Rosa Blanca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sophie & Hans Scholl en estampilla conmemorativa en Alemania Oriental - 1961
Monumento en Múnich en recuerdo de la Rosa Blanca.

La Rosa Blanca (en alemán: Die weiße Rose) fue un grupo de resistencia organizado en la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, que abogaba por la resistencia no violenta contra el régimen. Fue fundado en junio de 1942 y existió hasta febrero de 1943. Los miembros de la Rosa Blanca, todos ellos son cristianos militantes, redactaron, imprimieron y distribuyeron seis hojas en las que se animaba a la resistencia contra el nacionalsocialismo.[1]

Personas vinculadas[editar]

En realidad, no se trató de un grupo con una estructura fija. Se puede decir que, en su núcleo, la Rosa Blanca estaba formada por cinco estudiantes, todos ellos rondando la veintena, de la Universidad de Múnich. Hans Scholl y su hermana Sophie lideraban al resto del grupo, que incluía a Christoph Probst, Alexander Schmorell y Willi Graf. Se les unió un profesor, Kurt Huber, que preparó las dos últimas series de folletos.

Contaron también con el apoyo de otras personas, como Hans Conrad Leipelt, Hubert Furtwängler, Marie-Luise Jahn, Hans Hirzel, Susanne Hirzel, Heinz Brenner, Franz J. Müller, Eugen Grimminger y Falk Harnack, conocido más tarde como director de cine. También les apoyaron Harald Dohrn, suegro de Christoph Probst, el arquitecto Manfred Eickemeyer, en cuyo estudio se reunió el grupo, el pintor Wilhelm Geyer, que alquiló el estudio de Eickemeyer y dio la llave a Hans Scholl, así como el librero Josef Söhngen, cuyos sótanos sirvieron como almacén para las hojas.

Historia[editar]

Los varones de la Rosa Blanca eran veteranos de guerra, pues habían luchado tanto en el frente francés como en el ruso. Habían sido testigos de las atrocidades nazis, tanto en el campo de batalla como en el Holocausto, y eran conscientes de que el revés que la Wehrmacht había sufrido en Stalingrado finalmente llevaría a Alemania a la derrota.

Tras una temporada de cese en sus actividades en la segunda mitad de julio de 1942, la Rosa Blanca adoptó una postura más enérgica contra Hitler en febrero de 1943, repartiendo las dos últimas series de folletos y pintando eslóganes antinazis por todo Múnich, principalmente en las puertas de la Universidad. La última distribución tuvo lugar en la Universidad, el 18 de febrero de 1943, intentando coincidir con la salida de clase de los estudiantes.

Con la mayoría de los folletos ya repartidos en lugares importantes, Sophie Scholl tomó la decisión de subir las escaleras hasta lo alto del atrio y lanzar los últimos folletos sobre los estudiantes. Fue vista por un bedel, quien era miembro del partido Nazi, y la arrestó junto con su hermano. Los otros miembros activos cayeron pronto en redada, y tanto el grupo como todo aquel asociado con ellos fue interrogado.

Los Scholl y Probst fueron los primeros en comparecer ante el tribunal, el 22 de febrero de 1943. Se les encontró culpables de traición. Roland Freisler (el Juez Supremo del Tribunal del Pueblo de Alemania) los condenó a ser ejecutados en la guillotina ese mismo día. Los otros miembros clave del grupo también fueron decapitados más tarde aquel verano. Amigos y colegas de la Rosa Blanca, aquellos que habían ayudado en la preparación y distribución de folletos, así como recaudado dinero para la viuda e hijos pequeños de Probst, fueron sentenciados a penas de prisión entre los seis meses y los diez años.

Principios[editar]

La Rosa blanca estaba basada en principios cristianos y rechazaba el militarismo de la Alemania de Adolf Hitler, y creía en una Europa federada adherida a los principios ilustrados de la libertad, tolerancia y justicia. Citando ampliamente a la Biblia, Lao Tse, Aristóteles y Novalis, así como a Goethe y Schiller, apelaban a lo que ellos consideraban la intelligentsia alemana, creyendo que esta sería intrínsecamente opuesta al Nazismo. Al principio, los folletos se distribuyeron mediante envíos masivos por correo, en diferentes ciudades en Baviera y Austria, ya que creían que el sur de Alemania sería más receptivo a su mensaje anti-militarista.

La maduración de la fe cristiana de varios de sus miembros fue la base de su creciente compromiso político ya que consideraban que Hitler atentaba contra lo más valioso y sagrado de la creación - el ser humano. Sus cartas y diarios están llenas de reflexiones sobre esta responsabilidad que sienten que Dios les encomienda. Sirva de ejemplo esta anotación del diario de Sophie Scholl del 12 de febrero de 1942:

Cuando miro a los hombres a mi alrededor, y también a mí misma, siento un enorme respeto ante las personas pues a causa de ellas Dios ha descendido. Por otra parte es lo que menos entiendo. Sí, lo que menos entiendo de Dios es su amor. Señor, necesito rezar, rogar. ¡Sí! Tendríamos que tener siempre presente cuando nos interrelacionamos que Dios se hizo Hombre por nosotros.

Legado y homenajes[editar]

Con la caída de la Alemania Nazi, la Rosa Blanca pasó a representar la oposición a la tiranía en la psique alemana, al no haber tenido interés en un poder personal o su engrandecimiento. Su historia se hizo tan conocida que el compositor Carl Orff declaró (según algunos falsamente) a sus interrogadores aliados que fue un miembro fundador de la Rosa Blanca, siendo por ello liberado. Aunque conocía personalmente a Huber, se carece de otros indicios (salvo las palabras del propio Orff) de que estuviera realmente involucrado en el movimiento, por lo que es posible que su afirmación no tuviera otra razón de ser que evitar la cárcel.

La plaza en que se localiza el vestíbulo central de la Universidad de Múnich ha sido rebautizada "Geschwister-Scholl-Platz" (Plaza de los hermanos Scholl), en recuerdo de Hans y Sophie Scholl, y la plaza contigua, “Professor-Huber-Platz." Varios colegios, calles, y lugares en toda Alemania recibieron nombres en memoria de los miembros de la Rosa Blanca

En la ciudad de Hamburgo, en la que hubo una importante célula de la Rosa Blanca, llamada también la Rosa Blanca de Hamburgo, existe en su honor una calle, Geschwister Scholl Straße, en la que se encuentra una antigua celda de castigo.

Cine y música[editar]

Las actividades del grupo han sido tema de dos películas alemanas: Die weiße Rose, de 1982, dirigida por Michael Verhoeven, y publicada en los Estados Unidos (subtitulada) como The White Rose, y Sophie Scholl - Die letzten Tage, de 2005, dirigida por Marc Rothemund.

También ha dado pie a una ópera, Weiße Rose, de Udo Zimmermann, escenas para dos cantantes y conjunto instrumental, basadas en textos de Wolfgang Willaschek.

En 1997 el grupo francés de dark ambient Les joyaux de la princesse publicó, en colaboración con Regard Extrême, el ya clásico en el género "Die Weiße Rose"

Les han sido dedicadas dos canciones: Die weiße Rose de Konstantin Wecker y The White Rose de los Maniacs.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]