Contaminación ambiental

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La contaminación ambiental se refiere a la presencia de agentes externos de origen físico, químico o biológico que atentan contra la integridad de la naturaleza, llegando a ser nocivo no solo para el ambiente sino también para los seres vivos que habitan en el.

Igualmente, cuando la contaminación ambiental se instaura también se va afectando el bienestar de la población; progresando en muchos de los casos a ser perjudiciales no solo para la vida humana, sino también para la vida animal y la existencia de las especies de flora.

Causas de la contaminación[editar]

Existe una gran amplitud de focos de contaminación las causas a menudo son difíciles de identificar, pus los contaminantes pueden llegar hasta el suelo , plantas o animales por distintas razones que no siempre resultan obvias.

Lo que si podemos decir es que casi todas ellas tienen que ver con la acción del hombre y la actividad industrial.

Causas puntuales[editar]

Dentro de las causas específicas de la contaminación ambiental se encuentran aquellas que provienen específicamente de un punto determinado; es decir de zonas geográficas más contaminantes, por ejemplo en zonas industriales, zonas de clínicas, zonas de almacenaje de desechos tóxicos; entre otros sitios similares, creando cambios que perturban por completo la integridad de un ecosistema saludable.

Causas difusas[editar]

Por su parte, las causas difusas que identifican a la contaminación ambiental se establecen cuando los componentes que afectan el entorno natural provienen de sitios disgregados en comparación con la ubicación y también con la geografía. Dentro de estas causas se implica la destiación de procedentes agrícolas, así como de productos mineros y urbanos.

Consecuencias de la contaminación[editar]

Dentro de las consecuencias más importantes que trae la contaminación ambiental; se encuentra la modificación del ecosistema donde habitan todos los seres vivos; creciendo y desarrollándose deteriorando la calidad de vida con el que la tierra como planeta se identifica completamente.

Al padecer una serie de alteraciones en todo el equilibrio natural se afecta de forma directa muchas de las especies tanto en plantas; como en especies animales, pues se va provocando cambios climáticos que no van acorde con múltiples tipos de faunas.

De igual manera, con la dispersión de los desechos contaminantes, el ambiente se ve afectado en toda su longitud, independientemente del tipo de suelo o de clima, de hogares o de mares; todos van siendo alterados llegado a ser modificaciones irreversibles con efectos totalmente perjudiciales y no solo para plantas y fauna, sino también para los seres humanos; pues van dejando consecuencias de distintas enfermedades; de las vías respiratorias, cardiovasculares y muchas más, especialmente a largo plazo, por no mencionar las consecuencias que trae respecto al cambio climático, causando situaciones irreversibles para toda la vida en el planeta.[1]

Tipos de contaminación[editar]


1. Contaminación atmosférica[editar]

La más conocida, es el tipo de contaminación que surge de la liberación de partículas de sustancias químicas a la atmósfera. También conocida como polución, es el tipo de contaminación que afecta a través del aire. Uno de los contaminantes más conocidos en este sentido son el CO2, el metano y el humo proveniente de la combustión.

2. Contaminación hídrica[editar]

Se trata del efecto de la emisión y liberación en las aguas de sustancias contaminantes. Se dificulta o altera la vida y el uso normativo, haciéndola no potable. Habitualmente esta contaminación es de origen industrial. Incluye la contaminación marítima, la cual haría referencia a la contaminación de los mares y océanos por la misma causa.

3. Contaminación del suelo y del subsuelo[editar]

Provocada por la filtración de sustancias en el suelo, genera alteraciones físicas y químicas en éste que hacen que por ejemplo resulte inhabitable, se contaminen las aguas subterráneas o se imposibilite el crecimiento de vida en el área.

4. Contaminación radiactiva[editar]

Se trata de uno de los tipos de contaminación más peligrosos y agresivos con la vida. Es producida por la liberación de material radiactivo y tiene efecto en cualquier superficie. Suele derivarse de la acción humana, como el vertido de residuos o desastres en plantas de energía nuclear como el de Chernobyl.

5. Contaminación térmica[editar]

Uno de los tipos de contaminación menos conocidos, es generado por el cambio de temperatura en el entorno o en diferentes medios debido a la actividad humana.

6. Contaminación visual[editar]

A pesar de que en principio el concepto pueda asemejarse al de la contaminación lumínica, en este caso se hace referencia a la alteración del medio en base a estímulos visuales que no tienen que ver con la luminosidad. Por ejemplo, se refiere a los cambios visuales que se producen en la naturaleza debido a la actividad humana.

7. Contaminación lumínica[editar]

Se trata de uno de los tipos de contaminación en la que el elemento contaminante es visual. la contaminación lumínica el elemento contaminante en sí es la emisión de luz fuera de lo que sería natural, provocando problemas como la pérdida de orientación o los cambios en los biorritmos tanto de seres humanos como de otros animales.

8. Contaminación acústica[editar]

Denominamos contaminación acústica a la emisión de sonido en una proporción, frecuencia, tono, volumen y ritmo excesivos que provocan una alteración en el medio o en los seres que lo habitan. Este tipo de contaminación es el que viven, por ejemplo, aquellas personas que viven en barrios muy turísticos en los que hay multitud de discotecas y establecimientos con música.

9. Contaminación electromagnética[editar]

Aunque tal ves no es tan perceptible de manera directa por los seres humanos, se refiere a la contaminación derivada del uso de elementos eléctricos o que generen fenómenos electromagnéticos. Pueden generar desorientación y posibles daños en diferentes animales, y los efectos sobre los seres humanos aún son discutidos (vinculándose en ocasiones al cáncer, trastornos de la erección o algunos problemas mentales y físicos).

10. Contaminación alimentaria[editar]

Se refiere a la presencia de diferentes sustancias en los alimentos que provocan efectos de diferente envergadura en quienes lo consumen. Por ejemplo, la contaminación del pescado por el mercurio proveniente de la contaminación hídrica o la provocada por la venta de alimentos en mal estado o infectados de alguna enfermedad.[2]

Los efectos sobre la salud[editar]

Son muchos los efectos a corto y a largo plazo que la contaminación atmosférica puede ejercer sobre la salud de las personas. En efecto, la contaminación atmosférica urbana aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía, y crónicas, como el cáncer del pulmón y las enfermedades cardiovasculares.

La contaminación atmosférica afecta de distintas formas a diferentes grupos de personas. Los efectos más graves se producen en las personas que ya están enfermas. Además, los grupos más vulnerables, como los niños, los ancianos y las familias de pocos ingresos y con un acceso limitado a la asistencia médica son más susceptibles a los efectos nocivos de dicho fenómeno.[3]

Como prevenir los efectos[editar]

La mejora de la calidad del aire es una preocupación ambiental de primer orden y no es una opción de ecologismo, sino una necesidad de dar respuesta a un problema de salud pública de gran relevancia.

Para ello es vital desarrollar estrategias de acción que hagan hincapié en: la movilidad sostenible, la regeneración urbana, la adaptación al cambio climático, la sensibilización ciudadana y la colaboración con las instituciones.

Un comportamiento humano adecuado y una conciencia social general, una mejor y mayor sostenibilidad medioambiental, una movilidad y un transporte más adecuado y conveniente al siglo que vivimos, regenerar y preservar recursos naturales o planificar la construcción nos pueden asegurar esa ciudad del futuro, sostenible, inteligente y eficiente que hace años vaticinaron algunos, pero, lo más importante, nos asegurará una buena calidad de vida, la prevención de enfermedades, tanto para esta generación como para las venideras.

Formas sencillas de reducir la contaminación[editar]

  • Evita quemar basura y llantas, así como el uso de cohetes artificiales
  • Evita comprar artículos desechables y plásticos que no son biodegradables.
  • Recicla la basura
  • No arrojes basura en la calle, bosques y parques, envuélvela o tápala bien en la casa
  • Usa racionalmente los plaguicidas
  • Evita el consumo de tabaco
  • Cuida los bosques al no provocar incendios ni destruir las zonas verdes de la ciudad
  • Pospón las tareas de jardinería que requieran el uso de herramientas a gasolina en días de alto nivel de de ozono.
  • Consume alimentos orgánicos o al menos aquellos no hayan sido sometidos a un uso tan intensivo de agroquímicos. (puedes cultivarlos en tú azotea con composta hecha por ti mismo)
  • Restringe la limpieza en seco.
  • Evita el uso de pinturas, aceites y solventes en días de alta concentración de ozono.
  • Reduce el consumo de electricidad, lo cual contribuirá a disminuir las emanaciones de contaminantes y partículas.
  • Prende el carbón de leña con un encendedor eléctrico en vez de hacerlo con combustible líquido.
  • Aplica el poder de las 3 Erres: Reduce-Reutiliza-Recicla. Un menor consumo redundará en menor contaminación atmosférica de todo tipo.
  • Afina y da mantenimiento a los automóviles[4]

El estilo de vida y su relación con el medio ambiente[editar]

Haz que tus familiares y amigos se concienticen ante el riesgo que provoca la contaminación ambiental, propagando todas las formas que se tienen para cuidar el entorno natural y con ello garantizar la vida por miles de años.

  • No desperdicies el agua, cierra todos los grifos mientras no estás al frente usándolos, recuerda que en el futuro si no se cuida; podrá ser un elemento natural que los habitantes de la época estén deseando a libre demanda.
  • Si en casa dispone de un espacio para crear un huerto, ya estarás contribuyendo con el medio ambiente. Sin embargo, evita usar fungicidas o plaguicidas; opta por usar el propio abono y así tendrás otro aporte para el entorno natural.
  • No quemar la basura, tampoco la tires en la calle ni en botaderos, dirígela directamente a los botes de basura según el tipo de elementos que desees arrojar; pues cada tipo de material debe ir reunido en distintos envases garantizando el cuidado del medio ambiente previniendo los daños que provocan algunos elementos al desintegrarse.
  • La clasificación de los botes de basura se hacen por material como orgánicos, metales; plásticos, tóxicos y vidrio.[1]
  • a b Redaccion, Por (2017-10-04). «Contaminación ambiental: Qué es, tipos de contaminación, causas, consecuencias y soluciones». Cumbre Pueblos. Consultado el 2019-03-13. 
  • «Los 10 tipos de contaminación: así destrozamos la naturaleza». psicologiaymente.com. 2017-08-22. Consultado el 2019-03-13. 
  • «OMS | Los efectos sobre la salud». WHO. Consultado el 2019-03-13. 
  • «15 maneras sencillas de reducir la contaminación (y prevenir la contingencia ambiental)». Ecoosfera. 2016-03-15. Consultado el 2019-03-13.