco, para el cierre de la II Bienal Joven, donando su cachet al plan de alfabetización de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y dedicando el concierto a la defensa de la educación pública.[18][15][19]

Ya a fines de 1995,[15]​ la banda había grabado su primer disco, un álbum doble, en los estudios La Diosa Salvaje, del propio Spinetta, pero las principales empresas discográficas se negaban a editarlo, argumentando razones artísticas -se negaban a lanzar un álbum doble y a aceptar el arte de tapa-,[15]​ y de mercado. Luego de casi un año de negociaciones infructuosas, Spinetta dio a conocer un comunicado titulado "El disco y el tiempo", en el que criticaba duramente a los sellos discográficos, por su falta de consideración a su trayectoria y al valor artístico de su obra, así como algunos medios gráficos que habían intervenido en el conflicto difundiendo cifras de dinero falsas, a los que definió como "seudópodos del poder de ciertas discográficas".[15][20]​ En ese comunicado Spinetta afirmaba, entre otras cosas:

Mi vida creativa y la llama rebelde y artística que siempre me guió no sufrirá merma alguna de no publicarse éste, mi último trabajo. Tarde o temprano algún sello reclamará mi obra y aceptará mis exigencias. Eso me fortalece. Quizá mis discos se hayan vendido de a poco, y sin un boom de ventas, pero han vendido constantemente desde siempre, hasta convertirse en material de catálogo o colección. (...)

Hoy, desestimando todo excepto el poder de venta inmediata de un artista, estos sellos ofrecen propuestas para publicar a Spinetta, aunque gasten enormes sumas en producir música para tarados que no sólo no venden de inmediato sino que jamás venderán. Spinetta vende siempre, siempre vendió así. ¿Dónde están los discos de oro que nunca me entregaron? Señores: no me constituiré en empresa ya que se contradice con mi filosofía de vida; ni siquiera consideraré las intenciones que se esconden en su mediocre propuesta, que es la misma que han tenido para con todos los artistas verdaderos. Con esto quiero aclarar, a mis fans y al público en general, que nada me gustaría más que este álbum lleno de canciones nuevas llegue a sus manos tal cual lo concebí y al precio correcto. (Aclaración: los sellos consideran que un disco doble es demasiado caro para ser vendido masivamente, pero la verdad es que vendiéndolo a un precio muy razonable, aun así se obtendría mucho dinero para todos.) Para ello buscaré opciones alternativas y seguiré con nuevos trabajos sin cesar; si no no se olviden de que soy el artista de las autovedas. Ja.

"El disco y el tiempo", comunicado de Luis Alberto Spinetta[15]

Guido Nisenson, uno de los técnicos de La Diosa Salvaje que realizaron el álbum, recordaba aquel momento:

Me tocó trabajar con él en el doble de Los Socios del Desierto (1997), un disco impresionante que ningún sello quería publicar bajo las condiciones que muy justamente exigía el Flaco, y recuerdo especialmente que decidió vender su auto para pagarnos el sueldo a todos, porque el disco estaba terminado pero no vendido.[21]

En 1997 la banda realizó dos nuevos recitales multitudinarios en la Plaza de las Naciones Unidas en Buenos Aires y el Estadio Monumental de Chile.

El primer álbum[editar]

Luego de varios años y peleas con las compañías discográficas, Spinetta y los Socios del Desierto finalmente lanzaron su primer disco, un álbum doble editado por Sony Music, titulado simplemente Spinetta y los Socios del Desierto, con los temas que ya habían presentado en vivo. Fue grabado en el estudio La Diosa Salvaje. Con una gráfica excepcional, este CD alcanzó rápidamente el tope de los charts y fue considerado el mejor álbum del año.

Se presentó oficialmente en el Hard Rock Café de Buenos Aires, donde la banda tocó algunos temas y dio una conferencia de prensa. Allí Spinetta recapituló cuánto le había costado el conseguir que le editaran el disco. Muchos vieron el disco como "a una batalla ganada por un músico a los reyes del negocio discográfico."[22]

Spinetta fue Spinetta por su voraz creatividad, porque nació con una luz empotrada en su pecho angosto. Pero también, porque jamás firmó un empate, artísticamente hablando. Fue siempre a fondo, nunca especuló ni regateó nada. La belleza fue su religión. Cuando en 1997 publicó "Spinetta y Los Socios del Desierto", su monumental disco doble en plan power trío, debió vencer a la compañía, que quería lanzar las placas por separado. Luis se plantó, con la convicción de un gladiador: "o lo editan doble, o nada. En todo caso mis hijos se llenarán del plata algún día con un inédito mío", les revoleó por la cara a los jerarcas disqueros. Finalmente, publicaron el doble. Una vez más, Luis no firmó el empate. Firmar el empate hubiera significado para él envilecerse. Bilardizarse, por decirlo así. Otro quizá lo hubiese hecho, total, editar ese material igual lo editaban.

[23]

El álbum consta de dos discos con un total de 33 temas. Grabado prácticamente en vivo, Spinetta definió el álbum como "un acústico de electricidad violenta, pero acústico al fin".[24]​ Es una expresión de las pasiones y preocupaciones personales y sociales que atravesaban a Spinetta a mediados de la década de 1990, sintetizados en la idea de "desierto". Contiene varios temas en los que expresa su rechazo al consumismo, la frivolidad, la corrupción, o la contaminación ambiental que se acentuaron en aquella década neoliberal, como "Cheques", "Bosnia", "Nasty People", "Espejo en una sombra", y "La luz te fue". En "Cuenta en el sol" se pregunta cómo cambiar "este mundo de locos y fascistas" y en "Jardín de gente" se entristece con "el collage de la depredación humana".

También tiene varias canciones de amor, influidas por su divorcio y el inicio de la relación sentimental con Carolina Peleritti, como "Diana", "Cuentas de un collar", "Oh! Magnolia", "Mi sueño de hoy", "Jazmín" y "Collar". Contiene también tres temas con letras de otros autores: "Los duendes" y "Holanda", con letra de Roberto Mouro, y "2 de enero", con letra del tenista Modesto "Tito" Vázquez.

A todo lo largo del álbum Spinetta se desempeña como primera guitarra, con gran cantidad de solos y riffs, algo que no sucedía desde la época de Invisible (1973-1977). En la conferencia de prensa de presentación del álbum el músico se refirió a este aspecto diciendo: "Quería volver con una música que, cuantos menos elementos tuviera, mejor, y me obligó a volver a tocar la guitarra después de tocar con unos monstruos terribles".[25]

Estrelicia[editar]

La estrelicia (strelitzia) es una colorida flor africana que Spinetta tomó para titular el álbum del recital unplugged en la MTV.

En 1996 Spinetta fue invitado a actuar en los clásicos conciertos acústicos que había comenzado a producir en 1989 el programa MTV Unplugged. El músico decidió realizar la mayor parte del mismo con Los Socios del Desierto, acompañados en esta ocasión por el Mono Fontana y Nico Cota, y en dos temas por Daniel Rawsi y Eduardo "Dylan" Martí. En total, Spinetta y los Socios del Desierto realizaron catorce de los diecinueve temas interpretados.

El unplugged de Spinetta tuvo la peculiaridad de no incluir los hits clásicos del músico argentino y durar una hora y media, en lugar de la hora de duración del programa estándar.[26]​ Fue transmitido el 29 de octubre de 1997 en la versión estándar de una hora y el fin de semana siguiente el canal puso al aire un programa especial para emitir la versión extendida del concierto.[26]

Parte del concierto fue grabado en un CD titulado Estrelicia (MTV Unplugged), en el que Spinetta incluyó trece de los dieciocho temas de la transmisión extendida del recital y un tema de cierre, "Garopaba", compuesto junto a Dylan Martí que también se sumó a la banda en la interpretación y que el canal había excluido de la transmisión televisiva.

De los catorce temas del recital seleccionados para el álbum, Spinetta y los Socios del Desierto realizaron nueve temas: "Durazno sangrando", "La montaña", "Mi sueño de hoy" y "Yo quiero ver un tren", y cinco de los seis temas estrenados: "Tu nombre sobre mi nombre", "Tú vendrás a juntar mis días", "Fuji", "Tía Amanda" y "Garopaba".[27]

El álbum fue presentado en cuatro recitales realizados en el teatro Gran Rex de Buenos Aires los días 7, 8, 14 y 15 de noviembre de 1997, en los que si bien en una primera parte se mantuvo el clima acústico del concierto en MTV, con la participación de los músicos invitados, en una segunda parte la banda se presentó sola, retomando el estilo power frontal que la caracterizaba.[28]

San Cristóforo[editar]

La discografía se completa en 1998 con la edición de San Cristóforo.

Los ojos[editar]

En 1999 la banda graba el àlbum Los ojos, con el que Spinetta vuelve a despegarse del rock pesado de su álbum debut, para enfocarse en un pop electrónico y experimental.

Separación[editar]

A fines de 1999, coincidiendo con el fin de las dos presidencias de Carlos Menem, Spinetta decidió dar por concluida la experiencia de los Socios del Desierto, que realizó su última actuación en el estadio Chateau Carreras de Córdoba, el 26 de noviembre de 1999.[2][3]

Discografía[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Luis Alberto Spinetta: 100 grandes canciones». 8 de febrero de 2017. 
  2. a b «Luis Alberto Spinetta vuelve al ruedo con Silver Sorgo». Página/12. 30 de mayo de 2001. 
  3. a b «Spinetta y los Socios del Desierto Setlist». Setlist. 26 de noviembre de 1999. 
  4. Delich, Francisco (1997). El desempleo de masas en la Argentina. Buenos Aires: Kapelusz. ISBN 9501399044. 
  5. Uno de los cambios más sensible fue la instalación de una criminalidad endémica, desconocida hasta entonces en el país, con una tasa de asesinatos que aumentó un 400% entre 1989 y 1996. Rodríguez, Fernando (27 de julio de 2001). «La violencia es realidad y sensación en la Argentina». La Nación. Consultado el 2 de marzo de 2015. 
  6. De Riz, Liliana (2011). «La clase media argentina: conjeturas para interpretar el papel de las clases medias en los procesos políticos». En Paramio, Ludolfo. Clases medias y gobernabilidad en América Latina. Madrid: Pablo Iglesias. ISBN 978-84-95886-59-0. «Entre 1992 y 1997 siete millones de personas, el 20% de la población, dejaron de ser clase media en para transformarse en pobres y el coeficiente Gini pasó de 1992 a 1997 de 0.42 a 0.47.» 
  7. a b «Socios del desierto». Jardín de Gente. 
  8. «La historia de la relación entre Luis Alberto Spinetta y Carolina Peleritti». Clarín. 20 de marzo de 1996. 
  9. Amiano, Daniel (16 de abril de 1997). «Spinetta y los Socios: Muchacho ojos de CD». La Nación. 
  10. a b Fedel, Martín (6 de octubre de 2015). «Entrevista a Marcelo Torres». CTA (Radio Central). 
  11. «Un artista y un socio de lo cierto. Entrevista con Marcelo Torres». Diario Jornada. Trelew. 1 de julio de 2012. 
  12. «La vida según Pentrelli». Jardín de Gente. ; Sasturain, Juan (24 de marzo de 2004). «La vida según Pentrelli». Página/12. 
  13. Amiano, Daniel (7 de mayo de 1997). «El desierto ya tiene dueño». La Nación. 
  14. Lisi, Gabriel (16 de abril de 1997). «Los Socios, la síntesis». Jardín de Gente. 
  15. a b c d e f «Spinetta ataca». La Nación. 7 de octubre de 1996. 
  16. Salinas, Juan José (2 de julio de 2012). «Luis Alberto Spinetta: Mañana es mejor». Pájaro Rojo. 
  17. Carelli Lynch, Guido (4de mayo de 2012). «La poesía del Flaco Spinetta y un homenaje que no cesa». Clarín. 
  18. Marchi, Sergio (24 de septiembre de 1996). «Amor de primavera». Clarín. 
  19. «Diez buenos días para el arte joven. Parque Chacabuco: mañana, con la actuación de Luis Alberto Spinetta, cerrará Buenos Artes Joven II, la bienal de arte joven que convocó a más de 200.000 personas en diez días de actividades». La Nación. 20 de septiembre de 1996. 
  20. «¿Nadie quiere grabar a Spinetta?». Clarín. 13 de octubre de 1996. 
  21. Vitale, Cristian (19 de octubre de 2012). «Lo máximo del sistema solar». Pàgina/12. 
  22. «Spinetta y los Socios del Desierto». Oocities. 
  23. Castro, Chino (19 de febrero de 2012). «Pies de atril Vota por Riquelme y sus privilegios». Diaio La Mañana. Bolívar. 
  24. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas RS-Jalil
  25. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas LN-Amiano
  26. a b «Artistas y compañía: Luis Alberto Spinetta en MTV. Cómo es el unplugged». Clarín. 29 de octubre de 1997. 
  27. «Resplandor en la noche». Clarín. 9 de noviembre de 1997. 
  28. «Resplandor en la noche». Clarín. 9 de noviembre de 1997. 

Bibliografía[editar]

  • Diez, Juan Carlos (2006). Martropía: Conversaciones con Spinetta. Buenos Aires: Aguilar. ISBN 9789870432449.