Anexo:Guerras de Canción de hielo y fuego

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Guerra de los Cinco Reyes»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Guerras en Canción de hielo y fuego son un gran número de conflictos bélicos ficticios que aparecen en dicha saga de literatura fantástica del autor George R. R. Martin.

Era pre-Targaryen[editar]

Guerra de los Primeros Hombres y los Hijos del Bosque[editar]

Los primitivos habitantes de Poniente fueron los Hijos del Bosque, una diminuta raza que aparentemente dominó todo el continente hace más de 12.000 años. Por estas fechas Poniente fue invadida por los Primeros Hombres, guerreros altos que portaban armas de bronce, que llegaron a Poniente desde el continente oriental a través del Brazo de Dorne. La quema de los árboles sagrados por parte de estos últimos forzó a los Hijos del Bosque a declararles la guerra. Los Hijos del Bosque poseían una poderosa magia, y mediante ella destruyeron el Brazo de Dorne, creando el conjunto de islas conocidas como los Peldaños de Piedra, pero no fue suficiente para parar el avance de los Primeros Hombres. Finalmente, la guerra terminó con una tregua conocida como el Pacto, que fue hecho en la Isla de los Rostros, isla situada en medio de un lago llamado Ojo de Dioses. Los verdevidentes y los danzarines del bosque (miembros importantes entre los Hijos del Bosque) se reunieron con los Primeros Hombres y llegaron al siguiente acuerdo: los Hijos del Bosque mantendrían los bosques que aún quedaban en pie y los Primeros Hombres se asentarían en el campo abierto. Se esculpieron caras en todos los árboles de la isla para consolidar el acuerdo, con la sagrada orden de los Hombres Verdes establecidos ahí para mantenerlo. El Pacto perduró durante 4.000 años.

Guerra del Amanecer[editar]

Hace 8.000 años aproximadamente, en medio de un fuerte invierno que duró muchos años, una terrible oscuridad cayó sobre Poniente y el este. La larga noche duró una generación y causó muchas penurias en gran parte del mundo. En medio de esta oscuridad una raza de demonios surgió del norte llevando espadas de hielo muy finas y cortantes y con la capacidad de levantar a los muertos para combatir a los vivos. Los Hijos del Bosque y sus aliados, los Primeros Hombres, lucharon valientemente contra ellos pero fueron rechazados hacia el sur en su avance. Los Otros, como fueron llamados estos demonios, fueron finalmente derrotados cuando se descubrió que las armas hechas de vidriagón (obsidiana) podían matarlos. Un gran héroe, que en la tradición oriental es conocido como Azor Ahai, dirigió la lucha llevando su espada de fuego, la Portadora de la Luz. Finalmente los Otros fueron rechazados hasta las Tierras del Eterno Invierno y la paz volvió a Poniente. Brandon Stark, conocido como Brandon el Constructor, erigió el gran Muro desde la Garganta hasta el Mar de los escalofríos para impedir que los Otros volvieran al sur y fue declarado el primer Rey en el Norte. La fortaleza de Invernalia (y posiblemente Bastión de Tormentas en el sur) fue construida por estas fechas y se creó la Guardia de la Noche para vigilar el Muro. Una profecía diría más tarde que los Otros volverían y Azor Ahai, el Príncipe que fue prometido, renacería para liderar la lucha contra ellos.

Guerra del Rey de la Noche[editar]

El decimotercer Lord Comandante de la Guardia de la Noche fue embrujado por una bella bruja de más allá del Muro y convirtió la Guardia en su propio ejército. Este "Rey de la Noche" fue derrotado finalmente por las fuerzas combinadas de los Stark de Invernalia y Joramun, el Rey-más-allá-del-Muro (posiblemente el mismo Joramun que encontró el Cuerno de invierno y lo utilizó para levantar los gigantes de la tierra).

Invasión de los Ándalos[editar]

La Invasión Ándala fue el nombre que recibió la llegada de los Ándalos desde el continente de Essos hasta Poniente. Dicha migración tuvo lugar entre 6.000 y 4.000 años antes del inicio de los sucesos de la saga. La consecuencia de dicha invasión fue la desaparición de los reinos de los Primeros Hombres, el establecimiento de los Ándalos en Poniente, la extinción de los Hijos del Bosque y el advenimiento de la Fe de los Siete como religión dominante en todos los Siete Reinos.

Los Ándalos provenían de la región de Andalia, en el continente de Essos, y emigraron a Poniente por razones aún no desveladas, aunque se sugiere que pudo ser debido a la presión que ejercía el Feudo Franco de Valyria. Los Ándalos eran guerreros que empleaban armas de acero (los Primeros Hombres sólo conocían la tecnología del bronce) y adoraban a la Fe de los Siete.

Los Ándalos desembarcaron por primera vez en la región de Los Dedos, situada en el Valle. Por entonces, el Valle era regido por unos pequeños reinos independientes, de los cuales el más destacado era el de la Casa Royce de Piedra de las Runas. Algunos reinos del Valle (como los Grafton de Puerto Gaviota) se aliaron con los Ándalos, pero la mayoría de reinos se opusieron a su llegada. El rey Robar II Royce, aliado con Casas como los Redfort, Hunter, Belmore o Coldwater, presentó batalla para enfrentarse a los Ándalos. Los Primeros Hombres fueron derrotados en la Batalla las Siete Estrellas, donde el propio rey Robar falleció. A partir de entonces, un guerrero Ándalo llamado Artys Arryn reclamó el control del Valle y se autoproclamó Rey de la Montaña y el Valle, además de renombrar a la región como el Valle de Arryn en su honor. Los Primeros Hombres que no se sometieron al señorío de los Arryn emigraron a las Montañas de la Luna, formando el germen de lo que serían los clanes de las montañas.

Los Ándalos se dirigieron hacia las Tierras de los Ríos, las cuales estaban gobernadas por los Reyes del Tridente de la Casa Mudd. Los Ándalos conquistaron progresivamente el territorio, gracias a la alianza con algunas Casas que se levantaron contra los Mudd, merced a una política de alianzas matrimoniales. Con la muerte del rey Tristifer V Mudd, la dinastía de los Reyes del Tridente llegó a su fin. La Casa Justman de los Ándalos sería posteriormente la que regiría las Tierras de los Ríos.

En las Tierras de Tormentas, la Casa Durrandon ignoró la llegada de los Ándalos, más concretada en sus conflictos personales. Sería el Ándalo Togarion Bar Emmon, aliado con la Casa Massey, quien expulsó a los Reyes Tormenta del Garfio de Massey. Posteriormente, los reyes Qarlton II, Qarlton III, Monfryd V, Durran XXI o Cleoden I, entre otros, mantuvieron largas guerras contra los Ándalos, llegando incluso a aliarse con reyes dornienses. Sin embargo, su avance era imparable, y cuando los Ándalos amenazaban los muros de Bastión de Tormentas, el rey Maldon IV decidió casar a su hijo con una mujer Ándala, permitiéndoles establecerse en su territorio. Tiempo después, el rey Ormund III tomaría la Fe de los Siete.

Cuando los Ándalos llegaron a las Tierras del Occidente, los Reyes de la Roca presentaron oposición. Pero ante su avance, los reyes Lannister decidieron pactar alianzas matrimoniales con los Ándalos. Tras la muerte del rey Gerold III, un Ándalo llamado Joffrey Lydden se convirtió en Rey de la Roca, al estar casado con una de las hijas del rey y que posteriormente tomaría el apellido «Lannister».

Mientras tanto, el Dominio había estado a salvo debido a que los Ándalos estaban muy ocupados en otros territorios, por ello, los Reyes del Dominio ordenaron a sus vasallos construir muros y fortificaciones para prepararse ante la llegada de los Ándalos. Sin embargo, cuando los Ándalos llegaron, los llamados Tres Reyes Sabios (Garth IX, Merle I y Gwayne V) dieron la bienvenida a los Ándalos conciéndoles territorios, casándolos con sus señores vasallos y construyendo septos por todo el Dominio. Con el tiempo, uno de estos caballeros Ándalos, Alester Tyrell, fundaría la Casa Tyrell y se convirtió en Gran Mayordomo de los Gardener de Altojardín. Por otro lado, en Antigua, la Casa Hightower acogió a los Ándalos, y éstos nombraron décadas después al primer Septón Supremo en Antigua.

En las Islas del Hierro, los Ándalos realizaron pequeñas incursiones aliándose con algunas Casas. La Casa Greyiron, que ostentaba el Trono de Piedramar por aquel entonces, fue derribada por una alianza de Ándalos y Casas como los Greyjoy, los Drumm, los Hoare o los Orkwood. Los Hoare fueron proclamados como Reyes de las Islas del Hierro. Allí, los Ándalos, a diferencia de lo que habían hecho a lo largo de los Siete Reinos, no impusieron la Fe de los Siete, sino que muchos tomaron la fe en el Dios Ahogado, coexistiendo ambas religiones aunque no siempre de forma pacífica.

En Dorne, los Ándalos se limitaron a expandirse a través de las zonas costeras y a lo largo de la franja de las Montañas Rojas. Los Ándalos fundaron Casas como los Uller, Qorgyle, Vaith en las zonas más inhóspitas, mientras que los Martell se asentaron en la desembocadura del río Sangreverde. Todos ellos fundarían pequeños reinos independientes que no serían unificados hasta la llegada de la reina Nymeria de los Rhoynar.

El Norte fue el único de los Siete Reinos que permaneció a salvo de los Ándalos. Gracias a la frontera natural que suponía la región del Cuello, los norteños frenaron allí el avance de los Ándalos una y otra vez. Un Rey en el Norte llamado Theon Stark incluso llegó a atacar regiones como Tres Hermanas o Los Dedos, lanzando expediciones punitivas contra los Ándalos e incluso derrotó a un ejército en la Batalla del Río de las Lágrimas. Con el paso del tiempo, las incursiones de los Ándalos fueron cada vez menos frecuentes hasta que se llegó a una relativa calma. El Norte quedó como único reino fuera de la influencia Ándala y conservó la fe en los Antiguos Dioses.

Invasión de los Rhoynar[editar]

En un momento sin determinar con precisión, pero en cualquiera de los casos posterior a la llegada de los Ándalos al continente y a su conquista, la reina Nymeria de Rhoyne cruza el mar Angosto al frente de diez mil naves desembarcando en Dorne, el más meridional de los Siete Reinos. Se casa con Mors Martell y juntos logran derrotar a todos sus rivales y gobernar en todo Dorne.

Siglo Sangriento[editar]

Era Targaryen[editar]

Guerra de Conquista[editar]

Rebelión de la Fe Militante[editar]

La Rebelión de la Fe Militante fue una rebelión de la Fe de los Siete contra el reinado de la Casa Targaryen sobre los Siete Reinos que discurrió entre los años 37 y 48 DC.

En el año 37, con la muerte del rey Aegon el Conquistador, le sucedió su hijo Aenys. Las tensiones entre la Fe y Aenys comenzaron cuando éste permitió a las Islas del Hierro abandonar la Fe de los Siete y restaurar la fe en el Dios Ahogado. La tensión no dejó de aumentar cuando el medio-hermano de Aenys y Mano del Rey, Maegor, tomó una segunda esposa; Aenys respondió enviando a Maegor al exilio y nombrando a un septón llamado Murmison como nueva Mano.

La situación se volvió insostenible cuando, siguiendo las costumbres ancestrales de los Targaryen, Aenys casó a su primogénito y heredero Aegon con su hija Rhaena. La Fe denunció al rey e incluso el pueblo se puso en su contra, que comenzó a apodarle «Rey Abominación». El septón Murmison trató de contener a la plebe, pero fue asaltado y asesinado. Después de sufrir un intento de asesinato, Aenys se refugió en Rocadragón. Aenys caería enfermo y moriría poco tiempo después, usurpando el trono su medio-tío Maegor.

En un primer movimiento, Maegor voló en su dragón Balerion y quemó hasta los cimientos el Septo de la Conmemoración, construido por Aegon el Conquistador y sede de la Fe Militante, muriendo cientos de personas. Maegor dirigió entonces campañas brutales para sofocar el levantamiento, ofreciendo recompensas por las cabezas de los Hijos del Guerrero y los Clérigos Humildes, también masacró a dos ejércitos de la Fe en las batallas de Puentepiedra y la Forca del Aguasnegras; todas estas prácticas le dieron a Maegor el sobrenombre de «El Cruel».

Con la muerte de Maegor, ascendió al trono Jaehaerys I Targaryen, el cual decidió utilizar medidas más conciliadoras para firmar la paz. Ofreció una amnistía general a cambio de la disolución de la Fe Militante, lo que fue aceptado y con eso se llegó a la paz. Por todo esto, Jaehaerys pasó a la historia con el apodo de Jaehaerys el Conciliador.

Danza de los Dragones[editar]

Conquista y rebelión de Dorne[editar]

La Conquista de Dorne fue un conflicto militar ficticio de la saga Canción de hielo y fuego. Sucedió en el año 157 DC, siglos antes de los sucesos narrados en la saga. El rey Daeron I Targaryen logró conquistar Dorne y anexarlo a los Siete Reinos, sin embargo, su conquista no duró mucho tiempo, levantándose en rebelión Dorne y expulsando a las fuerzas del Trono de Hierro.

El rey Daeron I Targaryen había tenido la ambición de conquistar Dorne, sentía que había sido una tarea pendiente de los Targaryen desde que Aegon I el Conquistador fracasara en su conquista. Los Targaryen habían lanzado una invasión sobre Dorne poco después de que Aegon fuera coronado como Rey de los Siete Reinos, pero terminó en fracaso cuando la propia hermana-esposa de Aegon, Rhaenys, murió en el conflicto junto a su dragón, y Orys Baratheon fue capturado y su ejército aniquilado.

Nada más ser coronado rey, Daeron planificó una gran ofensiva, avanzando desde tres frentes. Dos ejércitos penetraron al mismo tiempo por los dos únicos pasos a través de las Montañas Rojas mientras que la flota de la Casa Velaryon remontaba el río Sangreverde. Este ataque cogió desprevenidos a los dornienses, que terminarían claudicando. El propio Daeron escribió un libro llamado La Conquista de Dorne, donde narraba su victoria sobre los dornienses.

El rey Daeron dejó al Señor de la Casa Tyrell, Lord Lyonel Tyrell, al cargo de Lanza del Sol (el asentamiento de la Casa Martell). Lord Tyrell, mientras esperaba en su cama a una de sus amantes, murió cuando cientos de escorpiones cayeron desde el dosel de su cama. Estallaba así la rebelión de Dorne. El rey Daeron inmediatamente combatió la rebelión, pero fue asesinado en una emboscada de los dornienses, junto a tres de sus Guardias Reales. Los 50.000 hombres que se quedaron en Dorne para asegurar el reino también fueron derrotados.

Tras la muerte de Daeron, el nuevo rey Baelor I quiso pactar la paz con Dorne y para ello inició una caminata de penitencia descalzo por el Sendahueso, uno de los pasos a través de las Montañas Rojas de Dorne. Incluso rescató a su hermano, el Guardia Real Aemon, que había sido arrojado a un foso de víboras. Baelor firmó la paz con Dorne comprometiendo a su primo Daeron con la princesa Myriah Martell, hija del príncipe gobernante de Dorne. No sería hasta la subida al trono de Daeron II Targaryen en el año 197 DC que Dorne se unió oficialmente a los Siete Reinos.

Rebelión Fuegoscuro[editar]

Rebelión Fuegoscuro
Fecha 195 AL - 196 AL
Lugar Poniente
Casus belli Pretensión de Daemon Fuegoscuro al Trono de Hierro.
Resultado Victoria realista Targaryen. Muerte de Daemon Fuegoscuro y exilio de los demás miembros de su casa; represión de sus partidarios.
Beligerantes
Casa Targaryen Casa Fuegoscuro
Comandantes
Daeron II Targaryen
Brynden Ríos
Baelor Targaryen
Maekar Targaryen
Daemon Fuegoscuro
Aegor Ríos
Quentyn Ball
Fuerzas en combate
Desconocidas Desconocidas
Datos de la obra ficticia
Título Canción de hielo y fuego
Autor George R. R. Martin
[editar datos en Wikidata]

La Rebelión Fuegoscuro fue una guerra civil en Poniente por el Trono de Hierro entre los partidarios del rey Daeron II Targaryen y los de su medio-hermano Daemon Fuegoscuro. El conflicto terminó con la victoria del rey Daeron, la muerte de Daemon y el exilio de los hijos de éste en las Ciudades Libres.

El rey Aegon IV Targaryen decidió legitimar a algunos de sus hijos bastardos en su lecho de muerte. Hay quien decía que Aegon pretendía que fuera su hijo bastardo Daemon quien le sucediera, y no su hijo mayor Daeron, a quien acusaba de ser hijo natural de su hermano Aemon. Pese a esta última acción de Aegon, Daeron sucedió a su padre sin mayores conflictos; sin embargo, algunos señores de Poniente quedaron descontentos con el reinado de Daeron, ya que éste era un hombre pacífico, erudito y de carácter afable, que se solía rodear de maestres y sabios y no gustaba de la caballería o el arte de la guerra, además muchos despreciaban la cada vez mayor influencia de Dorne en la corte, ya que Daeron estaba casado con la princesa Myriah Martell.

Daemon Fuegoscuro inició su rebelión cuando el rey Daeron prometió a su hermana Daenerys (de quien estaba enamorado) con un Martell. Daemon tenía el apoyo de su medio-hermano Aegor Ríos, del maestro de armas de la Fortaleza Roja, Ser Quentyn Ball, y de algunas casas como los Bracken, los Peake o los Reyne. Brynden Ríos se decantó por el bando realista y logró imponer su decisión de mostrar mano dura con Daemon y sus partidarios.

En un primer movimiento, Quentyn Ball arrasó las Tierras de los Ríos y después atacó las Tierras del Occidente derrotando a la Casa Lannister. Ser Quentyn también derrotó a la Casa Lefford y a la Casa Penrose, pero fue asesinado en la víspera de la Batalla del Campo de Hierbarroja, quedando los Fuegoscuro sin su comandante más capaz. Por otro lado, Lord Bracken partió a la ciudad de Myr a buscar ballesteros, pero las tormentas retrasaron la flota y les impidió llegar a tiempo de participar en la batalla.

En la Batalla del Campo de Hierbarroja se enfrentaron los ejércitos realista y rebelde. Daemon Fuegoscuro lideraba el centro del ejército rebelde y cargó contra la vanguardia del ejército realista, matando a Lord Arryn y aplastando sus fuerzas. Daemon combatió y venció a Ser Gwayne Corbray de la Guardia Real, pero ordenó que fuera trasladado a retaguardia para que lo curaran, si en lugar de eso hubiera traspasado las fuerzas de Ser Gwayne, habría podido aplastar el flanco izquierdo de Maekar Targaryen. Al mismo tiempo, Brynden Ríos llegó con su compañía de arqueros y tomó una colina cercana donde tenía al alcance a las fuerzas de Daemon; Brynden mató a Aegon, el hijo gemelo de Daemon, sabiendo que éste no dejaría a su hijo abandonado, entonces ordenó disparar sobre Daemon, alcanzándole siete veces y matándolo. Aemon, su otro hijo gemelo, cogió la espada Fuegoscuro y trató de seguir peleando, pero murió igualmente. Entonces los príncipes Baelor y Maekar Targaryen aplastaron con sus fuerzas a los rebeldes y ganaron la batalla. Aegor Ríos reagrupó a algunos de los hombres que huían en desbandada y cargaron contra la compañía de Brynden Ríos, dejando Aegor tuerto de un ojo a Brynden de un espadazo.

Aegor Ríos logró huir con los hijos supervivientes de Daemon a las Ciudades Libres, a la vez que la victoria en la batalla afianzó a Daeron II como Rey de los Siete Reinos. Los descendientes de Daemon siguieron reclamando el Trono de Hierro, siendo el último ellos Maelys el Monstruoso.

Guerra de los Reyes Nuevepeniques[editar]

La Guerra de los Reyes Nuevepeniques fue un breve conflicto que involucró a un ambicioso grupo de nativos de las Ciudades Libres, conocidos como la Banda de Nueve, que apoyó a Maelys Fuegoscuro en su intento de conquistar Poniente. La invasión fue detenida por hombres enviados por el rey Jaehaerys II Targaryen y el propio Maelys eliminado, lo que se consideró el fin del linaje de la Casa Fuegoscuro.

Hacía décadas, Daemon Fuegoscuro trató de hacerse con el Trono de Hierro liderando una rebelión contra su medio-hermano, el rey Daeron II. Daemon y sus partidarios fueron derrotados en la Batalla del Campo de Hierbarroja, donde el propio Daemon y dos de sus hijos fueron eliminados. Aegor Ríos, uno de los partidarios de Daemon, consiguió huir a las Ciudades Libres con los hijos supervivientes de Daemon y fundó la Compañía Dorada con el objetivo de algún día regresar para tomar el Trono de Hierro.

Maelys Fuegoscuro era nieto del difunto Daemon y llegó a convertirse en capitán de la Compañía Dorada. Se decía que Maelys había devorado a su gemelo en el útero y por eso tenía una cabeza deforme sobresaliéndole del cuello. La Compañía Dorada hizo un pacto con un grupo de ambiciosos sujetos conocidos como la Banda de Nueve. Esta organización tenía por objetivo someter a Poniente y a las Ciudades Libres a su control, el primero instalando a Maelys en el trono, y en los segundos instalando a gobernadores afines.

La Banda de Nueve tuvo éxito al principio, haciéndose con el control de las Tierras de la Discordia (una península situada al suroeste de Essos) y logrando imponer a un tirano afín en la ciudad de Tyrosh. Su siguiente plan era el asalto de Poniente, y para ello tomaron los Peldaños de Piedra como base de operaciones. El rey Jaehaerys II era consciente del peligro y envió un ejército al mando de algunos de sus Guardianes, en el que estaban caballeros como Ser Barristan Selmy o Ser Brynden Tully. Ambas fuerzas se enfrentaron con victoria para las tropas realistas, ya que Ser Barristan acabó con Maelys en combate singular. Pese a que se acabó con la pretensión de los Fuegoscuro al Trono de Hierro, aún se tardaron seis años más en deshacer los logros de la Banda de Nueve en las Ciudades Libres.

Resistencia de Valle Oscuro[editar]

La Resistencia de Valle Oscuro fue un conflicto sucedido en el año 277 DC, durante el reinado de Aerys II Targaryen, cuando Lord Denys Darklyn, señor de la Casa Darklyn, se negó a pagar los impuestos destinados a la Corona. El conflicto acabó con la extinción de la Casa Darklyn.

Lord Denys Darklyn había solicitado al rey Aerys ciertos derechos a Valle Oscuro, ciudad que estaba bajo el señorío de los Darklyn; Aerys se negó, de modo que Lord Darklyn retuvo los impuestos destinados a la Corona, al parecer influenciado por su esposa, Lady Serala de Myr. El rey Aerys, que deseaba demostrar que no necesitaba a su Mano, Lord Tywin Lannister, se llevó a su Guardia Real y un pequeño destacamento con el que poner fin al levantamiento. Sin embargo, el rey sería hecho prisionero y encerrado en las mazmorras de Fuerte Pardo, el bastión de los Darklyn.

Lord Tywin, Mano del Rey, reunió un gran ejército con el que puso sitio a Fuerte Pardo. Lord Denys Darklyn se negó a negociar y afirmó que ante el menor signo de ataque de Lord Tywin, ejecutaría al rey. Estando en un punto muerto, el Guardia Real Ser Barristan Selmy se ofreció a infiltrarse en Fuerte Pardo y rescatar al rey. Ser Barristan cumplió con su cometido, y ante la ausencia de su rehén, Lord Darklyn abrió las puertas de su castillo e imploró piedad. El rey fue implacable: ordenó ejecutar a todos los miembros de la Casa Darklyn y de la Casa Hollard, vasallos de los Darklyn; a la esposa de Lord Darklyn, Lady Serala, se le ordenó cortar la lengua y sus partes femeninas, por «persuadir» a su esposo. Por petición de Ser Barristan, sobrevivió un niño, Dontos Hollard, que no había participado en la Resistencia y que se convirtió en el último miembro vivo de la Casa Hollard.

Tras la Resistencia, la actitud de Aerys nunca volvió a ser la misma. Se negó a salir de la Fortaleza Roja durante años y creyó que Lord Tywin había demorado tomar acciones esperando que fuese ejecutado, suponiendo una escalada de tensión entre el rey y su Mano, relación que ya por entonces había estado muy deteriorada. Por otra parte, la Casa Rykker obtuvo las tierras y títulos de la Casa Darklyn, que fue borrada del mapa.

Rebelión Reyne-Tarbeck[editar]

Rebelión Reyne-Tarbeck
Fecha 261 DC
Lugar Tierras del Occidente, Poniente
Resultado Victoria completa Lannister
Consecuencias Desaparición de las Casas Reyne y Tarbeck
Beligerantes
Casa Lannister Casa Reyne
Casa Tarbeck
Comandantes
Tywin Lannister
Kevan Lannister
Tygett Lannister
Roger Reyne †
Reynard Reyne †
Ellyn Reyne †
Walderran Tarbeck †
Fuerzas en combate
Desconocidas Desconocidas
Datos de la obra ficticia
Título Canción de hielo y fuego
Autor George R. R. Martin
[editar datos en Wikidata]

La Rebelión Reyne-Tarbeck fue un levantamiento de las dos de las más poderosas Casas nobles del Occidente, la Casa Reyne y la Casa Tarbeck, contra la autoridad de la Casa Lannister. Debido a la indolencia y falta de liderazgo de Lord Tytos Lannister, su hijo mayor, Tywin Lannister, lideró a las fuerzas Lannister para someter a las Casas levantiscas. El conflicto terminó con la desaparición de las dos Casas rebeldes y el afianzamiento de los Lannister, cuyo señorío no volvió a ser cuestionado gracias a los esfuerzos de Tywin.

Lord Tytos Lannister era el Señor de Roca Casterly por entonces. Siendo un hombre débil y deseoso de complacer, muchos de sus señores vasallos le pidieron oro prestado, que no se molestaban en devolver. Lord Tytos se convirtió en el hazmerreír de sus señores vasallos, a la vez que las Tierras del Occidente se llenaban de bandidos, mientras Lord Tytos permanecía ajeno a todo ello, dominado por su amante. Tywin Lannister, su hijo mayor, se comprometió a despejar sus tierras de forajidos y a acabar con el desgobierno de su padre.

Tywin envió órdenes a todas las Casas deudoras a resolverlas, pero la mayoría no lo hicieron, inspirados por Lord Roger Reyne, el Señor de Castamere. Lord Walderran Tarbeck, cabeza de la Casa Tarbeck, acudió a Roca Casterly para pedir a Lord Tytos que controlara a su hijo, pero Tywin respondió encerrándolo. Lady Ellyn Reyne, esposa de Lord Tarbeck, apresó a tres miembros de la Casa Lannister hasta que su marido le fuera devuelto. El débil Tytos consintió, y Lord Walderran fue liberado. Cuando Tywin envió de nuevo misivas demandando obediencia a los Reyne y los Tarbeck, éstos se levantaron en rebelión.

Tywin reunió un ejército y partió a castigar a las Casas rebeldes. Llegó hasta Torre Tarbeck, el bastión de la Casa Tarbeck, donde Lord Walderran Tarbeck le presentó batalla. Tras derrotar a su ejército, Tywin ordenó la muerte de Lord Walderran y sus hijos. Lady Ellyn, asediada, pidió ayuda a la Casa Reyne, la cual respondió de inmediato. Lady Ellyn moriría en el derrumbe de Torre Tarbeck, junto a su único hijo y heredero. Tras eso, Tywin ordenó quemar el bastión hasta los cimientos.

Lord Roger Reyne llegó con 2.000 hombres y plantó batalla a los Lannister, pero fue derrotado y quedó malherido. De vuelta a Castamere, su hermano Reynard asumió el mando de la Casa Reyne. Tywin llegó hasta Castamere y puso asedio al bastión. Tywin ordenó sellar las minas de Castamere y bloquear cualquier entrada o salida, después desvió el curso de un río cercano que inundó las minas de Castamere, donde se habían refugiado los habitantes del castillo; no quedó ningún superviviente.

Tras el conflicto, ninguna Casa volvió a cuestionar el señorío de la Casa Lannister. Asombrado por su acción, el nuevo rey Aerys II Targaryen nombró a Tywin como nueva Mano del Rey. A raíz de la desaparición de los Reyne de Castamere, se compuso la canción Las lluvias de Castamere.

Guerra del Usurpador[editar]

Era Baratheon[editar]

Rebelión Greyjoy[editar]

Guerra de los Cinco Reyes[editar]

La Guerra de los Cinco Reyes fue una guerra acaecida en Poniente en la cual tomaron partido hasta cinco bandos distintos. La guerra comienza con los sucesos de la primera novela, Juego de tronos, y continúa en el cuarto y quinto tomo, Festín de cuervos y Danza de dragones, aunque en ese momento ya ha decrecido su magnitud de forma importante. El casus belli es la disputa en la sucesión al trono de los ficticios Siete Reinos, conocido como Trono de Hierro. Hasta tres reyes distintos se hacen proclamar en un primer momento, y otros dos se erigen en gobernantes independientes de sus respectivas regiones, el Norte y las Islas del Hierro.

Campañas de Daenerys Targaryen[editar]

Daenerys Targaryen, la última miembro conocida de la Casa Targaryen, partió rumbo a Astapor a contratar Inmaculados, afamados esclavos-soldados con los que pretendía conquistar los Siete Reinos. Al llegar a la ciudad, y después de hacerse con el mando de los Inmaculados, Daenerys ordena asesinar a los Bondadosos Amos (gobernantes de Astapor) y la liberación de todos los esclavos de la ciudad. Daenerys instala un gobierno en la ciudad y se dirige hacia otra siguiente gran ciudad esclavista, Yunkai.

Batalla de Yunkai[editar]

Batalla de Yunkai
Fecha 299 DC
Lugar Yunkai, Essos
Casus belli Daenerys Targaryen demanda la liberación de los esclavos de Yunkai
Resultado Victoria de las fuerzas de Daenerys Targaryen
Consecuencias Rendición de Yunkai
Liberación de los esclavos de Yunkai
Beligerantes
Casa Targaryen Yunkai
Comandantes
Daenerys Targaryen
Jorah Mormont
Gusano Gris
Mero
Prendahl na Gazen †
Sallor †
Daario Naharis
Fuerzas en combate
10.000 Inmaculados 5.000 soldados (1.000 mercenarios)
Datos de la obra ficticia
Título Canción de hielo y fuego
Autor George R. R. Martin
[editar datos en Wikidata]

Tras la toma de Astapor por parte de Daenerys Targaryen, ésta ya comandaba un ejército de 10.000 Inmaculados; con ella viajaban un gran cantidad de libertos que la seguían rumbo a la «libertad». Yunkai, que temía que tamaño ejército llegara a las puertas de su ciudad, llevó 5.000 soldados a su encuentro (1.000 eran mercenarios de las compañías de los Segundos Hijos y los Cuervos de la Tormenta).

Pese a que sabía que podría derrotar al ejército yunkío rápidamente, Daenerys trató de pactar un acuerdo con las dos compañías mercenarias al servicio de Yunkai, para evitar un derramamiento de sangre. Las negociaciones fracasan, sin embargo, el capitán de los Cuervos de la Tormenta, Daario Naharis, mata a los otros dos capitanes y decide poner la compañía al servicio de Daenerys. Al día siguiente, ambos ejércitos se preparan para la batalla, pero los Cuervos de la Tormenta atacan a los Segundos Hijos por sorpresa, causando su defección y unión al bando de Daenerys.

Sabiendo que tenían la batalla perdida contra la khaleesi, Yunkai acepta las demandas de Daenerys y libera a todos los esclavos de la ciudad. Estos nuevos libertos se unen a las filas de Daenerys, la cual comienza a ser llamada «Mhysa» («Madre») por ellos. A cambio, los esclavistas conservan el control de Yunkai, mientras Daenerys parte rumbo a Meereen, la última gran ciudad esclavista.


Caída de Meereen[editar]

La ciudad de Meereen, prevenida ante la caída de Astapor y Yunkai, se refugió tras sus formidables murallas, quemó todos los campos alrededor de la ciudad y envenenó los pozos para evitar que el ejército de Daenerys se reabasteciera, además por todo el camino a la ciudad clavaron en estacas a niños-esclavos destripados con las manos apuntando hacia Meereen como un mensaje para la khaleesi.

Daenerys llevó a su ejército de 20.000 hombres compuesto por Inmaculados y mercenarios de los Cuervos de la Tormenta y los Segundos Hijos, pero también alrededor de 60.000 libertos refugiados desvalidos que no podrían soportar un asedio prolongado. Sabiendo que el tiempo es su mejor aliado, Meereen envía a un campeón llamado Oznak zo Pahl para desafiar al campeón de Daenerys. Belwas el Fuerte, campeón de Daenerys, vence al meereeno y es entonces cuando Daenerys ordena el asedio de la ciudad.

Al día siguiente comienza el asedio con los hombres de Daenerys atacando las puertas de la ciudad. En la noche, los hombres de Daenerys ordenan incendiar el puerto para desviar la atención de los defensores de Meereen. La estratagema funciona, y Ser Jorah Mormont, Ser Barristan Selmy y Belwas el Fuerte dirigen una pequeña avanzadilla que se infiltra a través de las alcantarillas de la ciudad. Ya en la ciudad, la avanzadilla llega a la fosa de los esclavos donde los dirigentes meereenos los habían encerrado, los liberan y éstos comienzan a incendiar y saquear la ciudad.

Daenerys y sus tropas derriban la puerta oriental y la ciudad decide rendirse. Daenerys decide proclamarse como Reina de Meereen y establecerse en la Gran Pirámide para gobernar la ciudad. Al oír noticias de que en Astapor se están produciendo disturbios y que el Consejo que ella dejó ha sido derribado, Daenerys decide prepararse para recuperar el control de las ciudades esclavistas.

Asedio de Astapor[editar]

Asedio de Astapor
Fecha 300 DC
Lugar Astapor, Essos
Casus belli Yunkai y Nuevo Ghis le declaran la guerra a Astapor
Resultado Caída de Astapor
Beligerantes
Astapor Yunkai
Nuevo Ghis
Comandantes
Cleon I †
Cleon II †
Rey Cortagargantas †
Yurkhaz zo Yunzak
Príncipe Desaharrapado
Barbasangre
Fuerzas en combate
Inmaculados de Astapor Ejércitos de Yunkai y Nuevo Ghis
Segundos Hijos
Compañía del Gato
Datos de la obra ficticia
Título Canción de hielo y fuego
Autor George R. R. Martin
[editar datos en Wikidata]

Después de que Daenerys Targaryen se hiciera con el control de Astapor, dejó a su cargo a un consejo encargado del gobierno de la ciudad. Sin embargo, Cleon, un antiguo esclavo, afirma que el consejo pretendía restaurar en el poder al antiguo gobierno, por lo que subleva a la población de Astapor, deshace el consejo y se autoproclama rey. Cleon reinstaura la esclavitud, creando un nuevo ejército de Inmaculados.

Cleon trata de conseguir el apoyo de Daenerys para luchar contra Yunkai, pero fracasa. Cleon lleva su ejército de Inmaculados recién reclutado a combatir contra Yunkai, que contaba con el apoyo de Nuevo Ghis y de dos compañías mercenarias; los astaporis son derrotados en la Batalla de los Cuernos de Hazzat.

De vuelta a Astapor, los yunkios inician el asedio sobre la ciudad. Los habitantes, desesperados por las penurias, derrocan y asesinan a Cleon. Su sucesor, Cleon II, apenas durará unos días, siendo asesinado por un hombre conocido como el Rey Cortagargantas, con la ayuda de la concubina de Cleon II.

Desesperada, Astapor lanzó un nuevo ataque con un ejército de Inmaculados, que resultó en una matanza. La ciudad sufrió poco después una epidemia de disentería que diezmó a la población. Tras eso, los habitantes decidieron abrir las puertas de la ciudad a los yunkíos; el Rey Cortagargantas era arrojado a una arena de combate donde fue devorado por una jauría de perros. Los yunkíos desataron una matanza dentro de la ciudad, bloqueando todos los accesos a la ciudad y reduciéndolo todo a cenizas. Pronto en la ciudad solo quedaron ruinas y cadáveres.

El personaje de Quentyn Martell actúa como narrador de los hechos en el libro Danza de dragones.

Batalla de Meereen[editar]

Batalla de Meereen
Fecha 300 AL
Lugar Meereen, Essos
Casus belli Rebelión de las ciudades esclavistas contra Daenerys Targaryen
Resultado En progreso
Beligerantes
Casa Targaryen
Meereen
Casa Greyjoy
Yunkai
Qarth
Nuevo Ghis
Tolos
Volantis
Comandantes
Barristan Selmy
Gusano Gris
Victarion Greyjoy
Comandantes mercenarios varios
Fuerzas en combate
5.000 Inmaculados
Cientos de mercenarios
20 Dothrakis
8.000-10.000 Hombres del Hierro
10.000 Yunkios
20.000 soldados de Nuevo Ghis
20-40 galeras
Datos de la obra ficticia
Título Canción de hielo y fuego
Autor George R. R. Martin
[editar datos en Wikidata]

El gobierno de Daenerys sobre la ciudad es muy inestable, un grupo de asesinos llamados Hijos de la Arpía, apoyados por la nobleza de Meereen, comienzan a matar a los Inmaculados y los libertos de Daenerys. Ésta, para apaciguar a la nobleza meereena y detener los asesinatos decide casarse con Hizdahr zo Loraq, uno de los miembros de la más alta nobleza de la ciudad.

Las ciudades esclavistas guardan resentimiento contra Daenerys, y Yunkai es la primera en rebelarse contra el dominio de la khaleesi. No solo eso, los yunkios comienzan a buscar apoyos entre otras ciudades de la Bahía de los Esclavos, pronto ciudades como Tolos o Nuevo Ghis deciden aliarse con Yunkai, además, la poderosa ciudad de Volantis se suma a esta alianza contra Meereen. Las ciudades aliadas pronto comienzan a reunir un gran ejército y una flota para asediar Meereen.

Mientras tanto en la ciudad, Daenerys se marcha volando a lomos de Drogon cuando éste ataca una de las arenas de la ciudad y Daenerys tiene que saltar para protegerlo de los soldados meereenos. Sin Daenerys, Hizdahr comienza a ejercer como gobernante en solitario, decide reinstaurar la esclavitud y eliminar a los dos dragones de Daenerys restantes. El único representante de los intereses de Daenerys es Ser Barristan Selmy, el cual se autoproclama Mano de la Reina y perpetra junto a otros hombres un golpe de estado para derrocar a Hizdahr. Trata de firmar la paz con Yunkai enviando varios rehenes, entre ellos a Daario Naharis, pero Yunkai no quiere la paz.

El asedio de las fuerzas ghiscarias sobre Meereen comienza y Ser Barristan planea una ofensiva desde tres frentes con el que sorprender a los atacantes.

Referencias[editar]