Hematocrito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Volumen normal de los componentes de la sangre.

El hematocrito es el porcentaje del volumen total de la sangre compuesta por glóbulos rojos (también llamados hematíes o eritrocitos).[1] Los valores medios varían entre el 40,3 y el 50,7 % en los hombres, y entre el 36,1 y el 44,3 % en las mujeres, debido a la mayor musculatura y por ende mayor necesidad de oxígeno de los primeros. Estas cifras pueden cambiar de acuerdo con diversos factores fisiológicos, como la edad y la condición física del sujeto; también la altitud, la postura y el tabaquismo. Es una parte integral del hemograma, junto con la medición de la hemoglobina, y el recuento de leucocitos y plaquetas.

Anormalidades[editar]

Anemia

Es la disminución del nivel de eritrocitos. Se puede relacionar con diferentes condiciones, como hemorragia o leucemia.

Hay numerosos factores que pueden contribuir a desarrollar una anemia, como la baja en la ingesta de hierro; o pacientes con enfermedad renal crónica, quienes no generan suficiente eritropoyetina para estimular la producción de glóbulos rojos en la médula ósea. Aun así, solo se utilizan los valores de Hb para detectar si el paciente es o no anémico.

Policitemia

Es el aumento del nivel de eritrocitos. Se puede asociar con la deshidratación o la hipoxia.

Patologías como la policitemia vera consisten en una desmedida producción de glóbulos rojos. En casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la hipoxia genera un aumento en la producción de eritropoyetina por el riñón, lo que puede resultar en un hematocrito alto.

Métodos de medición[editar]

El hematocrito (PCV, Packed Cell Volume) se puede determinar por centrifugación de sangre heparinizada en un tubo capilar (también conocido como un tubo de microhematocrito) a 10 000 rpm durante cinco minutos.[2] Esto separa la sangre en capas. El volumen de concentrado de glóbulos rojos, dividido por el volumen total de la muestra de sangre da el PCV. Debido a que un tubo se utiliza, esto puede ser calculada mediante la medición de las longitudes de las capas.

Con equipos de laboratorio modernos, el hematocrito se calcula por un analizador automático y no se mide directamente. Se determina multiplicando el recuento de glóbulos rojos por el volumen corpuscular medio. El hematocrito es un poco más preciso como el PCV incluye pequeñas cantidades de plasma de la sangre atrapada entre los glóbulos rojos. Se puede calcular fcilmente el hematocrito como el triple de la concentración de hemoglobina.[3]

Se han dado casos en los que la sangre para la prueba se ha sacado de cerca de un vaso sanguíneo usado en este momento para transfundir concentraá de hematíes o u otro tipo de líquidos. En estas situaciones, la concentración de hemoglobina en la muestra de sangre no será el nivel real ya que la muestra está contaminada por los fluidos transfundidos. O sea que, si se están suministrando glóbulos rojos, la muestra contiendrá una gran cantidad de estos y el hematocrito será artificialmente alto. Por el contrario, si se trata de una perfusión de otro tipo de fluidos, dicha muestra de sangre será más o menos diluida y el hematocrito derivado será entonces artificialmente bajo.[cita requerida]

Véase también[editar]

Referencias[editar]