Crónica (género periodístico)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La crónica es un género periodístico híbrido que participa a la vez de los rasgos de los géneros informativos e interpretativos, con predominio de los primeros sobre los segundos.[1]

Concepto[editar]

Narra una serie de hechos secuenciales que constituyen una noticia en un ámbito concreto de la vida social durante un periodo cronológico breve o dilatado, que puede llegar a ser de una semana, una quincena, un mes e incluso un año. Esos hechos están en forma ordenada y detallada y pueden ser de distintas temáticas: crónica deportiva, política, de sociedad... Es un escrito de no ficción que se emplea mucho en la prensa periódica impresa o electrónica. Se diferencia de la noticia en que su carácter es menos puntual: intenta dar visiones completas y ordenadas de acontecimientos que tienen un desarrollo, desde su principio hasta el final; es más de carácter narrativo que descriptivo, y se pretende equidistante entre la información y la interpretación.[2]

Clases de crónicas[editar]

Según su contenido o tema[editar]

  • Crónicas de sucesos o Crónica negra. Narran hechos delictivos o violentos, accidentes y catástrofes.
  • Crónicas políticas. Narran acontecimientos del mundo político nacional o internacional: por ejemplo, la noticia de la asunción del poder por un nuevo presidente puede ser convertida en una crónica si se narra todos los pormenores, curiosidades y otros datos relacionados a dicho evento político.
  • Crónicas deportivas. Se encargan de narrar cuidadosamente cómo se llevó a cabo un evento deportivo, un mundial de fútbol, un campeonato de tenis, incluso un partido de tenis, etcétera.
  • Crónica de sociedad, también llamada ecos de sociedad. Relata secuencialmente cómo se produjo un determinado evento social: una boda real, el homenaje a la bandera, etcétera.
  • Crónica de viajes. Cuentan en forma pormenorizada lo que significó el viaje a un lugar determinado y las experiencias que supuso, etc.

Según el enfoque o intención del cronista[editar]

  • Crónica informativa o blanca

Puede llegar a confundirse con la noticia, sin embargo, como toda crónica conserva sus características que lo distinguen de una simple noticia (es un relato secuenciado y pormenorizado, no una mera y esquemática recopilación de datos). Es de estilo objetivo e imparcial y su intención es meramente informativa.

  • Crónica interpretativa u opinativa

A la mera narración de los hechos el cronista añade un juicio valorativo sobre los mismos y utiliza su estilo para dar su personal punto de vista u opinión al respecto. Es a la vez información y opinión. Como se señala en el Manual del periodismo de Vicente Leñero y Carlos Marín, "La crónica se ocupa del cómo suceden los hechos y, en el caso de la interpretativa, también del por qué". Cuando predomina la interpretación muy sesgada de los datos y muy cargada del llamado sensacionalismo, con un punto de vista ceñido al del ciudadano común, se habla entonces dentro de este mismo tipo de crónica amarilla.[3]

Referencias[editar]

  1. Vid. Luis Alberto Hernando Cuadrado, El discurso periodístico, Verbum, 2000.
  2. Cf. Rafael Yanes Mesa, "La crónica, un género del periodismo literario equidistante entre la información y la interpretación", en Espéculo núm. 32: https://pendientedemigracion.ucm.es/info/especulo/numero32/cronica.html
  3. Cf. Orlando Cáceres Ramírez, "Crónica periodística. Concepto y ejemplos", en About.com, http://reglasespanol.about.com/od/tiposderedaccion/a/tipos-de-cronica.htm