Jackie Brown

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jackie Brown es una película de 1997 escrita y dirigida por Quentin Tarantino basada en la novela Rum Punch (Cóctel explosivo, 1992) de Elmore Leonard. La protagonizan Pam Grier, Robert Forster, Robert De Niro, Samuel L. Jackson, Bridget Fonda y Michael Keaton. Fue la tercera película de Tarantino después de su éxito tras Reservoir Dogs (1992) y Pulp Fiction (1994).

El filme se inspira en el llamado género cinematográfico "Blaxploitation" tanto como Reservoir Dogs, Pulp Fiction y Kill Bill.

Criticada por algunos seguidores de Tarantino, ya que es un estilo muy diferente al de sus dos filmes anteriores; esta cuenta una historia no tan violenta, tiene una narración más clásica y relajada y la sangre no es tan abundante. Sin embargo, fue bien recibida por la crítica especializada. Tarantino extrajo los diálogos del libro de Elmore Leonard casi iguales (otra razón del disgusto de sus fanes: los diálogos tienen diferente estructura).

Sinopsis[editar]

Año 1995. Jackie Brown, una asistente de vuelo de la aerolínea mexicana Cabo Air, de mediana edad y con problemas económicos, llega a fin de mes pasando dinero de México a los Estados Unidos para Ordell Robbie, un corredor de armas viviendo en Los Ángeles, que vende armas a los carteles mexicanos de la droga.

Ordell está bajo la vigilancia de la ATF, por lo que utiliza mensajeros para mover el contrabando de armas y dinero. Cuando arrestan a otro mensajero que trabaja para él, Beaumont Livingston, joven, inexperto y que podría convertirse en un informante de la policía. Ordell asume que Livingston se convertirá en un informador para evitar la cárcel, logrando un acuerdo de cooperación con la policía para reducir su condena. Ordell arregla una fianza de $ 10,000 con fiador, el abogado Max Cherry, luego atrae a Livingston para que lo ayude en un trabajo de venta de armas, lo mete al maletero de un auto y lo mata.

Actuando sobre la base de la información que Livingston ya había compartido anteriormente cuando fue detenido, el agente de la ATF Ray Nicolette y el detective del Departamento de Policía de Los Ángeles, Mark Dargus, interceptan a la azafata Jackie cuando regresa a los Estados Unidos con el dinero en efectivo de Ordell por la venta de armas y una bolsa de cocaína (aunque Jackie no sabía que la cocaína estaba escondida en su equipaje).

La envían a una cárcel del condado, lo que alerta a Ordell de que podría convertirse en informadora policial. Habiendo recibido el pago de Ordell, el abogado Max saca a Jackie de la cárcel y se siente atraído por ella. Ordell llega a la casa de Jackie para matarla, pero ella saca un arma que tomó del auto de Max. Ella negocia un trato con Ordell mediante el cual pretende ayudar a las autoridades mientras contrabandea $ 550,000 del dinero de Ordell, suficiente para que se retire.

Para este plan, Ordell confía en Melanie Ralston, una conejita de la playa (cultura del surf) con quien vive, y Louis Gara, un ex compañero de celda. Sin darse cuenta del plan de Jackie y Ordell de contrabandear $ 550,000, Nicolette y Dargus idean un plan para atrapar a Ordell durante una transferencia de $ 50,000. Sin que todos lo sepan, Jackie planea traicionar a todos y quedarse con $ 500,000 para ella. Ella recluta al abogado Max para que la ayude y le ofrece un corte.

El día del traslado, Jackie entra en un camerino de una tienda departamental para probarse un traje. Ella le ha dicho a Ordell que intercambiará bolsas allí con Melanie, supuestamente pasando los $ 550,000 bajo las narices de Nicolette, a quien le han dicho que el intercambio tendrá lugar en el patio de comidas. En cambio, la bolsa que le da a Melanie contiene solo $ 50,000 y deja el resto en el camerino para que el abogado Max lo recoja después. Jackie finge desesperación a Nicolette y Dargus, alegando que Melanie tomó todo el dinero y salió corriendo.

En el estacionamiento, Melanie se burla de Louis hasta que pierde los estribos, dispara y la mata. Louis le confiesa esto a Ordell, quien se desespera al descubrir que falta la mayor parte del dinero y luego se da cuenta de que Jackie es la culpable. Cuando Louis y Ordell tienen una acalorada discusión acerca de que Louis vio a Max en la tienda pero no le da importancia, Ordell mata a Louis y se va con la bolsa. Ordell vuelve su ira hacia el abogado Max, quien le dice que Jackie está asustada por su vida y está esperando en la oficina de Max para entregar el dinero. Ordell sostiene a Max a punta de pistola cuando entran en la oficina a oscuras, cuando Jackie está aquí, pero Nicolette salta de su escondite y mata a Ordell.

La ATF retira los cargos penales contra Jackie por su cooperación para resolver el caso, ella ahora libre, en posesión del dinero restante de Ordell y su coche, Jackie planea un viaje a Madrid, el abogado Max rechaza la invitación de Jackie para unirse a ella. Se despiden con un beso y ella se va mientras él atiende una llamada telefónica. Max corta la llamada mientras Jackie se aleja.

Reparto[editar]

Cuenta con varios actores fetiches tarantinianos. Uno de ellos es Samuel L. Jackson.

El director rescata a Pam Grier y a Robert Forster, actores que alcanzaron su máxima gloria en películas de los '70. De hecho, Pam Grier llegó a ser una estrella de las películas de serie B de la Blaxploitation (100% protagonizadas por gente negra), que tanto éxito tuvieron en la América de los años '70 y '80, y que Tarantino homenajea en esta oscura y sórdida película.

En el resto de los papeles, se encuentra Robert De Niro como un exconvicto muy agotado y de muy pocas palabras; Bridget Fonda como una de las chicas de Ordell; y Michael Keaton como el policía que va tras de Ordell. Sylvester Stallone fue la primera opción de Tarantino para el papel de Louis Gara, mismo que más tarde sería para De Niro.

Referencias[editar]

  1. «Jackie Brown Box Office Data». Consultado el 28 de noviembre de 2011. 

Enlaces externos[editar]