Costa Dorada (España)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Castell de Tamarit, a Tarragona.jpg

Costa Daurada[editar]

Bañada por las cálidas aguas del Mediterráneo, la Costa Daurada ha sido, a lo largo de los siglos, una tierra de acogida. Fenicios, griegos, romanos, cristianos, árabes y musulmanes la han escogido para vivir y han dejado huella, en un constante diálogo entre los hombres y la tierra.

En la actualidad, al abrigo del Mediterráneo, las sesenta playas de arena fina y dorada que se encuentra entre Cunit y Hospitalet del Infant conforman la fachada marítima de la Costa daurada, un rico territorio que se adentra hacia el interior, de este a oeste, hasta llegar a las montañas del prelitoral.

Las comarcas del Baix Penedès, Tarragonès, Baix Camp, Conca de Barberà, Priorat y también del Alt Camp se reúnen en una demarcación de una gran belleza paisajística, con un rico patrimonio cultural y social fruto de su historia; de la confluencia y el mestizaje cultural que se ha vivido a lo largo de milenios.

El patrimonio construido a lo largo de los siglos también tiene unas características especiales. Desde la Tárraco romana, sede de la residencia del emperador César Augusto y capital de la Hispania Citerior durante el imperio romano, pasando por los monasterios cistercienses y cartujos, construidos durante la edad media. Sin olvidar la riqueza natural y paisajística de lugares como la sierra del Montsant y las Montanyes de Prades, además de territorios con una belleza natural espectacular como son el Priorat o la Conca de Barberà.

Ferrari Land .jpg

La Costa Daurada es también un territorio con una importante oferta de ocio y de calidad. Si bien PortAventura World se convierte en el principal atractivo, con un parque que cada nueva temporada realiza importantes inversiones para ampliar la oferta.

La excelente climatología, con veranos cálidos e inviernos muy suaves y con escasas lluvias, hacen que la Costa Daurada también sea, a lo largo de los doce meses del año, el lugar ideal para practicar y programar actividades deportivas. De hecho, son numerosos los municipios que ofrecen una importante red de instalaciones. En este sentido, la oferta de campos de golf de calidad está al nivel de los jugadores más exigentes.

La Costa Daurada también cuenta con una rica oferta gastronómica, con ingredientes típicos de la dieta mediterránea: como el aceite, los cereales, las frutas y verduras, además de pescados y carnes de gran calidad. Sin olvidar los vinos y cavas, elaborados en territorios singulares agrupados por las distintas denominaciones de origen.

Historia y patrimonio[editar]

El clima, la luz y su emplazamiento geográfico han hecho de la Costa Daurada una tierra de acogida para muchas civilizaciones. Durante la prehistoria el homo sapiens vivió en las Montanyes de Prades como lo atestiguan las pinturas rupestres que se preservan en Vandellòs, Vilaplana, la pedanía montblanquina de Rojals, Cornudella de Montsant y Tarragona. Este conjunto artístico está, desde 1998, inscrito en la lista de Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO. Las Coves de L'Espluga de Francolí son también un excelente testimonio de la vida prehistórica con un interesante discurso museográfico.

Entre los siglos VIII y VII antes de Cristo varias colonias de fenicios llegaron a la península ibérica. El pueblo semita, surgido de las migraciones desde Mesopotámia, se instaló también en la Costa Daurada, como lo atestiguan las ánforas y grandes recipientes para el transporte del vino, el aceite y otros productos que se localizaron en el yacimiento del Puig-roig, el Masroig.

En Valls, el yacimiento del Vilar, en estudio por parte de la Universitat de Barcelona, ​​ha evidenciado que en la ciudad se encontró el yacimiento ibérico de Cissis, donde Aníbal se enfrentó con las tropas romanas hace más de 2.200 años de antigüedad.

La huella romana en la Costa Daurada es excepcional. Los romanos establecieron un campamento durante la segunda guerra púnica, entre el 218 y el 206 aC. El emplazamiento de Tarragona, junto al río Tulcis, actualmente Francolí, permitió que fuera aumentando su importancia. Por ello, los romanos fueron construyendo las estructuras de una ciudad, primero rodeando la fortaleza con muros, donde destacaba la torre más alta dedicada a la diosa Minerva.

A finales del siglo II aC se inició la urbanización de la ciudad con cloacas, calles y también un templo.

Julio César otorgaría a Tárraco el título de colonia entre el 45 y el 49aC. Del 27 al 25 aC César Augusto se estableció en la ciudad para recuperarse de una enfermedad, mientras el ejército romano mantenía las guerras cántabras. Tárraco, que fue la capital de la Hispánia Citerior o Tarraconense, era jefe de un distrito judicial, sede de gobernador y procurador, tesoro y archivo provinciales.

Durante la época, las villae romanas comenzaron la producción de vinos de calidad, que eran muy apreciados en Italia. Fruto del culto imperial, en Tarragona, se construyó un gran altar dedicado a Augusto, que después de su muerte contaba con ocho columnas corintias de fachada y una estatua gigantesca al Dios Augusto.

Los ríos Gaià y Francolí suministraban agua potable en la ciudad, para hacerlo posible se realizaron dos acueductos, uno de ellos, el de Ferreres que todavía ser preserva y tiene más de 200 metros de longitud y 26 metros la altura, fue construido con materiales procedentes de las canteras de Santa Tecla, el Mèdol y Alcover.

Por la Tarraco romana pasaba la vía Augusta, que unía Cádiz con Roma, a su paso por Tarragona también se construyeron edificios funerarios como la Torre dels Escipions o monumentos conmemorativos como el Arc de Barà.

El circo es también en la actualidad uno de los vestigios patrimoniales más importantes de aquella época. Su cabecera está restaurada y en las vueltas encontrarán  casas y comercios. El anfiteatro, que se levantó entre el 121 y 122dC impulsado por Adrià para celebrar las luchas de los gladiadores y cacerías de fieras, es también uno de los monumentos de la Tarraco romana y cuenta con tribunas y gradas talladas en la roca .

Entre los siglos I y II dC Tarraco vivió una gran época esplendorosa, con enormes residencias como la Vil·la dels Munts de Altafulla. Mientras que fruto de la libertad de culto que dieron los emperadores romanos se localizó en la ciudad la necrópolis paleocristiana, con mausoleos, sarcófagos y también tumbas humildes con ánforas o tejas.

El conjunto de la Tárraco romana, que desde el 2000 está incluida en el listado de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, también incluye el lujoso mausoleo de Centcelles, construido entre los siglos IV y V dC y que preserva mosaicos policromos. En la actualidad, en el Museu Nacional Aqueològic de Tarragona y en el Museu de Història de Tarragona, se conservan elementos arquitectónicos, cerámicas, vidrios, metales y una colección de más de 1.200 lápidas romanas, considerada la más importante de toda la península Ibérica.

Edad Media[editar]

La construcción de tres grandes monasterios marca la edad media en la Costa Daurada. Por un lado, la intercesión de Ramón Berenguer IV fue clave para facilitar la implantación del monasterio de Santes Creus, que inicialmente se construyó en Valldaura. La cesión de las fincas, en Santes Creus muy cerca del cauce del río Gaià, fue fruto de la deja de Guerau Alamany de Cervelló y Guillem de Montagut.

La época de mayor esplendor económico, social y política del monasterio coincidió con el vínculo que el monasterio mantuvo con la Corona. De hecho, con el patrocinio de Jaume el Just  y la reina Blanca d’Anjou se realizó el claustro principal del monasterio, que es único en el Cister por las representaciones de figuras mitológicas.

En este claustro también descansan los restos de los nobles catalanes que acompañaron a Jaime I en la conquista de Mallorca. En la iglesia del monasterio descansan Jaume el Just y la reina Blanca d’Anjou, además de Pere el Gran. La tumba de este último fue abierta en 2010, después de 700 años de estar intacta. La intervención permitió analizar la vida de los nobles y monarcas durante la Edad Media.

La desamortización de Mendizábal, en 1835, significó también la pérdida de la vida monástica en el conjunto cisterciense del Alt Camp. En la actualidad, el monasterio no es habitado y parte de las instalaciones del antiguo conjunto monástico son ocupadas por vecinos, que desde mediados del siglo XIX establecieron sus residencias.

En la Conca de Barberà, el establecimiento del monasterio de Poblet, en 1150, también fue clave para la reconquista de la Cataluña Nova. Los siglos XII y XIII fueron fundamentales en la historia del monasterio, que preserva todos los estilos arquitectónicos.

"Poblet tiende a subrayar las cualidades (...) Todo es limpio, pulido y tiene naturaleza elegante. No es nada vulgar, ni extraño. Todo es orden y paz. Desde un punto de vista exterior, el monasterio siempre parece igual "dice Josep Pla en la Guía Fundamentada y popular del monasterio de Poblet (1980).

Poblet, más allá de la arquitectura, también cultivó excelentes relaciones con los monarcas de la corona catalanoaragonesa. En estos monasterios, están enterrados, en las tumbas restauradas por Frederic Marés y emplazadas en la iglesia:

  • Alfonso I, el Cast
  • Jaime I, el Conqueridor
  • Pedro el Cerimoniòs
  • Juan I, el Caçador
  • Martín I l’Humà
  • Fernando I d’Antequera
  • Alfonso IV el Magnànim
  • Juan II

La desamortización de Mendizábal significó la pérdida de la vida monástica, que se recuperaría en 1940. En la actualidad, el monasterio cuenta con unos cuarenta  monjes benedictinos que se dedican a seguir la orden de San Benito, con el ora et Labora.

El monasterio de Poblet abrió en 2013 la hospedería externa, que complementa la actividad de la hospedería interna -esta última únicamente para hombres-. El equipamiento cuenta con un restaurante y salas para desarrollar actividades diversas.

En la comarca del Priorat, en 1194 el rey Alfonso I El Cast fue el encargado de fundar la Cartoixa d’Escaladei  creando un lugar de silencio, espiritualidad y naturaleza. Las primeras construcciones del cenobio se situaron en una transición entre el románico y el gótico, como es el caso de la iglesia de Santa María. En aquella época también se construyó el primer claustro, con doce celdas a su alrededor además del resto de dependencias básicas del monasterio, como la sala capitular o el refectorio.

Posteriores donaciones, como la del rey Jaime I el Conqueridor, permitió aumentar y consolidar la importancia de la Cartoixa, que tendría jurisdicción y dominio en los términos municipales de La Morera de Montsant, Gratallops, Torroja, Porrera, Poboleda y también la Vilella Baixa. La Cartoixa d Escaladei dio cobijo a la creación cultural y artística de primera magnitud lo testimonia la Escuela de Pintura de Escaladei.

La desamortización de Mendizábal de 1835 dio paso a el saqueo de la Cartuja. Poco después, los bienes fueron subastados y adquiridos por un grupo de propietarios. Hasta 1989 la Cartuja no volvió a ser un bien de titularidad pública.

Durante la Edad Media, en la Costa daurada, Montblanc se convirtió en una población con un rico protagonismo. En el siglo XIV la población disponía de importantes privilegios reales, además desde el 1307 y hasta el 1414 la Vila Ducal acogió la celebración de las cortes catalanas.

En la actualidad, la localidad preserva el recinto amurallado y destacados elementos patrimoniales como la iglesia de Santa María La Major, la iglesia de San Miquel, el antiguo hospital de Santa Magdalena o el Barrio Judío. Montblanc es conjunto monumental y artístico desde 1947.

Durante la Edad Media se producirá una eclosión de ciudades, con el intercambio comercial y el aumento de la producción agraria que impulsaría el crecimiento demográfico y económico. En Tarragona ciudad, este periodo de la historia dejó huella con importantes edificios como el antiguo hospital de Santa Tecla, en la actualidad empleado como sede del Consell Comarcal, o también su catedral, que comenzó a ser ejecutada a partir del 1141 ya partir de su consagración, en 1331, se convirtió en el eje vertebrador de la vida urbana.

En el segundo tercio del siglo XV Cataluña vivió un periodo de convulsiones sociales y políticas que iría acompañada de una crisis económica y el consecuente retroceso demográfico y en el caso de las comarcas del Camp de Tarragona la situación se vivió de la misma manera.

La revolución industrial, con la especialización agraria en el entorno de la industria del vino y del aguardiente dio un soplo de aire a la economía de las comarcas que en la actualidad conforman la Costa Daurada. De esta manera, el Priorat la agricultura fue el eje de la prosperidad económica del siglo XVIII. Si bien la viña y su correcto cultivo llegaron de la mano de los monjes cartujos de Escaladei, el estallido económico se produjo en torno a los dominios de la antigua Cartoixa que configuraron el denominado Priorat histórico.

En Reus, la bonanza del sector vitivinícola permitió impulsar la industria de la destilería. La producción, se centró en el entorno de la cooperativa agrícola que era muy potente pero también porque el aguardiente era un producto muy cotizado. De hecho, el aguardiente de Reus estaba muy bien valorado entre los mercados de Inglaterra, Francia y también el americano. Era precisamente en Paris, Londres y Reus donde se decidía la fluctuación del precio de este producto y fruto de esta actividad económica surgió la frase "Reus, París y Londres" que aún hoy en día es tan popular entre los reusenses.

La gran época de oro de la industria reusense se tradujo también en la apertura de nuevas actividades empresariales. Desde la capital del Baix Camp se impulsó una importante dinamización del comercio y de nuevas infraestructuras en el sur del país como la modernización de la red de caminos o la construcción del Ferrocarril, además de la recuperación demográfica del territorio. En aquella época, Reus era la segunda ciudad del país.

En todas las comarcas de Tarragona, la revolución industrial fue sinónimo de la puesta en marcha de vapores de carbón sobretodo en el entorno del sector textil.

A finales del siglo XIX en la Costa daurada se registraron varios movimientos. En el interior, nació el cooperativismo con la primera cooperativa del estado. Se trataba de la Societat Agrícola de Barberà de la Conca, era el año 1894 y nacía como una gran entidad que reunía a los agricultores de este municipio de la Conca de Barberà.

El modernismo también echaba raíces y especialmente en Reus, donde hasta ochenta edificios preservan a estas alturas la catalogación como inmuebles modernistas. De hecho, el conjunto conforma un espectacular escaparate para descubrir la arquitectura modernista con obras realizadas por arquitectos como Lluís Domènech i Montaner, Pedro Caselles y Joan Rubió Bellver. Recomendamos la visita a la Casa Navàs, en la plaza Mercadal, el Instituto Pere Mata y no os olvidéis del Gaudí Centre, un homenaje a la deja de Antoni Gaudí.

En otros municipios de la Costa daurada también se llevó a cabo la construcción de edificios modernistas. Es el caso del antiguo matadero de Tarragona o de Nulles, Rocafort, Barberà de la Conca, Montblanc o la Espluga de Francolí ..., estos últimos con las bodegas modernistas, conocidas popularmente como las catedrales del vino y que son obras de arquitectos como Cèsar Martinell o Pere Domènech i Roura, entre otros.

A caballo entre los siglos XIX y XX en la Costa daurada se empiezan a construir los primeros equipamientos turísticos. Salou fue una de las primeras localidades después que los vecinos de Reus la escogieran para realizar los primeros baños. La localidad contó también con importantes infraestructuras, por un lado la línea de ferrocarril que conectaba Barcelona con el sur del país y del otro, a partir de 1886, con la construcción del Ferrocarril de Reus a Salou, que fue explotado por la Compañía Reusenca de Tramvies y que estuvo operativa hasta casi un siglo después, concretamente hasta 1975 cuando el uso del coche provocó que entrara en crisi.

El estallido de la Guerra Civil española también paralizó el desarrollo de las comarcas de la Costa daurada. Mientras que a partir de los años 50 el territorio comenzó a percibir la transformación turística que, durante las últimas décadas ha significado también una importante transformación económica del territorio.

Durante los últimos años, en la Costa daurada se han impulsado importantes proyectos que están permitiendo la recuperación de su conjunto patrimonial. Mientras que, desde el restablecimiento de la democracia, también se ha dado un nuevo impulso a la recuperación del rico patrimonio cultural y tradicional del destino que tienen en los castells, uno de los valores de mayor singularidad.

En materia turística, la apertura de PortAventura World, 1996 emplazada entre los términos municipales de Vila-seca y Salou, significó un importante impulso a la oferta de ocio para la Costa daurada. De hecho, el parque se ha convertido en un gran revulsivo para la llegada de visitantes atraídos por una oferta de ocio de calidad.

El año 2017 está prevista la apertura de Ferrari Land, el parque dedicado a Ferrari y que será único en Europa, con propuestas muy especiales, como el acelerador vertical más grande de Europa o las torres de rebote, entre muchas otras.

Costa daurada, la marca[editar]

Los atractivos de la Costa daurada han cautivado a los visitantes hambrientos por descubrir paisajes singulares y tierras ricas en cultura, patrimonio, gastronomía y, sobre todo, su gente. Pero si hablamos turismo, como se entiende ahora, la Costa daurada ha sido un gran territorio de acogida.

A partir del siglo XIX la Costa daurada ya disponía de los primeros equipamientos turísticos. Del primero que se tiene constancia, desde 1880, es el Hotel Londres,  situado en la céntrica plaza Prim de Reus. En 1890 abría puertas el Hotel Planas de Salou y el Balneario de Vallfogona de Riucorb lo hacía recién estrenado el siglo XX, concretamente en 1901.

En la Costa daurada el interés por el turismo se consolidó durante los primeros años del siglo XX. En 1921 se celebraba en Tarragona el segundo Congreso de Turismo de Cataluña y nueve años después se llevó a cabo la constitución de la cadena Husa, cuando se produjo la asociación de la familia Gaspart y el propietario del Hotel Europa.

Ahora bien, la denominación de Costa daurada es fruto de las características de nuestras playas: con una arena fina y dorada. Y, de hecho así lo aprobó el Gobierno del Estado, cuando en 1965 el Ministerio de Turismo incluyó la denominación de Costa daurada en el registro de denominaciones geoturísticas del estado.

60 playas en 81 kilómetros[editar]

La Costa daurada cuenta con un total de 81 kilómetros de litoral que se reparten EN sesenta playas, buena parte de ellas tienen como común denominador: la fina arena dorada y un acceso poco profundo en el interior del mar, favoreciendo que vuestras estancias en la playa sean muy tranquilas y acogedoras para disfrutar en familia.

Además, en la Costa daurada encontraréis numerosas propuestas para disfrutar del mar. Se trata de actividades gestionadas desde la Estación Náutica o empresas privadas que ofertan desde recorridos tranquilos en kayak, pasando por el descubrimiento del mar con snorkel, pesca y gastronomía, entre un larguísimo etcétera.

Bandera Azul

Buena parte de los municipios de la Costa daurada disponen de la bandera azul; una ecoetiqueta que garantiza estándares de calidad de las aguas, la limpieza de la arena, la accesibilidad para personas con movilidad reducida así como también la disponibilidad de servicios como los sanitarios, de salvamento y socorrismo o primeros auxilios.

Además, algunos de los destinos también disponen de la certificación ISO 14001: 2004, que garantiza la gestión medioambiental en las playas.

Certificaciones de Turismo Familiar[editar]

La Costa daurada ha sido un territorio pionero en Cataluña a la hora de convertirse en un destino familiar completo. En el año 2003, Salou se convirtió en el primer destino de la Costa daurada que obtuvo la certificación de Turismo Familiar por la Generalitat de Cataluña. En la actualidad, los municipios de Cambrils, Vila-seca La Pineda Playa, Calafell, El Vendrell y las Montañas de Prades también cuentan con esta certificación.

Certificaciones de Turismo Deportivo

En la Costa daurada, los municipios de Salou y Cambrils disponen también del certificado de Turismo Deportivo otorgado por la Generalitat de Cataluña. Esta catalogación distingue los destinos por la calidad de sus equipamientos deportivos. En el caso de Salou se trata de un destino de calidad para los campos de fútbol de Fútbol Salou, mientras que en Cambrils dispone de la certificación como destino multideportivo para los siguientes deportes: atletismo, fútbol, ​​vela y ciclismo.

Náutica y cruceros en la Costa daurada[editar]

Con 81 kilómetros de fachada marítima, la Costa daurada oferta un rico abanico de actividades para disfrutar del mar. Empresas privadas y también la Estación Náutica se encargan de aglutinar y ofrecer iniciativas de características muy diversas para acercar el mar al visitante y proponerle la posibilidad de disfrutar con prácticas respetuosas con el medio ambiente.

Turismo de cruceros

En una iniciativa impulsada desde el Port de Tarragona, con el apoyo y la colaboración de los Patronatos de Turismo de la Costa Daurada y Tarragona, además del Ayuntamiento de Reus, las Cámaras de Comercio de Tarragona, la Patronal de Turismo, la Universidad Rovira i Virgili y PortAventura World, Tarragona Cruise Port se dedica a gestionar y promocionar el Port de Tarragona como destino de turismo de cruceros, atendiendo a los atractivos que tiene el destino.

Patrimonio de la Unesco en la Costa daurada[editar]

En 1991, el monasterio de Santa María de Poblet, en Vimbodí-Poblet, se convertía en el primer monumento de la Costa daurada en conseguir la catalogación de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En 1998, las pinturas rupestres del arco Mediterráneo consiguieron la declaración de Patrimonio de la Humanidad. En la Costa Daurada, dentro de esta declaración se encuentran las pinturas de Montblanc emplazadas en la pedanía de Rojals y que son visitables.

Tarragona también logró su inclusión en la lista de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. Era el año 2000 cuando el conjunto arqueológico de la antigua Tarraco fue incluido en el conjunto de la Unesco por la calidad de su patrimonio monumental que se ha preservado desde hace más de dos milenios.

Los castells son cultura y también una de las tradiciones más arraigadas en la Costa Daurada. Con más de dos siglos de historia, esta tradición, que nació en Valls, se ha ido extendiendo, primero por toda la geografía catalana y ahora, incluso más allá de las barreras y las fronteras de este territorio. Fuerza, equilibrio, valor y cordura son valores asociados a los castellers y que les han merecido la catalogación, en 2010, de Patrimonio Inmaterial por parte de la Unesco.

El mismo ejercicio la Unesco también aprobó la inclusión de la Dieta Mediterránea en la misma lista de Patrimonio Inmaterial, por las características y propiedades de sus pescados, verduras, legumbres, frutas y el aceite de oliva. En la Costa Daurada encontraréis una rica oferta de cocina de la Dieta Mediterránea.

Patrimonio Natural[editar]

La Costa Daurada también dispone de un extraordinario patrimonio natural en el interior. Destaca especialmente, el Parque Natural de Serra del Montsant, catalogado por el importante valor de las especies naturales y vegetales que lo habitan. De hecho, se trata de una sierra con un elevado simbolismo y biodiversidad con barrancos y desfiladeros. El Parque Natural de la Serra del Montsant está emplazado en la comarca del Priorat y durante su visita podréis descubrir itinerarios de flora, cultura, de bicicleta o también la vía ferrata.

Las Muntanyes de Prades, con una extensión de 260 kilómetros a caballo de las comarcas del Baix y Alt Camp, Conca de Barberà y el Priorat son un claro ejemplo del ecosistema mediterráneo, con una flora y fauna diversa. En su interior se encuentra el Bosc de Poblet, catalogado por la Generalitat como Paraje Natural porque es uno de los mejor conservados. El bosque, que formaba parte desde el siglo XII de los dominios del monasterio de Poblet, tiene una rica oferta de itinerarios para descubrirlo.

El Bosc de Poblet, que cuenta con las antiguas casas forestales de La Pena, Castellfollit y el Tillar, tiene un alto interés geológico y de vegetación donde destacan encinares, pinares, bosques de tejos, robles, además de bosques de ribera. Acoge numerosas actividades turísticas organizadas por la Oficina de Gestión del Paraje.

Golf en la Costa Daurada[editar]

Las excelentes condiciones climatológicas de la Costa Daurada hacen que el destino sea ideal para la práctica del golf durante todo el año. El primer campo de golf de las comarcas del Camp de Tarragona fue el Club de Golf Costa Daurada que, con 55 hectáreas de área de juego, abrió las puertas en 1983.

En la actualidad, la Costa daurada cuenta con siete campos de golf, además de varios pitch and putt. Las instalaciones de los campos, como por ejemplo Lumine Mediterránea Beach and Golf Community, han sido diseñadas por firmas de gran prestigio como Greg Norman, Green Project o Robert Trent Jones Jr. este último en el campo de Bonmont.

Los campos de golf cuentan con todo tipo de servicios, como piscinas, gimnasio, tiendas y escuelas de golf, restaurantes ...

Campos de golf y pitch and putt en la Costa Daurada

Club de Golf Aigüesverds

Bonmont Pithc and Put

Club Golf Costa daurada

la Graiera

Lumine Mediterránea Beach and Golf Community

La Figuerola Resort Pitch and Putt

Pitch and Putt El Vendrell

Pitch and Putt San Jaume

Golf Cambrils Pitch and Putt

Museos[editar]

Desde la prehistoria, pasando por la cultura social y antropológica de la Costa Daurada son elementos temáticos que os permitirán conocer muchos más detalles de la Costa Daurada a través de los Museos que encontraréis en la destinación.

Vil·la Romana dels Munts[editar]
Vil·la Romana de Centcelles
Arc de Berà
Torre dels Escipions
Museu Nacional Arqueològic de Tarragona
Museu i Necròpolis Paleocristians
Teatre Romà
Conjunt Paleocristià del Francolí
Amfiteatre Romà[editar]
Aqüeducte de les Ferreres
Fòrum Local o Fòrum de la Colònia[editar]
Maqueta de la Tàrraco Romana
Muralles Passeig Arqueològic
Fòrum Provincial i Circ Romà
Pedrera del Mèdol
Reial Monestir de Santa Maria de Poblet
Reial Monestir de Santa Maria de Santes Creus
Casa Pairal de la Família Gaudí
Casa Bofarull
Gaudí Centre
Institut Pere Mata[editar]
Casa Navàs
Centre Miró[editar]
Casa Nadiua Pau Casals
Fundació Apel·les Fenosa
Museu Deu
Vil·la Museu Pau Casals

Gastronomía en la Costa Daurada[editar]

La gastronomía mediterránea de la Costa Daurada cuenta también con destacados productos que han sido protegidos por su singularidad. Se trata de los siguientes:

Productos con Denominación de Origen Protegida (DOP)

  • DOP Avellana de Reus
  • DOP Oli de Siurana

Productos con Indicación Geográfica Protegida (IGP)

  • IGP Calçot de Valls
  • IGP Patata de Prades

Productos Pescado Azul Marca de Calidad

  • sardina
  • boquerón
  • caballa
  • Linde
  • Sorell

Calendario de las fiestas gastronómicas[editar]

Alt Camp

Valls, Fiesta de la calçotada, el último domingo del mes de enero

Baix Penedès

El Vendrell, xatonada popular el primer domingo de febrero.

Calafell, xatonada popular el primer domingo de marzo.

Baix Camp

Cambrils, jornadas de la galera durante el mes de febrero

L’Hospitalet del Infant, jornadas del atún meses de abril y mayo.

Conca de Barberà

L’Espluga de Francolí, feria-muestra del carquinyoli el primer fin de semana de mayo.

Priorat

Ulldemolins, fiesta de la Truita amb Suc, el segundo domingo del mes de marzo.

Tarragonès

Altafulla, fiesta de la olla el tercer domingo del mes de marzo.

Tarragona, jornadas de cocina romana coincidiendo con lacelebración de Tarraco Viva la segunda y tercera semana de mayo.

Torredembarra, jornadas gastronómicas "Ranxets de mar", durante el mes de mayo.

Salou, fiesta del calamar durante el mes de noviembre.

Enoturismo[editar]

La Costa Daurada es territorio de excelentes vinos. Desde la llegada de los romanos, en las comarcas de la costa se cultivan viñedos, aunque la gran expansión se produjo con la llegada de los monjes del Cister y Cartujos. La producción de uva y la elaboración del vino ha sido muy arraigada con la tradición monástica y desde la Edad Media ha sido adoptada como propia en este territorio.

Denominación Origen Calificada Priorat (DOQ Priorat)[editar]

El suelo, el clima y también la singular orografía del Priorat hacen de este territorio un espacio privilegiado y único para la elaboración de vinos supremos. A pesar de sus reducidas dimensiones, la DOQ Priorat dispone de 99 bodegas, donde se elaboran vinos procedentes de explotaciones familiares, cooperativas y de empresas.

La D.O.Q. Priorat tiene doce zonas de producción vitícola y una veintena de vinos de villa.

Denominación de Origen Montsant (DO Montsant)[editar]

La DO Montsant es la más joven de la Costa Daurada, con diez años de historia. Sin embargo, los vinos que se elaboran son de tradición centenaria con variedades arraigadas en el territorio como la garnacha o la cariñena, y otras fruto de incorporaciones posteriores como el cabernet, syrah o el merlot.

La DO Montsant, también emplazada geográficamente en la comarca del Priorat, reúne a un total de 1.900 hectáreas y los vinos que se producen gozan de un gran prestigio entre el sector.

Denominación de Origen Conca de Barberà (DO Conca de Barberà)

A una altitud superior a los 350 metros sobre el nivel del mar, las bodegas y las cooperativas que producen bajo el paraguas de la Conca de Barberá cultivan viñas desde hace siglos.

La variedad autóctona de referencia es el trepat, una uva rosada que es empleado en la elaboración de vinos y también de cavas de ese color. En la DO Conca de Barberá también se elaboran vinos blancos y tintos de gran calidad.

Denominación de Origen Tarragona (DO Tarragona)[editar]

La DO Tarragona presume con orgullo de una tradición de dos mil años de historia en el cultivo de viñas, iniciada con la llegada de los romanos. Se trata de la DO con mayor producción de la Costa Daurada, donde se elaboran vinos blancos y negros repartidos en 73 términos municipales. Año tras año se ponen en marcha nuevas bodegas en la DO Tarragona mientras que también crece la valoración de los vinos que se elaboran.

Denominación de Origen Penedès (DO Penedès)

La DO Penedès reúne una gran franja de territorio entre mar y montaña, a caballo entre Barcelona y Tarragona. En la CostaDaurada algunos municipios de la comarca del Alt Camp y todos los del Baix Penedès, elaboran vinos de las variedades blancas y negras, para una DO rica en productos diferenciados, con aromas y cuerpos distintos, fruto de las diferencias climáticas, paisajísticas y de suelos que la conforman.

Por toda la Costa Daurada se construyeron importantes catedrales del vino, donde se elaboran aún vinos. Buena parte de ellas, como las de la Espluga, Nulles, Montblanc, Rocafort ... son visitables.

Ferias del Vino[editar]

Feria del vino de Falset. Primer fin de semana de mayo.

Salou, feria del vino con DO Montsant y DOQ Priorat. Segundo fin de semana de mayo.

Feria del vino de la DO Tarragona. Último fin de semana de mayo.

Feria de las DO de la demarcación en Reus. Primer fin de semana de junio.

Vermutada Popular del Vermut de Reus. Segunda quincena de junio.

Fiesta de la vendimia de la Espluga de Francolí. Último fin de semana de agosto.

Cambrils, puerta de entrada en el país del vino. Segundo fin de semana de octubre.

Oleoturismo[editar]

Aceite DOP Siurana

Los aceites que se producen en la Denominación de Origen Protegida Siurana son cultivados en la Conca de Barberà, Baix Penedès, Alt Camp, Tarragonès, Priorat, Baix Camp y la Ribera d’ Ebre.

Tadiciones

La Costa Drada es un territorio rico con propuestas y ofertas tradicionales y culturales. Desde las fiestas mayores de los pueblos. El calendario festivo se amplía con las celebraciones que han sido declaradas fiestas tradicionales de interés nacional, estas son:

la Fiesta Mayor de L'Arboç (se celebra el mes de agosto)

la Procesión del Santo Entierro de Tarragona (se celebra durante la smana Santa)

la Fiesta Mayor de Reus (se celebra coincidiendo con San Pedro)

el Encamissada de Falset (se celebra por San Antonio)

los Tres Tombs de Sant Antoni de Valls (se celebra el segundo fin de semana de enero)

el Baile del Santo Cristo de Salomón (se celebra el mes de mayo)

el Coso de San Antonio de Vilaseca (se celebra en el mes de enero)

Fiestas Decenales de la Virgen de la Candela de Valls (se celebran el 2 de febrero de cada año terminado en 1)

En cuanto a los castells, a lo largo de la temporada en la Costa Daurada encontrará numerosas citas para disfrutar.

junio

San Juan en Valls

Altafulla

Fiesta Mayor en Vilaseca

Santa Ana en Reus

agosto

Firagost en Valls

Noches Doradas en Salou

Vallmoll

La Bisbal del Penedès

Sant Magí en Tarragona

madroño

Fiesta Mayor de El Catllar

Fiesta Mayor Arboç

septiembre

Santa Rosalía en Torredembarra

Diada Nacional en Valls

Diada Nacional en muchas localidades

Santa Tecla en Tarragona

La Mercè en Tarragona

Montblanc

Misericordia en Reus

Concurso de Castells en Torredembarra

octubre

Concurso de Castells en Tarragona

Niños de Tarragona en Tarragona

Santa Teresa en El Vendrell

Feria del Vino en Cambrils

Día de los Xiquets de Reus en Reus

Santa Úrsula en Valls

Vila-rodona


Coordenadas: 41°00′43″N 0°55′56″E / 41.01194, 0.93222