Disentería

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Disentería
Clasificación y recursos externos
CIE-10 A03.9, A06.0, A07.9
CIE-9 004, 007.9, 009.0
MeSH D004403
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

Disentería (anteriormente conocido como flujo o flujo de sangre) es un trastorno inflamatorio del intestino, especialmente del colon, que produce diarrea grave que contiene moco y/o sangre en las heces. Si no se trata, la disentería puede ser fatal. El descubridor de su vacuna fue el médico Juan Planelles Ripoll.[1]

La disentería es causada generalmente por una infección bacteriana o de protozoos o la infestación de parásitos, pero también puede ser causada por un irritante químico o una infección viral. Las dos causas más frecuentes son la infección con una enterobacteria del grupo Shigella, y la infección por una ameba , Entamoeba histolytica. Cuando es causada por Shigella se llama disentería bacilar (por su forma de bacilo), y cuando es causada por una ameba se llama disentería amebiana.

Además de esto, la disentería por shigella o disentería bacilar puede dar signos meníngeos que son confundidos con una meningoencefalitis: ésta era la causante de epidemias en los barcos en la antigüedad; asimismo en las grandes guerras, en ocasiones era la causante de más muertes que las que causaba la guerra en sí.

Tipos[editar]

La enfermedad disentérica o síndrome disentérico puede tener diferentes etiologías:

  1. De origen bacteriano: E. coli enteroinvasiva, Yersinia enterocolitica y Shigella con sus 4 serotipos; boydii, flexnery, soneii y dysenteriae.
  2. De origen parasitario: Entamoeba histolytica y en niños, Balantidium coli. Ésta en la época romana se aliviaba con yema de huevo. Era una recomendación del médico romano Plinio.

Historia[editar]

El término disentería viene del griego dys: alteración, enteron: intestino, aparece en documentos de diversas culturas e idiomas: hebreo, griego, chino, sánscrito, entre otros.

La disentería es conocida y fue estudiada desde la Edad Antigua. Existen descripciones en obras de Celso e Hipócrates (460 a 377 a.C.), (denominada "flujo de vientre") y es citada en el Antiguo Testamento y en la Medicina Interna Clásica de Huang Ti (140 a 87 a.C.) La etiología parasitaria fue sospechada por Lambal en Praga (1850) al descubrir un protozoo con seudópodos en las heces de un niño con disentería.[2]

En América, las primeras noticias de diarrea que mejoraba con la ipecacuana, se remontan al siglo XVI, específicamente en 1516, en publicaciones en Alcalá de Henares, por Pedro Mártir quien visitó América.

Síntomas[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Martínez Hernández, Juan (2014). Ediciones 2010, ed. El Médico Rojo: Vida de Juan Planelles (Primera edición). Madrid. 
  2. Pinilla, Análida Elizabeth; López, Myriam Consuelo; Viasus, Diego Fernando (enero de 2008). «Historia del protozoo Entamoeba histolytica». Revista médica de Chile (Santiago de Chile) 136 (1): 118–124. doi:10.4067/S0034-98872008000100015. ISSN 0034-9887. Consultado el 2 de septiembre de 2013.