Movimiento de los Focolares

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Movimiento de los Focolares u Obra de María es un movimiento dentro de la Iglesia católica, que promueve la unidad y la fraternidad universal, por lo que sobresale su fuerte vocación al ecumenismo y al diálogo con personas de diversas convicciones.

Etimología[editar]

La palabra focolar es originalmente un (friulanismo; al ser un a palabra procedente del friulano no es un directo italianismo por más que actualmente todo el Friul esté en el estado italiano) así entonces focolar es una palabra compuesta originalmente friuliana y luego italianizada y más luego generalizada derivada de los latinismos focus= fuego del lar= hogar; y actualmente designa a una sociedad cristiana universalista). Es interesante incluso el cambio gramatical dado a la palabra focolar ya que si en el Friule y originalmente significa foco del hogar, actualmente se suele adjetivar en gran parte del mundo como focolar al ó a la integrante del Movimiento de los Focolares.

Fundación[editar]

Chiara Lubich, fundadora del Movimiento de los Focolares

La organización fue aprobada por la Santa Sede en 1962 y en sus sucesivos desarrollos desde entonces. También ha recibido los reconocimientos de importantes instituciones cristianas no católicas como las Iglesias Ortodoxa, Anglicana y Luterana, y de representantes de otras religiones no cristianas (judíos, musulmanes, budistas, hinduistas, animistas) y de diversos organismos culturales e internacionales.[1] [2]

El Movimiento fue fundado en el año 1943 en Trento por Chiara Lubich (1920-2008), una joven italiana estudiante de filosofía que debió abandonar los estudios debido a la Segunda Guerra Mundial. La premisa que guiaba a Chiara y sus compañeras era y sigue siendo vivir la palabra del Evangelio diariamente.

También se reconoce al padre Pascuale Foresi (fallecido en junio del 2015), como uno de los cofundadores del movimiento.[3] Junto con Igino Giordani , padre de familia, periodista, político y escritor, fallecido en 1980 , y actualmente declarado Siervo de Dios[4]

Objetivos[editar]

Su objetivo es construir un mundo unido (en el amor recíproco), tomando como referencia las palabras de Jesús: "Padre, que todos sean uno", y basándose en la regla de oro, presente en casi todas las religiones: "Haz a los demás lo que te gusta que a ti te hagan", "no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan".

El Movimiento de los Focolares comprende distintos ámbitos y "ramas": jóvenes, niños, adultos, sacerdotes, consagrados, matrimonios, en distintas áreas profesionales como educación, salud, economía, política, artes, etc.

Parte fundamental de su objetivo es impulsar el ecumenismo. El Movimiento es mundialmente uno de sus principales promotores. También promueve la fraternidad universal por medio del diálogo interreligioso.[5]

Manifestaciones del Movimiento[editar]

Han surgido distintas "ramas" de este Movimiento tales como "Movimiento Políticos por la Unidad" , al que pertenecen personas de distintos partidos políticos e ideologías en el que predomina el espíritu de "unidad en la diversidad". En la economía es de gran interés la "Economía de comunión" en la que están comprometidas más de 700 empresas, donde el principio rector es "la necesidad del prójimo hipoteca mi superfluo".

Como pequeños modelos o prototipos de lo que el Movimiento espera hacer nacer en cada ciudad, se van creado paulatinamente nuevas y diversas "ciudadelas": mini-ciudades en las que se practica vivir según este "estilo" de vida, "haz a los demás lo que te gustaría que a ti te hicieran". Un ejemplo de estas ciudadelas es Loppiano, en Italia, a donde concurren a formarse en este estilo de vida personas de todo el mundo. En América , se mantiene la mariápolis Lia, ciudadela ubicada en Buenos Aires, Argentina.

Miembros destacados[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]