Narcisa de Jesús

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Santa Narcisa de Jesús
Narcisa.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Narcisa de Jesús Martillo y Morán
Apodo Narcisita
Otros nombres Santa Narcisa de Jesús
Nacimiento 29 de octubre de 1832
Flag of Nobol.svg Nobol Bandera de Guayas Guayas
Bandera de Ecuador Ecuador
Fallecimiento 8 de diciembre de 1869 (37 años)
Bandera de Lima Lima Bandera de Perú Perú
Sepultura Santuario Narcisa de Jesús
Flag of Nobol.svg Nobol
Nacionalidad Ecuatoriana
Religión Católica
Lengua materna Español
Familia
Padres Pedro Martillo
Josefa Morán
Familiares Miguel Martillo (Sobrino)
Información profesional
Ocupación Religiosa cristiana
Información religiosa
Beatificación 25 de octubre de 1992 (29 años)
en la Plaza de San Pedro
por el papa Juan Pablo II
Canonización 12 de octubre de 2008 (13 años)
en la Plaza de San Pedro
por el papa Benedicto XVI
Festividad 1 al 8 de diciembre (Novena)
9 de octubre (Fiesta)
Venerada en Iglesia Católica
Orden religiosa Orden de Predicadores
Web
Sitio web

Narcisa de Jesús Martillo y Morán (Nobol, 29 de octubre de 1832 - Lima, 8 de diciembre de 1869) fue una joven laica religiosa ecuatoriana, beatificada el 25 de octubre de 1992 por Juan Pablo II y canonizada el 12 de octubre de 2008 por Benedicto XVI.

Biografía[editar]

No se conoce la fecha exacta de su nacimiento, pero se calcula por el nombre escogido, que nació el día de San Narciso.

Nació en el actual Nobol. Fue la sexta de nueve hijos del matrimonio de Pedro Martillo y Josefa Morán, su madre y padre eran agricultores.

A los 7 años recibió el sacramento de la Confirmación de Francisco Xavier de Garaycoa, primer Obispo de Guayaquil. Sus seis primeros años se desplegaron en medio de la vida campesina trabajadora, serena y tranquila.

Era muy joven cuando su madre murió, por lo que ella se encargó de cuidar de sus hermanos menores.

Desde los 15 años fue costurera. En esta época comenzó a leer sobre la vida de Mariana de Jesús, lo cual la marcó, adoptando la espiritualidad de esta santa quiteña.

A los 18 años murió su padre y ella emigró a Guayaquil. Allí alternó los oficios domésticos con la oración y la penitencia, teniendo a Amadeo Millán como director espiritual.

En la Catedral de Guayaquil dedicó mucho tiempo al apostolado, especialmente con niños, a quienes enseñaba el catecismo. Trabajar con jóvenes abandonadas y refugiadas en la Casa de las Recogidas, utilizando el canto y la enseñanza del catecismo como medio de formación pedagógica. Mientras vivió en Guayaquil perteneció a la Asociación Piadosa de Hijas de María, cuyo programa consistía en la práctica de las virtudes cristianas y en las obras de apostolado y caridad.

En 1868, el franciscano Pedro Gual y Pujadas, uno de sus directores, le invitó a Lima para continuar con su formación. Allí vivió en el Convento del Patrocinio (Casa de las Hermanas de la Orden Laical de Santo Domingo) como laica, participando en las diferentes actividades al igual que las religiosas.

En septiembre de 1869 se descubrió su enfermedad, que le provocó la muerte el 8 de diciembre de 1869.

Su cuerpo incorrupto, que se presenta en una tumba de cristal en el santuario nacional del mismo nombre de la santa, fue trasladado a Guayaquil en 1955 y ahora permanece en Nobol, su pueblo natal.

Santidad[editar]

Beatificación[editar]

El cuerpo de la Santa venerado por los fieles.

El primer Milagro atribuido por su intercesión fue a Juan Pesántez Peñaranda. Él nunca se casó y tampoco conoce sus orígenes familiares porque a los nueve meses fue entregado a una pareja en Gualaceo, la que a los 10 años abandonó para ir a trabajar en las bananeras de Pasaje, en El Oro. Cierto día de trabajo se golpeó la frente con un tallo de plátano, lo que le originó varios tumores. Pero en 1967, tras repetidas intervenciones quirúrgicas que no le ayudaron a superar el mal que padecía, recibió la sanación de Narcisa.(...)[1]

Tenía algo más de 20 años y muchos le decían que pida un milagro. Pero él no creía. “Solo tenía fe en un Dios lejano”, pero un día mientras estaba en el Hospital Luis Vernaza, se le acercó un policía quien le sugirió que le escriba a “Narcisita", pero él era escéptico en esas cuestiones. Sin embargo, mientras descansaba tuvo un sueño. Ahí habló con ella y le dijo: ‘Narcisita, si es de curarme, ¡cúrame!, sino ¡llévame!’. “Y me respondió ‘te vas a curar. Anda ponle una velita a la Virgen’. Cuando me desperté conté a todos que me iba a sanar, pero la mayoría pensaban que la enfermedad me había vuelto loco”. El milagro que curó el cáncer de Juan Pesántez aportó a su beatificación.

En 1992, la Santa Sede reconoció el primer milagro cuando hizo que un tumor desapareciera.(...)[1]

El 25 de octubre de 1992, fue beatificada, por el papa Juan Pablo II, propuesta como modelo de laica y catequista; la celebración fue en la Ciudad del Vaticano,

En dicha ceremonia, Juan Pablo II señaló:

Narcisa de Jesús Martillo Morán es presentada hoy por la Iglesia como un modelo de virtud, especialmente para tantas mujeres de América Latina que, como ella, tienen que emigrar del campo a la ciudad en busca de trabajo y sustento.

Canonización[editar]

Edelmira Arellano era una niña que había nacido sin órgano genital. En 1992 y a la edad de siete años se curó luego de que su madre acudiera al Santuario y pidiera por la salud de su hija. Ese mismo día la niña acudió al consultorio del médico que la trataba y constató que su condición física era normal.(...)[2]

Mons. Juan Larrea, Arzobispo de Guayaquil en ese entonces, ordenó la investigación del caso, en el que se estipuló la consulta a testigos y médicos. La documentación recopilada fue enviada a la Santa Sede. Los cinco médicos que estudiaron el caso concluyeron que Edelmina Arellano recibió en 1992 la "restitución completa del defecto anatómico, congénito, de manera imprevista, completa y duradera, científicamente inexplicable."(...)[2]

El por entonces vicario general de Guayaquil, P. Roberto Pazmiño, explicó que la ceremonia de canonización se efectuaría después de que un grupo de teólogos y cardenales certificara e informase al papa Benedicto XVI al respecto, quien definirá el proceso iniciado en 1962.

El papa Benedicto XVI la canonizó el domingo 12 de octubre de 2008 en la Ciudad del Vaticano.

Es el cuarto santo latinoamericano que proclamó el pontífice.(...)[2]

Santuario[editar]

En Lima-Perú, lugar de su muerte, fue donde inició la veneración a su cuerpo incorrupto y así creció su fama de santidad. Y a partir de allí el cuerpo de la santa fue llevado a Guayaquil, y reposó en la Iglesia de San José de los PP. Jesuitas, y en Nobol, su tierra natal.

Consecutivamente con su beatificación en 1992, se produjo la construcción del templo, ayudados con las limosnas de los peregrinos.

Este hermoso templo fue erigido como Santuario Diocesano por Juan Larrea Holguín el 22 de agosto de 1998.

Pero a partir de la canonización, el 12 de octubre de 2008, una impresionante multitud de devotos acudieron a aquel Santuario y lo continúan haciéndolo hasta la actualidad, ya que llegan peregrinos de las diversas regiones y provincias del país e inclusive del exterior.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Narcisa de Jesús.com. «Santa Narcisa de Jesús». Archivado desde el original el 5 de septiembre de 2008. Consultado el 4 de febrero de 2017. 
  2. a b c Milagro de canonización.com. «Aprobado milagro para canonización de Narcisa de Jesús». Consultado el 4 de febrero de 2017. 
  3. Santuario Nacional Narcisa de Jesús.com. «Santuario Nacional Narcisa de Jesús». Consultado el 4 de febrero de 2017. 

Enlaces externos[editar]