Cripta del Museo San Francisco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cripta del Museo San Francisco
[editar datos en Wikidata]

La cripta del Museo San Francisco es el recinto ubicado en el subsuelo, de la Basílica de San Francisco, en la ciudad de La Paz, Bolivia. Es parte de lo que fuera en Conjunto Conventual San Francisco que ocupara inicialmente dos manzanos del barrio de San Francisco. En este sitio están depositados los restos de personajes destacados por su importancia en el desarrollo de la historia de Bolivia.

El recinto[editar]

Mide aproximadamente 3 por 2 metros. El único acceso re realiza mediante unas escalinatas que se encuentran frente a retablo principal.

Al final del descenso los primeros restos que se aprecian son los de Diego de Baena y Antipara, ubicado en un promontorio al lado izquierdo de las escaleras y frente a la entrada a la Cripta. Baena, rico minero y principal impulsor de la refundación de la iglesia (1743), donó 600 monedas de oro para la reconstrucción del retablo mayor de la catedral. La administración de entonces aceptó la donación, por lo que sus restos aún yacen en el lugar.

Frente de la entrada principal, presidiendo las urnas mortuorias, se encuentra la virgen del Carmen.

Las urnas[editar]

A los lados se encuentran los restos de trece personajes que participaron en las revoluciones previas a la independencia boliviana, como las batallas posteriores. Las urnas dentro de la cripta están dispuestas en el siguiente orden:

La cabeza de Pedro Domingo Murillo, que después de ser ahorcado fue decapitado, fue trasladada a lo que hoy es la zona Faro Murillo en El Alto, de donde su hija, Tomasita, la recogió para enterrarla junto al resto de su cuerpo. En la actualidad, la cabeza y el cuerpo yacen cremados juntos dentro de la urna al interior de la cripta.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]