Cementerio Presbítero Matías Maestro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cementerio Presbítero Matías Maestro
Presbítero Maestro
Ingreso Presbitero Maestro Lima. Chapel in the Cemetery LCCN2006679747 (cropped).tif
Portada de entrada y capilla central de estilo neoclásico
Localización
País Perú
Localidad Lima
Ubicación Barrios Altos, Lima, Perú Bandera de Perú
Dirección Cuadra 15 de Jirón Áncash
Coordenadas 12°02′28″S 77°00′29″O / -12.041, -77.008Coordenadas: 12°02′28″S 77°00′29″O / -12.041, -77.008
Información general
Nombres anteriores Cementerio General de Lima
Usos Cementerio
Museo
Estilo Neoclásico francés e italiano
Catalogación Patrimonio Cultural de la Nación
Inicio 1808
Finalización 1810
Fecha de construcción 1810
Inauguración 31 de mayo de 1808
Propietario Sociedad de Beneficencia de Lima
Diseño y construcción
Arquitecto Matías Maestro

El Cementerio Museo General "Presbítero Matías Maestro" (llamado anteriormente Cementerio General de Lima) es un monumento histórico ubicado en los Barrios Altos (Cercado de Lima), ciudad de Lima, capital del Perú. Inaugurado el 31 de mayo de 1808, fue el primer panteón de la ciudad ya que anteriormente los entierros se realizaban en alguna de las distintas iglesias. Fue bautizado en honor de su diseñador, el sacerdote Matías Maestro.

Sus 766 mausoleos y 92 monumentos históricos de la más refinada arquitectura de los siglos XIX y XX guardan los restos de hombres y mujeres históricos del Perú, además del monumento Cripta de los Héroes, mausoleo erigido en honor de los héroes de la Guerra del Pacífico.

Historia[editar]

En el Perú del siglo XIX los cementerios sustituyeron a las iglesias como lugares de enterramiento. Vista interior del “Presbítero Maestro” hacia 1900.

El Cementerio General "Presbítero Matías Maestro" fue inaugurado en 1808 por el virrey José Fernando de Abascal, bajo la dirección del arquitecto, escultor y pintor vasco Matías Maestro y constituyó el primer cementerio de carácter civil en América. Ante la oposición de la población que estaba acostumbrada a enterrar sus muertos en el atrio o bajo las iglesias y conventos en criptas o catacumbas, fue uno de los espacios más hermosos de la antigua ciudad de Lima.

El cementerio se ejecutó con esmero, dentro de los lineamientos del nuevo estilo: simetría, irradiación de los nuevos cuarteles, capillas, parques, avenida trazadas ordenada y claramente. Para este cementerio fue diseñada una interesante capilla de planta octogonal, posteriormente derruida, que solo conocemos a través de grabados de época. Su interior estuvo decorado con murales de José del Pozo, pintor sevillano llegado con la expedición de Malaspina que se afincó en Lima y se convirtió en cercano colaborador del clérigo Maestro.

El llamado Cementerio General de Lima, el primer camposanto de la ciudad, (hoy conocido como “Presbítero Maestro”) fue inaugurado en los primeros años del siglo XIX. Ilustración que muestra un entierro en las primeras décadas del siglo XX.

En la madrugada del domingo 4 de noviembre de 1917, José Carlos Mariátegui junto a otras personas, entre ellas la bailarina rusa Norka Rouskaya provocaron un escándalo, dado que Rouskaya bailó semidesnuda en la avenida principal entre velas y violines la Marcha fúnebre de Frédéric Chopin.

Construcción[editar]

En este lugar hay muchas obras del español Damián Campeny y de los franceses Louis Ernet Barrias, Émile Robert y Antonin Mercie (estos dos últimos trabajaron en la Cripta de los Héroes). Se puede observar, además, el talento de los italianos Ulderico Tenderini, Giovanni Battista Cevasco, Pietro Costa y Rinaldo Rinaldi, todos muy reconocidos en el medio artístico de su época. Asimismo, es posible apreciar trabajos de destacados escultores peruanos de mediados del siglo XX, como el monumento fúnebre a Sánchez Cerro, de Romano Espinoza; las esculturas de bronce del mausoleo de Óscar R. Benavides, de Luis Agurto; el mausoleo de Eloy G. Ureta, de Artemio Ocaña; el ángel del monumento fúnebre a Francisco Graña, de Aldo Rossi; y el mausoleo del Pastor Fry, de Eduardo Gastelú. La escultura del cenotafio de Alfonso Ugarte es obra del escultor español Josep Campeny i Santamaria ( nieto del también escultor nieto del escultor Damià Campeny).

Dentro de las obras de arte que forman parte del cementerio se encuentran El Ángel de la Guarda (1947) de la escultora Isabel Benavides Barreda.

Representación anual[editar]

Desde hace varios años en la época de Todos los Santos (fines de octubre y comienzos de noviembre) se representa en el Cementerio la obra Don Juan Tenorio de José Zorrilla, un clásico de la literatura escrita en español.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]