José María Olivo Martínez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
José María Olivo Martínez
Información personal
Nacimiento 28 de octubre de 1883
Caracas Flag of Venezuela.svg Venezuela
Fallecimiento 27 de julio de 1945
Caracas Flag of Venezuela.svg Venezuela
Causa de la muerte Úlcera gástrica
Nacionalidad Venezolana
Familia
Padres José María Olivo Olivo y María del Rosario Martínez
Cónyuge Eva Armand
Familiares Adolfo Antonio Olivo
Información profesional
Ocupación Político Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Firma J.M.Olivo 14.08.1909.jpg

José María Olivo Martínez (Caracas, 28 de octubre de 1883 - Caracas, 27 de julio de 1945) fue un activista político venezolano, cofundador de los partidos de inspiración marxista Partido Demócrata Nacional (PDN) en 1937 y Unión Municipal en 1941. Fue también conocido en vida como J.M.Olivo Martínez y "El Viejo" Olivo.

Orígenes familiares y primeros años[editar]

José María Olivo Martínez nació en Caracas el 28 de octubre de 1883, hijo de José María Olivo Olivo y de María del Rosario Martínez, ambos naturales de Caracas. Aunque nació en la Parroquia Santa Teresa, en una casa situada entre las esquinas de Hospital y Glorieta [1]​, fue bautizado en la parroquia Altagracia el 12 de mayo de 1884 [2]​. Su padre, militar, murió en 1892 a los 34 años, dejando huérfanos a sus dos hijos, Virginia y José María, con 11 y 8 años, respectivamente.[3]

Procedía de una familia de tradición militar afín al partido conservador. Aparte de ser hijo de un militar, fue también sobrino nieto del General Adolfo Antonio Olivo, conocido como "El Chingo" Olivo, quien tras haber peleado en el bando conservador durante la Guerra Federal, en 1870 se convirtió en uno de los principales líderes militares de la resistencia frente al gobierno liberal de Antonio Guzmán Blanco, surgido de la denominada Revolución de Abril. También el primer marido de su madre, el general José del Carmen Rivas, se opuso al régimen de Guzmán Blanco y murió en combate contra las fuerzas gubernamentales dirigidas por Joaquín Crespo en la localidad de Calabozo en enero de 1871.[4][5]

El único hijo de su hermana Virginia Olivo Martínez fue el destacado líder político y sindical Francisco Olivo (Caracas, 2 de junio de 1907- Caracas, 21 de diciembre de 1974).[6]

En el terreno profesional, José María Olivo Martínez se formó en su juventud como contable.[nota 1]

Oposición al régimen gomecista[editar]

A pesar de pertenecer a una familia cuyos miembros habían ocupado posiciones socialmente relevantes en las ciudades de Puerto Cabello, Caracas y Valencia desde la época colonial [nota 2]​ y de la tradición militar conservadora de su familia, José María Olivo Martínez se involucró desde muy joven en las luchas obreras.

De esos años de juventud, se recuerda su valiente actuación a raíz del asesinato del concejal Enrique Chaumer el 24 de septiembre de 1909, cuando Juan Vicente Gómez no había cumplido aún un año en el poder. El concejal Chaumer, en su capacidad de Síndico Municipal, había sacado a la luz una serie de irregularidades, como la malversación de fondos públicos y la destrucción de libros contables, atribuibles a un tal Eleuterio García, hombre próximo al círculo de poder del dictador que había ejercido hasta hacía poco de Administrador de Rentas en el ayuntamiento caraqueño. Al verse descubierto, Eleuterio García disparó y mató al concejal Chaumer en plena calle cuando este llevaba a su pequeña hija al colegio.[8][9]​Una ola de indignación sacudió la capital, y en el multitudinario entierro, que tuvo lugar al día siguiente, José María Olivo Martínez habló ante la tumba del concejal para decir que aquel asesinato no era un hecho aislado, sino el primer síntoma de regresión democrática, y que los puñales que asesinan democracias no se afilan sino en la piedra de los intereses particulares.[9]​J.M. Olivo Martínez y otros dos oradores de ese día fueron arrestados por el gobierno gomecista y conducidos a la prisión del Castillo de Puerto Cabello.[10]​ Muchos años después, en un homenaje a la memoria de Chaumer, el poeta y político venezolano Andrés Eloy Blanco recordó aquella intervención de J.M. Olivo Martínez:[9][11]

Aquel ciudadano estaba destinado a ser hoy, en admirable ejemplo de constancia y fidelidad a sus credos, el más bravo preconizador de la elección popular. Aquel hombre fue castigado por aquel discurso; por decir lo que dijo sobre la tumba de Chaumer, pasó 39 meses en el castillo de Puerto Cabello, con un peso de 50 libras en los pies. Pero su verdad duró veintisiete años con un peso de cincuenta mil cadáveres.

Actividad política tras la muerte de Juan Vicente Gómez[editar]

Tras la muerte del dictador Juan Vicente Gómez (17.12.1935), se inicia en Venezuela un período de limitada apertura política bajo el gobierno de Eleazar López Contreras. A finales del año 1937, José María Olivo Martínez participó junto con el General José Rafael Gabaldón y Andrés Eloy Blanco en la formación de un nuevo partido político llamado Partido Demócrata Venezolano [12][13][nota 3]​. Sin embargo, tras una batalla legal que culminó en marzo de 1938, la Corte Federal y de Casación de Venezuela respaldó la decisión del Gobierno de denegar la autorización al naciente partido sobre la base de que incluía en sus filas a diversas personas, entre ellas J.M. Olivo Martínez y Luis Beltrán Prieto Figueroa, que habían militado en agrupaciones políticas previamente disueltas por dedicarse a realizar propaganda y prácticas ideológicas marxistas prohibidas por la Constitución Nacional.[14]

Como fruto del intercambio epistolar entre J.M. Olivo Martínez y Andrés Eloy Blanco, este último inicia el 20 de noviembre de 1937 la publicación en el diario Ahora de una serie de seis artículos de opinión dedicados a José María Olivo Martínez titulados de manera genérica “Drenaje de la Honradez”, donde el escritor aborda asuntos como la necesaria supervisión de los establecimientos de enseñanza para asegurar su conformidad con las leyes educativas, la historia de las relaciones entre Iglesia y Estado en Venezuela, la naturaleza de la honradez y el uso de la mentira en política.[15]

Por esas fechas José María Olivo Martínez fue una vez más arrestado y juzgado, esta vez por vilipendio al Presidente.[16]​ Tenía entonces 54 años. Unos meses después, en noviembre de 1938 también es arrestado su amigo Andrés Eloy Blanco, con quien coincide en la misma prisión.[17]​ Olivo no sería liberado hasta principios de 1939, cuando es indultado por el gobierno.[nota 4]​Dos años y medio más tarde, participó como orador, junto con Asdrubal Fuenmayor Rivera, en el acto de creación del partido de orientación marxista Unión Municipal el 12 de octubre de 1941 en el Teatro Apolo de Caracas.[18][19][20]​ Este partido era una tapadera del Partido Comunista de Venezuela, el cual actuaba entonces en la clandestinidad y no sería legalizado hasta octubre de 1945.[21]

Vida familiar[editar]

José María Olivo Martínez tuvo en su juventud una relación con la caraqueña Gertrudis Pérez, de la que nació en abril de 1909 un hijo varón, Adolfo Antonio, que fue presentado por el padre ante el registro civil de la Parroquia Santa Teresa de Caracas como hijo natural suyo.[22]​ El niño moriría a los cuatro meses. También tuvo con Gertrudis una hija llamada Rosa Amelia, nacida en 1912 en la Parroquia San Juan de Caracas.[23]

Años más tarde, tras haber pasado por los calabozos del Castillo de Puerto Cabello, José María Olivo Martínez contrajo matrimonio con una joven de origen francés llamada Eva Armand. El enlace tuvo lugar el 17 de enero de 1918 en la ciudad de Maracay.[24]​La pareja, sin embargo, se estableció en Caracas, donde nacieron sus siete hijos: José Gabriel, Adolfo Antonio, Fernando, Eva, Hilda, Laura y Gladys. La familia residió en la Parroquia Santa Teresa y la Parroquia San Juan durante la década de los años 20 para más tarde trasladarse a la Parroquia San Agustín, a "la barriada obrera que J.M. Olivo Martínez lleno con su gran espíritu".[25]​En diciembre de 1933 la tragedia golpeó a la familia cuando Fernando, de 11 años, hijo del matrimonio Olivo-Armand, murió arrollado por un camión.[26]

Últimos años[editar]

José María Olivo Martínez no abandonó nunca el activismo político, ni siquiera en sus últimos años, cuando los confinamientos en las inhumanas cárceles gomecistas habían pasado factura a su salud. Tras el experimento fallido de Unión Municipal, partido que tuvo una existencia de apenas dos años,[21]​ J.M.Olivo Martínez se unió al partido Acción Democrática[25]​,establecido en 1941, el cual contaba entre sus fundadores a algunos políticos como Luis Beltrán Prieto Figueroa que, al igual que en el caso de Olivo, habían sido previamente acusados de marxistas o simpatizantes del marxismo.

Falleció el 27 de julio de 1945 en el Hospital Vargas de Caracas, a los 61 años, de una úlcera gástrica [7]​. A su sepelio en el Cementerio General del Sur, acudieron personas de todos los segmentos de la sociedad, desde el mozo que pidió una licencia en el taller para acompañar a su maestro hasta Rómulo Gallegos, futuro presidente de Venezuela, y Andrés Eloy Blanco, quienes llevaron el féretro y dijeron la oración fúnebre. En un artículo publicado en el diario El Universal el 29 de julio de 1945, Andrés Eloy recordó sus propias palabras el día antes ante la tumba de J.M. Olivo Martínez:[25]

La voz del viejo Olivo, sus palabras, pronunciadas en el entierro de Chaumer, estaban allí, en el cementerio, esperándolo. Y llegó él; y su vieja voz le salió al encuentro. Quería saber si, al través de tantos años, estaba igual. Se miraron. Años de tentación y de corrupción. Y al encontrase, se encontraron tan limpios la voz y el hombre como en el día que él la pronunciara.

Notas[editar]

  1. Así consta en su partida de defunción.[7]
  2. Se sabe que el tatarabuelo, don Juan Félix Olivo, fue propietario de esclavos en Puerto Cabello, pues en una partida de bautismo de la iglesia de San José Obrero de esa ciudad, fechada el 7 de octubre de 1812, se hace referencia a una esclava suya llamada María del Rosario, madre de la criatura bautizada. Su bisabuelo Lázaro Olivo, tuvo un papel destacado en la batalla de La Victoria al haber estado, junto con Santos Michelena, entre los jinetes que en la víspera de la batalla tuvieron la misión de cruzar las filas enemigas para llevar al General José Félix Ribas las instrucciones del Libertador Simón Bolívar. Este Lázaro Olivo posteriormente se estableció en Caracas como comerciante, estando entre los conjueces elegidos por la parroquia de la Catedral en 1836. La genealogía completa de la familia Olivo puede consultarse en el siguiente trabajo: Una historia genealógica de los Olivo
  3. No debe confundirse con el Partido Democrático Venezolano, de corte conservador, fundado varios años más tarde.
  4. En la Gaceta Oficial de la República de Venezuela, nº 19.812 de 25 de febrero de 1939, se publicó un decreto con fecha 1 de marzo de 1939 por el cual "se indulta al reo de irrespeto al Presidente de la República, J. M. Olivo Martínez, del resto de la pena de 18 meses de prisión y de todas las accesorias a que ha sido condenado por sentencia firme de los Tribunales del Distrito Federal".

Referencias[editar]

  1. Registro Civil de la Parroquia Altagracia. Libro de nacimientos del año 1884. Partida número 225 de José María Olivo Martínez, folio 114. Family Search Microfilme #2176972, imagen digital 1538.
  2. Iglesia parroquial de Nuestra Señora de Altagracia de Caracas. Libros de bautismos. Partida de José María Olivo Martínez de 12 de mayo de 1888. Family Search Microfilme #2052083, imagen digital 9.
  3. Iglesia parroquial de San Juan Bautista de Caracas. Libros de defunciones. Partida de José María Olivo Olivo de 20 de mayo de 1892. Family Search Microfilme #2052263, imagen digital 2051.
  4. Iglesia parroquial de Todos los Santos de Calabozo, Venezuela. Libros de defunciones. Partida del General José del Carmen Rivas de 12 de enero de 1871. Family Search Microfilme#1935231, imagen digital 563.
  5. González Guinán, Francisco (1910). «XVII». Historia Contemporánea de Venezuela, tomo noveno. Caracas: El Cojo. p. 471. OCLC 699995475. Consultado el 16 de mayo de 2018. 
  6. Montes de Oca, Rodolfo (2016). Contracorriente: la historia del movimiento anarquista en Venezuela (1811-1998). Madrid: La Malatesta. ISBN 9788494171208. 
  7. a b Registro Civil de la Parroquia San José. Libro de defunciones del año 1945. Partida número 951 de José María Olivo Martínez, folio 476. Family Search Microfilme #2176408, imagen digital 2227.
  8. Pocaterra, José Rafael (1990) [1927]. Memorias de un venezolano de la decadencia. Caracas: Biblioteca Ayacucho. p. 146. ISBN 9802760544. 
  9. a b c Blanco, Andrés Eloy (1973). Obras Completas, tomo III (Discursos). Caracas: Ediciones del Congreso de la República. pp. 37-42. OCLC 462787417. 
  10. Arévalo González, Rafael (1977). Memorias. Caracas: Mediterráneo. p. 262. ISBN 8439974329. 
  11. Betancourt, Rómulo (1987). Hombres y Villanos. Caracas: Grijalbo. p. 88. ISBN 9802930016. 
  12. Velázquez, Ramón J., ed. (1986). Gobierno y época del presidente Eleazar López Contreras: los partidos políticos, 1936-1941. El Pensamiento político venezolano del siglo XX 31. Caracas: Ediciones del Congreso de la República. pp. 349-350. ISBN 980265258X. 
  13. Velázquez, Ramón J., ed. (1985). Gobierno y época del presidente Eleazar López Contreras: el poder judicial y la política, 1935-1941. El Pensamiento político venezolano del siglo XX 19. Caracas: Ediciones del Congreso de la República. pp. 117-128. ISBN 980231000X. 
  14. Velázquez, Ramón J., ed. (1985). Gobierno y época del presidente Eleazar López Contreras: el poder judicial y la política, 1935-1941. El Pensamiento político venezolano del siglo XX 19. Caracas: Ediciones del Congreso de la República. pp. 153-154. ISBN 980231000X. 
  15. Blanco, Andrés Eloy (1973). Obras Completas, tomo II (Periodismo) I. Caracas: Ediciones del Congreso de la República. pp. 337-370. OCLC 252777237. 
  16. Fuenmayor, Juan Bautista (1995). Papeles clandestinos del Partido Democrático Nacional, 1937-1941; documentos del archivo de Juan Bautista Fuenmayor. Caracas: Ediciones de la Presidencia de la República. pp. 557-562. OCLC 36017424. 
  17. Ramírez, Alfonso (1997). Biografía de Andrés Eloy Blanco y memoria de su época. Gobernación del Estado Mérida. pp. 137-138. OCLC 912859472. 
  18. Cardozo, Arturo (1987). Luchas revolucionarias en Venezuela y el mundo, tomo primero: 1917-1957. Edición de autor. p. 61. OCLC 506925204. 
  19. Rodríguez, Manuel Alfredo (2004). Tres décadas caraqueñas, 1935-1966. Editorial Fuentes. p. 77. ISBN 9806297180. 
  20. Fuenmayor Pérez, Asdrúbal (2009). Doña Lola: maestra de Venezuela. Caracas: Universidad Santa María. p. 139. OCLC 757249754. 
  21. a b Alarico Gómez, Carlos (2007). El poder andino: de Cipriano Castro a Medina Angarita. Caracas: Los libros de El Nacional. p. 209. ISBN 9789803883737. 
  22. Registro Civil de la Parroquia Santa Teresa. Libro de nacimientos del año 1909. Partida número 120 de Adolfo Antonio Olivo Pérez, folio 60 vuelto. Family Search Microfilme #2053979, imagen digital 186.
  23. Registro Civil de la Parroquia San Juan. Libro de nacimientos del año 1913. Partida número 60 de Rosa Amelia Pérez, folio 31. Family Search Microfilme #2053712, imagen digital 2476.
  24. Iglesia parroquial de San José de Maracay. Libros de matrimonios. Partida de matrimonio de José María Olivo Martínez y Eva Armand de 17 de enero de 1918, folios 40 y 41. Family Search Microfilme #1996521, imagen digital 140.
  25. a b c Blanco, Andrés Eloy (1973). Obras Completas, tomo II (Periodismo) V. Caracas: Ediciones del Congreso de la República. pp. 361-364. OCLC 252776952. 
  26. Registro Civil de la Parroquia Santa Rosalía. Libro de defunciones del año 1933. Partida número 480 de Fernando Olivo Armand, folio 43 vuelto. Family Search Microfilme #2053890, imagen digital 278.