Hematología

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Glóbulos rojos o eritrocitos observados al microscopio

La hematología (de hemato y logía, y estos del griego αἷμα, -ατος [aíma, aímatos], sangre, y -λογία [loguía], tratatado, estudio, ciencia)[1] es la especialidad médica que se dedica al tratamiento de los pacientes con enfermedades de la sangre o hematológicas, su campo de actuación es el diagnóstico, tratamiento, estudio e investigación de la sangre y los órganos hematopoyéticos (médula ósea, ganglios linfáticos y bazo) tanto sanos como enfermos.[2]

Objetivo de la hematología[editar]

La hematología es la rama de la ciencia médica que se encarga del estudio de las células de la sangre y sus precursores, así como de los trastornos estructurales y bioquímicos de estos elementos, que puedan conducir a una enfermedad.

La hematología es una ciencia que comprende el estudio de la etiología, diagnóstico, tratamiento, pronóstico y prevención de las enfermedades de la sangre y órganos hemolinfoproductores. Los especialistas en este dominio son llamados hematólogos.

Fundamentos de la hematología[editar]

Todas las células que forman la sangre derivan de una célula madre pluripotencial localizada en la médula ósea que mediante un proceso de diferenciación que se llama hematopoyesis, da lugar a diferentes tipos de células. Cada una de ellas posee unas característica y funciones específica. Las principales células que forman la sangre son hematies, leucocitos (neutrófilos, eosinofilos, basófilos, monocitos, linfocitos) y plaquetas.[3]

Enfermedades hematológicas[editar]

Las enfermedades hematológicas afectan la producción de sangre y sus componentes, como los glóbulos rojos, glóbulos blancos, la hemoglobina, las proteínas plasmáticas, el mecanismo de coagulación (hemostasia), etc.

Algunas de las enfermedades de las que se ocupa la hematología son:

Pruebas en hematología[editar]

La hematología comprende el estudio de las células sanguíneas, algunas de las pruebas de laboratorio más usuales son las siguientes:

Tratamientos[editar]

Los tratamientos empleados en hematología son múltiples. Entre ellos la transfusión de sangre, quimioterapia para las neoplasias hematológicas y trasplante de médula ósea.[3]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]