Sahelanthropus tchadensis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Sahelanthropus»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Sahelanthropus tchadensis
Rango temporal: 6 Ma-7 Ma
Messiniense (Mioceno final)
Sahelanthropus tchadensis - TM 266-01-060-1.jpg
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Familia: Hominidae
Subfamilia: Homininae
Tribu: Hominini
Subtribu: Panina
Género: Sahelanthropus
Especie: S. tchadensis
Brunet et al., 2002[1]

Sahelanthropus tchadensis es una especie de hominino extinto cuyos fósiles fueron hallados en el desierto del Djurab por un equipo franco-chadiense.[2]​ Nueve restos craneales y restos post-craneales fueron descubiertos correspondiente a al menos seis individuos incluyendo un cráneo completo, apodado Toumaï, se ha datado en 6 a 7 millones de años de antigüedad (Messiniense, Mioceno final). Se dio a conocer públicamente en Yamena, capital del Chad.

Su descubrimiento se realizó el 19 de julio de 2001 por el equipo dirigido por Alain Beauvilain en la región de Toros Menalla de la actual república de Chad, 150 kilómetros al oeste de donde, en 1995, fue encontrado Australopithecus bahrelghazali[3][4]​. Se descartó su parentesco con otros homínidos, ya que sus rasgos no se corresponden con ningún homínido anterior y sí está mucho más cerca de los homininos.

Restos fósiles[editar]

Hasta la fecha, la hypodigm Sahelanthropus tchadensis, es decir, todos los fósiles atribuidos a esta especie se limita a nueve restos craneales y restos post-craneales correspondientes a por lo menos seis personas. Estos restos son de tres sitios, TM 266, TM 247 y TM 292, situada a pocos kilómetros el uno del otro en el sector de Toros-Menalla. Los restos post-craneal es un fémur homínidos izquierdo, perfectamente identificable, encontrado por Beauvilain el 19 de julio de 2001 junto al cráneo. Los nómadas, autores de un probable enterramiento del cráneo, habían colocado este fémur en una posición de húmero. Todos estos fósiles estaban contenidos en la misma capa sedimentaria: Antracotheriid Unit (AU).

Estos fósiles, descubiertos entre julio de 2001 y marzo de 2002, son [1]·[5]​:

• Un cráneo subcompleto, holotipo de la especie mencionada bajo el código TM 266-01-060-1, que presenta una deformación (compresión súper baja y aplastamiento del lado izquierdo asociado con grietas y deformaciones plásticas). Estos son los primeros restos descubiertos el 19 de julio de 2001 por Ahounta Djimdoumalbaye. Este cráneo es apodado Toumaï.

• Cuatro mandíbulas parciales o fragmentarias, dos de las cuales se publicaron en 2002 en la primera publicación de la especie (TM 266-01-060-2: fragmento de sínfisis con alvéolos canino e incisivo, TM 266-02-154-1: fragmento derecha con un P3 fragmentario, y la continuación P4-M3) y dos publicados en 2005 (TM 292-02-01: partes faltantes de la mandíbula parcial después de la P2, TM 247-01-02: rodamiento del fragmento del cuerpo mandibular derecho la continuación P3-M3).

• Cuatro dientes aislados (TM 266-01-447: brote superior derecho M3, TM 266-01-448: superior derecho I1, TM 266-02-154-2: canino inferior derecho, publicado en 2002 y un superior derecho P3, TM 266-01-462, publicado en 2005).

• Una diáfisis del fémur izquierdo (TM 266-01-063) [6]​.

Si bien es posible reconstruir la cabeza, es difícil tener una idea clara del resto del cuerpo.

Características[editar]

Se cree que vivió en zonas pantanosas. Su cráneo es simiesco y pequeño, aunque de rostro breve y dientes pequeños, en particular los colmillos, lo cual se asemeja mucho al de los humanos. Su arco supraorbital es muy prominente. No presenta cresta craneal; su volumen cerebral es aproximadamente de 350 cm³, similar al de los chimpancés modernos y mucho menor que el de los humanos (1350 cm³). Tiene rostro alto y poco prognato, caninos relativamente pequeños, y ausencia de espacio entre los dientes. La inferida posición del cráneo con referencia al cuerpo sería un indicador de posición bípeda. Podría ser el antecesor de Ardipithecus ramidus.

Polémica alrededor del fémur de Toumaï[editar]

Quince años después del descubrimiento del fósil, el antropólogo Roberto Macchiarelli, profesor de la Universidad de Poitiers y el miembro del Museo de Historia Natural de París, sospechó que Michel Brunet y su laboratorio de Poitiers habían bloqueado la información sobre un fémur de, posiblemente, primate, encontrado cerca del cráneo [7]​, pero que el laboratorio habría sido lento para identificar como tal, este hueso puede cuestionar al bípedo de Toumaï [8]·[6][9][10][11]

Etimología[editar]

El nombre genérico Sahelanthropus deriva de Sahel, la región del descubrimiento, y anthropos es hombre en griego. Así que, literalmente, significa "hombre del Sahel". El nombre específico tchadensis refiere a Chad, país en el que se encontró este homínido.

El espécimen hallado fue bautizado coloquialmente entre los antropólogos como "Tumai" (aunque está difundida la grafía francesa "Toumaï"), palabra que en idioma kanuri significa esperanza de vivir; así son llamados en el Sahel los niños que nacen en la estación seca.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Brunet, M., Guy F., Pilbeam, D., Mackaye, H. T., Likius, A., Djimdoumalbaye, A., Beauvilain, A., Blondel C., Bocherens H., Boisserie J.-R., de Bonis L., Coppens Y., Dejax J., Denys C., Duringer P., Eisenmann V., Fanone G., Fronty P., Geraads D., Lehmann T., Lihoreau F., Louchart A., Mahamat A., Merceron G., Mouchelin, G., Otero, O., Pelaez Campomanes, P., Ponce De Leon, M., Rage, J.-C., Sapanet, M., Schuster, M., Sudre, J., Tassy, P., Valentin, X., Vignaud, P., Viriot, L., Zazzo, A. y Zollikofer, C. P. E., 2002. «A new hominid from the Upper Miocene of Chad, Central Africa.» Nature, 418 (6894): 145-151. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre "Brunet M. et al. (2002)" está definido varias veces con contenidos diferentes
  2. Toumaï, la aventura humana
  3. Brunet, M., Beauvilain, A., Coppens, Y., Heintz, É., Moutaye, A. H. E. y Pilbeam, D. (1995) - « The first australopithecine 2,500 kilometres west of the Rift Valley (Chad) », Nature, 378, pp. 273-275.
  4. Brunet, M., Beauvilain, A., Coppens, Y., Heintz, É., Moutaye, A. H. E. y Pilbeam, D. (1996) - « Australopithecus bahrelghazali, une nouvelle espèce d'Hominidé ancien de la région de Koro Toro (Tchad).» Comptes rendus des séances de l'Académie des Sciences, vol. 322, pp. 907-913.
  5. Brunet, M., Guy, F., Pilbeam, D., Lieberman, D. E., Likius, A., Mackaye, H. T., Ponce de Leon, M. S., Zollikofer, C. P. E. y Vignaud, P., 2005. New material of the earliest hominid from the Upper Miocene of Chad. Nature, 434 (7034): 752-755.
  6. a b Beauvilain A. Crónica del redescubrimiento del fémur de Toumai (Sahelanthropus tchadensis) Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre "Beauvilain A." está definido varias veces con contenidos diferentes
  7. Toumaï (Sahelanthropus tchadensis) fue enterró ? y la investigación hasta la fecha el cráneo.
  8. Callaway, E. Controversial femur could belong to ancient human relative. Few scientists have had access to a thigh bone kept in a French collection for over a decade. Nature, 22 janvier 2018.
  9. Constans, N. L'histoire du fémur de Toumaï.
  10. Constans N. «L'histoire trouble du fémur de Toumaï.» 29 de enero de 2018. Le Monde.
  11. Hartenberger, J. L. Toumaï Aïe Aïe Aïe : triste historia de un fémur indigno

Bibliografía[editar]

  • Beauvilain, A. (2003): Toumaï, l'aventure humaine. Editions de la Table Ronde. 239 págs. París ISBN 2-7103-2592-6
  • Brunet M., (2006) : D'Abel à Toumaï, nomade, chercheur d'os. Odile Jacob. 254 págs. París ISBN 978-2-7381-1738-0.
  • Gibbons A. (2006) : The first human, the race to discover our earliest ancestors. Doubleday. 306 págs. Nueva York ISBN 978-0-385-51226-8.
  • Reader J. (2011) : Missing links, in search of human origins. Oxford University Press. 538 págs. Nueva York ISBN 978-0-19-927685-1.
  • Zollikofer, C. P. E.; Ponce de León, M. S.; Lieberman, D. E.; Guy, F.; Pilbeam, D.; Likius, A.; Mackaye, H. T.; Vignaud, P. y Brunet, M. (2005): «Virtual Cranial Reconstruction of Sahelanthropus tchadensis». Nature, 434: 755-759

Enlaces externos[editar]