Sabotaje

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Observen este dibujo: Se puede ver que el sujeto es buscado por sabotaje. ¿Por qué por sabotaje? Quizá porque arrojó a propósito un cigarrillo sobre la basura, para producir intencionalmente un incendio. En otras palabras, intervino, se entrometió, saboteó un asunto ajeno.

El sabotaje (del francés sabotage, 'fabricar zapatos; colocar rieles; sabotear') es un proceso por el cual se realiza una modificación, destrucción, obstrucción o cualquier intervención en una operación ajena, con el propósito de obtener algún beneficio para uno mismo o un perjuicio intencionado.

Ejemplos[editar]

Se entiende como sabotaje a cualquier acción entrometida en asuntos ajenos. Estos sabotajes son realizados por personas que buscan beneficiarse a sí mismas o impedir algo. Ejemplos:

Modificaciones[editar]

Una financiera entrega un millón de dólares a una empresa, y un bandido se las ingenia para darles a la financiera SU cuenta bancaria en vez de la de la empresa, recibiendo él todo el dinero, robándolo. Aquí se dice que modificó, es decir, saboteó, la operación para robar ese dinero.

Destrucción[editar]

En medio de un conflicto militar entre dos países, supongamos, un soldado se hace pasar por un tripulante del barco enemigo, llegando así hasta dicha embarcación para destruirla con un arma. En este caso, el soldado saboteó la navegación.

Obstrucción[editar]

En ocasiones, el sabotaje es utilizado para echarle la culpa a personas ajenas. Ejemplo: un hombre que tiene un diamante lo coloca en el bolsillo de la persona que quiere meter en problemas, sin que ella se percate, para cuando encuentran el diamante esté en dicha persona, dando la idea de que fue ella quien lo robó o lo tiene ilegalmente. Aquí se observa un saboteo para ensuciar a otro.[cita requerida]

Sabotaje Informático[editar]

El término sabotaje informático comprende todas aquellas conductas dirigidas a eliminar o modificar funciones o datos en una computadora sin autorización, para obstaculizar su correcto funcionamiento, es decir, causar daños en el hardware o en el software de un sistema. Los métodos utilizados para causar destrozos en los sistemas informáticos son de índole muy variada y han ido evolucionando hacia técnicas cada vez más sofisticadas y de difícil detección.

Marco legal en Chile[editar]

En Chile existe solo una ley vigente hasta la fecha que regula materias relativas a los delitos informáticos, esta es la ley 19.223, la cual solo está compuesta de cuatro artículos: Artículo 1º.- El que maliciosamente destruya o inutilice un sistema de tratamiento de información o sus partes o componentes, o impida, obstaculice o modifique su funcionamiento, sufrirá la pena de presidio menor en su grado medio a máximo. Si como consecuencia de estas conductas se afectaren los datos contenidos en el sistema, se aplicará la pena señalada en el inciso anterior, en su grado máximo. Artículo 2º.- El que con el ánimo de apoderarse, usar o conocer indebidamente la información contenida en un sistema de tratamiento de la misma, lo intercepte, interfiera o acceda a él, será castigado con presidio menor en su grado mínimo a medio. Artículo 3º.- El que maliciosamente altere, dañe o destruya los datos contenidos en un sistema de tratamiento de información, será castigado con presidio menor en su grado medio. Artículo 4º.- El que maliciosamente revele o difunda los datos contenidos en un sistema de información, sufrirá la pena de presidio menor en su grado medio. Si quien incurre en estas conductas es el responsable del sistema de información, la pena se aumentará en un grado.

Marco Legal México[editar]

En México el Código Penal Federal tipifica a este delito en su artículo 140, el cual señala

Artículo 140

Se impondrá pena de dos a veinte años de prisión y multa de mil a cincuenta mil pesos, al que dañe, destruya, perjudique o ilícitamente entorpezca vías de comunicación, servicios públicos, funciones de las dependencias del Estado, organismos públicos descentralizados, empresas de participación estatal, órganos constitucionales autónomos o sus instalaciones; plantas siderúrgicas, eléctricas o de las industrias básicas; centros de producción o distribución de artículos de consumo necesarios de armas, municiones o implementos bélicos, con el fin de trastornar la vida económica del país o afectar su capacidad de defensa.

Se aplicará pena de seis meses a cinco años de prisión y multa hasta de cinco mil pesos, al que teniendo conocimiento de las actividades de un saboteador y de su identidad, no lo haga saber a las autoridades.

Las sanciones a que se refiere el primer párrafo de este artículo se aumentarán hasta en una mitad, cuando los actos de sabotaje se realicen en los ductos, equipos, instalaciones o activos, de asignatarios, contratistas, permisionarios o distribuidores a que se refiere la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos.

La última modificacion a este ordenamiento penal fue publicado en el Diario Oficial de la Federación del 24 de enero del 2020

Bibliografía[editar]

  • El sabotaje - Émile Pouget. Précipité editorial/Solidaridad Obrera. Madrid, 2001.

Véase también[editar]