Neoplasias hematológicas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Neoplasias hematológicas
Plasmacytoma ultramini1.jpg
Micrografía de un plasmacitoma, un tipo de cáncer hematológico.
Clasificación y recursos externos
Especialidad Oncología
CIE-10 C81 - C96
CIE-9 200 - 208
CIE-O 9590 - 9999
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

Las neoplasias hematológicas son un grupo heterogéneo de enfermedades malignas que afectan a la sangre, la médula ósea y los ganglios linfáticos y, como los tres sistemas están conectados por el sistema inmune, una enfermedad maligna hematológica que involucre a uno, afectará a los otros dos. Las causas más frecuentes de estos trastornos son translocaciones en cromosomas, algo que no se ve con frecuencia asociado a tumores sólidos. Ello conlleva a un abordaje exclusivo en el diagnóstico y tratamiento de las neoplasias hematológicas.

A pesar de que estas enfermedades son una forma de cáncer, por lo general no son manejadas por oncólogos sino por especialistas en hematología, con la asistencia de otros profesionales de la salud.

Clasificación[editar]

Tradicionalmente se han dividido dos grandes grupos de neoplasias hematológicas: las leucemias, que afectan a la médula ósea y se extienden a la sangre periférica; y los linfomas, que se originan en los diferentes tejidos linfoides (ganglios linfáticos, bazo y tejido linfoide asociado a mucosas).

Actualmente la OMS clasifica las neoplasias hematológicas según su origen sea mieloide o linfoide.

Clasificación de las neoplasias hematológicas MIELOIDES según la OMS[1]
Neoplasias mieloproliferativas crónicas (NMP)
  • Leucemia mieloide crónica, BCR-ABL positiva
  • Leucemia neutrofílica crónica
  • Policitemia vera
  • Mielofibrosis primaria
  • Trombocitopenia esencial
  • Leucemia eosinofílica crónica
  • Mastocitosis sistémica
  • Neoplasias mieloproliferativas inclasificables
Neoplasias mieloides y linfoides con eosinofilia y anomalias de PDGFRA, PDGFRB o FGFR1
Síndromes mielodisplásicos (SMD)
  • Citopenia refractaria con displasia unilineal
  • Anemia refractaria sideroblástica
  • Citopenia refractaria con displasia multilineal
  • Anemia refractaria con exceso de blastos
  • Síndrome mielodisplásico con del(5q) aislada
  • Síndrome mielodisplásico inclasificable
  • Síndrome mielodisplásico infantil
Neoplasias mielodisplásicas/mieloproliferativas (NMD/MP)
  • Leucemia mielomonocítica crónica
  • Leucemia mieloide crónica atípica, BCR-ABL negativa
  • Leucemia mielomonocítica juvenil
  • Neoplasia mielodiplásica/mieloproliferativa inclasificable
Leucemia mieloides agudas (LMA)
  • LMA con alteraciones genéticas recurrentes
    • LMA con t(8;21)(q22;q22); RUNX1
  • LMA con cambios relacionados con mielodisplasia
  • LMA relacionadas con terapias previas
  • LMA sin características propias de las categorias anteriores
  • Sarcoma mieloide
  • Proliferaciónes mielides realcionadas con el Síndrome de Down
  • Neoplasia de celulas blasticas dendríticas plasmocitoide
Leucemias agudas de linaje ambiguo
Clasificación de las neoplasias hematológicas LINFOIDES según la OMS[1]
Neoplasias linfoides de células precursoras
  • Linfoma/leucemia linfoblástico de células B
  • Linfoma/leucemia linfoblástico de células T
Neoplasias de células B maduras
Neoplasias de células T y células NK maduras
Linfoma de Hodgkin

Diagnóstico[editar]

Para el análisis de una sospecha de malignidad hematológica, un recuento sanguíneo completo y un frotis de sangre son esenciales, como las células malignas pueden mostrar de manera característica en la microscopia de luz. Cuando hay linfadenopatía, una biopsia de un ganglio linfático se realizan generalmente con cirugía. En general, una biopsia de médula ósea es parte del" preoperatorio" para el análisis de estas enfermedades. Todas las muestras se examinan al microscopio para determinar la naturaleza de la malignidad. Algunas de estas enfermedades se pueden clasificar por citogenética (AML, CML) o un inmunofenotipo (linfoma, mieloma, LLC) de las células malignas.

Tratamiento[editar]

El tratamiento puede consistir en ocasiones de "espera vigilante" (por ejemplo, en la LLC) o un tratamiento sintomático (por ejemplo, transfusiones de sangre en MDS). Las formas más agresivas de la enfermedad requieren tratamiento con quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia y - en algunos casos - un trasplante de médula ósea.

Véase también[editar]