Sahel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Sahel forma un cinturón de hasta 5.400 km de ancho, atravesando África desde el Océano Atlántico hasta el Mar Rojo.

El Sahel o Sáhel (pronunciado con "h" gutural, normalmente "Sajel", de modo similar a "Sájara" para Sahara) es la zona ecoclimática y biogeográfica de transición entre el desierto del Sáhara en el norte y la sabana sudanesa en el sur. Se extiende a través del norte del continente africano entre el Océano Atlántico y el Mar Rojo. El término en árabe sāḥil (ساحل) significa, literalmente, "borde, costa", describiendo la aparición de la vegetación del Sahel como una línea costera que delimita el mar de arena del Sáhara.

El Sahel cubre total o parcialmente el territorio (yendo de oeste a este) del norte de Senegal, el sur de Mauritania, Malí, la parte sur de Argelia, Níger, Chad, el sur de Sudán y Eritrea. Está delimitado en el norte por el Sáhara y en el sur por la menos árida sabana.

Geografía[editar]

El Sahel cubre una distancia de 5.400 km desde el Océano Atlántico en el oeste hasta el Mar Rojo en el este, a través de un cinturón que varía entre varios cientos y mil kilómetros de ancho, cubriendo un área de 3.053.200 km². Es una ecorregión de transición de tierras de pasto semi áridas, sabanas, estepas y zonas de matorral espinoso que se encuentra entre la boscosa sabana sudanesa hacia el sur y el desierto del Sáhara en el norte.[1]

La topografía del Sahel es principalmente llana, y la región se encuentra principalmente en un rango de entre 200 y 400 metros de altitud. Existen multitud de mesetas aisladas y zonas montañosas, si bien suelen designarse como ecorregiones separadas dado que su flora y fauna son distintas de las tierras bajas circundantes. Las precipitaciones anuales varían entre 200 mm en el norte del Sahel hasta alrededor de 600 mm en el sur.[1]

A través de la historia de África, la región ha acogido algunos de los reinos más avanzados, quienes se beneficiaron del comercio que recorría el desierto. Colectivamente, estos estados fueron conocidos como reinos sahelianos (véase la sección Historia más adelante).

Flora y fauna[editar]

Los Camellos pisotean el suelo en el semi árido Sahel a medida que se desplazan hacia pozos de agua, como este en Chad, matando pequeños arbustos y generando desertificación

El Sahel se encuentra cubierto principalmente por tierras de pasto y sabanas, con áreas boscosas y de matorral. La hierba y el pasto se distribuye uniformemente a través de la región, dominada por especies de pasto anuales como Cenchrus biflorus, Schoenefeldia gracilis y Aristida stipoides. En cuanto a los árboles, las especies dominantes son diferentes tipos de acacia, siendo la Acacia tortilis la más común junto a la Acacia senegal y la Acacia laeta. Otras especies de árbol incluyen Commiphora africana, Balanites aegyptiaca, Faidherbia albida y Boscia senegalensis. En la parte norte del Sahel, diferentes tipos de matorral de desierto, como el Panicum turgidum y la Aristida sieberana, se alternan con las tierras de pasto y la sabana. Durante la larga estación seca, muchos árboles pierden sus hojas, y los pastos mueren.

El Sahel fue en el pasado hogar de multitud de poblaciones de mamíferos de pastoreo, incluyendo el Oryx dammah, la Nanger dama (gacela dama), Gazella dorcas (gacela dorcas) y la Eudorcas rufifrons (gacela rufifrons), así como el Bubal hartebeest (Alcelaphus busephalus buselaphus), junto con grandes predadores como el Lycaon pictus, el guepardo (Acinonyx jubatus) y el león. Las especies más grandes han visto su número enormemente reducido por la sobre caza y la lucha por el alimento, y varias especies son ahora vulnerables (la gacela dorcas y la gacela rufifrons), amenazadas (la gacela dama, el Lycaon pictus, el guepardo, el león), o extintas (el Oryx dammah está posiblemente extinto en estado silvestre y el Bubal hartebeest se ha extinguido).

Las zonas húmedas estacionales del Sahel dan cobijo a aves migratorias que se desplazan en el continente africano y en los corredores aéreos de aves africano europeos.[1]

Clima[editar]

Su clima es tórrido y se caracteriza por la escasez de lluvias y dos estaciones marcadas: una larga, seca e invernal, y otra lluviosa, entre julio y septiembre, corta y estival. Destaca su abundante fauna, aunque dispersa por la acción antrópica, con la presencia de grandes ungulados, bóvidos y felinos.

El límite norte del Sahel, siguiendo la isoyeta media de 150 mm de lluvia, en el período 1931-60, que cruza el continente africano de este a oeste, se encuentra entre 50 y 100 km más al norte que la misma isoyeta en el período 1968-97. Ciudades importantes en esta franja que ha quedado más seca: Nuakchot, en Mauritania; Agadez, en Níger; Jartum, en Sudán.[2] Lo mismo se puede decir del límite sur del Sahel, también ha avanzado hacia el sur, pero con una distancia un poco menor, en media.

Sin embargo desde 1982, las lluvias han aumentado, y en algunos lugares también la vegetación

Historia[editar]

Agricultura temprana[editar]

Los primeros ejemplos de domesticación de plantas para uso agrícola en África tuvieron lugar en la región del Sahel hacia el año 5000 AEC, cuando el sorgo y el arroz africano comenzaron a cultivarse [cita requerida]. Hacia esta época, y en la misma región, la pequeña gallina de Guinea fue domesticada.

Hacia el 4000 AEC el clima del Sáhara y del Sahel comenzó a hacerse más seco a una velocidad cada vez más rápida. Este cambio climático provocó una significativa disminución del nivel de lagos y ríos, provocando una progresiva desertificación. Esto, a su vez, disminuyó la cantidad de tierra capaz de acoger asentamientos y contribuyó a la migración de poblaciones campesinas hacia zonas más húmedas de África Occidental.[3]

Reinos sahelianos[editar]

Los reinos sahelianos fueron una serie de monarquías ubicadas en el Sahel, entre el siglo IX y el siglo XVIII. Su riqueza provenía del control de las rutas del comercio transahariano a través del desierto, en especial del comercio árabe de esclavos.

Su poder se basaba en la tenencia de animales de carga, como los camellos o los caballos, que eran suficientemente rápidos como para mantener un gran imperio bajo control y al mismo tiempo eran útiles en la batalla. Todos estos reinados e imperios funcionaban de modo muy descentralizado, teniendo sus ciudades un importante nivel de autonomía. Los primeros reinos sahelianos surgieron a partir del año 750 EC en torno a importantes ciudades comerciales a lo largo de la región del río Níger, como Tombuctú, Gao y Djenné.

Los estados sahelianos encontraron su límite en las zonas boscosas del sur, donde los ashanti y los yoruba se defendían bien, y las cabalgaduras de los guerreros sahelianos eran inútiles al no poder sobrevivir al calor y las enfermedades de la región.

Período colonial[editar]

El Sahel occidental cayó bajo el dominio francés hacia finales del siglo XIX, formando parte así del África Occidental Francesa. Chad se sumó en 1900 como parte del África Ecuatorial Francesa. Los territorios franceses se descolonizaron en 1960.

El Sahel oriental, que comprendería la parte conocida actualmente como Sudán, no cayó bajo el dominio de las potencias europeas, pero fue anexionado por Mehmet Alí en 1820. Cayó bajo administración británica como parte del Sultanato de Egipto en 1914. El Sahel sudanés formó parte del Sudán independiente en 1956, entrando en un largo período de inestabilidad y guerra, siendo su ejemplo más reciente el Conflicto de Darfur.

La zona del extremo oriental del Sahel cayó bajo control italiano como parte de la Eritrea italiana en 1890. Eritrea fue anexionada por Haile Selassie de Etiopía en 1962, logrando la independencia en 1993 tras una larga guerra de independencia.

Sequías recientes[editar]

En 1915 tuvo lugar una importante sequía en el Sahel, causada por precipitaciones anuales muy por debajo de la media anual, la cual provocó una hambruna a gran escala. Durante los años sesenta se produjeron importantes incrementos en las precipitaciones en la región, lo que hizo las zonas del norte de la región más accesibles. Se produjo un empujón, apoyado por los gobiernos, para que la gente se desplazara hacia el norte. Cuando comenzó el largo período de sequías entre los años 1968 y 1974, el pastoreo pronto se volvió insostenible, y el terreno quedó pronto denudado. Como durante la sequía de 1914, esto condujo a una hambruna a gran escala, pero en esta ocasión se vio de alguna manera aliviada por la llegada de ayuda externa. Esta catástrofe dio lugar a la fundación del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola.

Entre junio y agosto de 2010, la hambruna volvió a golpear el Sahel.[4] Las cosechas en Níger no lograron madurar durante la época seca, teniendo lugar la hambruna.[5] En Chad, la temperatura alcanzó los 47,6 º C el 22 de junio en Faya-Largeau, rompiendo un récord fijado en 1961 en la misma localidad. Níger alcanzó su máxima temperatura en 1998, también un 22 de junio, llegando a 47.1 °C en Bilma.[6]

Desertificación y tormentas de arena[editar]

Mapa de la precipitación pluvial en África. El Sahel se caracteriza por tener un clima intermedio entre la extrema aridez del Sahara y la humedad de la sabana y los bosques.

La sobre agricultura, el sobre pastoreo y la sobrepoblación de tierras marginales, así como la erosión del suelo, han provocado una profunda desertificación de la región.[7] [8]

Además, con una frecuencia significativa ocurren importantes tormentas de arena. Durante noviembre de 2004, una serie de tormentas de arena golpearon Chad, originando la Depresión de Bodélé.[9] Se trata de un área donde ocurren con frecuencia tormentas de arena, con una media de 100 días al año.

El 25 de agosto de 2008, importantes tormentas de arena asolaron las planicies de Somalia y el noreste de la afectada por la sequía Kenia.[10] El 23 de marzo de 2010, una gran tormenta de arena golpeó Mauritania, Senegal, Gambia, Guinea Bissau, Guinea y las zonas interiores de Sierra Leona. Otro golpe subsiguiente golpeó Argelia, el interior de Mauritania, Malí y el norte de Costa de Marfil.[11]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Magin, Chris (2001). «Sahelian Acacia savanna». Terrestrial Ecoregions. World Wildlife Fund. Consultado el 18 de junio de 2012.
  2. National Geographic, en español. Lluvias cambiantes; pg. 11. Abril de 2008
  3. O'Brien, Patrick K., ed. (2005). Oxford Atlas of World History. Nueva York: Oxford University Press. pp. 22–23. 
  4. «Drought threatens African humanitarian crisis - Channel 4 News». Channel4.com (1 de julio de 2010). Consultado el 18 de junio de 2012.
  5. Foy, Henry (21 de junio de 2010). «Millions face starvation in west Africa, warn aid agencies». The Guardian (London). 
  6. Masters, Jeff. «NOAA: June 2010 the globe's 4th consecutive warmest month on record». Weather Underground. Jeff Masters' WonderBlog. Consultado el 18 de junio de 2012.
  7. Tripod.com
  8. NASA.gov
  9. «Dust Storm in the Bodele Depression». Nasa. Consultado el 18 de junio de 2012.
  10. Eoearth.org
  11. Eosnap.com

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]