Escarlatina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Escarlatina
Scarlet fever 2.jpg
Eritemas provocadas en la piel por la fiebre escarlata
Especialidad infectología
pediatría
Síntomas Dolor de garganta , fiebre, dolores de cabeza, ganglios linfáticos inflamados , erupción característica
Complicaciones Glomerulonefritis , cardiopatía reumática , artritis.[1]
Causas Faringitis estreptocócica, infecciones estreptocócicas de la piel.[1]

La escarlatina o fiebre escarlata es una enfermedad infecciosa, aguda y febril producida por el Streptococcus pyogenes del serogrupo A. Su período de incubación es de 2 a 4 días.[1]

Epidemiología[editar]

Es una enfermedad trasmitida por contagio, generalmente por vía respiratoria, que se presenta con mayor frecuencia en niños en edad escolar de 2 a 10 años de edad (incluso hasta 12), pero raramente en adultos.

A veces puede aparecer tras una faringitis estreptocócica y también puede aparecer tras otras enfermedades estreptocócicas como infección de una herida o sepsis puerperal. En ciertos casos excepcionales, la escarlatina puede surgir de una infección cutánea denominada «impétigo», que también es causada por la bacteria Streptococcus. En estos casos, es posible que el niño no presente dolor de garganta.

Un individuo puede tener varias veces la escarlatina debido a la formación de anticuerpos específicos contra las exotoxinas pirógenas. Los pacientes con inmunidad antibacteriana específica contra un tipo de estreptococo (con o sin inmunidad antitóxica), podrán no contraer la enfermedad al exponerse a ese tipo. Los pacientes sin inmunidad bacteriana específica (pero con inmunidad antitóxica) podrán contraer faringitis y los pacientes sin ninguno de los 2 tipos de inmunidad podrán contraer faringitis y escarlatina.

Cuadro clínico: síntomas y signos[editar]

El cuadro comienza con fiebre alta de aparición abrupta, superior a los 38°C, inflamación de las amígdalas o la faringe, adenopatías cervicales (inflamación de los ganglios del cuello) y otros síntomas como escalofríos, dolores articulares en todo el cuerpo, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, dolores muy fuertes de estómago y dolor e inflamación de garganta.

El exantema, que es el síntoma más evidente de la escarlatina, aparece de uno a cinco días después del comienzo de la fiebre. Al comienzo, suele tener el aspecto de una quemadura solar con pequeños puntos sobreelevados que pueden producir picazón. La erupción comienza primero en el cuello y la cara; por lo general, no afecta el área alrededor de la boca (triángulo de Filatov). Se extiende al tórax y la espalda y después se generaliza en el resto del cuerpo. En los pliegues de la piel, especialmente en las axilas y los codos, la erupción es de un rojo más intenso que se dispone de manera lineal (líneas de Pastia). Las zonas de la piel que presentan la erupción se tornan blancas al presionarlas y son ásperas al tacto, describiéndose como "piel de lija" o "piel de gallina". Al sexto día de la infección, la erupción comienza su involución, pero la piel afectada puede comenzar a descamarse, lo que puede durar hasta 3 semanas.[2]​ Pueden aparecer en abdomen y tórax lesiones vesiculares en cabeza de alfiler (sudamina miliar). En su máxima expresión el exantema presenta un aspecto difuso, color escarlata brillante. Las lesiones suelen aparecer espontáneamente en los sitios de rascados, o al tomar la medida de la presión con el baumanómetro aparecerán las lesiones en el sitio donde se colocó el brazalete (Signo de Rumpell-Leede)

Se acompaña también de enantema (erupción de las mucosas), con enrojecimiento de la faringe y amígdalas, o puntos blanco-amarillentos de pus, y la lengua se cubre de una capa blanquecina, con papilas rojas ("lengua en fresa blanca") que luego desaparece al quinto día, quedando roja ("lengua en fresa o frambuesa").[3]​ .

Tratamiento[editar]

Como esta enfermedad es producida por un estreptococo, su tratamiento es con antibióticos. El antibiótico de primera elección es la penicilina, que puede ser oral como la penicilina V o la amoxicilina, o intramuscular como la penicilina benzatínica. Una alternativa para pacientes alérgicos a la penicilina es la eritromicina o la azitromicina. El tratamiento debe durar al menos diez días, dado que un tratamiento inadecuado puede ocasionar complicaciones.[3]

Patofisiología[editar]

La erupción de la escarlatina, que es lo que diferencia a esta enfermedad de una faringitis estreptocócica del grupo A aislada (o faringitis estreptocócica), está causada por cepas específicas de estreptococos del grupo A que producen una exotoxina pirogénica estreptocócica,[4]​ que es la principal responsable de la manifestación cutánea de la infección.[5]​ Estas cepas productoras de toxinas causan la escarlatina en personas que aún no tienen anticuerpos antitoxina. Se han identificado las exotoxinas pirogénicas estreptocócicas - SPE A, B, C. y F. Las exotoxinas pirogénicas, también llamadas toxinas eritrogénicas, causan la erupción eritematosa de la escarlatina.[6][4]​ Las cepas de estreptococos del grupo A que causan la escarlatina necesitan bacteriófagos específicos para que haya producción de exotoxinas pirogénicas. En concreto, el bacteriófago T12 es el responsable de la producción de speA.[7]​ La exotoxina pirogénica estreptocócica A, speA, es la que se asocia con más frecuencia a los casos de escarlatina que se complican con las secuelas inmunomediadas de la fiebre reumática aguda y la glomerulonefritis postestreptocócica.[8]

Estas toxinas también se conocen como "superantígenos" porque pueden provocar una amplia respuesta inmunitaria al activar algunas de las células que son las principales responsables del sistema inmunitario de la persona.[9]​ Aunque el organismo responde a las toxinas que encuentra fabricando anticuerpos, esos anticuerpos sólo protegerán contra ese subconjunto concreto de toxinas. No necesariamente protegerán por completo a una persona de futuras infecciones por estreptococos del grupo A, ya que la enfermedad puede producir 12 exotoxinas pirogénicas diferentes, y las futuras infecciones pueden producir un subconjunto diferente de esas toxinas.[4]

Microbiología[editar]

La enfermedad está causada por la secreción de exotoxinas pirogénicas por parte de la bacteria Streptococcus infectante.[10][11]​ La exotoxina pirogénica estreptocócica A (speA) es probablemente la mejor estudiada de estas toxinas. Es transportada por el bacteriófago T12 que se integra en el genoma estreptocócico desde donde se transcribe la toxina. El propio fago se integra en un gen de ARNt de serina del cromosoma.[12]

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus no ha clasificado el virus T12 en ningún taxón. Tiene un genoma de ADN de doble cadena y, por razones morfológicas, parece pertenecer a la familia Siphoviridae[13]

El gen speA se clonó y secuenció en 1986,.[14]​ tiene 753 pares de bases y codifica una proteína de 29,244 kiloDalton (kDa). La proteína contiene un péptido señal putativo de 30 aminoácidos; la eliminación de la secuencia señal da un peso molecular previsto de 25,787 kDa para la proteína secretada. Tanto un promotor como un sitio de unión al ribosoma (secuencia Shine-Dalgarno) están presentes aguas arriba del gen. Hay un terminador transcripcional situado 69 bases aguas abajo del codón de terminación de la traducción.

Los fagos estreptocócicos distintos del T12 también pueden portar el gen speA.[15]

Complicaciones[editar]

Puede tener complicaciones infecciosas, como abscesos faríngeos u otitis, y no infecciosas y tardías, como glomerulonefritis posestreptocócica, fiebre reumática, o uremia; aunque en la actualidad se observan casi exclusivamente formas leves.[3]

Diferenciales[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c «Scarlet Fever: A Group A Streptococcal Infection | Features | CDC». web.archive.org. 12 de marzo de 2016. Archivado desde el original el 12 de marzo de 2016. Consultado el 3 de abril de 2022. 
  2. Marcela Ferrés Garrido, Enrique Fanta Núñez. «Exantemas en Pediatría». Manual de Pediatría PUC. Archivado desde el original el 30 de abril de 2017. Consultado el 6 de agosto de 2013. 
  3. a b c Podestá López, Loreto (2011). «Exantemas». En Arnoldo Quezada, ed. Pediatría Ambulatoria (2° edición). Mediterráneo. ISBN 9789562203234. 
  4. a b c Kliegman, Robert; Stanton, Bonita; St Geme, Joseph; Schor, Nina (2016). Nelson Textbook of Pediatrics. Elsevier. pp. 1327-1337. 
  5. Pardo, Salvatore; Perera, Thomas B. (2022), «Scarlet Fever», StatPearls (Treasure Island (FL): StatPearls Publishing), PMID 29939666, consultado el 23 de marzo de 2022 .
  6. «Group A Streptococcal (GAS) Infections: Background, Pathophysiology, Etiology». 17 October 2021. Consultado el 23 December 2022. 
  7. McShan, W. Michael (February 1997). «Bacteriophage T12 of Streptococcus pyogenes integrates into the gene encoding a serine tRNA». Molecular Microbiology 23 (4): 719-728. PMID 9157243. S2CID 32598700. doi:10.1046/j.1365-2958.1997.2591616.x. 
  8. Goldsmith, Lowell; Katz, Stephen; Gilchrist, Barbara; Paller, Amy; Leffell, David; Wolff, Klaus (2012). Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine. McGraw Hill. 
  9. Marks, James; Miller, Jeffrey (2013). Lookingbill and Marks' Principles and Dermatology, Fifth Edition. Elsevier. pp. 183-195. 
  10. Zabriskie, J. B. (1964). «The role of temperate bacteriophage in the production of erythrogenic toxin by Group A Streptococci». Journal of Experimental Medicine 119 (5): 761-780. PMC 2137738. PMID 14157029. doi:10.1084/jem.119.5.761. 
  11. Krause, R. M. (2002). «A Half-century of Streptococcal Research: Then & Now». Indian Journal of Medical Research 115: 215-241. PMID 12440194. 
  12. McShan, W. M.; Ferretti, J. J. (1997). «Genetic diversity in temperate bacteriophages of Streptococcus pyogenes: identification of a second attachment site for phages carrying the erythrogenic toxin A gene». Journal of Bacteriology 179 (20): 6509-6511. PMC 179571. PMID 9335304. doi:10.1128/jb.179.20.6509-6511.1997. 
  13. «Taxonomy browser (Streptococcus phage T12)». www.ncbi.nlm.nih.gov. National Library of Medicine (National Center for Biotechnology Information). Consultado el 22 de mayo de 2022. 
  14. Weeks, C. R.; Ferretti, J. J. (1986). «Nucleotide sequence of the type A streptococcal exotoxin (erythrogenic toxin) gene from Streptococcus pyogenes bacteriophage T12». Infection and Immunity 52 (1): 144-150. PMC 262210. PMID 3514452. doi:10.1128/IAI.52.1.144-150.1986. 
  15. Yu, C. E.; Ferretti, J. J. (1991). «Molecular characterization of new group A streptococcal bacteriophages containing the gene for streptococcal erythrogenic toxin A (speA)». Molecular and General Genetics 231 (1): 161-168. PMID 1753942. S2CID 36197596. doi:10.1007/BF00293833. 

Enlaces externos[editar]