Pala

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dos palas
Pala de excavación

Una pala es una herramienta de mano utilizada para excavar o mover materiales con cohesión relativamente pequeña. Consta, básicamente, de una lámina con una ligera curvatura y de un mango con el que se maneja. La tabla o plancha suele ser metálica y el mango remata generalmente en un asidero que puede ser recto o curvo, para poder ejercer mayor fuerza con una de las manos.[1]​ La pala se ha empleado desde la más remota antigüedad en labores agrícolas y de construcción.

Su evolución ha dado lugar a las máquinas excavadoras y cargadoras, muy importantes en las tareas de movimiento de tierras para remodelación y acondicionamiento de terrenos, construcción de infraestructuras urbanas, conformación de sótanos, preparación de cimentaciones de edificios, etc. En países como Perú a la pala la llaman lampa.

Pala agrícola de madera Museo Valenciano de Etnología.

Características[editar]

La pala es un instrumento conformado por dos partes: una plancha de madera o metal y un mango cilíndrico.[2]​ El tamaño de la plancha y el grosor y largo del mango dependen del uso para el cual la herramienta está destinada.[3]

El mango posee una empuñadura para facilitar el agarre. Existen 3 tipos de mango según su empuñadura:

  • Mango anilla (tipo D)
  • Mango muleta (tipo T)
  • Mango largo (todo uniforme)

Y, según el tipo de trabajo para el que una pala está destinada, existen 3 tipos de planchas:

  • Con punta redonda: utilizadas para trabajos en los que haya que excavar, ya que la estructura redondeada terminando en punta hace que sea más fácil hincarla en la tierra.
  • Cuadradas: utilizadas para trasvasar o recoger materiales, escombros, cemento, tierra, etc.
  • Palote, también llamado pala plana o pala de zapa: tiene la punta cuadrada pero toda la superficie es más estrecha y plana. Utilizado principalmente en jardinería para trasplantar, recortar o perfilar el terreno.

Materiales[editar]

El material de fabricación del mango puede ser de madera u otros materiales como fibra de carbono. Las palas con mango de madera son más económicas pero menos resistentes mientras que las palas con mango de fibra son más caras pero más resistentes.

Las palas más utilizadas son las construidas de acero especial, el cual tiene una gran resistencia. No obstante, también hay modelos de aluminio y de plástico. Estas últimas son utilizadas en actividades que no permiten el uso de acero o bien donde el material a tratar dañaría el acero. Este es el caso de palas para la nieve, trabajos en alimentación, combustibles, etc.

La ventaja de las palas de aluminio permite una mayor facilidad de movimientos.

Tipos[editar]

Según la forma y material de la placa rígida del extremo y de las características del mango, las palas pueden clasificarse en varios tipos:[4]

Palas para agricultura: las palas para el trabajo en la tierra cuentan con una placa con terminación redondeada y algo puntiaguda (como un filo) para favorecer la tarea de excavación. En algunos casos la parte inferior es plana para marcar surcos en la tierra y delimitar el espacio a excavar. La pieza metálica tiene un borde superior plano para ejercer fuerza hacia la parte inferior con el pie. El extremo de su mango puede ser en “T” con el objeto de empujar hacia abajo con la mano y el brazo, o también triangular. En todos los casos tanto el mango como su extremo son de madera cilíndrica.

Palas para jardinería: existen palas que se utilizan para el trabajo doméstico en el jardín. Su elemento metálico es estrecho y puntiagudo y su mango muy corto, como para ser empuñado con una sola mano. Estas palas son muy útiles para cavar pequeños huecos en la tierra en la tarea de introducir semillas o trasplantar flores, por ejemplo.

Pala de jardinería.

Palas para construcción: las palas para mover materiales de construcción tales como cemento, piedra, arena, suelen tener un mango más largo y una concavidad más pronunciada en la plancha inferior, tan ancha como para abarcar una mayor superficie. Esto facilita la tarea de cargar pequeñas cantidades de material y luego volcarlas sobre una carretilla o la caja de un camión para su transporte.

Palas para el aseo: son pequeñas palas, en general plásticas, que cuentan con el extremo cuadrado y perpendicular al mango. Sirven para recoger residuos, polvo y otros desperdicios que fueron previamente acumulados con el uso de un recogedor.

Palas para horno: se trata de palas con una plancha plana y ancha, así como un mango muy largo. Son herramientas indispensables para retirar alimentos de los grandes hornos sin correr riesgos de quemaduras. Generalmente son de madera, material que no transmite el calor.

Palas mecánicas: las palas mecánicas o cargadores representan la versión motorizada de este concepto de herramienta. Mediante el ensamble de un gran contenedor al frente de un tractor, se consigue el movimiento de grandes cantidades de material, tanto para tareas agrícolas como en la construcción.

Otros usos[editar]

Las palas de plástico forman parte de los juguetes que utilizan niñas y niños en la playa para manejar la arena. Forman parte de kits que incluyen utensilios tales como un cubo, un rastrillo o unos moldes. Las utilizan para cavar y transportar la arena, realizar riachuelos, construir castillos de arena, etc.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Caravaca Perez, 18 de junio de 2015, p. 127.
  2. «Tipos de palas y sus funciones». www.comercturro.com. Consultado el 7 de junio de 2020. 
  3. ASALE, RAE-. «pala | Diccionario de la lengua española». «Diccionario de la lengua española» - Edición del Tricentenario. Consultado el 25 de junio de 2021. 
  4. «Tipos de Palas según su aplicación». De Máquinas y Herramientas. Consultado el 7 de junio de 2020. 

Bibliografía[editar]

Caravaca Perez, María Luz (18 de junio de 2015). MF0517_1 - Operaciones auxiliares de preparación del terreno, plantación y siembra de cultivos agricolas. Elearning SRL. 

Enlaces externos[editar]