Prójimo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El buen samaritano, por Van Gogh (1890). Basado en una obra de Delacroix de 1850.

Prójimo es un concepto, etimológicamente cognado con próximo, que puede utilizarse como sinónimo de semejante, cercano o vecino; pero que la mayor parte de las veces se usa en contextos religiosos o morales.

El de amor al prójimo es un concepto judeocristiano de origen bíblico.[1]

Es fundamental en el cristianismo, siendo destacado en los Evangelios como el segundo de los dos mandamientos en los que Jesucristo resumió la totalidad de la Ley: Ama a tu prójimo como a ti mismo, texto que dio origen al uso del término prójimo en la mayor parte de los contextos. Aparece en Mateo 22,39 y en Lucas 10,25-37 (la parábola del buen samaritano), que es cita a su vez del Levítico 19,18: No seas vengativo con tu prójimo, ni le guardes rencor. Ama a tu prójimo como a ti mismo.[2]

Sin embargo, y generalmente, se cree que un prójimo es todo ser humano, pero no es así. En la parábola del buen samaritano (Lucas 10,25-37), Jesús nos enseña quién es nuestro prójimo, cuando pregunta: “¿Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asaltado por los ladrones?”. Considérese que los otros dos son un sacerdote y un levita, que vieron al hombre asaltado y dejado medio muerto por unos ladrones, y son quienes siguieron de largo, su camino. Por lo tanto, nuestro prójimo es aquel que tiene compasión por nosotros ante una situación difícil o de desventaja, y no es cualquier persona, ni mucho menos todo ser humano.

En los diez mandamientos del Antiguo Testamento el prójimo aparece como la víctima de las ofensas que se prohíben: No dirás falso testimonio contra tu prójimo. No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.[3]

Cuando se utiliza de forma independiente del contexto religioso, conserva un rasgo semántico positivo desde el punto de vista moral, identificado con la solidaridad que debe mantenerse con todo ser humano.[4]

En cambio, utilizado en femenino, prójima no se utliliza con el mismo sentido, sino con un rasgo semántico marcadamente afectivo o peyorativo, y que según la intención del hablante puede significar esposa o prostituta.[5]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]

  1. En hebreo el término es er rea‘: “algo que esta enfrente”. bethaderej.com En lengua griega es πλησίον (plesion) que puede traducirse como "vecino" o "amigo", y que se aplica, según el contexto, a los pertenecientes a la propia comunidad (los judíos) o a los de otras comunidades bethaderej.com www.searchgodsword.org.
  2. Real Academia Española (2014). «próximo». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. 
  3. Real Academia Española (2014). «prójima». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa.