Gusano informático

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un gusano informático (también llamado IWorm por su apócope en inglés, "I" de Internet, Worm de gusano) es un malware que tiene la propiedad de duplicarse a sí mismo.

Los gusanos utilizan las partes automáticas de un sistema operativo que generalmente son invisibles al usuario.

Los gusanos informáticos se propagan de computadora a computadora, pero a diferencia de un virus, tiene la capacidad a propagarse sin la ayuda de una persona. Lo más peligroso de los worms o gusanos informáticos es su capacidad para replicarse en el sistema informático, por lo que una computadora podría enviar cientos o miles de copias de sí mismo, creando un efecto devastador a gran escala.

A diferencia de un virus, un gusano no necesita alterar los archivos de programas, sino que se encuentra en la memoria y se duplica a sí mismo. Los gusanos casi siempre causan problemas en la red (aunque sea simplemente consumiendo ancho de banda), mientras que los virus siempre infectan o corrompen los archivos de la computadora que atacan.

Los gusanos normalmente tardan alrededor de 45 días en llegar al disco duro[cita requerida] para empezar a destruir el sistema operativo de la computadora, la cual normalmente presenta estos síntomas:

  • Mal funcionamiento del ratón o mouse (no funciona).[1]
  • Bloqueos repentinos en la mayoría de los sitios web.[cita requerida]
  • Errores en servidores multijugador que usan redes ad hoc.[cita requerida]
  • Fallas en programas con extensiones .sh .jar .voi .exe .jad, entre otros.[cita requerida]

Este tipo de virus normalmente desaparece con la presencia de otro sistema operativo[cita requerida] o, en pocos casos, un antivirus potente.[cita requerida]

Es algo usual detectar la presencia de gusanos en un sistema cuando, debido a su incontrolada replicación, los recursos del sistema se consumen hasta el punto de que las tareas ordinarias del mismo son excesivamente lentas o simplemente no pueden ejecutarse.

Los gusanos se basan en una red de computadoras para enviar copias de sí mismos a otros nodos (es decir, a otras terminales en la red) y son capaces de llevar esto a cabo sin intervención del usuario, propagándose utilizando Internet, basándose en diversos métodos, como SMTP, IRC, P2P, entre otros.

Historia[editar]

El primer gusano informático de la historia data de 1988, cuando el gusano Morris infectó una gran parte de los servidores existentes hasta esa fecha. Su creador, Robert Tappan Morris, fue sentenciado a tres años en prisión y obtuvo de libertad condicional, 400 horas de servicios a la comunidad y una multa de 10050 dólares, gracias a su familia que pagó la fianza.[2] Fue este hecho el que alertó a las principales empresas involucradas en la seguridad de tecnologías tales como Nirdesteam que fue uno de los primeros en desarrollar el cortafuegos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Galayo, Carlos. «Qué hacer cuando el touchpad del portátil deja de funcionar». Consultado el 12 de febrero de 2015 de 2015. 
  2. Zakon, Robert H. (noviembre de 1997). «RFC 2235 - Hobbes' Internet Timeline». Network Working Group (en inglés). Consultado el 27 de noviembre de 2014. 

Enlaces externos[editar]