Progreso científico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ícono del concepto "ciencias".

El progreso científico es una etiqueta o una denominación, con frecuencia usada para señalar o evocar el desarrollo de los conocimientos científicos. Con toda certeza, el progreso técnico depende, en buena medida, de los avances teórico-científicos.

Nuestro concepto de progreso científico está detrás de la idea de que la ciencia como disciplina incrementa cada vez más su capacidad para resolver problemas, a través de la aplicación de cuidadas y particulares metodologías que genéricamente englobamos con la denominación de método científico.

Dibujo de un soldado chino tratando de encender un cohete.

El mecanismo del progreso científico[editar]

Con facilidad podrían citarse a varios filósofos de la ciencia argumentando en el sentido que el progreso científico es discontinuo, o sea que se realiza a saltos, y que por tanto no es resultado de una acumulación relativamente continua de conocimientos y de experiencias. Muy por el contrario, la propia historia parece confirmar que el progreso científico es muy dinámico y revolucionario, y durante este proceso constantemente se van introduciendo y adaptando nuevas ideas, mientras que ideas anteriores son abandonadas o son restringidas en cuanto a sus posibles aplicaciones.

El filósofo científico Thomas Samuel Kuhn es precisamente uno de los defensores de este modelo, lo que bien explica en su libro The Structure of Scientific Revolutions, y en donde a través de estudios históricos, muestra con acierto que el progreso científico no es un proceso acumulativo, sino por el contrario, una sucesión de cambios de paradigmas, que él llama revoluciones científicas ya que se tratan de cambios bruscos.[1]

Cuando un nuevo paradigma se instala en una comunidad científica, hay igualmente una fase de progreso en el marco de lo que Thomas Kuhn llama « ciencia normal », y dicha fase continúa hasta que fenómenos inexplicables o anomalías se presentan, poniendo en duda el propio paradigma.[2]

El progreso científico en cuestión, luces y sombras[editar]

El filósofo Hans Jonas puso en duda muy fuertemente la idea de progreso, que con fecuencia se asocia a la tecnociencia, entre otras cosas en razón de las consecuencias de la actividad humana sobre el clima.[3]

En el mismo orden de ideas, el filósofo Alain Finkielkraut observó el divorcio entre la ciencia moderna, surgida del divorcio entre la promesa de la modernidad y el progreso.[4]

El investigador Étienne Klein[5] analizó la « crisis de la ciencia » identificando el divorcio entre la popia sociedad y la ciencia moderna, surgida esta última de Galileo y Descartes. Según este filósofo y físico francés, en la concepción de ciencia de Galileo y Descartes, la naturaleza es descripta en lenguaje matemático, lo que condujo a la idea de una naturaleza separada de los humanos, y susceptible de ser « gobernada » por estos últimos. Étienne Klein rechaza con énfasis la idea de una ideología cientificista, recordando que la ciencia no emite valores, ni define el sentido de la vida humana, ni indica como vivir ni como relacionase con otros humanos.[6] [7]

Impacto de la investigación científica sobre la producividad[editar]

Un estudio del año 2008, muestra que el impacto de la investigación y desarrollo de las empresas sobre su productividad, es más eficaz gracias al progreso científico realizado por otras empresas (externalité positive, innovation ouverte) así como por las universidades.[8]

Bibliografía[editar]

Referencias y notas[editar]

  1. «Los Paradigmas de Thomas S Khun» (en español).
  2. Thomas Kuhn, La Structure des révolutions scientifiques, primera edición en 1962.
  3. Hans Jonas, Le Principe responsabilité, 1979
  4. Alain Finkielkraut, Nous autres, modernes, première leçon, chapitre VI, 2005
  5. Wikipedia. «Étienne Klein» (en francés).
  6. Étienne Klein, Galilée et les Indiens, Flammarion, 2008.
  7. Étienne Klein, Las tácticas de Cronos, Editorial Siruela, Biblioteca de Ensayo, Madrid 2005, 185 páginas.
  8. The Origins of Industrial Scientific Discoveries, NBER, 2008, p. 26-28

Véase también[editar]