Foro Penal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Foro Penal
Tipo Organización no gubernamental
Presidente Alfredo Romero
Sitio web https://foropenal.com/

El Foro Penal, también llamado a veces como Foro Penal Venezolano, es una organización no gubernamental de asistencia a víctimas de violaciones a los derechos humanos, radicada y registrada en Venezuela como asociación civil. Está conformada por más de 200 abogados con coordinadores en todos los estados de Venezuela y por un grupo de más de 2000 activistas de derechos humanos denominados «defensores activos». Esta organización tiene como objetivo la defensa y la promoción de los derechos humanos, particularmente la asistencia gratuita de víctimas de la represión del Estado y a los presos políticos en Venezuela.[1]

Historia[editar]

El Foro Penal Venezolano se funda en el año 2002 en Caracas, Venezuela, por iniciativa de Carlos Bastidas Espinoza, conjuntamente con los abogados Marco Antonio Rodríguez-Acosta, Enrique Prieto Silva y José Luis Tamayo Rodríguez, durante el curso del Antejuicio de Mérito de los Altos Oficiales de la Fuerza Armada Nacional, con la finalidad de constituirse en una voz autorizada en materia penal a nivel nacional.

Posteriormente en el año 2004, se incorporó otro grupo de abogados dentro de los que se encuentran Mónica Fernández, Gonzalo Himiob Santomé, Alonso Medina, entre otros, y luego integró a la ONG VIVE, fundada en 2002 por los abogados Alfredo Romero Mendoza y Gonzalo Himiob Santomé en respuesta a las violaciones a los Derechos Humanos ocurridos el 11 de abril de 2002. Para 2016 funciona como una especie de Defensoría del Pueblo y se encuentra dirigida por Alfredo Romero (quien funge como Director Presidente), Gonzalo Himiob (Director Vice Presidente) y Robiro Terán (como miembro de la Junta Directiva).[2]

Durante las elecciones del 2013, el FPV habilitó centros de atención de denuncias en materia de derechos humanos en casi todos los municipios del país, pero se aclaró que no iban a atender reclamos electorales, sino violaciones a los derechos humanos como agresiones o detenciones. Como resultado, el organismo le consigno a la Comisión Nacional Electoral 1500 abusos durante los comicios.

Protestas en Venezuela de 2014[editar]

Durante las protestas en Venezuela de 2014, el FPV llamó a la población a denunciar en esta entidad cualquier tipo de violación vía Internet, por teléfono o en alguna de las oficinas de la organización. El Foro Penal publica trimestral y anualmente lo que denomina reportes sobre la represión del Estado en Venezuela. Según el reporte del año 2016, publicado en enero de 2017, existen 104 presos políticos al 31 de diciembre de 2016 y un acumulado de 429 presos políticos desde enero de 2014 al 31 de diciembre de 2016. Por su parte, según el referido reporte sólo en 2016 ocurrieron 2732 arrestos con fines políticos en Venezuela y desde enero de 2014 al 31 de diciembre de 2016 han ocurrido 6.831 arrestos con fines políticos, de los cuales el Foro Penal ha asistido legalmente y de forma gratuita a su gran mayoría. El Director Ejecutivo del Foro Penal, Alfredo Romero, ha señalado que existe un esquema planificado por el régimen venezolano, aprendido de otros regímenes como el cubano y el chino, el cual ha denominado como "efecto puerta giratoria", y que se incluye como referencia en el mencionado reporte, el cual consiste en que mientras unas personas son liberadas, para crear la percepción de reducción de la represión, otras son igualmente encarceladas, manteniendo así un promedio mensual de presos políticos de 100. Esto, según Romero, con el objetivo de abrir canales de negociación internacional y no alertar a la comunidad internacional sobre el incremento de la represión. Lo cierto, según el Foro Penal, es que existe, por un lado, un gran número de personas arrestadas con fines políticos que supera los 2000 por año y un número acumulado de presos políticos que supera los 400, y esto solo en el gobierno de Nicolás Maduro. Por el otro lado, la mayoría de las personas arrestadas y presas y luego liberadas, se mantienen con medidas restrictivas a su libertad, tales como prohibición de salida del país, prohibición de participar en asambleas o reuniones y presentación regular ante tribunales, continuando los procesos judiciales pendientes y con la posibilidad del gobierno de encarcelar a esas personas nuevamente, creando así un esquema de intimidación y amenaza a la disidencia.[3][cita requerida]

En 2014, la organización también se opuso a la instalación de la llamada “Comisión por la Verdad” por parte de Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, debido a que según su director esta comisión tenía como objetivo legitimar las violaciones de derechos humanos.[2]

Además de la defensa legal gratuita de personas detenidas de manera arbitraria o por motivos políticos en Venezuela, el Foro Penal Venezolano ha sido uno de los principales promotores de la "Ley de Amnistía y Reconciliación Política",[4]​ con el fin de hacer cesar la persecución política y lograr la libertad de los presos políticos.[5]

Por su trabajo en la defensa de los derechos humanos, Foro Penal Venezolano ha recibido múltiples reconocimientos[6][7]​ e incluso ha sido nominada en dos oportunidades (2015 y 2016) al Premio Nobel de la Paz.[8][9]

Referencias[editar]