Juan Simón Gutiérrez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santo Domingo confortado por la Virgen y las santas mártires, 1711, Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Juan Simón Gutiérrez (1634-1718) fue un pintor barroco español nacido en Medina Sidonia (Cádiz), bautizado el 4 de junio de 1634. A los veintiún años, una edad tardía para la época, su madre lo puso como aprendiz de pintor con un tal Juan Andrés.[1] En fecha desconocida se trasladó a Sevilla donde debió de entrar en contacto con Murillo como ponen de manifiesto sus obras conocidas, estrechamente dependientes de los modelos del maestro. Se le documenta inscrito en la Academia sevillana de dibujo entre 1664 y 1667,[2] año en que contrajo matrimonio, y hasta 1672. Pintó obras de devoción para el comercio americano, documentándose entre otros, el envío en 1677 de 33 lienzos de esas características a Nueva España y de otros 53 a Caracas en 1686.[3] En 1680 obtuvo el cargo de alcalde alamir, responsable de los exámenes para el ingreso en el gremio de los pintores y doradores.[4] Padre de ocho hijos, cuatro de ellos religiosos, en 1714 figura en el censo municipal de Sevilla como pobre. Firmó su testamento en 1718, haciéndose poco después inventario de sus bienes en el que se citaban, junto a un modesto ajuar, cerca de doscientas pinturas, en su mayoría religiosas.[5]

El reducido catálogo de obras firmadas comienza con una Muerte de santa Tersa fechada en 1687, conservada en el convento de carmelitas descalzas de Alba de Tormes.[6] Más avanzada, la Virgen con el Niño y santos agustinos, fechada en 1689, conservada en el convento de la Trinidad de Carmona, tratada al modo de una sagrada conversación en la que los tipos murillescos tanto masculinos como femeninos son interpretados con indudable calidad,[7] y del mismo año una Sagrada Familia en el convento de agustinas de Medina Sidonia.[6] También firmadas, por último, una Muerte de Santo Domingo asistido por la Virgen y santas mártires, obra de empeño procedente del convento de San Pablo, fechada en 1710, que se conserva en el Museo de Bellas Artes de Sevilla y un San Juan Bautista en el desierto publicado en 2003, procedente de una colección particular cordobesa.[8] Otras obras atribuidas se conservan en la Wallace Collection de Londres (La Asunción de la Virgen), y en el retablo mayor de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Elgueta (Guipúzcoa), contratadas por Juan de Valdés Leal en 1684.[9] Obras alguna vez atribuidas a Murillo, como La invención de la pintura del Museo Nacional de Arte de Rumanía o La Virgen intercesora de la ánimas del Purgatorio procedente de la iglesia de Gelves (Galería Wildestein de Nueva York) pudieran ser también de Juan Simón Gutiérrez, a quien cabría asignar otras obras anónimas relacionadas con el círculo de Murillo, como el Bodegón con cocinera del Museo del Prado.[10]

Referencias[editar]

  1. Valdivieso (2015), p. 112.
  2. Pérez Sánchez, p. 364-365.
  3. Kinkead, pp. 231 y 233.
  4. Kinkead, p. 231.
  5. Valdivieso (2015), pp. 112-113 y nota 5.
  6. a b Valdivieso (2015), p. 115.
  7. Valdivieso y Serrera, p. 174.
  8. Requena, p. 429.
  9. Valdivieso González, Enrique, «Pinturas de Juan Simón Gutiérrez en el retablo de Ntra. Sra. de la Asunción de Elgueta», en Archivo Hispalense, t. 83, nº 254 (2000), pp. 179-189.
  10. Valdivieso (2015), pp. 118-119.

Bibliografía[editar]

  • Kinkead, Duncan T., Pintores y doradores en Sevilla 1650-1699. Documentos, Bloomington In., AuthorHouse, 2006, ISBN 1-4259-7205-5
  • Pérez Sánchez, Alfonso E. (1992). Pintura barroca en España 1600-1750. Madrid : Ediciones Cátedra. ISBN 84-376-0994-1. 
  • Requena Bravo de Laguna, José Luis, «Un san Juan Bautista firmado por Juan Simón Gutiérrez», Archivo Español de Arte, LXXVI, nº 304 (2003), pp. 429-432
  • Valdivieso, E. y Serrera, J.M., La época de Murillo. Antecedentes y consecuentes de su pintura, catálogo de la exposición, Palacio de Aranjuez, 1982, Depósito Legal SE 225-1982.
  • Valdivieso, Enrique, «Juan Simón Gutiérrez, a la sombra de Murillo», Ars Magazine, nº 25, enero-marzo, 2015, pp. 110-120.