Harpia harpyja

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Arpía mayor
Harpia harpyja -captive -upper body-6a.jpg
Estado de conservación
Casi amenazado (NT)
Casi amenazado (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Accipitriformes
Familia: Accipitridae
Género: Harpia
Vieillot, 1816
Especie: H. harpyja
(Linnaeus, 1758)
Distribución
Distribución de la arpía mayor
Distribución de la arpía mayor

La arpía mayor,[2]águila harpía o simplemente harpía (Harpia harpyja) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae que vive en la zona neotropical. Es el águila más grande del Hemisferio Occidental y del Hemisferio Austral, y la única especie del género Harpia. Su hábitat es el bosque lluvioso. No se reconocen subespecies.[3]

El águila harpía es el ave nacional de Panamá y la especie símbolo de la diversidad biológica de Ecuador.[4]

Se le llama también águila coronada, aunque tal nombre es dado también a otras especies, en particular a Stephanoaetus coronatus y a Harpyhaliaetus coronatus.

El género Harpia, junto con Harpyopsis y Morphnus forman la subfamilia Harpiinae.

Características[editar]

Es la rapaz más poderosa; las dimensiones promedio de la hembra de la arpía mayor son 100 cm de largo, 200 cm de envergadura y un peso de 9 kg. El macho tiene dimensiones más pequeñas: hasta 196 cm de envergadura y un peso aproximado de 8 kg. Es una de las águilas más grandes del mundo, siendo superada en envergadura (distancia entre los extremos de las alas) solamente por el águila monera (Pithecophaga jefferyi), el águila marcial (Polemaetus bellicosus, 206.5 cm), el águila real (Aquila chrysaetos, 207 cm), el águila audaz (Aquila audax, 210 cm), el pigargo gigante (Haliaeetus pelagicus, 212.5 cm) y el pigargo europeo (Haliaeetus albicilla, 218.5 cm), aunque generalmente el cuerpo de la arpía mayor es más robusto y más largo que el de las anteriores.

Águila arpía con sus alas extendidas.

Los adultos de ambos géneros tienen plumaje de similar color, que consiste de tres tonalidades básicas: gris en la cabeza; gris muy oscuro, casi negro en algunos ejemplares, en la doble cresta en la cabeza, el cuello, parte superior del cuerpo y de las alas; y gris muy claro, casi blanco, en la parte inferior del cuerpo y de las alas. En las patas tiene unas líneas oscuras. En la cola tiene franjas del gris oscuro y del gris muy pálido. El pico es gris muy oscuro. La piel en las patas es amarilla clara. Las uñas son de color gris muy oscuro. Posee un pico fuerte y garras que pueden alcanzar los 15 cm de largo.

Ave en cautiverio.

Pueden vivir hasta los 40 años. Sus ojos tienen el iris color chocolate y en ocasiones este puede ser de color amarillo. Existen diferencias entre las aves jóvenes y adultas: las últimas presentan una banda ancha negra. Estas aves forman parejas de por vida.

Ave adulta en cautiverio.

Historia natural[editar]

La edad reproductiva de la arpía mayor comienza a los cuatro o cinco años. Construyen sus nidos con ramas y palos entrecruzados en las copas de árboles altos (de 20 a 40 m del suelo, aproximadamente). En estos nidos las hembras depositan uno o dos huevos, y tiene una camada cada dos o tres años. Los huevos eclosionarán a los 56 días. La cría es alimentada diariamente, pero el suministro de alimentos puede suspenderse por una semana, para luego ser reiniciado. Las crías necesitan más de cuatro años para completar el plumaje de adulto.

Alimentando un águila arpía en el Zoológico de Miami, Estados Unidos.

Es una especie superpredadora. Sus presas favoritas son los mamíferos arborícolas como varias especies de monos, perezosos, coatíes, etc. También se alimenta de aves y reptiles, como las iguanas verdes, serpientes, etc. Pese a su porte tiene la habilidad de penetrar las frondas y espesos follajes para cazar a sus presas, siendo uno de los animales proporcionalmente más fuertes del mundo (levanta y lleva en vuelo tres veces su propio peso[cita requerida]). Prefieren las densas selvas vírgenes, por lo que la pérdida de su hábitat la pone en peligro de extinción. Su morfología está altamente adaptada al hábitat en el que caza. en efecto, sus alas, proporcionalmente respecto a su tronco, no son tan largas (lo que le permite volar ágilmente dentro de las copas densas de los árboles) aunque sí anchas; la cresta y corona de plumas, además de señal fanérica, tiene la función de redirigir los sonidos hacia sus oídos, que sumados a unos ojos de aguda vista preparados para la penumbra le permiten percibir rápidamente los menores movimientos de sus presas entre las espesas frondas. Ocupa el dosel superior de los bosques, y acostumbra estar cerca de los «barreros» (sitios con sal aflorante), donde se encuentran varias especies de animales, sobre todo mamíferos, que constituyen parte de su dieta. También se alimenta de crías de venado, pecaríes, armadillos, y otros.

Arpía mayor macho en Brasil

Es rápida y certera en sus ataques, siendo capaz de llevar hasta las copas de los árboles una cría de cerdo silvestre. En la naturaleza, el águila harpía caza apenas dos veces por semana, siendo este el motivo de que elija presas de gran porte.

Distribución geográfica[editar]

Se distribuye en diferentes áreas, se extiende desde el Sureste de México, pasando por Centroamérica (extendiéndose también en Belice, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Nicaragua, y en Panamá), en Colombia,[5]​ Guyana, Venezuela, Surinam y Guyana Francesa hasta el Sureste de Brasil y Paraguay y el Norte de Argentina. También en otras ocasiones se le llegó a ver en Formosa, Salta y en Jujuy.[6]

Vive tanto en la vertiente atlántica como en la pacífica.

Estado de conservación[editar]

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) la enlista en su libro rojo como una especie casi amenazada.

En Panamá, por su condición de ave nacional, está protegida por instituciones como ANCON, ANAM y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, entre otras. En Ecuador existe un programa de conservación que trabaja especialmente para ella y para las comunidades que comparten sus territorios con esta águila: Programa de Conservación del Águila Harpía en Ecuador. En 1992 fue lanzado el Proyecto de Conservación del Águila Arpía en Venezuela, esta iniciativa tiene como principal objetivo la preservación de la población (en su ambiente natural) de estas águilas en Venezuela, así como también lograr la creación y protección de corredores ecológicos, que permitan el intercambio genético entre las diversas poblaciones del país. Este proyecto conservacionista concentra sus actividades en la Reserva forestal de Imataca, estado Bolívar.[7]​ El Ministro de Ecosocialismo Ramón Velásquez Araguayan considera que la especie está en peligro de extinción y se hacen ingentes esfuerzos en conservarla.[8]

Ejemplar en desarrollo nombrado como "Panama", en el Zoológico de Belice

El Harpia harpyja fue declarado monumento natural de la provincia de Misiones en Argentina mediante la ley n.° 3320 sancionada el 22 de agosto de 1996.[9]

Importancia ecológica[editar]

La llaman “detective ecológico” ya que es un indicador de la salud de la flora y fauna del lugar donde permanece, debido a que se encuentra en la cima de la cadena alimenticia. La presencia de esta ave en un lugar indica que todas las especies presentes en el ecosistema están en total equilibrio.

Curiosidades[editar]

  • Toma su nombre de las harpías, monstruos mitad mujer mitad ave de la mitología griega.
  • El águila arpía aparece en el anverso de los billetes venezolanos (de forma vertical) de BsF. 10,00 y BsF. 2000,00 para sensibilizar a la población y fomentar su conservación.[10]
  • Aparte de ser el ave nacional de Panamá, también aparece en su escudo de armas.
Escudo de armas de Panamá
  • En la Amazonía peruana pueden cazar loros y guacamayos y se han visto casos de capturas de perezosos de hasta 6 kilogramos.
  • Sus poderosas garras, en las hembras, pueden llegar a crecer hasta igualar el tamaño de las garras de un oso pardo.[11]
Poderosas garras de un ejemplar en el Zoológico de la Universidad Federal de Mato Groso

Referencias[editar]

  1. BirdLife International (2013). «Harpia harpyja». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2014.3 (en inglés). Consultado el 4 de febrero de 2015. 
  2. Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (1994). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Segunda parte: Falconiformes y Galliformes)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 41 (2): 183-191. ISSN 0570-7358. Consultado el 1 de enero de 2014. 
  3. Clements, J. F. 2007. The Clements Checklist of Birds of the World, 6th Edition. Cornell University Press. Downloadable from Cornell Lab of Ornithology
  4. Programa A Harpia Ecuador
  5. Sartore, Joel (25 de febrero de 2018). «A harpy eagle (Harpia harpyja) at the National Aviary of Colombia.» (html). Joel Sartore (en inglés). Archivado desde el original el 25 de febrero de 2018. Consultado el 25 de febrero de 2018. 
  6. «Águila arpía: características, hábitat, alimentación y más». Hablemos de aves. Archivado desde el original el 3 de febrero de 2018. Consultado el 3 de febrero de 2018. «Se distribuye en diferentes áreas y de forma escasa a partir del sur de México hacia Guatemala, extendiéndose también en Belice, Honduras, en Nicaragua, Costa Rica, en Panamá, Colombia, en Venezuela, Guyana, en Surinam, Guyana Francesa, en Ecuador, Perú, en Bolivia, Brasil, en Paraguay y al noreste de Argentina en Misiones, también en otras ocasiones se le llego a ver en Formosa, Salta y en Jujuy. En países como México y partes de Centroamérica su población es bastante inestable.» 
  7. «Conoce tu fauna: Hoy, el Águila Arpía». Radio El Hatillo, la estación ecológica. 18 de febrero de 2010. Archivado desde el original el 11 de agosto de 2011. Consultado el 3 de febrero de 2018. «Concientes de la disminución de la población en el rapaz de mayor tamaño de América, un grupo de investigadores y ambientalistas, liderados por Pilar Alexander Blanco Márquez y Eduardo Álvarez Cordero –coordinador panamericano de Earthmatters crearon en 1992 el “Proyecto de Conservación del Águila Arpía en Venezuela”, desarrollando sus actividades, en la Reserva Forestal de Imataca –estado Bolívar, localidad donde se ubica la especie en estado silvestre.» 
  8. RVAraguayan (13 de febrero de 2018). «Hoy el equipo de @MineaOficial logró rescatar x primera vez un Águila Arpía, la cual pretendían comercializar x un monto de 7 mil doláres. Recordemos q el trafico de aves es ilegal y sobre todo cuando se trata de especies en peligro de extinción» (tuit). 
  9. LEY XVI – Nº 44 (Antes Ley 3320)
  10. «BCV le da la bienvenida a nuevos billetes y monedas». Banco Central de Venezuela. 26 de octubre de 2007. Archivado desde el original el 28 de septiembre de 2008. Consultado el 3 de febrero de 2018. «Asimismo, el anverso de todos los billetes es vertical y en el reverso aparecen paisajes y figuras de especies autóctonas en vías de extinción, como la tonina, el cardenalito, el cachicamo, el oso frontino, el águila arpía y la tortuga carey. Con esto se busca fomentar la conciencia ambientalista y sensibilizar a la población sobre la conservación y respeto por la biodiversidad nacional.» 
  11. «Águila arpía: características, hábitat, alimentación y más». Hablemos de aves. Archivado desde el original el 3 de febrero de 2018. Consultado el 3 de febrero de 2018. «Sus garras son muy poderosas y pueden llegar a ser tan grandes como las del oso pardo.» 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]