Rana pyrenaica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Rana pyrenaica
Rana pyrenaica.jpg
Rana pyrenaica
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Amphibia
Orden: Anura
Familia: Ranidae
Género: Rana
Especie: R. pyrenaica
Serra-Cobo, 1993
Distribución

La rana pirenaica (Rana pyrenaica) es una especie de anfibio anuro de la familia Ranidae. La especie fue descrita en el año 1993, resolviéndose la polémica acerca de la presencia de Rana iberica en los Pirineos, a la que se parece morfológicamente. Recientes estudios genéticos sugieren que podría estar más emparentada filogenéticamente con Rana temporaria que con R. iberica.[2]​ Se trata de un anfibio endémico y valiosísimo anfibio encontrado casi de forma exclusiva en España (Aragón y Navarra), y algunas escasa localidad de Francia en el borde de la frontera con Navarra en la Selva de Irati. Su distribución está dividida en dos grandes núcleos poblacionales El Oeste que ocupa desde las montañas de Mendizar en Navarra hasta el Valle de Hecho en Aragón y un núcleo poblacional Este que empieza en el Valle del Río Aragón-Subordán y se extiende hasta el valle de Escuaín dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.[3]​ Recientemente se han descrito localidades en Francia mas al Norte en la región francesa de Midi-Pyrénées . [4]​ No está presente en la región de pirenaica catalana, ni en Andorra.

Descripción[editar]

Adulto[editar]

Especie de rana parda de mediano tamaño, con el cuerpo esbelto y un tamaño entre 33 y 46 mm los machos y 36 a 51 mm las hembras. La cabeza es más ancha que larga, con hocico corto, extremidades relativamente largas, presentando 4 y 5 dedos.

De coloración entre canela y gris oliváceo, las hembras pueden presentar una coloración más rojiza. Al igual que otras especies de ranas pardas, presenta una máscara facial de tonalidad marrón oscuro, desde el hocico hasta la inserción de la pata anterior.

Larva[editar]

Los renacuajos presentan una coloración entre marrón muy oscura a negra, con un punteado de tonos claros (mas bien dorados), que los diferencian claramente de las demás especies de ranas pardas. Un observador inexperto podría confundirse los renacuajos del género Bufo con los de Rana pyrenaica, no obstante posee una cola mucho mas robusta y alcanza tamaños mas grandes que los renacuajos de sapo.

Comportamiento[editar]

Se reproduce en el més de abril, coincidiendo con el deshielo en la alta montaña pirenaica. Su canto resulta mucho menos estruendoso que el de otras especies de rana.

Hábitat[editar]

Es una especie eminentemente acuática, siendo su hábitat típico los torrentes de montaña, de aguas rápidas, frías y oxigenadas y ocasionalmente en abrevaderos, fuentes y charcas con renovación continua de agua. No es una especie que se suela encontrar en ibones del Pirineo donde no se haya introducido truchas, en este caso domina su especie hermana la Rana temporaria.

Distribución[editar]

Endemismo de la Península Ibérica que se localiza en la vertiente sur del Pirineo central y occidental. Desde la Selva de Irati en Navarra hasta el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en Aragón. Curiosamente, hay una serie de valles jacetanos donde, aparentemente, estaria ausente (valles de Hecho, Aisa y Borau) .[5]

Se la encuentra generalmente desde los 1.000 a 1.800 metros de altitud, si bien el rango altitudinal abarca desde 500 hasta los 2.100 metros.[6]

Amenazas[editar]

La especie está amenazada por la eutrofización de los torrentes, introducción potencial de Salmo trutta y otros peces depredadores, pérdida de hábitat debido al desarrollo del turismo e infraestructuras de transporte, talas de bosques, cambio climático y por la presencia del quítrido un hongo potencialmente mortal para anfibios de todo el mundo y que recientemente ha sido detectado por toda el área de distribución de la especie. [7]

Según estudios realizados por los biólogos Jordi Serra y Juan Pablo Martínez-Rica, la rana pyrenaica y sus renacuajos comparten en diversas zonas espacio con un potencial predador, el tritón pirenaico. Sus investigaciones revelaron que estos pudieran no alimentarse de sus larvas, a diferencia de las de la rana bermeja, bien por su mal sabor o por ser tóxicas. Independientemente de la causa, disminuye la competencia entre los dos tipos de ranas y las políticas de protección del tritón se extienden indirectamente a la rana pirenaica.[8]

Referencias[editar]

  1. Jaime Bosch, Miguel Tejedo, Claude Miaud, Iñigo Martínez-Solano, Alfredo Salvador, Mario García-París, Ernesto Recuero Gil, Rafael Marquez, Carmen Diaz Paniagua, Philippe Geniez (2009). «Rana pyrenaica». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2008 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 2 de marzo de 2010. 
  2. Rana pyrenaica, en la Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador A. Martínez-Solano. I (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. Archivo en pdf. Visto el 4 de marzo de 2010.
  3. https://www.miteco.gob.es/images/es/13-basesconservacionranaspardas232-257_tcm30-66015.pdf
  4. https://www.miteco.gob.es/images/es/13-basesconservacionranaspardas232-257_tcm30-66015.pdf
  5. «Rana pirenaica (Rana pyrenaica). Especie del año 2014». www.naturalezaaragonesa.com. Consultado el 18 de abril de 2017. 
  6. https://www.miteco.gob.es/images/es/13-basesconservacionranaspardas232-257_tcm30-66015.pdf
  7. https://www.miteco.gob.es/images/es/13-basesconservacionranaspardas232-257_tcm30-66015.pdf
  8. National Geographic España. volumen 12, número 3 (3). 2003. 

Enlaces externos[editar]