José Ballivián

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
José Ballivián
José Ballivián.jpg

Escudo de Bolivia.svg
Presidente de Bolivia
27 de septiembre de 1841-23 de diciembre de 1847
Predecesor Mariano Enrique Calvo
Sucesor Eusebio Guilarte Mole

Información personal
Nombre completo José Ballivián Segurola
Nombre en español José Ballivián y Segurola Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 5 de mayo de 1805
Ciudad de Nuestra Señora de La Paz, Virreinato del Río de la Plata, Imperio español
Fallecimiento 5 de octubre de 1852 (47 años)
Río de Janeiro, Imperio del Brasil
Sepultura Cripta del Museo San Francisco Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Boliviano
Español-rioplatense
Familia
Padres Jorge Ballivián
Isidora Segurola
Cónyuge Mercedes Coll
Hijos Adolfo Ballivián Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Militar y político
Lealtad Bolivia
Patriota
Imperio español
Rama militar Ejército de Bolivia
Ejército Real del Perú
Rango militar General Ver y modificar los datos en Wikidata
Conflictos Guerra entre Perú y Bolivia
Guerras de independencia hispanoamericana
Firma Signature of José Ballivián (1805-1852).svg

José Ballivián Segurola (Ciudad de Nuestra Señora de La Paz, Imperio Español; 5 de mayo de 1805 - Río de Janeiro, Imperio del Brasil; 6 de octubre de 1852) fue un militar y político boliviano, presidente de Bolivia desde el 27 de septiembre de 1841 hasta su caída del 23 de diciembre de 1847.

Biografía[editar]

José Ballivián nació en la ciudad de La Paz capital de la intendencia de La Paz, en el Virreinato del Río de la Plata del Imperio español el 5 de mayo de 1805, en el seno de una aristocrática familia de La Paz, siendo sus padres Jorge Ballivián e Isidora Segurola Çelayarán, hija del brigadier Sebastián de Segurola-Çelayarán y Oliden. Se inició pronto en la carrera de las armas, algo usual en aquella época. El año 1817 se alistó en el Ejército Real de Mariano Ricafort y salió con él de La Paz. Regresó en 1818 como ayudante del intendente Sánchez Lima, el siguiente año, en convivencia con otros jóvenes militares, se plegó a la fuerza patriota del coronel José Miguel Lanza en Ayopaya. Después de una serie de circunstancias adversas a las tropas patriotas, regresó a La Paz por encargo del general Lanza.

Se incorporó al Ejército de Bolivia y fue designado coronel. Estuvo presente en 1828, cuando se produjo el ingreso a Bolivia del general peruano Agustín Gamarra y el consiguiente tratado de Piquiza. En la presidencia del mariscal Andrés de Santa Cruz, Ballivián fue uno de sus colaboradores. Se casó con la Sra. Mercedes Coll. Con las tropas de la Confederación tomó parte en las batallas de Yanacocha, Uchumayo y Socabaya.

Después de la victoria confederada de Paucarpata, fue tomado prisionero en el mar y llevado a Santiago de donde escapó gracias a una hábil estratagema en el barco Andrómeda. A la caída del Mcal. Santa Cruz y de la Confederación Perú-Boliviana, se proclamó presidente. No logró afianzarse y escapó a Perú. En 1841 se enteró de la amenaza del presidente del Perú el general Agustín Gamarra con una segunda invasión a Bolivia. Se dirigió a enfrentarlo pero tenía en su mando a una pequeña tropa de soldados rebeldes que en su mayoría eran novatos; estando en la frontera boliviana, se le apareció su enemigo el teniente coronel Manuel Isidoro Belzu, quien logró derrotar al ejército de Ballivián, pero enojado por el suceso, se comunicó con Gamarra con quien hizo un pacto, en el que consistía en que Gamarra le ayudaría a enfrentar a Belzu, mientras que Ballivián le ayudaría con la invasión a Bolivia, con esto se procedió a la invasión de Bolivia en el mes de octubre. Cuando Ballivián llegó a La Paz se proclamó presidente, pero también lo había hecho también su enemigo el mayor general José Miguel de Velasco en Sucre y se acuarteló con su ejército en Cochabamba, mientras que el presidente en ejercicio el abogado Mariano Enrique Calvo se encontraba en Sucre. Ballivián, desengaño por las promesas incumplidas por Gamarra, decide enfrentarlo, pero busco ayuda de su enemigo Velasco, quien era reconocido por se un patriota republicano, este le cedió su ejército veterano que ya tenían comandantes de divisiones. El ejército que llevaba Ballivián creció enormemente gracias al aporte de Velasco.

Se enfrentó en Ingavi o Incahue a las fuerzas peruanas, y se ganó la batalla donde cayó muerto el general Gamarra, con esta batalla consolidó para siempre la independencia de Bolivia.

Presidencia[editar]

Luego de la batalla de Ingavi o Incahue, derrocó al presidente de Bolivia en ejercicio Mariano Enrique Calvo, y gobernó desde 1841 hasta 1847. Continuó la obra organizadora de Santa Cruz, aprobó una nueva Constitución, exploró el norte del país, segregó del departamento de Santa Cruz su parte más amazónica creando así el departamento del Beni, racionalizó el ejército de manera ejemplar, creó el banco de rescate minero y el desarrollo de esa actividad fue importante en su gobierno, estableció varios puertos fluviales. La economía de exportación estuvo signada por el guano y la cascarilla.

Los conflictos de Ballivián contra Belzu no cesaron, y empeoró cuando Ballivián mantuvo amoríos con la esposa del coronel Belzu; y, para mantener alejado a Belzu, decide mandarlo a la frontera, pero ante esta comisión, Belzu no obedece las órdenes de Ballivián. Ante esto el presidente Ballivián –quien tenía cuentas vengativas contra Belzu– lo despojó de sus méritos de su rango de Belzu, y lo dio de baja como soldado raso. Al enterarse el alto mando militar, decide levantarse contra Balliviá, por sus acciones, pero este decide huir por el techo del palacio. Ante esto, su hermano el coronel Mariano Ballivián decide entrar con su ejército a la plaza Murillo apoyando a su hermano, de tal manera que Belzu terminó huyendo disfrazado. El general Eusebio Guilarte Mole había asumido la presidencia, pero a los diez días fue derrocado por el mayor general José Miguel de Velasco.


Entregó el mando a Eusebio Guilarte Vera y se fue a Chile de donde pasó al Brasil. Falleció el 6 de octubre de 1852 en Río de Janeiro. Sus restos fueron repatriados.

En homenaje a este personaje la provincia boliviana de General José Ballivián Segurola lleva su nombre en el departamento del Beni.

Bibliografía[editar]

  • Historia de Bolivia (4.º edición), editorial Gisbert.

Véase también[editar]