Pedagogía forestal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pedagogía del bosque o pedagogía forestal (Forest School en inglés, Waldpädagogik en alemán) es un término que hace referencia a un tipo de escuela (y por extensión, de sistema educativo) cualificada, que emplea el bosque y la silvicultura como medio participativo de la educación ambiental.

El término, si bien no aparece recogido como tal en la legislación alemana, es comúnmente utilizado en los círculos educativos y pedagógicos. Siempre hace referencia a la educación ambiental relacionada con los bosques y al aprendizaje holístico en el hábitat forestal. La pedagogía de la Escuela Bosque se considera hoy como parte de la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) de la Década de la ONU.

Definición[editar]

Las raíces de la pedagogía forestal se encuentran a principios del siglo XX. Klaus Seeland (1999) menciona al maestro y fundador de la primera escuela forestal suiza Corray (1912) como pionero de la pedagogía del bosque. Corray quería "equilibrar la educación en nuestra era de las máquinas" y "educar a nuestros jóvenes para que amen la naturaleza y la patria" (Bolay, 1998). Las primeras escuelas bosque y sus respectivas casas para jóvenes se fundaron después de la Segunda Guerra Mundial. En 1947 fue creada la fundación para la protección de los bosques alemanes (Schutzgemeinschaft Deutscher Wald), una asociación importante para la pedagogía forestal en ese momento y en la actualidad.

Definición de trabajo:

  • La educación forestal es una forma de educación natural que busca vivenciar y aprender, de manera integral, cercana al alumnado y través de la experiencia práctica, el conocimiento de los contextos ecológicos y sociales de los bosques y la naturaleza, a fin de contrarrestar el extrañamiento del alumnado con la naturaleza.
  • Su objetivo es guiar a las personas de manera integral, es decir, con "sus cabezas, corazones y manos", hacia una acción responsable en red utilizando el ejemplo del bosque.
  • La pedagogía de los bosques quiere permitir la experiencia práctica, holística y el aprendizaje sin competencia o lucha. Quiere despertar la comprensión de las conexiones ecológicas y sociales en la naturaleza y mostrar la diversidad del bosque de hábitats y sus ciclos naturales para todos los grupos de edad. A pesar del tamaño del bosque, se concede importancia a la seguridad. Los olores de los bosques naturales tienen un efecto calmante sobre el equilibrio mental. Quiere actuar como un contrapeso a nuestro mundo tecnológico y permitir experiencias individuales de primera mano.
  • La educación del bosque abarca todos los procesos de aprendizaje del hábitat del bosque y sus funciones, lo que permite a los individuos y a la sociedad pensar y actuar a largo plazo, de manera sostenible, holística y responsable en interés del bien común .

La pedagogía forestal es un trabajo educativo para promover la comprensión y la aceptación del uso sostenible de los bosques y es parte de una "Educación para el Desarrollo Sostenible" en el contexto del Decenio de las Naciones Unidas 2005-2014 de las Naciones Unidas.

El bosque como lugar de aprendizaje[editar]

El bosque es un hábitat natural, probablemente el más natural en la Europa central urbanizada. Sus espacios funcionan de manera educativa y tienen una estética sensación de bienestar. Los espacios como "terceros educadores" son metódica y didácticamente significativos. Al abandonar la escuela convencional hacia lugares de aprendizaje auténticos, se lleva a cabo un aprendizaje orientado a la vida y al trabajo. Aprender también significa reunir experiencias, procesarlas y reflexionar sobre ellas.

El bosque fascina y despierta sensaciones. Los bosques son dinámicos y vivos. La vista deambula. El ojo se acomoda constantemente el enfoque visual de cerca a lejos y viceversa. En el bosque siempre hay un sonido natural y un olor de fondo que influyen en el subconsciente. La persona se mueve en el bosque en estos campos sensoriales y lentamente todos sus canales sensoriales se abren. Se percibe cada vez más: el susurro de las hojas, el canto de los pájaros e incluso el silencio son audibles. El aire fresco y húmedo, a veces mohoso, despierta sentimientos. El calor y el frío pueden ser experimentados. El cerebro trabaja constantemente para procesar la variedad de impresiones recibidas. La concentración y la relajación requieren de cierto tiempo.

La educación forestal busca el equilibrio entre la vida y el aprendizaje, entre los juegos y el trabajo, y entre la educación y la enseñanza. Ella quiere unirse en la experiencia emocional y cognitiva. Los pedagogos especializados en ella utilizan este marco de condiciones para el desarrollo de las actividades, que son unidas en sus programaciones didácticas mediante un hilo conductor común. Aquí no es importante lo que se diga a los participantes. Los educadores forestales hacen ofertas, seducen a las personas para que se vuelvan proactivas y les ayudan a descubrir el mundo y descubrir su belleza. Las ubicaciones de los bosques son más que un telón de fondo. Todos los materiales pedagógicos deseables se pueden encontrar en el bosque. La educación mediante escuelas bosque pretende enseñar pero no ser una enseñanza, sino que vivir de la naturaleza misma.

Las actividades en el bosque son percibidas de manera diferente por diferentes personas. Lo que es emocionante para uno, puede resultar aburrido al otro. Lo que para uno resulta una realidad creada o escenificada, para otros participantes es una experiencia como fascinante. Es difícil complacer a todos y, sin embargo, siempre tiene éxito. Algunos niños viven en el bosque y muestran nuevas páginas. Muchos niños tranquilos se han vuelto muy animados. Otros, a veces nerviosos, se vuelven tranquilos y reflexivos en el bosque, cuando se toman el tiempo y el espacio necesarios para hacerlo. La pedagogía del bosque afirma trabajar tanto con objetivos grupales como con objetivos centrados en el individuo.

Objetivos[editar]

Objetivos pedagógicos[editar]

Bolay afirma en 1998 "de ninguna manera está anticuado el valioso redescubrimiento". El aprendizaje holístico según el concepto de Pestalozzi "aprender con cabeza, corazón y mano" es un pilar fundamental. La belleza de la naturaleza y las experiencias sensoriales enfatizan el valor de preservarla. Las esperanzas y el sentido de autoeficacia se fortalecen. Esto significa que la belleza y la experiencia con todos los sentidos, la curiosidad y la investigación mediante "aventuras" ocupan un lugar central. El aprendizaje y la comprensión se hacen posibles a través del encuentro directo con la naturaleza y la sensibilización de todos los sentidos.

El bosque debe ser convertirse en un escenario vivible y comprensible. Esto se puede lograr de una manera lúdica. Las actividades individuales y grupales del bosque, las experiencias creativas y meditativas estimulan la autonomía en el bosque. Las emociones no solo están permitidas sino que deben ser despertadas.

Muchos niños y adolescentes casi no van al bosque hoy en día.

Las relaciones personales y las experiencias directas son importantes. La comprensión se entiende en el sentido literal. El bosque debe hacerse palpable y sentirse con las manos. De nuevo, el aprendizaje y la comprensión se hacen posibles a través del encuentro directo con la naturaleza y la sensibilización de todos los sentidos.

La educación en el bosque también quiere impartir conocimientos (entendidos como contenidos curriculares). La formación de una imagen del mundo y de la humanidad, la integración del conocimiento y las experiencias en la vida cotidiana son parte del proceso educativo. Se trata de cultivar actitudes y ser conscientes del medio ambiente, porque existe una relación estrecha entre el conocimiento y las actitudes. Aquí funciona la cita "solo puedo amar lo que conozco, y solo puedo proteger lo que amo. No protegemos lo que no conocemos". La educación en el bosque utiliza a este para la educación del carácter a ciudadanos ambientalmente conscientes. A través de la práctica y la experiencia relacionada con la vida, esta práctica pedagógica también pretende compensar la actual concepción del ocio orientado hacia el consumo.

La pedagogía forestal está dirigida al trabajo juvenil, a la conservación activa de bosques y al aprendizaje práctico de la biología. Esta pretende ser un concepto educativo y formativo. Por ello, las administraciones forestales (en Alemania) están obligadas a ofrecer formación en la pedagogía del bosque. La educación ambiental relacionada con los bosques tiene como objetivo complementar la educación escolar.

Objetivos a destacar[editar]

Al menos tres objetivos relacionados son significativos:

Primer Objetivo: Resolución de la paradoja del matadero. El estudio de Pauli y Suda (1999) sobre la imagen de la silvicultura en el público tuvo un efecto impactante en la cultura forestal, que dura hasta la actualidad. Esta representativa encuesta realizada en la República Federal Alemana reveló:

  • La madera se considera una materia prima útil, pero se percibe como aislada en gran parte de su origen y su extracción del bosque.
  • Cuando se preguntó acerca de la silvicultura, el 24% refirió no pensar nada en absoluto, el 28% afirmó tener conocimientos muy generales y al 24% le sugirieron ideas como el peligro forestal y la pérdida de bosques.
  • El bosque y la madera son populares. La silvicultura está oculta, por lo general ni siquiera se menciona.
  • El 53% no sabe que los bosques alemanes son gestionados de forma sostenible. Probablemente muchas personas no saben qué es la agricultura sostenible.
  • El 69% de los adolescentes calificaron las caídas de árboles como dañinas para el bosque.
  • El componente económico de la silvicultura apenas se nota.
  • La opinión popular sobre el aprovechamiento forestal tiende a ser negativa.
  • Tales valores y juicios rara vez son fundamentados racionalmente.

Algo similar ocurre en la opinión pública, como "comer carne es popular, pero implica matar a animales adorables", por lo que los autores hablan de la "paradoja del matadero". El vínculo lógico bosque (uso forestal) - madera está escasamente presente en la conciencia de la población. Los bosques y la madera tienen una calificación positiva, mientras que la silvicultura se clasifica como dañina. Es obvio que a muchos no les queda claro que la madera en bruto que crece en el bosque, es recolectada por la silvicultura y puesta a disposición de la sociedad como materia prima. El cuidado amoroso por el bosque, se mezcla con una imagen del bosque a menudo transfigurada románticamente. El aprovechamiento del bosque no encuentra su lugar en tales imágenes y sentimientos. Las personas que piensan tan paradójicamente son muy conscientes de que incluso los árboles son seres vivos e importantes para nuestras vidas.

Segundo Objetivo: La silvicultura sostenible como ejemplo. La silvicultura sostenible se puede comunicar al público como un sistema económico modelo, modelado en otros sectores económicos. En una silvicultura sostenible, el pensamiento intergeneracional a largo plazo es una actitud fundamental y ejemplar. Los profesionales forestales necesitan pensar y planificar su carrera a largo plazo. En la silvicultura, está claro que el abuelo cuida de los nietos y que los nietos o bisnietos cosechan lo que el bisabuelo ha plantado. La silvicultura cercana a la naturaleza quiere reunir los aspectos de la ecología, la economía y los asuntos sociales. Una de las tareas de la pedagogía en el bosque es enseñar esto a las personas con las metodologías correctas.

Tercer Objetivo: Pensamiento orientado al futuro y al ciclo. El pensamiento orientado hacia el futuro y al ciclo de una silvicultura ecológica puede convertirse en un modelo para la economía. No hay desperdicio en el bosque. Todo lo que no se usa permanece en el suelo y vuelve a los procesos de circulación natural. En el reciclaje natural, los residuos se convierten en materia prima. La madera está esencialmente hecha de carbono, que el árbol capta como dióxido de carbono de la atmósfera, eliminándolo de esta. Si la madera se utiliza a largo plazo en la construcción de viviendas o en muebles, el dióxido de carbono se elimina de la atmósfera de manera efectiva y permanente. Solo cuando se pudre o quema este dióxido de carbono se libera nuevamente. Estos hechos son de suma importancia en términos de calentamiento global.

La educación ambiental tiene la tarea de familiarizar a las personas con el conocimiento ecológico, promover sus intereses y valores con respecto a un enfoque cauteloso de la naturaleza y el medio ambiente, y alentarlos a actuar de una manera ambientalmente consciente. La educación ambiental relacionada con los bosques quiere identificarse con dichos conceptos e integrar el principio de silvicultura sostenible a nivel local y global. Resolver los próximos problemas ambientales es el trabajo de los adultos. Los niños y adolescentes deben estar preparados para enfrentar estos desafíos en el futuro mejor que como lo hacemos nosotros hoy. Quien entiende el principio de sostenibilidad forestal lo logrará más fácilmente.

Objetivos educativas[editar]

La pedagogía forestal debe transmitir conocimientos orientados al grupo objetivo, actualizados y profesionalmente correctos. Eleva la conciencia sobre los temas forestales. Se basa en el mundo vital del individuo. La gestión forestal sirve como un modelo de sostenibilidad que incluye y considera aspectos ecológicos, económicos, sociales y culturales. La competencia para el diseño de eventos de pedagogía forestal debe ser entrenada y apoyada por:

  • Un pensamiento y actuación Interdisciplinarios y centrados en la búsqueda del origen de las cosas.
  • El aprendizaje de la participación en la solución de problemas actuales y reales.
  • El esclarecimiento de dónde el bosque y la silvicultura son importantes para la vida cotidiana de cada individuo.
  • Cooperaciones entre ciencia, escuela, empresa y práctica.
  • El pensamiento y la acción en red local y regional con respeto hacia los fundamentos naturales de la vida.

La pedagogía del bosque comunica valores como el respeto por los bosques, la naturaleza y el medio ambiente, y el uso responsable y sostenible de los recursos naturales, así como la responsabilidad y el cuidado de las generaciones futuras.

Contenidos y temas de la pedagogía forestal[editar]

Los principales contenidos especializados y temas del trabajo de educación forestal son:

  • El bosque como un lugar para conocer y experimentar la naturaleza es adecuado como un lugar de aprendizaje, con su amplia gama de temas para el aprendizaje relacionado con objetos y con la comprensión de contextos ecológicos .
  • El bosque tiene funciones protectoras para el agua, los suelos, el aire y el clima, protege contra los peligros naturales y, como hábitat natural que es, tiene una gran importancia para la biodiversidad y como área recreativa.
  • Los bosques funcionales y sostenibles son importantes para el bienestar de las personas y la sociedad.
  • La gestión forestal es un modelo y un ejemplo exitoso de un concepto de sostenibilidad realizado en la práctica que tiene en cuenta los aspectos económicos, ecológicos, sociales y culturales.
  • La diversidad de intereses relacionados con el bosque y con la silvicultura (puestos de trabajo, trabajo forestal, fuente de ingresos para los propietarios de bosques, artesanía e industria, historia forestal, protección de especies y biotopos, patrimonio cultural) y el rol del guardabosques como especialista, coordinador, moderador o mediador en todos los asuntos relacionados con los bosques.
  • La madera es una materia prima versátil, renovable y con una evaluación de ciclo de vida insuperable.

Métodos de la pedagogía forestal[editar]

La educación para el desarrollo sostenible (EDS) y, por lo tanto, también la pedagogía forestal, es básicamente una actitud. Por lo tanto, ofrece métodos participativos, como por ejemplo, lecciones orientadas a la actividad requerida. Se busca participación, autonomía, independencia, autodeterminación y la capacidad de actuar por parte de los participantes. Estos objetivos hacen necesarios métodos en los que el alumnado pueda descubrir y utilizar su potencial personal.

Desde una perspectiva constructivista, los planes de educación modernos asumen que lo que los estudiantes saben es menos importante de lo que son capaces de hacer. Por lo tanto, es importante abrir de manera continuada la planificación de cursos a la participación activa de los alumnos. Ciertos conceptos educativos, como el de interacción centrada en el tema, ven esta "adquisición de contenido por parte del alumno" como el centro de los procesos de aprendizaje vitales. Varios métodos se caracterizan por la participación y la adquisición individual de conocimientos, y estos son los que deben utilizarse con mayor frecuencia en la pedagogía forestal.

Métodos que deberían aplicarse con mayor frecuencia desde la perspectiva de la EDS en la educación forestal (Bolay y Reichle, 2011):

  1. Proyectos y formas de trabajo similares a proyectos.
  2. Métodos educativos experienciales.
  3. Juego de roles, teatro.
  4. Juegos de simulación y juegos exploratorios.
  5. Juegos de escenarios y futuro taller.
  6. Grupo-Puzzle.
  7. Aprendizaje participativo, autoorganizado.
  8. Formas libres de trabajo, al aire libre (Open Space).
  9. Foros de discusión, mapas mentales, Worldcafé
  10. Métodos meditativos, fantasía y viajes de ensueño.
  11. Creatividad musical: bellas artes, música y danza.
  12. Entrevista, preguntas..
  13. Superación de situaciones reales, aprendizaje situacional.
  14. Experimentación

En la pedagogía de los bosques, los conocimientos y las competencias mencionados deben enseñarse de acuerdo con los objetivos y contenidos establecidos, teniendo en cuenta los siguientes métodos:

  • Orientación de la vivencia: a los participantes se les habla de los sentidos y las emociones.
  • Orientación de la experiencia: se basa en las experiencias pasadas del mundo vital de los participantes, se pueden crear nuevas experiencias que pueden ayudar a las personas involucradas en el proceso de aprendizaje y comprensión.
  • Orientación al mundo vital: los participantes deben poder aplicar el conocimiento mediado, sus experiencias y las experiencias realizadas en la vida cotidiana.
  • Orientación del proyecto: Los procesos a largo plazo, por ejemplo en el contexto de los proyectos y del trabajo por proyectos, son cada vez más importantes.

Estándares de calidad para eventos de educación forestal[editar]

Los estándares de calidad sirven como guías para los educadores forestales y ayudan a garantizar la calidad. Un criterio de calidad para los programas de pedagogía forestal evalúa hasta qué punto se ha implementado la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS). Como resultado, los eventos forestales educativos contribuyen a las dimensiones local, regional y global del desarrollo sostenible. Los estándares de calidad aumentan la efectividad, ya que crean bases evaluables y mejoran el perfil educativo. Crean una comparabilidad de las ofertas educativas y, por lo tanto, pueden contribuir a mejorar la satisfacción del cliente. Por último, pero no menos importante, pueden aumentar la motivación y satisfacción de los empleados.

Estándares: Los siguientes estándares son importantes para los eventos educativos sobre los bosques:

  • Hay una preparación con el grupo o sus representantes. Se discute el proceso y se definen los objetivos.
  • El evento tiene un tema de contenido general y sigue un hilo metodológico-didáctico que lo conecta todo.
  • Los puntos principales específicos quedan establecidos para crear un interés, una "tensión".
  • El evento se organiza de forma modular según unidades de significado, y tiene un comienzo y una conclusión claras.
  • Los participantes reciben feed-back o retroalimentación.
  • El evento serán reflejados o publicados (si es posible, de una manera profesional). Se verifica cuáles de los objetivos planeados han sido alcanzados. Las fortalezas y debilidades del evento se reflejarán, así como el impacto del liderazgo y la dinámica del grupo.
  • Los resultados de la reflexión se incluyen en la planificación adicional y se procesan para mejoras específicas.
  • Los eventos están diseñados y llevados a cabo para grupos objetivo específicos. Se orientan al grupo de edad, sus deseos, expectativas y condiciones.
  • Tiene en cuenta las necesidades de los directivos y alumnos.
  • Los posibles riesgos y peligros del bosque durante las acciones se reducen mediante la gestión de riesgos. En particular, se tiene en cuenta el riesgo por ruptura de ramas o por caída de árboles. Frente a otros peligros como la tenia del zorro (echinococcus) o las garrapatas (parásitos de muy alta incidencia en los bosques alemanes), se aplican métodos preventivos según la edad de los participantes.
  • Siempre hay equipos de primeros auxilios y teléfonos móviles con números de emergencia.
  • Los educadores forestales conocen el lugar y se informan sobre las rutas de escape.
  • El uso del bosque como lugar de celebración es tranquilo y respetuoso.

Contenidos:

  • Los contenidos son seleccionados de forma metódica y didáctica. Entre los principios "menos es más" y "pero menos aún es nada" se busca un equilibrio.
  • Los aspectos de la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) deben estar presentes, pero no todos los criterios deben cumplirse por igual.
  • La Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) moldea los valores y las actitudes.
  • El bosque está tematizado con las funciones de utilidad, protección y recreación, análogas a la integración de la economía, la ecología y las cuestiones sociales.
  • La enseñanza de los ecosistemas constituye la base de los programas de educación ambiental. Se presenta su impacto en la silvicultura (economía) y los aspectos sociales, así como referencias internacionales sobre ellos.
  • El hombre, con todas sus influencias y sus repercusiones, se entiende como parte del sistema total de la naturaleza. Esta comprensión básica se enseña utilizando el ejemplo de la relación entre bosque, silvicultura y madera. También incluye aspectos como emociones, metafísica y mitos.
  • La sostenibilidad y los problemas globales son abordados. La silvicultura es un ejemplo de cómo se implementan los conceptos modernos e internacionales de sostenibilidad.

Metodología:

  • Además de la transferencia de conocimientos (conocimientos especializados), se promueve la competencia propia, social, metodológica y de diseño en el sentido de la EDS.
  • Para ello, se deben elegir los métodos adecuados.
  • La participación independiente, la participación en el diseño de la sesión y la cooperación de los alumnos es fundamental. El aprendizaje por autodescubrimiento, los métodos participativos y el aprendizaje basado en la creatividad se integran en las programaciones.
  • Los libros "guías de guardabosques" no cumplen con este objetivo, por muy funcionales que sean.
  • En la percepción sensorial y la mediación holística "con cabeza, corazón y mano", los métodos aplicados están alineados. Las necesidades cognitivas, afectivas y motoras de los alumnos se ponderan de acuerdo con los objetivos y necesidades de los grupos objetivo.
  • Existe la necesidad de una variedad de métodos y los elementos de descanso y movimiento, con desafíos para la creatividad, así como el juego, la experiencia o el trabajo práctico para encontrar su lugar.

Estándares personales:

  • El personal de pedagogía especializado en bosques-escuela es competente en cuestiones forestales, ecológicas y educativas.
  • Están preocupados por la seguridad de los grupos y desarrollan una clara gestión de riesgos.
  • Un estilo cooperativo de liderazgo promueve las competencias sociales de los participantes.

Instalaciones educativas forestales (centros de vivencia del bosque y hogares-bosque para jóvenes)[editar]

En regiones con una presencia de grupos objetivo particularmente alta, así como en zonas especialmente atractivas para el turismo, ­la oferta educativa es complementada y ampliada por las instalaciones de enfoque educativo forestal (Walderlebniszentren, traducido como centros de vivencia del bosque, y Jugendwaldheim, traducido como hogar-bosque para jóvenes). A través de ofertas de programas especiales y una amplia gama de grupos objetivo, las instalaciones complementan la oferta educativa integral de los distritos forestales.

Proyecto grupal de Educación Forestal en Baviera[editar]

El grupo del proyecto es responsable del contenido de la guía pedagógica forestal "Forstliche Bildungsarbeit" y de su actualización continua. Está compuesto por empleados de todos los niveles de la Administración Forestal de Baviera, miembros del Ministerio de Cultura , el Ministerio de Medio Ambiente y miembros destacables de la gestión forestal y de la ciencia procedentes del Estado de Baviera .

Fuentes[editar]

Para continuar conociendo la literatura sobre el tema:

  • Obra educativa forestal - guía educativa forestal no solo para forestales. Ministerio de Alimentación, Agricultura y Silvicultura de Baviera, 2009, ISBN 978-3-00-001292-1 .
  • Sandra Liebal: Pedagogía forestal - Fundamentos teóricos, concepto educativo para la práctica escolar, efectos. Un estudio de caso en la escuela primaria Mohorn (Sajonia). Kessel, Remagen 2011, ISBN 978-3-941300-57-6 .
  • E. Bolay: La mochila de aventura en el bosque. 3ª edición revisada. Casa del bosque, stuttgart 2009.
  • E. Bolay, B. Reichle: Handbuch der Waldpädagogik - Teoría y práctica de la educación ambiental relacionada con los bosques. Volumen 1: Teoría. cuarto Edición. Hohengehren 2015, ISBN 978-3-8340-1335-4 .
  • E. Bolay, B. Reichle: Handbuch der Waldpädagogik - Teoría y práctica de la educación ambiental relacionada con los bosques. Volumen 2: Conceptos prácticos. Hohengehren 2011, ISBN 978-3-8340-0922-7 .
  • E. Bolay: base de datos Woodruff. Colección de actividades educativas forestales gratuitas en www.hausdeswaldes.de.

Enlaces web[editar]