Esporocarpo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Basidiocarpos de Amanita muscaria.

En hongos, el esporocarpo (también llamado cuerpo fructífero o cuerpo de fructificación) es una estructura multicelular sobre la que se forman otras estructuras productoras de esporas, como los basidios o los ascos. El cuerpo de fructificación es parte de la fase sexual del ciclo de vida de un hongo, con el resto de su ciclo reproductivo caracterizado por el crecimiento vegetativo miceliar.

El esporocarpo de un Basidiomycota se conoce como un basidiocarpo, mientras el cuerpo de fructificación de un Ascomycota se conoce como un ascocarpo. Hay un rango significativo de diferentes formas y morfologías encontrado tanto en basidiocarpos como en ascocarpos; esas hechuras juegan un rol importante en la identificación y taxonomía de hongos.

Ascocarpo de Sarcoscypha austriaca.

Los cuerpos de fructificación se denominan epígeos si crecen encima del suelo, como las setas ordinarias, mientras otras crecen por debajo del suelo, y son hipógeas. Los esporocarpos epígeos que son visibles a simple vista, especialmente los cuerpos de fructificación de morfología más o menos agaricoide, son frecuentemente referidos como setas, mientras que a los hongos hipógeos se los llama usualmente trufas o falsa trufas. Las trufas han perdido durante la evolución la habilidad de dispersar sus esporas vía corrientes de aire, optando por la vía del consumo animal y subsecuente dispersión de sus esporas.

En la recolección amateur, y en la micología académica, la identificación de hongos superiores se basan en las estructuras del esporocarpo.

Véase también[editar]