Cofradía de las Siete Palabras (Valladolid)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cofradía de las Siete Palabras»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Cofradía de las Siete Palabras
Sede canónica Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol
Localidad Valladolid
País España
Fundación 1929
Pasos Siete
Alcalde-Presidente Juan Pablo Ruiz Alejos
Túnica

     Capirote y cíngulo rojos     Capa y túnica blanco hueso

     Guantes blancos     Zapatos negros
Procesiones
Día y hora Rosario del Dolor (Lunes Santo, 20:30)
Día y hora Santo Cristo de las Mercedes (Miércoles Santo, 22:30)
Día y hora Pregón y Sermón de las Siete Palabras (Viernes Santo, 8:30 y 12)
Día y hora Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor (Viernes Santo, 19:30)

Uniforme de las Siete Palabras (Valladolid).svg

http://www.cofradiadelassietepalabras.com
[editar datos en Wikidata]

La Cofradía de las Siete Palabras es una de las 20 cofradías que existen, en la actualidad, en la Semana Santa de la ciudad de Valladolid, España.

Historia[editar]

Cortejo a Caballo del Pregón de las Siete Palabras.

El 13 de diciembre de 1929 recibe la aprobación eclesiástica, después de varias entrevistas de un grupo de jóvenes deseosos de formar una nueva Cofradía, con la cual dar culto público a los Misterios Pascuales de la Pasión Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. El Arzobispo Remigio Gandásegui al mismo tiempo les concede alumbrar el paso "Emisit Spiritum", que es propiedad de la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo y que se encontraba depositado en el Museo Nacional de Escultura.

Los cofrades fijaron su sede y realizaron su reunión constitucional en la Iglesia de San Felipe Neri. En aquellos tiempos la asignación concedida por el Ayuntamiento no superaba las mil pesetas, con lo cual se vieron en la obligación de alquilar sus hachones al precio de medio real cada uno y 5 pesetas. el kilo de cera consumida. El 18 de abril de 1930 realizaba su primera salida procesional acompañando al paso asignado dos años después contaba con un centenar de cofrades.

El 12 de marzo de 1936 se recibe la autorización arzobispal para trasladar su sede a la Iglesia de San Miguel y San Julián, para en 1941 y con miras a procesionar al Cristo Crucificado que se encuentra en la Iglesia de Santiago Apóstol, trasladar allí su sede, tras la autorización arzobispal el 20 de marzo.

En 1942 se monta el segundo paso de la Cofradía y por lo tanto otro nueva Palabra, "En tus manos encomiendo mi espíritu", con el Santísimo Cristo Crucificado de Santiago que pasa a llamarse desde entonces de las Siete Palabras, obra atribuida por aquel entonces a Francisco de la Maza y los dos ladrones crucificados, Dimas y Gestas que pertenecen al paso de la Piedad y que se guardan en el Museo Nacional de Escultura. Este nuevo paso fue bautizado con el título de "ET CUM INIQUIS REPUTATOS EST" y fue reputado "entre los ladrones".

En 1944 logró montar su tercer paso el llamado "Sitio" "Sed tengo", que como ya dijimos es propiedad de la Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno aunque permanece durante todo el año en el Museo Nacional de Escultura, en donde se encuentra en depósito.

En 1954 coincidiendo con su 25 aniversario, se logró montar el cuarto paso "Madre Ahí tienes a tu Hijo" con las figuras del Cristo de las Batallas de Francisco de Rincón que se venera en la Iglesia de Santa María Magdalena. La Virgen y San Juan que se conservan en la iglesia de San Andrés, pertenecen a un Calvario y se consideran como obras del taller de Gregorio Fernández.

En 1958 se crea la filial de la Cofradía en la localidad de Laguna de Duero, y en 1959 se monta una nueva Palabra "Padre Perdónalos, porque no saben lo que hacen" con la imagen de "El Cristo de los Trabajos" de Gregorio Fernández, y varios sayones que se encontraban en el Museo Nacional de Escultura, pertenecientes al antiguo paso de la Coronación de Espinas de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz.

En la tarde del Domingo de Ramos de 1965, se organiza el primer traslado a hombros desde la Iglesia de la Asunción en Laguna de Duero a la iglesia de Santiago en Valladolid así se realizó hasta 1991 año en que por prohibición de la autoridad gubernativa, se trajo en camión hasta el Convento de los Agustinos Filipinos, efectuándose el traslado desde allí.

La "Procesión del Traslado" se retomó en 1997 una vez finalizadas las obras de la entrada de Valladolid, por la antigua carretera de Madrid y conseguida la pertinente autorización gubernativa. En 1964 dejan de desfilar los ladrones con el Cristo de las Siete Palabras, siendo sustituidas dos años más tarde por sendas copias de gran calidad y por las que la Cofradía pago 45.000 pesetas. por cada una. Durante esos dos años se procesionaron los ladrones de la Capilla de los Alderete de Tordesillas.

En 1975 la Cofradía completa sus siete pasos, con el grupo escultórico de la Capilla de los Alderete de Tordesillas, y se monta la palabra "Hoy estarás con migo en el Paraíso" que más tarde será sustituidos por un Crucificado gótico de autor desconocido procedente también de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Laguna de Duero. El motivo fue la constitución de la Cofradía de "La Tercera Palabra" en Tordesillas.

La Palabra "Dios mío, Dios mío, porque me has abandonado" se monta con un Cristo Crucificado también anónimo procedente del Convento de Nuestra Señora de las Lauras.

Desde el 16 de abril de 1976, Miércoles Santo, la Cofradía organizó la Procesión a medianoche llamada "Paz y Reconciliación", portando a hombros un Ecce Homo, obra de Alonso de las Ríos que se venera a la Iglesia de San Juan de Letrán de las RR.MM. Reparadores. El objetivo era una procesión en la que los cofrades de todas las Cofradías puediesen participar mezclados, como signo de hermandad. No obstante, resultando un tanto anacrónico esta procesión con la proliferación de actos, en 2006 comenzó a organizarse con el Cristo de las Mercedes, de la séptima palabra, pasándose a llamar, en 2009, Procesión del Cristo de las Mercedes y quedando como procesión de regla de la Cofradía.

Escudo de la Cofradía de las Siete Palabras de Valladolid.

Durante la Cuaresma se realizan triduos al Santo Cristo de las Siete Palabras en Valladolid y otro al Santo Cristo de los Trabajos en Laguna de Duero. El último día de este triduo, Viernes de Dolores, se reza un Vía Crucis por las calles del pueblo llevando al Cristo a hombros.

Pregón y Sermón de las Siete Palabras[editar]

En 1932 la Cofradía empezó a organizar el Ejercicio o Sermón de las Siete Palabras en la Catedral. En 1943 se traslada a plaza Mayor, que cada Viernes Santo a mediodía se transforma en un escenario del siglo XVI en el que un sacerdote reflexiona sobre las siete palabras que Cristo pronunció en la Cruz, delante de los respectivos pasos que las ilustran.

El Pregón precede, desde 1944, al Sermón. El pregonero, acompañado del cortejo a caballo, llega al Palacio Arzobispal a las 8:30 de la mañana para recoger de manos del Prelado el pergamino que contiene el Pregón de las Siete Palabras, que deberá leer en diferentes puntos de la ciudad anunciando que, por orden del Excelentísimo Prelado, se hace saber, que al mediodía de hoy, Viernes de la Cruz, pronunciará las siete palabras que Cristo Nuestro Señor dijo sobre la Cruz un predicador de prestigio elegido por la cofradía cada año. El texto del Pregón consiste en un soneto sacado a concurso público y ganado por verios escritores de renombre que enlaza con la muletilla antes citada. Los 25 caballeros del cortejo a caballo van encapuchados, salvo el pregonero, que lleva verdugo rojo que impide que se le vea el rostro. Cada lectura del pregón va precedida y finalizada con toque de corneta.

A las 11 de la mañana se produce la penúltima lectura del pregón, en la Plaza de Zorrilla, frente a la Academia de Caballería, donde está dispuesta la cofradía y los siete pasos, partiendo detrás del cortejo a caballo hacia la Plaza Mayor. Pasadas las 11:30, hacen entrada en la Plaza Mayor, engalanada con telones negros, representantes de los otras 18 cofradías de Valladolid, autoridades civiles y militares de la ciudad y otras autoridades visitantes (en 2010 se contó con la presencia de tres cardenales de la Santa Sede y 14 embajadores). El Arzobispo entra bajo palio y se colocan todos ellos en la Tribuna de Autoridades, a la derecha del púlpito del predicador. Al otro lado, en otra Tribuna, se disponen los 19 representantes de las Cofradías Vallisoletanas y el Presidente de la Junta de Cofradías.

Al mediodía entra el cortejo a caballo en la Plaza Mayor y se procede a la última lectura del pregón, concluyendo el pregonero con el anuncio de que ha cumplido su cometido, devolviendo el pergamino al Prelado, tras lo cual el predicador sube al púlpito y comienza su disertación, mientras los pasos, que representan cada una de las palabras, van desfilando a lo largo de una Plaza Mayor llena de túnicas de cofrades y de vallisoletanos y turistas agolpándose en las calles adyacentes. El Sermón tiene una duración aproximada de 90 minutos.

Imágenes[editar]

  • Padre, perdónales porque no saben lo que hacen (Cristo de los Trabajos o de Laguna, de Gregorio Fernández, h. 1610). Sayones del Museo Nacional de Escultura; Cristo de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, en Laguna de Duero, de ahí su denominación. Fue una obra de la primera época de su autor, con influencia por Pompeyo Leoni y quizás lo realizó en el taller de Milán Vilmercati, escultor del círculo de Leoni. Según su restaurador, Mariano Nieto, los brazos le fueron acortados unos centímetros a la altura de los hombros para que cupiera en uno de los altares donde fue colocado, lo que explicaría la desproporción. Parece que procede de la antigua Cofradía de Cortadores (carniceros) con sede en la iglesia de la Magdalena, que pasó por lugares inapropiados y sufrió vejaciones, y que el cura ecónomo de la Parroquia de Laguna D. Manuel Gómez lo compró en Valladolid en 1813. Los acompañantes de Cristo han ido cambiando con los años. Inicialmente componían el paso un sayón encorbado apodado "el bizco" (que sostenía una cuerda) y un jurista o político, vestido con traje oriental y que se ha identificado con Pilatos, ya que, a pesar de la indumentaria, se ha dicho que era tradición en el Barroco el judaizar lo más posible a los juzgadores de Cristo. Ambas figuras proceden del paso de la Coronación de Espinas (actual Ecce-Homo), de Gregorio Fernández y se retiraron de aquél a mediados del s. XVIII, al igual que los sayones del paso de La Oración del Huerto, buscando realzar más las figuras principales. Acompañaba a esta palabra una tercera figura, de vestimenta también oriental y que aparecía curiosamente encorbado y con los brazos ligeramente abiertos. En 1995, en el marco de recuperación de patrimonio de la Cofradía de la Piedad, estudios llevados a cabo por Luis Luna Moreno, director en aquél momento del Museo Nacional de Escultura, revelaron que la tercer figura se correspondía con Nicodemo del paso "del Entierro" encargado por esta cofradía al Taller de Gregorio Fernández, y que, por fallecimiento del imaginero, llevaron a cabo Francisco Fermín y Antonio de Rivera en 1642. La recuperación del conjunto, al menos parcial (Nicodemo y José de Arimatea procediendo a introducir a Cristo Yacente en el sepulcro), dieron encaje a la posición de la figura, saliendo de la primera palabra. Hasta 2005 acompañaron a Cristo las otras dos figuras, pero el sayón apodado "el bizco" salió del conjunto procesional y fue sustituido por un sayón erguido con una lanza que pertenecía al conjunto de La Oración del Huerto, de Andrés Solanes hasta que, a mediados del s. XVIII, como se ha dicho, se suprimieron las figuras auxiliares del paso. Se entendía que encajaba más con la escena de la primera palabra (el centurión), sustituyendo a "el bizco", cuya posición era la de colocar a Cristo la corona de espinas y que fue disimulado en este paso colocándole una cuerda en las manos.
  • Hoy estarás conmigo en el Paraíso (Francisco del Rincón, h. 1606). La figura del Cristo de las Batallas se venera durante el año en la iglesia de la Magdalena. Inicialmente, esta escena estaba compuesta por el conjunto de la Capilla de los Aldarete de Tordesillas, de Juan de Juni, hasta que a mediados de los años 70 se creó la cofradía de La Tercera Palabra en dicha localidad, por lo que fue sustituido por un Cristo gótico procedente de la iglesia de la Asunción de Laguna de Duero con dos cruces vacías. En 2012, tras el reajuste de figuras en el paso de la tercera palabra, compone la escena este Cristo de Francisco del Rincón.
  • Madre, ahí tienes a tu hijo (Gregorio Fernández, 1607-1621). Santo Cristo del Amparo, en la iglesia de San Pedro de Zaratán, San Juan y la Virgen en la de San Andrés. Este paso fue compuesto en el aniversario de las bodas de plata de la Cofradía, empleando para ello el Cristo de las Batallas de Francisco del Rincón que actualmente procesiona en la segunda palabra y las imágenes de San Juan y la Virgen de la iglesia de San Andrés. En 2011, en la exposición Las Edades del Hombre celebrada en Medina del Campo (Valladolid) se expuso el montaje original del conjunto, con la figura de Cristo que se conservaba en la vecina localidad de Zaratán, pasando a procesionar de esta forma desde 2012.
  • Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado (anónimo, h. 1525-1550). En la iglesia del Convento de Santa Catalina durante el año y en el Museo Nacional de Escultura durante la Semana Santa. Al Cristo se le encontró en un cementerio de las Lauras, en cuya iglesia permaneció hasta el cierre del Convento, y fue restaurado por la cofradía.
  • Sed tengo (Gregorio Fernández, 1612-1616). Propiedad del Museo Nacional de Escultura, perteneció a la Cofradía de Jesús Nazareno, que lo llamaba Paso Grande o del Cristo Crucificado. Es seguro que el Cristo, un crucificado vivo, y los dos sayones que se juegan la túnica a los dados, son obra de Fernández, quien recibió 50 ducados en 1612 de la cofradía propietaria por un paso no mencionado pero que todo indica es éste. Pedro Márquez ofreció el paso a la cofradía en nombre de los maestros pasamaneros. El sayón de la lanza y el caldero para la esponja procede del primitivo paso de El Despojo también de la cofradía del Nazareno, obra de Melchor de la Peña en 1629. En 1717 la cofradía compra el sayón de la esponja y el de la escalera, procedentes del taller de Fernández y guardados en el Convento de San Agustín, al boticario Andrés Urban por 800 reales. Puede que fuese de los primeros pasos en desfilar sobre ruedas, pues constan pagos de reparaciones de ruedas en 1728 y 1730, aunque quizá sólo se usaran para sacarlo de la iglesia. Las figuras ya indicadas constan en el inventario de la cofradía de 1763. El paso fue reconstruido introduciendo al último sayón mencionado por el arzobispo Gandasegui, y fue asignado a la Hermandad de La Sagrada Familia, después de La Exaltación de la Cruz; desde 1944 está adjudicado a la Cofradía de Las Siete Palabras.
  • Todo está consumado Propiedad del Museo Nacional de Escultura(Cristo, anónimo del siglo XVII; la Virgen, San Juan, y María Magdalena, de seguidores de Gregorio Fernández, quizá de Francisco Díez de Tudanca, h. 1650). Originalmente propiedad de la cofradía de La Pasión y llamado "Paso Nuevo de la Virgen y San Juan", siendo policromado e inventariado en 1661. Fue reconstruido en 1927 por el arzobispo Gandásegui y Juan Agapito Revilla, llamándose Emisit Spiritum y siendo asignado en 1929 a Las Siete Palabras. En aquél momento, la figura de Cristo era Cristo de las Cinco Llagas (Manuel Álvarez, h. 1548), de la Cofradía de la Pasión y dos sayones, uno de ellos dispuesto a martillar un clavo ya innecesario. En 1948 las ruedas de la carroza se agarrotaron y el paso hubo de ser retirado de la Procesión General. En 1995 se retiraron los sayones, que no formaban parte del montaje original, se restauraron la Virgen, San Juan y la Magdalena y el por aquél entonces Director del Museo Nacional de Escultura, Luis Luna Moreno, encontró la figura de Cristo original. Esta figura hubo de ser retirada a comienzos de la pasada década por su avanzado deterioro, siendo sustituida por un Cristo anónimo de la iglesia de la vecina localidad de Bercero, que procesiona hasta la actualidad. La figura original fue íntegramente restaurada en 2010-2011 y fue solicitada para desfilar en procesión por la Cofradía de la Sagrada Pasión de Cristo, siéndole concedida. No obstante, se da la circunstancia que debido a la lluvia, esta figura no pudo desfilar en procesión ni en 2011 ni en 2012.
  • En tus manos encomiendo mi Espíritu (Cristo de Las Mercedes, de Pompeyo Leoni h. 1550-1600; los dos ladrones copia de escayola, 1965, de los de Gregorio Fernández, 1617, conservados en el Museo Nacional de Escultura). Estas copias fueron encargadas por un total de 90.000 pesetas al Instituto Central de Restauración. El Cristo llamado de Las Mercedes, al que las jóvenes pedían encontrar novio, fue concebido inicialmente como imagen de retablo. El Buen Ladrón lleva el rostro del Duque de Lerma porque éste le adeudaba una suma por el retablo de la Colegiata de Lerma de 1615 a Gregorio Fernández. Los ladrones originales, procedentes del paso de La sexta angustia, conservado en el Museo Nacional de Escultura y que hoy desfila parcialmente con la Cofradía de las Angustias en el montaje denominado Al pie de la Cruz, desfilaron hasta 1964, siendo retirados por su avanzado deterioro y sustituidos por las copias, que desfilan hasta la actualidad.

Salidas procesionales[editar]

  • Traslado del Santo Cristo de los Trabajos (Domingo de Ramos, 21h). La procesión como tal comienza en el Convento de los Filipinos, si bien el traslado se inicia a las 17:30 en la vecina localidad de Laguna de Duero, desde la iglesia de la Asunción, propietaria de la imagen, después de una pequeña procesión por las calles del pueblo. Abre el desfile el cortejo a caballo de la cofradía. El cortejo se acompaña con dos bandas de cornetas y tambores.
  • Procesión del Santísimo Rosario del Dolor (Lunes Santo, 20h). Esta procesión, creada en 1951, pretende representar los cinco misterios dolorosos y el dolor de la virgen, participando seis cofradías. La cofradía se ocupa del quinto misterio, la Crucifixión del Señor, acompañando al paso Todo está consumado.
  • Procesión del Santísimo Cristo de las Mercedes (Miércoles Santo, 22:45h). Esta procesión fue creada en los años setenta, bajo el nombre de "Paz y Reconciliación", en la cual se portaba a hombros en la medianoche del Miércoles Santo un Ecce-Homo de Alonso de los Ríos (último cuarto del s. XVII). En 2006 se cambió la imagen por el Cristo titular, el Cristo de las Mercedes, figura principal de la séptima palabra. En 2009 cambió su denominación a la actual y adelantó su hora de salida. La imagen es portada a hombros desde su sede en la Parroquial de Santiago, hasta la Santa Iglesia Catedral, en donde se entona el Miserere, para posteriormente regresar a su sede. El acompañamiento musical corresponde a la Banda de Arroyo de la Encomienda.
  • Pregón y Sermón de las Siete Palabras (Viernes Santo, 8:30h y 12h). El pregonero, acompañado del cortejo a caballo, llega al Palacio Arzobispal a las 8:30 de la mañana para recoger del Prelado el Pregón de las Siete Palabras, que deberá leer en diferentes puntos de la ciudad anunciando que, al mediodía de hoy, Viernes de la Cruz, pronunciará las siete palabras que Cristo Nuestro Señor dijo sobre la Cruz un predicador de prestigio elegido por la cofradía cada año. El texto del Pregón consiste en un soneto sacado a concurso público y ganado por varios escritores de renombre.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]