Sancho Alfonso de Castilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sancho Alfonso de Castilla
Señor de Ledesma y Béjar
Escudo del Reino de Castilla y León.jpg
Escudo del reino de Castilla y León
Información personal
Otros títulos Señor de Cabrera y Ribera
Nacimiento 1332/1333[1]
Valladolid
Fallecimiento 1342
Entierro Monasterio de las Huelgas de Burgos
Familia
Casa real Casa de Borgoña (España)
Padre Alfonso XI de Castilla
Madre Leonor de Guzmán
[editar datos en Wikidata]

Sancho Alfonso de Castilla «el Mudo»[2][3]​ (Valladolid, 1332/1333-1342),[1]​ fue un noble castellano e hijo ilegítimo de Alfonso XI de Castilla y de Leonor de Guzmán.[4]

Fue señor de Ledesma, Béjar, Granadilla, Montemayor, Galisteo, Salvatierra,[1]Valdecorneja[5]​ y otros lugares y también fue, durante un corto periodo de tiempo, señor de Cabrera y Ribera y alférez del rey.[1]

Orígenes familiares[editar]

Por parte paterna era nieto del rey Fernando IV de Castilla y de la reina Constanza de Portugal,[6]​ y por parte materna fueron sus abuelos Pedro Núñez de Guzmán y Juana Ponce de León.[7][8][9]

Fue hermano, entre otros, de Enrique II de Castilla, de Fadrique Alfonso de Castilla, maestre de la Orden de Santiago, de Tello de Castilla, que fue señor de Vizcaya, y también hermanastro del rey Pedro I de Castilla.[10]

Biografía[editar]

Sancho Alfonso de Castilla nació en Valladolid a finales de 1332 o principios de 1333,[a]​ según afirmó Esther González Crespo,[b]​ y poco después de que naciera el infante Fernando, que fue el hijo primogénito de Alfonso XI y de la reina María de Portugal.[4]​ Además, en la Gran Crónica de Alfonso XI consta que Sancho Alfonso nació mientras su padre se hallaba en Valladolid,[11]​ y está plenamente corroborado que el monarca permaneció en dicha ciudad desde principios de septiembre de 1332 hasta finales de febrero de 1333.[12]​ Y en el capítulo CXXV de la mencionada Gran Crónica se describió del siguiente modo el nacimiento de Sancho Alfonso:[11]

E otrosi, estando el rey en Valladolid, nasçiole otro fijo de doña Leonor, e pusole nombre don Sancho, e diole el señorio de Ledesma, e diole a Bejar e Granadilla e a Monte Mayor e a otros lugares, e pusole quantia çierta de maravedis que tuviese del en tierra e vasallos, e dio a Garçi Laso de la Vega el mayordomadgo deste don Sancho.

Vista del municipio de Ledesma. (Provincia de Salamanca).

Sancho Alfonso de Castilla, en palabras de Margarita Cabrera Sánchez, «padecía algún tipo de deficiencia psíquica», ya que en el capítulo CLXXXIX de la Crónica de Alfonso XI se afirma explícitamente, y como advirtió dicha autora,[13]​ que no tenía «entendimiento».[14]​ Y recibió el apodo de «el Mudo»,[2][3][15]​ y así consta en la Crónica del Rey Don Pedro,[16]​ como advirtió Francisco de Moxó y Montoliu.[3]​ Además, Sancho Alfonso fue el segundo de los hijos nacidos, tras Pedro de Aguilar, de la relación amorosa entre Alfonso XI de Castilla y su amante Leonor de Guzmán, y Esther González Crespo señaló que los hijos de dicha relación fueron:[17]

Colmados de riquezas y honores, obtenidos por la ambición materna y por la generosidad paterna, aunque habría que decir que el rey, más que generoso, fue pródigo con ellos, al derrochar bienes territoriales que hubieran podido permanecer en el realengo.

Sancho Alfonso recibió de manos de su padre, poco después de su nacimiento, el señorío de Cabrera y Ribera, y con este título aparece en una carta enviada al concejo de Béjar en octubre de 1333.[18]​ Sin embargo, y aunque se desconocen los motivos, sí hay constancia de que pocos meses después su padre le arrebató ese señorío y de que le entregó los de Ledesma, Béjar, Granadilla, Montemayor, Galisteo, Salvatierra y otros lugares junto con una determinada cantidad de «dineros en tierra»,[1]​ como aparece consignado en el fragmento de la Gran Crónica de Alfonso XI que se ha mencionado anteriormente.[11]​ Además, el rey estableció para su hijo Sancho Alfonso una «gran Casa», como señaló González Crespo, y nombró como su mayordomo mayor a Garcilaso II de la Vega, que era un fiel servidor del monarca e hijo de Garcilaso I de la Vega.[4]

Los señoríos entregados por Alfonso XI a su hijo Sancho Alfonso, entre los que sobresalía el de Ledesma, habían pertenecido en décadas anteriores a diferentes personajes de la familia real castellana.[18]​ Los señoríos de Béjar y Alba de Tormes fueron entregados por Fernando IV de Castilla a su primo Alfonso de la Cerda a cambio de que este último le reconociera como rey de Castilla y León, aunque poco después, y debido a sus desavenencias con el monarca, Fernando IV se los arrebató y los devolvió al realengo.[18][19]​ Y en cuanto al señorío de Ledesma y a las villas de Montemayor, Miranda, Granadilla, Galisteo y Salvatierra, habían sido entregadas por Alfonso X de Castilla a su hijo, el infante Pedro, a cuya muerte pasaron a manos del hijo de este último, Sancho de Castilla el de la Paz, aunque tras la muerte de este último en 1312 sin herederos todas ellas retornaron al realengo.[20]

Sepulcro de Sancho de Castilla el de la Paz, que fue señor de Ledesma, en la iglesia de Santa. María la Mayor de Ledesma.

Fernando IV de Castilla se comprometió en 1312, año en el que falleció, a no enajenar jamás el señorío de Ledesma del patrimonio de la Corona, y los tutores del rey Alfonso XI de Castilla también acordaron hacer lo mismo durante su minoría de edad en las Cortes de Palencia de 1313 y en las Cortes de Burgos de 1315.[21]​ Pero al alcanzar la mayoría de edad Alfonso XI no respetó lo acordado y hay constancia de que en 1330, según se deduce de unas «cartas» del monarca fechadas en ese año, había cedido el señorío de Ledesma a su esposa, la reina María de Portugal, aunque como se ha mencionado en líneas anteriores posteriormente pasaría a manos de Sancho Alfonso y de su hermano Fernando Alfonso de Castilla.[21]

En 1334 Sancho Alfonso fue nombrado por su padre alférez del rey,[c]​ que fue un cargo desempeñado siempre por miembros de la más alta nobleza, pero lo ocupó durante poco tiempo, como advirtió González Crespo, y fue reemplazado por el noble portugués Juan Alfonso de Alburquerque,[1]​ que lo desempeñó hasta 1336.[d]​ Y González Crespo añadió que resulta muy «significativo» que a Sancho Alfonso se le concediera el cargo de alférez del rey casi al mismo tiempo que a su hermano mayor, Pedro de Aguilar, se le otorgaba el cargo de Canciller mayor de Castilla, que este último comenzó a desempeñar en 1335.[22]

El día 16 de mayo de 1334, hallándose en Pancorbo y titulándose alférez del rey y señor de Ledesma, Sancho Alfonso reconoció que sus vasallos del señorío de Ledesma estaban exentos, de acuerdo con su fuero, de pagar el tributo de las «caloñas» y el «mostrenco».[23]​ Y el día 22 de enero de 1337, encontrándose en Tordesillas, Sancho Alfonso confirmó a los «guisados de cavallos e de armas e a las mugieres biudas e a los fijos déstos átales e a las donzellas» que estaban exentos del pago del servicio que recogían para él sus recaudadores Moisés Abenxunxe y Juan Alfonso de Zamora en el término de la villa de Ledesma.[23]

En 1338,[24][25]​ aunque otros autores afirmaron erróneamente que fue en 1341,[26]​ Alfonso XI cedió a su hijo Fernando Alfonso de Castilla el señorío de Ledesma y también todos los señoríos que habían pertenecido a su hermano Sancho Alfonso, debido a que este era «sordomudo»[24][2]​ o «fatuo», en palabras de Enrique Flórez,[e][f]​ y entre ellos figuraban las villas de Béjar, Granadilla, Montemayor, Galisteo, Salvatierra y otros lugares.[24]​ Además, su padre cedió al mismo tiempo a Fernando Alfonso las «casas y vasallos principales» que habían sido de su hermano Sancho Alfonso,[27]​ y en el capítulo CCXIII de la Gran Crónica de Alfonso XI, como advirtió González Crespo,[4]​ se describen así estos acontecimientos:[28][g]

El rrey partio de Trugillo luego e fue a Plazençia, e dende a Bejar e a Ledesma. E por quanto el auie dado a don Sancho su fijo el señorio de Ledesma con las villas de Galisteo e de Granada e de Monte Mayor e de Saluatierra, e otras villas que le dio por heredad, e este don Sancho era sin entendimiento, e por esto tirole aquella heredad que le auia dado, e diola a don Fernando su fijo, que fasta entonces no le auie eredado en ninguna cosa.

Fachada principal del castillo de Ledesma.

Sancho Alfonso de Castilla fue señor de Béjar desde 1332 hasta 1338, de Valdecorneja desde 1333 hasta 1335, y de Ledesma desde aproximadamente 1334 hasta 1338,[29]​ aunque algunos autores erraron totalmente al afirmar que fue señor de esta última población entre 1331, aproximadamente, y 1334.[30]​ Y en 1339 Garcilaso II de la Vega dejó de ser el mayordomo mayor de Sancho Alfonso y pasó a serlo de Fernando Alfonso de Castilla, aunque posteriormente también lo sería de Tello de Castilla, que era otro de los hijos de Alfonso XI y de Leonor de Guzmán.[27]

En los privilegios rodados del reinado de Alfonso XI de Castilla, y desde marzo de 1333, el nombre de Sancho Alfonso siempre apareció junto al de su hermano Pedro de Aguilar, aunque al principio figuró entre los confirmantes con el título de «señor de Cabrera y Ribera» y posteriormente, y hasta 1337, con el título de «señor de Ledesma». Y desde 1338 hasta su muerte, ocurrida en 1342, Sancho ya figuró siempre exclusivamente con el título de «hijo del rey», como advirtió González Crespo.[18]​ Y por otra parte, conviene señalar que se desconoce cuál fue el escudo de armas empleado por Sancho Alfonso, ya que no se ha conservado ningún testimonio heráldico suyo, como indicó el heraldista Faustino Menéndez Pidal de Navascués.[31][32]

Sancho Alfonso de Castilla falleció en 1342,[33][h]​ y según Esther González Crespo debió morir poco después de febrero de ese año, ya que fue entonces cuando su nombre dejó de figurar en los privilegios de la época.[18]​ Y ello viene a corroborar, en opinión de dicha historiadora, el dato proporcionado por la Crónica de Pedro I[18]​ de que tanto Sancho Alfonso como su hermano Pedro de Aguilar «morieron seyendo niños en vida del Rey Don Alfonso».[16]

Sepultura[editar]

Sancho Alfonso de Castilla fue sepultado en el monasterio de las Huelgas de Burgos,[15]​ y su cadáver, que se halla momificado y sin muelas del juicio, yace en un sepulcro de piedra liso colocado en la nave de Santa Catalina de la iglesia del mencionado monasterio.[34]​ Sin embargo, Ricardo del Arco y Garay, en su obra Sepulcros de la Casa Real de Castilla, no mencionó nada sobre el lugar de sepultura de este individuo.[35]

Durante la exploración de los sepulcros del monasterio de las Huelgas llevada a cabo a mediados del siglo XX se extrajeron del sepulcro unos guantes de piel de cabritilla blanca, pespunteados de verde y amarillo, un zapato de piel de becerro negro y varios cojines, aunque también se encontraron en el sepulcro otros muchos restos de tejidos.[34]


Predecesor:
María de Portugal
Señor de Ledesma
13341338
Sucesor:
Fernando Alfonso de Castilla
Predecesor:
Juan Alfonso de Alburquerque
Alférez del rey
1334
Sucesor:
Juan Alfonso de Alburquerque

Notas[editar]

  1. Margarita Cabrera Sánchez, basándose en la Crónica de Alfonso XI, afirmó erróneamente que Sancho Alfonso debió nacer a principios de 1331, ya que la mencionada obra alude su nacimiento en uno de los capítulos correspondientes a ese año y «justo antes» de mencionar algunos acontecimientos que ocurrieron en el mes de febrero, como señaló dicha autora. Cfr. Cabrera Sánchez (2008), p. 220. Francisco de Moxó y Montoliu, por su parte, afirmó que Sancho Alfonso nació en 1332. Cfr. Moxó y Montoliu (1986), p. 698. Y otros autores afirman que nació en 1333. Cfr. VV.AA. (2015), p. 181.
  2. Esther González Crespo afirmó que a finales de 1332, y «coincidiendo con el nacimiento» de Sancho Alfonso, Alfonso XI consiguió que el concejo de Sevilla entregase, aunque sólo mientras durase su vida, la villa y el castillo de Alcalá de Guadaira a Leonor de Guzmán junto con todas sus «rentas y derechos». Cfr. González Crespo (1991), p. 204.
  3. En un documento del día 16 de mayo de 1334 otorgado en Pancorbo, Sancho Alfonso aparece con los títulos de señor de Ledesma y de alférez del rey. Cfr. Martín Expósito (1984), p. 179.
  4. Jaime de Salazar y Acha no mencionó a Sancho Alfonso de Castilla entre los personajes que ocuparon el cargo de alférez del rey. Cfr. Salazar y Acha (2000), pp. 437-438.
  5. El padre Enrique Flórez, en el tomo II de su obra Memorias de las Reinas Católicas mencionó que Sancho Alfonso era «fatuo» y que por esa razón su padre le despojó del señorío de Ledesma y lo entregó a otro de sus hijos, Fernando Alfonso. Cfr. Flórez (1770), p. 629.
  6. El historiador Francisco de Moxó y Montoliu advirtió que los señoríos de Ledesma, Béjar, Granadilla, Galisteo y Montemayor ya habían pasado a manos de Fernando Alfonso de Castilla el día 30 de junio de 1341, ya que en esa fecha los hermanos Sancho y Fernando Alfonso confirmaron un documento donde así constaba. Cfr. Moxó y Montoliu (1986), p. 698.
  7. En el capítulo CLXXXIX de la Crónica de Alfonso XI también se consignó que el rey despojó a su hijo Sancho Alfonso del señorío de Ledesma porque no tenía «entendimiento»: «Salió el Rey de Truxiello, et fué á Placencia, et dende fué á Bejar et á Ledesma. Et por quanto él avia dado á Don Sancho su fijo el señorío de Ledesma con las villas de Galisteo et de Granada, et de Montemayor, et de Salvatierra, et otras villas que le dio por heredat, et este Don Sancho era sin entendimiento, tiróle aquella heredat que le avia dado, et dióla á Don Fernando su fijo: ca fasta entonce non le avia heredado en ninguna cosa.». Cfr. Cerdá y Rico (1787), p. 350.
  8. Margarita Cabrera Sánchez aseguró erróneamente en 2008 que la última noticia que se tiene de Fernando Alfonso de Castilla y de su hermano Sancho Alfonso es que aún vivían en el año 1337. Cfr. Cabrera Sánchez (2008), p. 220. Y Francisco de Moxó y Montoliu, por su parte, señaló que Sancho Alfonso debió fallecer poco después de 1341, ya que en 1343 el nombre de Sancho le fue impuesto a su hermano, el futuro conde de Alburquerque. Cfr. Moxó y Montoliu (1986), p. 698.

Referencias[editar]

  1. a b c d e f González Crespo, 1988, pp. 293-294.
  2. a b c VV.AA., 2008, p. 94.
  3. a b c Moxó y Montoliu, 1986, p. 698.
  4. a b c d González Crespo, 1988, p. 293.
  5. Monsalvo Antón, 1997, p. 283.
  6. Arco y Garay, 1954, pp. 277-278.
  7. García Fernández, 1993, p. 146.
  8. Arco y Garay, 1954, pp. 283-290.
  9. VV.AA., 2015, p. 27.
  10. González Crespo, 1988, pp. 289-304.
  11. a b c Catalán, 1977b, p. 15.
  12. Cañas Gálvez, 2014, pp. 240-248.
  13. Cabrera Sánchez, 2008, p. 220.
  14. Cerdá y Rico, 1787, p. 350.
  15. a b Abella Villar, 2016, p. 166.
  16. a b López de Ayala, 1779, p. 13.
  17. González Crespo, 1988, pp. 290 y 292-293.
  18. a b c d e f González Crespo, 1988, p. 294.
  19. Catalán, 1977a, p. 308.
  20. González Crespo, 1988, pp. 294-295.
  21. a b González Crespo, 1988, p. 295.
  22. González Crespo, 1988, p. 292-294.
  23. a b Martín Expósito, 1984, p. 179.
  24. a b c González Crespo, 1988, pp. 293-294 y 298.
  25. VV.AA., 2008, p. 82.
  26. Moxó y Montoliu, 1986, p. 702.
  27. a b González Crespo, 1988, p. 298.
  28. Catalán, 1977, p. 196.
  29. Monsalvo Antón, 1997, pp. 282-283.
  30. VV.AA., 2008, pp. 82 y 94.
  31. Menéndez Pidal de Navascués, 1982, p. 142.
  32. Menéndez Pidal de Navascués, 2011, p. 215.
  33. VV.AA., 2015, p. 181.
  34. a b Gómez Moreno, 1946, p. 36.
  35. Arco y Garay, 1954, p. 284.

Bibliografía[editar]

  • Cañas Gálvez, Francisco de Paula (2014). Itinerario de Alfonso XI de Castilla. Espacio, poder y corte (1325-1350). Volumen 5 de la Colección Serie histórica (1ª edición). Madrid: Ediciones La Ergástula S.L. ISBN 978-84-941796-8-6. 
  • —— (1977b). Cátedra Seminario Menéndez Pidal, ed. Gran Crónica de Alfonso XI. Tomo II (1ª edición). Madrid: Editorial Gredos. ISBN 978-84-600-0796-8. 
  • Gómez Moreno, Manuel (1946). Instituto Diego Velázquez. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ed. El Panteón de las Huelgas Reales de Burgos. Madrid. OCLC 641865520. 
  • González Crespo, Esther (1988). «El afianzamiento económico y social de los hijos de Leonor de Guzmán». Anuario de estudios medievales (Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC: Institución Milá y Fontanals. Departamento de Estudios Medievales) (18): 289-304. ISSN 0066-5061. 
  • Herrero Sanz, María Jesús (2004). Reales Sitios de España. Patrimonio Nacional, ed. Guía Santa María la Real de Huelgas. Burgos. Madrid. ISBN 84-7120-337-5. 
  • —— (2011). Heráldica de la Casa Real de León y de Castilla (siglos XII-XVI). Con la colaboración de la Real Asociación de Hidalgos de España (1ª edición). Navarra: Ediciones Hidalguía. ISBN 978-84-939313-0-8. 
  • VV.AA. (2008). Diputación Provincial de Salamanca, ed. Historia de Ledesma. Obra coordinada por José Luis Martín Martín y Santiago Martín Puente (1ª edición). Salamanca: Ediciones de la Diputación Provincial de Salamanca y Excmo. Ayuntamiento de Ledesma. ISBN 978-84-7797-308-9. 
  • VV.AA. (2015). El siglo XIV en primera persona: Alfonso XI, rey de Castilla y León (1312-1350). Obra coordinada por Manuel García Fernández (1ª edición). Sevilla: Editorial Universidad de Sevilla. ISBN 978-84-472-1755-7. 

Enlaces externos[editar]