Inmigración japonesa en Argentina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera de Japón Japoneses en Argentina Bandera de Argentina
日系アルゼンチン人 (en japonés)
Japanese.JPG
Casa de la colectividad japonesa de Oberá en 2005.[1]
Otros nombres Nipo-argentinos
Regiones de origen Okinawa, Kagoshima, Hokkaido, Kumamoto, Hiroshima, Akita, etc.
Población censal 11.600 habitantes
Descendencia estimada 23.000 argentino-japoneses[2] [3]
Idiomas español rioplatense, japonés
Religiones budismo,[4] catolicismo, sintoísmo
Migraciones relacionadas Japoneses en Brasil, Japoneses en el Perú, Japoneses en Paraguay, Japoneses en Bolivia, Japoneses en Colombia, Japoneses en México
Asentamientos y comunidades activas
1.º Bandera de Ciudad de Buenos Aires Ciudad de Buenos Aires
2.º Bandera de Provincia de Misiones Misiones
3.º Belén de Escobar, Bandera de Provincia de Buenos Aires Buenos Aires
Asociaciones civiles destacadas
1.º Asociación Japonesa en la Argentina, Jardín japonés de Buenos Aires
[editar datos en Wikidata]

La inmigración japonesa en Argentina es el movimiento migratorio de ciudadanos japoneses hacia la República Argentina. Este país sudamericano tiene tercera población más grande de inmigrantes japoneses y sus descendientes en Latinoamérica, después de Brasil y Perú.[5] Según el Ministerio japonés de Asuntos Exteriores, hay cerca de 11.675 ciudadanos japoneses y 23.000 personas de origen japonés que viven en la Argentina hacia el año 2011. Argentina también ha hecho convenios de inmigración planificada con Japón en los años 50 y 60, como en el caso de colonias japonesas en las provincias de Misiones, Mendoza y Colonia Urquiza. La mayoría de los japoneses residentes en la Argentina llegaron desde las décadas de los 20 a los 60, muchos de los barcos de inmigrantes eran a través de Brasil.

Historia[editar]

La gran emigración japonesa comenzó en 1868, poco tiempo después del inicio de la Era Meiji, siendo Hawái el destino predilecto por los emigrantes nipones.[6] Sin embargo, la migración japonesa al territorio argentino comenzó en 1908 con la llegada de inmigrantes provenientes de Okinawa y Kagoshima, seguido de Hokkaido, Kumamoto, Hiroshima, Akita, etc.[7] Los japoneses entraron por primera vez al país a través de Brasil, y los grupos sucesivos de inmigrantes tienden a llegar a Argentina a través de las naciones vecinas. En los años anteriores a la guerra, los japoneses se concentraban en las pequeñas empresas urbanas, en especial de limpieza en seco y cafés de Buenos Aires, mientras que algunos trabajaban en el servicio doméstico, trabajadores de fábricas y estibadores. Una minoría de los argentinos de ascendencia japonesa también se dedican a la horticultura, la floricultura y pesca.

Entre 1960 y 1970, más inmigrantes japoneses llegaron al país. Muchos fueron atraídos por las oportunidades económicas en la agricultura. A finales de la década de 1980, aproximadamente 40.000 personas de ascendencia japonesa vivían en Argentina.

Los inmigrantes japoneses (particularmente de la prefectura de Okinawa) llegaron en pequeñas cantidades durante los primeros años del siglo XX. En esa época Japón vivía la experiencia victoriosa pero crítica derivada de la Guerra Ruso-Japonesa (1905) y las inestabilidades que preludiaban a la Primera Guerra Mundial. El primer barco con inmigrantes okinawenses recaló en puertos del sur brasileño en 1908 al parecer ya desde ese año varios de los inmigrantes se radicaron en Argentina, En 1917 llegan colonos japoneses a la Provincia de Misiones, donde existe una de las comunidades japonesas más grandes de Argentina.

El primer nisei (segunda generación) nipón-argentino, Seicho Arakaki, nació en 1911. Hoy se estima un número aproximadamente de 35.000 personas de origen japonés en Argentina[8] con una amplia mayoría de descendientes de Okinawa, un poco más del 50%. Según FANA (Federación de Asociaciones Nikkei en Argentina) la colectividad alcanza a 3031 personas.[9] Los primeros inmigrantes se dedicaron a actividades agrícolas y se destacaron en la floricultura, sin embargo, dada la concentración del mercado argentino en la ciudad de Buenos Aires, la primera y segunda generación de inmigrantes japoneses formaron parte importante del gremio eminentemente urbano de la tintorería (entendiéndose como tintorería al lavado y planchado de ropas), como se indica también se destacaron en la floricultura debiéndose a ellos en gran medida la declaración de la ciudad de Belén de Escobar como sede de la Fiesta Nacional de la Flor y habiendo donado la colectividad de origen nipón a tal comuna el primer jardín japonés de Argentina, posteriormente la colectividad de origen japonés remozó el Jardín Japonés ubicado en el Parque 3 de febrero (o de Palermo) en la ciudad de Buenos Aires. La tercera y cuarta generación de argentinos descendientes de japoneses ha diversificado sus actividades dedicándose principalmente a profesiones técnicas con especialización universitaria (ingeniería, electrónica etc.).

Principales asentamientos[editar]

Dos argentinos de origen japonés en Buenos Aires.

En zonas rurales pequeños grupos de origen japonés han llegado a establecer granjas y criaderos de aves.

Actualmente la comunidad japonesa se haya representada en un gran número de asociaciones tanto en el Área Metropolitana de Buenos Aires como en el interior del país. Recientemente además de las asociaciones han surgido gran variedad de institutos que difunden diferentes manifestaciones de la cultura japonesa y su idioma, principalmente debido al interés creciente de argentinos no descendiendentes de japoneses que se ven atraídos hacia a ella. Existen a su vez distintas publicaciones que informan sobre cuestiones de la comunidad, la cultura y actualidad japonesas y la Argentina y su relación con ellas. Ejemplo de esto es el periódico La Plata Hochi cuyas publicaciones en japonés, aunque también en español, datan desde el año 1947.[10]

Acceso al Jardín Japonés de Belén de Escobar durante la Fiesta Nacional de la Flor de 2014.

La población de origen japonés durante décadas (aproximadamente desde 1900 y hasta inicios de los 1970) fue casi la única población procedente del Extremo Oriente establecida en Argentina.

Además de sus poblaciones en la provincia de Misiones, en la ciudad bonaerense de Belén de Escobar y en el barrio porteño de Almagro, la colectividad japonesa tradicionalmente también se asentó en José C. Paz (partido de la provincia de Buenos Aires), lugar donde se dedicaron a la floricultura y de donde provienen descendientes destacados.

Principales Asociaciones e Instituciones Culturales[editar]

Asociación japonesa de Belén de Escobar.
Asociación japonesa de Rosario.
Vista panorámica del Jardín Japonés de Buenos Aires.

La colectividad japonesa está muy bien asociada e integrada a la sociedad argentina. Algunas de las principales son:

Destacados descendientes o residentes[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]