Ideograma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tablilla escrita en escritura cuneiforme con ideogramas que registran las raciones diarias de cerveza para los trabajadores. 3300-3000 a. C. British Museum.
Ideograma que representa el concepto de reciclado.

Un ideograma es un signo esquemático no lingüístico que representa globalmente en conceptos o mensajes simples. Por ejemplo, las señales de tráfico o los símbolos químicos y matemáticos. Se caracterizan por su universalidad, su economía y la rapidez con que se verifica su percepción: de ahí su amplísimo uso.

El concepto de ideograma representa un ser o una idea directamente sin necesidad de transcribir palabras o a frases que lo expliquen. En ciertas lenguas, además, el ideograma simboliza una palabra o lexema, pero no describe cada una de sus sílabas o fonemas, porque no son logogramas.[1] Resulta así que, por ejemplo, el pueblo chino puede leer textos ideográmicos de su lengua de hace miles de años sin saber cómo se pronunciaban entonces las palabras correspondientes.

Se distingue de un pictograma en que ha perdido en parte o completamente su carácter icónico o figurativo: se trata de signos más elaborados y esquemáticos que los pictogramas, en camino de transformarse propiamente en símbolos; podría decirse que son pictogramas resumidos. Puede presentarse aislado o constituyendo conjuntos en diagramas (por ejemplo, el mapa del metro) o escrituras ideográmicas.

Como ejemplos de escrituras donde hay una fuerte presencia de ideogramas pueden citarse el sistema nsibidi (una alternativa de escritura muy popular en el sur de Nigeria), el japonés y el chino. Además, a fin de aportar datos interesantes sobre los ideogramas, puede decirse que éstos le han servido a los egipcios y a los mayas para desarrollar la escritura jeroglífica.

En la actualidad, los ideogramas adquieren especial relevancia en países como Japón, donde desde 1995 se suele organizar un concurso nacional de carácter anual para identificar al kanji (ideograma japonés) más popular del año. En esta oportunidad, según los datos que se dieron a conocer, el ideograma más votado de 2011 resultó ser el de kizuna (entendido como ‘vínculo’). Detrás quedaron los ideogramas de sai (‘desgracia’), shin (‘terremoto’), nami (‘ola’) y jo (‘ayuda’). En 2010, como consecuencia de la ola de calor que afectó al país asiático, el kanji ganador resultó ser el ideograma que representa a sho (‘calor’).

En el resto del mundo, los ideogramas son utilizados con frecuencia por motivos artísticos, ya que se los utiliza para embellecer objetos decorativos (tales como jarrones, marcos, alfombras, etc.) y/o como diseños originales para tatuajes.

Las escrituras ideográmicas son raras, siendo lo más común que los ideogramas se combinen con otro tipo de logogramas que no representan directamente ideas o conceptos. Las escrituras que usan algunos ideogramas como la jeroglífica egipcia, la sumeria o la china, rápidamente empezaron a usar el mismo signo para grupos de ideas semánticamente relacionadas o para palabras con un sonido similar pero para las cuales era más difícil crear un pictograma realista del concepto.

Esos hechos hacen que muchas de estas escrituras evolucionaran hacia principios de representación mixtos que dejaban de ser estrictamente ideográmicos. Los ideogramas suelen formarse por la combinación de pictogramas, caracteres que indican una idea mediante su representación gráfica. Ambas están muy ligadas históricamente, aunque los Ideogramas son posteriores.

En ciertas escrituras, como la china, la japonesa, en su momento la náhuatl o la nsibidi, determinados símbolos representan palabras o ideas completas.

Por ejemplo, en la escritura china el pictograma 人 (pronunciado rén) significa persona y es una representación deformada del perfil de un hombre. Basándose en esto, el ideograma 囚 (qiú) representa a una persona dentro de un recuadro, y significa "prisionero". Otros ejemplos parecidos son 木 (mù), que significa árbol, ya que representa la forma de uno, y 林 (lín) donde se dibujan dos árboles, lo cual se interpreta en castellano como "bosque".

Las combinaciones de ideogramas para transmitir mensajes más elaborados y complejos suelen denominarse diagramas. Pero si un diagrama, gracias a los medios electrónicos se vuelve dinámico e interactivo, se puede hablar ya no de diagrama, sino de infografía.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]