Myxomycota

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Myxomycota
2014-16-PKL.JPG
Dictydiaethalium
Taxonomía
Dominio: Eukarya
Reino: Protista
Filo: Amoebozoa
Subfilo: Conosa
Infrafilo: Myxomycota
Clases y órdenes[1]
[editar datos en Wikidata]

Myxomycota, Mycetozoa o mixomicetos es un grupo peculiar de protistas denominados comúnmente mohos mucilaginosos que comprende unas 1200 especies conocidas.[2] [3] Son organismos heterótrofos que se clasifican en Amoebozoa junto con las amebas.[4] Son unicelulares o forman agrupaciones y pueden llegar a alcanzar un enorme tamaño y peso, en casos extremos, 1 m y 20 kg.[5] Los mixomicetos toman tres formas distintas durante el transcurso de su vida:

  • Inicialmente tienen forma de ameba unicelular que se mueve mediante pseudópodos o flagelos dependiendo principalmente de la cantidad de agua en el medio. Estas amebas se denominan mixamebas.
  • Bajo ciertas condiciones se transforman en plasmodios, grandes masas citoplasmáticas multinucleadas sin separación de membranas celulares, o en seudoplasmodios, constituidos por la agregación de amebas individuales. Esta es la etapa que normalmente se observa como moho mucilaginoso.

Ciclo de vida[editar]

Ciclo de vida de un mixomiceto de la clase Myxogastrea. En la parte de arriba (con flechas en color rojo) se muestran las fases haploides. Las esporas dan lugar a mixamebas o bien a mixoflagelados si hay agua en el medio. Las mixamebas se reproducen por mitosis y bajo ciertas condiciones se pueden fusionar, actuando como gametos. En la parte de abajo (con flechas de color azul) se muestran las fases diploides. Una vez formado el zigoto, el núcleo celular se divide repetidamente dando lugar a un plasmodio. A partir de los plasmodios se forman los cuerpos fructíferos, que generan esporas, cerrando el ciclo.

Las amebas de los mixomicetos, que en este caso se denominan mixamebas, son células uninucleadas, haploides, que no presentan pared celular y que se alimentan mediante fagocitosis. La partícula de alimento, usualmente una bacteria, es introducida en una vacuola y digerida mediante enzimas hidrolíticas. Esta es una de las razones por las que los mixomicetos no se consideran del reino Fungi, puesto que, en estos últimos, las células poseen paredes celulares y la alimentación se realiza por absorción. Cuando hay agua en el medio, la mixameba puede diferenciarse en una célula biflagelada nadadora. Las mixamebas se reproducen asexualmente mediante mitosis y pueden continuar proliferando de forma indefinida mientras haya nutrientes y el medio ambiente continúe siendo favorable.

Bajo determinadas condiciones se forma la etapa de agregación, dando lugar al conocido moho mucilaginoso. El modo en que se forma esta etapa varía dependiendo del grupo concreto de mixomiceto. En el grupo de los Protostelea, usualmente las amebas dan directamente a los cuerpos fructíferos, aunque en algunos géneros pueden formarse pequeños plasmodios. Entre los Dictyostelea, el agrupamiento se hace a partir de amebas individuales, formándose un seudoplasmodio. En el grupo Myxogastrea, las mixamebas actúan como gametos fusionándose para dar lugar a un zigoto, cuyo núcleo se divide repetidamente y la célula se constituye en una gran masa protoplasmática y plurinucleada sin ningún tipo de pared, denomina plasmodio.

Los hongos mucilaginosos se pueden encontrar en los pisos húmedos y oscuros del bosque y tienden a crecer en la madera descompuesta después de la precipitación. Son limpiadores que engullen bacterias, hongos, levaduras y materia orgánica en descomposición, expulsando luego el material no comestible. Los mohos mucilaginosos se mueven típicamente a una velocidad de un milímetro por hora, aunque algunos pueden alcanzar hasta dos centímetros por minuto, pudiéndose apreciar el rastro de su movimiento. Aunque su distribución es cosmopolita, su localización es dispersa y notada raramente.

Cuando las condiciones se vuelven desfavorables, el moho mucilaginoso se convierte en un cuerpo fructífero. Esta es una estructura parecida a los esporocarpos de los hongos que contiene las esporas. Las esporas de los mixomicetos son normalmente globosas, uninucleadas y haploides. Cuando la espora germina da lugar a una mixameba completándose el ciclo.

Ciclos de vida de Protostelium (Protostelea) y Ceratiomyxa (Myxogastrea)

Ciclo de vida de Dictyostelium (Dictyostelea)

Clasificación[editar]

Esporas (esferas de color naranja) y mixamebas (en color blanco) de Symphytocarpus flaccidus (Myxogastrea).
Cuerpo fructífero de Physarum polycephalum (Myxogastrea).

Los mixomicetos fueron antiguamente considerandos hongos por los micólogos y amebas por los zoólogos, clasificándose como Myxomycota (mohos mucilaginosos) o Mycetozoa (animales fungosos), respectivamente. Ambos nombres todavía se utilizan entre los diversos grupos de especialistas. Varios otros protistas que forman agregados celulares tales como Percolozoa, Labyrinthulomycetes y Phytomyxea se incluían en el pasado, pero ahora el taxón Myxomycota se reserva para los verdaderos mohos mucilaginosos y sus parientes clasificados en Amoebozoa. La clasificación de los mixomicetos distingue tres grupos:[6] [7]

Protostelea[editar]

Las mixamebas de la clase Protostelea dan lugar directamente a los cuerpos fructíferos, formando los esporangios individualmente. En las formas con plasmodios, la esporulación es precedida por la segmentación del plasmodio en células uninucleadas o con pocos núcleos. Se cree que son el origen común de los otros dos grupos, Myxogastrea y Dictyostelia, que anteriormente en función de las secuencias de ARNr se consideraban no relacionados. Sin embargo, la comparación de ciertos genes de proteínas apoya un parentesco cercano de los tres grupos y los sitúa en Amoebozoa.

Dictyostelea[editar]

Los mixomicetos celulares o Dictyostelea toman la forma de amebas individuales, pero bajo condiciones desfavorables se agrupan sin fusionarse formando una masa multicelular denominada seudoplasmodio. Esta emigra a una nueva localización, después forma un cuerpo fructífero, generalmente con un tallo formado por amebas muertas. Las esporas entonces originan amebas nuevas. Ciclos biológicos similares se encuentran en otros grupos no relacionados, como por ejemplo, los Percolozoa, un grupo de protistas no relacionado, y entre las bacterias del grupo Myxobacteria.

Myxogastrea[editar]

El grupo más notable es el de los mixomicetos plasmodiales (o acelulares) de la clase Myxogastrea, en donde la etapa de agregamiento toma la forma de una ameba gigante con millares de núcleos, denominada plasmodio. El plasmodio no está subdividido por membranas celulares, sino que forma una masa única de protoplasma rodeada por una sola membrana externa (como una sola célula grande). La mayoría son más pequeños que algunos centímetros, pero los más grandes pueden alcanzar un área de hasta dos metros cuadrados, convirtiéndose en las células más grandes conocidas. Muchos tienen colores brillantes tales como amarillo, marrón o blanco. Bajo condiciones de sequedad, se recogen en una masa de la que surgen los cuerpos fructíferos. Una vez producidas las esporas, estas originan gametos biflagelados o ameboides que se funden en parejas para producir nuevos plasmodios.

Uso en investigación[editar]

Los plasmodios son útiles para estudiar el flujo citoplásmico. Se ha observado que los flujos de citoplasma pueden encontrar un camino a través de los laberintos celulares separándose y eligiendo el camino más corto, un ejemplo interesante de tratamiento de información sin un sistema nervioso. Dictyostelia, por su parte, se utiliza como ejemplo de comunicación y diferenciación celulares, ayudando a comprender el desarrollo de los organismos multicelulares.

En 2006, investigadores de las universidades de Southampton y Kobe usaron un ejemplar de Physarum (mixomiceto sensible a la luz) para el control central de un robot de seis patas dentro de una aplicación tecnológica. El mixomiceto dirigió al robot a la esquina oscura más similar a su hábitat natural.[8]

Galería[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Fiore-Donno, A. M., Nikolaev, S. I., Nelson, M., Pawlowski, J., Cavalier-Smith, T., & Baldauf, S. L. (2010). Deep phylogeny and evolution of slime moulds (Mycetozoa). Protist, 161(1), 55-70.
  2. Baldauf, S. L., & Doolittle, W. F. (1997). Origin and evolution of the slime molds (Mycetozoa). Proceedings of the National Academy of Sciences, 94(22), 12007-12012.
  3. Chapman, A. D. (2009). Numbers of living species in Australia and the world.
  4. Cavalier-Smith, T. (2013). Early evolution of eukaryote feeding modes, cell structural diversity, and classification of the protozoan phyla Loukozoa, Sulcozoa, and Choanozoa. European journal of protistology, 49(2), 115-178.
  5. Ing, Bruce (1999). The myxomycetes of Britain and Ireland : an identification handbook. Slough, England: Richmond Pub. Co. p. 4. ISBN 0855462515. 
  6. Baldauf SL, Doolittle WF (October 1997). «Origin and evolution of the slime molds (Mycetozoa)». Proc. Natl. Acad. Sci. U.S.A. 94 (22): 12007–12. doi:10.1073/pnas.94.22.12007. PMC 23686. PMID 9342353. 
  7. Schnittler, M., Novozhilov, Y. K., Romeralo, M., Brown, M., & Spiegel, F. W. (2012). Fruit body-forming protists: Myxomycetes and myxomycete-like organisms. Englers Syllabus of Plant Families, 1, 1.
  8. Robot moved by a slime mould’s fears, New Scientist, 13 de Febrero 2006

Enlaces externos[editar]