Deshumanización

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Deshumanización es un concepto utilizado en cuestiones relacionadas con las ciencias sociales y políticas. El término deshumanización define un proceso mediante el cual una persona o un grupo de personas pierden o son despojados de sus características humanas. Los procesos de deshumanización, de valoración ética habitualmente negativa, remiten inmediatamente a la noción de humanismo como contracara éticamente positiva.

Por otra parte el concepto "deshumanización del arte" fue originalmente desarrollado por el filósofo español José Ortega y Gasset para referirse a las corrientes artísticas de vanguardia de la primera mitad del siglo XX.

Definición[editar]

El diccionario Merriam Webster define "deshumanización" como "privación de cualidades humanas, personalidad o espíritu".

El diccionario de la Real Academia Española define "deshumanización" como la acción de "Privar de Caracteres Humanos".

La deshumanización como sistema de dominación. Deshumanización y poder[editar]

Los procesos de deshumanización están íntimamente relacionados con los sistemas de dominación y poder y con la manipulación de la cultura de masas o mainstream. En general los sistemas autoritarios de poder contienen procesos de deshumanización de las personas a ser dominadas: La deshumanización sucede desde siglos atrás, incluso desde antes de Cristo, en las culturas primeras, mesopotamia, egipto, babilonios, persas, etc, después de cristo países europeos con el fin de expansion hicieron mucho daño a quienes constaban, los reyes eran y aun quienes viven son personas que deshumanizan a los que llaman plebeyos, en las guerras medievales, cuando los españoles invadieron latinoamérica, y los delincuentes británicos asesinaron a toda la población de indígenas norteamericanos,la deshumanización no es un problema actual sino tiene mucho tiempo atrás, principalmente el capitalismo es quien deshumaniza a los países del tercer mundo, USA el país mas deshumanizado que exista, con su poder y ambición de dominación construye métodos de como influenciar en las mentes de las personas para dirigirlas hacia una vida consumista, material, vendiendoles una vida de lujos falsa a través de su industria manipulación de hollywood. El capitalismo es la cabeza de la deshumanización del mundo, venden a la población que el amor se puede comprar, con sus programas pornográficos el pais del norte pretende tirar al piso los sentimientos verdaderos de los hombres y mujeres relacionado al dinero. Sin poder económico no eres parte de la moda entonces puedes sentirte mal y suicidarte, la tasa de suicidios de USA es la que aumenta considerablemente cada año. Los lideres capitalistas saben que para que su negocio no se vea en peligro aumentan los métodos constantemente para manipular a su propia población causandoles peleas, asesinatos, gente con problemas de obesidad, drogadicción en masa, etc

Se han detectado procesos de deshumanización metódica como sistema de dominación en campos de concentración como los organizados por el nazismo, las dictaduras sudamericanas (Argentina entre 1976-1983 bajo Jorge Rafael Videla), los gulags soviéticos, etc.

El consumismo y el capitalismo también provoca estados de deshumanización tristemente generalizados, como han demostrado diversas variantes del Experimento Milgram. Las relaciones humanas se vuelven relaciones de consumo y alienación y no se vuelven duraderas, sino de usar y tirar ya que las personas son reducidas al status indefenso de meras cosas pasivas mediante procedimientos de reificación. Al respecto Herbert Marcuse habló de El hombre unidimensional.

Más recientemente se han detectado situaciones metódicas de deshumanización llevadas adelante por fuerzas militares norteamericanas en Irak y en la prisión de Guantánamo.

George Orwell en su novela 1984 desarrolla profundamente las relaciones entre los procesos de deshumanización, Estado autoritario y poder.

Tecnología y deshumanización[editar]

Existe una amplia corriente de pensamiento que asocia el desarrollo de la tecnología con la deshumanización. Desde este enfoque en general se sostiene que la tecnología tiene el efecto de entorpecer las relaciones humanas aislando y alienando a las personas.

La histórica película Tiempos Modernos de Charles Chaplin es un alegato frente a la deshumanización y alienación del trabajador producido por la máquina y la forma intensiva de organización del trabajo.[1]​ El escritor argentino Ernesto Sabato ha desarrollado ampliamente un pensamiento que cuestiona la sociedad tecnológica como fuente de una vida deshumanizada.[2]

Véase también[editar]

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. Mangana, David (AÑO). «La Joven Orquesta de Euskal Herria pone banda sonora a 'Tiempos modernos'» (2007 edición). España: Noticias del Alva. Consultado el 26-ene-2008.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  2. Rivera, Víctor Samuel (2001). «Demencia y racionalidad en Juan Pablo Castel» (UNMSM edición). Universidad de San Martín, Argentina: Noticias del Alva. Consultado el 26-ene-2008. 

Enlaces externos[editar]

    • Calveiro, Pilar (1998). Poder y desaparición. Los campos de concentración en Argentina. Buenos Aires: Colihue. ISBN 950-581-185-3. 
  • Comisión Nacional sobre la Desaparición de las Personas (1984). Nunca Más. Buenos Aires: Eudeba. ISBN 950-23-0111-0. (libro completo).