Pandemia de enfermedad por coronavirus de 2020 en Letonia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pandemia de enfermedad por coronavirus de 2020 en Letonia
Parte de la pandemia de coronavirus de 2019-2020
Map of cases of COVID-19 in Latvia by region.svg
Agente patógeno
Patógeno SARS-CoV-2
Tipo de patógeno Virus
Enfermedad causada COVID-19
Datos históricos
Inicio del contagio 2 de marzo de 2020
(1 mes y 4 días)
Lugar de inicio Wuhan, China (1 de diciembre de 2019)
Lugar de procedencia Italia
Nivel del contagio Epidemia
Lugares afectados Ucrania
Datos del contagio
Casos confirmados 221
Casos recuperados 1
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Este artículo documenta los impactos de la pandemia de coronavírus de 2020 en Letonia y puede no incluir todas las principales respuestas y medidas contemporáneas.

Evolución[editar]

El 31 de enero, el Ministro de Relaciones Exteriores de Letonia amplió las directrices de viaje, alertando a los viajeros a no ir a Hubei, además de avisar sobre la necesidad de evaluar los posibles viajes a China de manera general. Recomendó, también, que todos los retornados de China que presentaran síntomas por coronavírus que buscaran orientación e informaciones médicas.[1]

El 3 de febrero, una ciudadana letona que vivía en Wuhan fue evacuada en un avión del gobierno francés y llevada a París, donde quedó en cuarentena durante 14 días antes de poder partir hacia Riga.[2][3]​ El 11 de febrero, Letonia donó ropas de protección, máscaras, respiradores y otros suplementos de prevención y control de epidemias a China.[4]

El 27 de febrero, Estonia confirmó el primer caso de Covid-19, siendo un ciudadano iraní que se trasladó en autobús de Riga a Tallin. El hombre había partido originalmente de Irán y había volado desde Turquía hacia Riga, pasando por lo menos 2,5 horas en la ciudad y usando transporte público.[5]

El 2 de marzo, las autoridades informaron de que un total de 114 personas habían sido objeto de pruebas por Covid-19; todas fueron negativas.[6]​ Aún así, el Ministerio de Salud confirmó el primer caso de Covid-19 con fecha de 2 de marzo. Se trataba de una mujer que había viajado de Milán hasta Riga a través de Múnich.[7][8]​ Al día siguiente, después de que la enferma mejorara considerablemente y diera negativo en la prueba, recibió el alta médica del Centro de Enfermedades Infecciosas de Letonia. Ese 2 de marzo, el gobierno letón destinó 2,6 millones de euros adicionales al Ministerio de Salud para implementar medidas contra el virus.[9][10]​ Ilze Viņķél, ministro de la Salud, evaluó la preparación del país con nota ocho sobre diez.[11]

El 8 de marzo, el Centro de Prevención de Control de Enfermedades local confirmó que un segundo paciente de Letonia había dato positivo en una prueba para el Covid-19, habiendo sido conducida al Centro de Enfermedades Infecciosas del Hospital de la Universidad Clínica Oriental de Riga. Conforme lo relatado, el segundo caso de Covid-19 fue el de una mujer que retornó de una estación de esquí en Breuil-Cervinia, en un vuelo Milán-Riga, el 7 de marzo. Hasta el 7 de marzo, las autoridades letonas habían realizado un total de 222 pruebas.[6]

El 9 de marzo, el número de casos confirmados subió a 6. Todos los infectados habían retornado recientemente del norte de Italia. El día siguiente, el número de casos confirmados subió a 8. Ambas personas habían retornado de Italia.[7]​ Desde el 29 de febrero, las pruebas realizadas ascendían a un total de 274 pruebas.[12][13]

El 12 de marzo, el primer ministro Arturs Krišjānis Kariņš anunció el estado de emergencia y que, desde el 13 de marzo al 14 de abril, las reuniones públicas de más de 200 personas estaban prohibidas, además del cierre temporal de escuelas e instituciones educativas.[14]

El 13 de marzo, el gobierno anunció apoyo financiero de mil millones de euros para empresas afectadas por el coronavirus, por medio del banco de desarrollo estatal ALTUM. El ministro de las Finanzas, Jānis Reirs, declaró que Letonia se encuentra en una buena posición financiera en comparación a la crisis financiera de 2008.[15]​ El ministro de la Agricultura, Kaspars Gerhards, explicó que no se espera escasez de alimentos y que la producción interna de alimentos es capaz de suplir las necesidades de la población.[16]

Una lista de medidas de precaución entró en vigor el 14 de marzo.[17]​ El mismo día, Kariņš anuncio que, a partir del 17 de marzo, los viajes internacionales estarían prohibidos; sin embargo, eso no afectaría a viajes privados a la Unión Europea, tanto para retorno de ciudadanos como para el flujo de mercancías. Además, todos los eventos públicos estarán prohibidos y las reuniones no pueden exceder de 50 participantes.[18]

Referencias[editar]