Orquesta Avilés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Orquesta Avilés se funda el 16 de octubre de 1882 en la ciudad de Holguín, Cuba, lo que le acredita como la "agrupación de música popular en activo más antigua de Cuba, de Latinoamérica y posiblemente del mundo",[cita requerida] con historia en los tres últimos siglos.

No sólo es su longevidad lo que ha hecho trascender a esta institución musical, que los holguineros con justo orgullo rinden permanente homenaje; existen varios elementos en su biografía que la convierten en eminente y singular.

siglo XIX[editar]

Al igual que la mayoría de las agrupaciones de aquella época, la “Avilés” adoptó inicialmente el formato de orquesta típica y se dedicó sobre todo a la interpretación de danzas, contradanzas y cubanísimos danzones. Entre sus primeros integrantes se encuentran: Manuel Avilés Lozano (fundador y primer director), Wilfredo Avilés, Segundo Avilés, Enrique Urbino, Jacobo Urbino, José Urbino, Manuel Dositeo Aguilera, Fermín Correa, Juan Hechavarría y Antonio Serrano.

Al inicio de la Guerra de Independencia de 1895, la mayoría de sus miembros se sumó a la contienda independentista y conformaron la Banda Militar de la Invasión, que participó en esa campaña bajo el mando del Lugarteniente General Antonio Maceo y Grajales. Esta banda fue protagonista de la instrumentación del “Himno Invasor” que, sobre el texto de Enrique Loynaz del Castillo, hicieran el Capitán Manuel Dositeo Aguilera y el Teniente Jesús Avilés, director y organizador de dicha banda respectivamente. Es así como los Avilés, los Urbino, los Milord, los Aguilera, Manuel y Belisario Escobar, Juan Antonio Orozco, Juan Hechavarría, Antonio Guillén, José del Toro y muchos otros músicos llevan sus instrumentos a la manigua y la orquesta que en los días de paz amenizaba las fiestas sociales, se convierte en banda militar que anuncia las victorias de los mambises y pone en el aire las gloriosas notas de la libertad.

Al finalizar la Guerra del 95, Manuel Avilés Lozano, a quién por su aporte a la causa libertadora le fue otorgado el grado de subteniente por el Mayor General Calixto García Íñiguez, continuó brindando su contribución musical a la sociedad holguinera. En 1900 el fundador de la “Avilés” llegó a concejal del Ayuntamiento y la orquesta dirigida por él ofrecía las retretas los domingos en la Plaza de Armas, hoy parque central Calixto García.

siglo XX[editar]

En la década de 1920 se aprecia un auge de la actividad cultural de la ciudad, esencialmente en sus salones y teatros. En la mayoría de esas funciones está presente la labor musical de la “Avilés”, que se desdoblada en múltiples formatos para poder abarcar todas los escenarios y necesidades. También se destaca el hecho de que fue la primera en Cuba en llevar la música como acompañamiento al cine mudo.

El formato de orquesta típica o de metales fue sustituido paulatinamente por el de charanga francesa, y posteriormente se convierte en jazz band, con la peculiar impronta de Mauro Avilés Cruz, hijo de Don Manuel y gran saxofonista de Holguín que se mantuvo como miembro de la misma por más de 60 años. En 1923 llega a estar integrada totalmente por miembros de la familia y entonces comienza a ser llamada “Orquesta Hermanos Avilés”.

En 1937 efectúa su primera gira por la república y los medios comienzan a denominarla “La Emperatriz del Ritmo y la Melodía”, “La Orquesta de su Gusto”, “La Imprescindible”, “La Famosa”, calificativos que dan la medida de su amplia connotación socio–cultural.

En 1956 se produce su primera gira internacional a Caracas, Venezuela. Allí realizaron varios programas radiales y televisivos y actuaron junto a las famosas orquestas de Benny Moré, “Billo Caracas Boys” y la de Luis Alfonso Larraín, esta última la entonces más popular de ese país. En esa etapa la orquesta tuvo el privilegio de contar con la dirección musical de ”Juanito” Márquez, prestigioso compositor, arreglista e instrumentista que determinó con su virtuosismo y talento el variado repertorio de la agrupación en esa época. Resultado de esta interacción creadora fue el famoso nuevo ritmo “Pa’cá”, que contó con la deferencia no sólo de bailadores, sino de numerosos intérpretes y compositores, inspirados en la propuesta original de la legendaria “Avilés”. Entre sus obras más populares se pueden mencionar: “Arrímate pa’cá”, “Pituka la bella” y “Cuidado con la vela”.

Cronides Avilés Hechavarría (1918–1997) nieto del fundador, dirige la orquesta en una de las épocas de su mayor esplendor, desde 1956 hasta 1980. Su hijo Julio y su nieto Pedro, son considerados excelentes saxofonistas que siguen haciendo del apellido Avilés reflejo de buena música, talento y dedicación. Otros músicos estelares que han prestigiado a la orquesta: Germán Piferrer, Jorge Varona, Onelio Pérez, Francisco García y Enrique Avilés.

En 1970, ocho integrantes de la orquesta recibieron la medalla “Treinta años de Servicio al Arte” y la agrupación, la Orden “Centenario del Natalicio de Lenin”. Tres miembros de la orquesta: los saxofonistas Juan Ulises Milord Jorge y Reinaldo Humberto Cordero Cartaya y el bajista Ricardo González Castro, cumplieron misiones internacionalistas en países de del hermano continente africano.

A finales de la década de 1970 ingresan a la orquesta Mauro Avilés Fernández (saxofón barítono y flauta) y Gastón Howard Allen Binhan (trompeta), que desde entonces mantienen una activa y destacada participación en la vida de la misma, alternando como músicos y directores de la misma.

En 1978 la “Avilés” participa activamente en el XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, celebrado en el verano de ese año en la Habana. En esa ocasión asumieron la honrosa tarea de dar la bienvenida a todas las delegaciones en el Aeropuerto Internacional José Martí y luego, permanecer junto a la finlandesa.

En ese período se eleva la calidad interpretativa y la popularidad de la orquesta, con éxitos como: “Popurrí de merengues”, “Préstame un peso, Vicente”, “La leche”, “La mamá de Juana”, “Que tira y que jala” y otros. En el año 1988 es invitada al Festival Internacional de Varadero.

En el año 1993, La “Emperatriz del Ritmo y la Melodía”, como aún la siguen distinguiendo muchos dentro y fuera de Cuba, viajó a Portugal, bajo la dirección de Mauro Avilés (hijo). La gira fue por espacio de un mes, allí deleitó a todos con varias presentaciones en plazas, centros nocturnos y programas de radio y televisión.

A finales de la década de 1990, la orquesta tiene el honor de ser conducida por el también director de la Banda Municipal de Conciertos, Manuel de Jesús Leyva (Koko), creador del ritmo “Koko”, que tuvo su estreno en 1972 precisamente por la “Avilés”.

siglo XXI[editar]

En las últimas etapas de la proyección socio–cultural de la agrupación, en homenaje a la más alta tradición histórica y cultural cultivada por sus antecesores, ha logrado insertarse en el “Catálogo de Excelencia Nacional” como la decana de las orquestas cubanas. Entre sus méritos ostenta la “Orden por la Cultura”, otorgada por el Consejo de Estado, así como “El Hacha de Holguín” y “El Aldabón de la Periquera”.

La orquesta ha obtenido las más altas calificaciones en las distintas evaluaciones artísticas realizadas, evidenciando su interés por hacer buena música, lo que le ha permitido mantenerse todo este tiempo en la preferencia popular.

La presente generación de la “Orquesta Hermanos Avilés”, bajo la conducción del maestro Gastón Howard Allen Binhan, asume una posición de defensa de la identidad cultural regional y de la tradición histórica que representa, da continuidad a la obra de más de un siglo y cuarto de quehacer artístico y revolucionario y defiende con orgullo su categoría de Patrimonio de la Cultura Nacional.

Discografía[editar]

La orquesta "Avilés" a lo largo de su quehacer musical ha alternado y acompañado a renombrados solistas del patio, entre los que se destacan: Claudio José Brindis de Salas, Celia Cruz, Miguelito Valdés, Benny Moré, Fernando Álvarez, Rolo Martínez, Pacho Alonso, Rosita Fornés, Héctor Téllez, Farah María, Mundito González y Eliades Ochoa. También ha compartido escena con Los Chavales de España, Jorge Negrete, Tito Guízar, Roland Gerbaurd, Aldemaro Romero, Lucho Gatica, Tito Puente, Andy Montañés y muchos otros grandes de la música internacional.

La orquesta grabó su primer disco en 1967 con el sello cubano Areíto, bajo el título de “Juanito Márquez y la orquesta Avilés”; mientras que en 1982, al cuidado de los estudios Siboney, de Santiago de Cuba, hizo su segunda placa, “Mi querido Holguín”. Con éxitos de varias giras internacionales y nacionales, realizó en 1995 su siguiente grabación.

Enlaces externos[editar]